El Recurso del Método: una fórmula periodística cubana


El Guardabosques

Por Isbel Díaz Torres

El periodista Lazaro Manuel Alonso nunca me respondió a mi amable carta sobre el tema de los desechos en la capital. Es por eso que la hice pública recientemente.

Lo que sí hizo este periodista fue regresar la semana siguiente con el mismo tema, y arremeter con más fuerza contra las personas, y justificar aún más a las autoridades responsables de que La Habana sea casi un gran vertedero. Era posible percibir la indignación en su tono de voz.

Lázaro cambió en esta ocasión la tradicional expresión “indisciplina SOCIAL” por una más fuerte como “indisciplina POPULAR”.

Si bien el término “indisciplina social” se ha usado tradicionalmente por la prensa oficialista cubana, y por los funcionarios y dirigentes del país para culpabilizar a la gente, al menos la fórmula permitía imaginarnos que también se dirigían a las instituciones sociales relacionadas con el tema en cuestión.

Con…

Ver la entrada original 116 palabras más

Carta pública de El Guardabosques al periodista Lázaro Manuel Alonso


El Guardabosques

Basura en La Habana

Estimado Lázaro:

Ha sido muy interesante tu programa El Tema en la revista matutina de Buenos Días, este lunes 12 de diciembre, sobre la problemática epidemiológica en Cuba y sobre todo en La Habana.

Quisiera, no obstante, compartir contigo una reflexión que pudiera ser útil.

Es casi una tendencia en los medios cubanos acercarse a las problemáticas sociales con un discurso que percibo como contradictorio. En específico, lo relacionado a eso que se ha dado en llamar “Indisciplinas Sociales”, término que viene a encubrir la primaria y esencial responsabilidad estatal en su gestión de estos problemas.

Basura en La Habana – La Lisa

Y digo que es contradictorio porque, aunque he visto que en muchos de tus reportajes mencionas los incumplimientos, las violaciones, la no sistematicidad, y la insuficiencia en las acciones de muchas instituciones públicas, al final, como colofón de los reportajes, queda la gente…

Ver la entrada original 766 palabras más

San Agustín y su basura


El Guardabosques

Por Isbel Díaz Torres

La esquina de 244 y 37, en San Agustín, es un eterno basurero. Sistemáticamente paso por ese lugar, y nunca sucede que los tanques estén vacíos o al menos, que la basura esté dentro. El panorama común es que los tanques estén desbordados, con el hedor y las moscas invadiendo la zona.

Microvertedero en 244 y 37. San Agustín

Tal microvertedero está muy cerca de la entrada a un círculo infantil, y por esa esquina pasan diariamente cientos de niños y adolescentes hacia las secundarias Olof Palme y Camilo Cienfuegos, y hacia la primaria 5 de Septiembre.

Hay muchas razones para que el lugar permanezca así, pero la fundamental es la negligencia estatal a la hora de proveer suficientes depósitos de basura, y recogerla con una frecuencia suficiente como para que nunca lleguen a desbordarse los tanques.

Ver la entrada original 370 palabras más

¿Quién cortó los árboles del Parque Central?


El Guardabosques

Por Jimmy Roque Martínez

En varios medios no oficiales ha sido reportada la escandalosa tala de árboles en el parque Central habanero, justo frente al nuevo y lujoso hotel Manzana de Gómez.

árboles talados en el Parque Central deforestación habana

Como miembro del colectivo El Guardabosques llegué hasta el sitio para verificar que, en efecto, habían sido talados dos árboles. Además, pude comprobar que dichos ejemplares no afectaban ni la acera ni ningún tendido eléctrico o telefónico.

Comencé, entonces, la indagación para averiguar quiénes habían sido los responsables de la tala, y las razones.

En la Empresa de Comunales del municipio Habana Vieja, entidad responsable del cuidado y mantenimiento de los parques, nos aclararon que “en todos los municipios Comunales es unido, pero en Plaza y Habana Vieja es atípico, está Comunales y Aurora. Aurora ejecuta y Comunales paga el servicio”.

árbol podado deforestación Habana

Fui entonces a las oficinas de Aurora, en Aguiar 363, pues…

Ver la entrada original 441 palabras más

Algunas vigencias innegables. En el centenario de la Revolución de Octubre

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,


Por Félix Sautié Mederos

En mi criterio, el paso del tiempo posee valores muy importantes porque, cuando se puede resistir, la existencia misma -y valgan las redundancias para un concepto que no tiene otra posibilidad de ser expresado-, se afirma el verdadero valor e importancia de lo que lo ha podido resistir. Por otra parte, considero que el paso del tiempo posee además, un extraordinario valor terapéutico social, por definirlo de una manera realmente comprensible.

El paso del tiempo lava los errores, cuando se contrastan con los aciertos y se comprueba que son mayores, más generalizados y significativos que los errores mismos; dado que entonces todo se puede ver en la profundidad del tiempo transcurrido. Saca, en definitiva, la verdad final a flote y la destaca en medio de sus complejidades, y las muchas veces controvertidas aplicaciones, resultados y realidades que en el devenir del movimiento existencial se manifiestan.

Es por todo ello que las utopías y los ideales pueden llegar en sus intentos de realización a purificarse de los errores que lastran sus verdades esenciales y sus propósitos de futuro, cuando son
verdaderamente honestos y conceptualmente humanistas en favor de la justicia y la paz, aunque algunas veces sean simplemente
circunstanciales.
Sigue leyendo

La propaganda, el consumo, y los conceptos de la “normalización”

Etiquetas

, , ,


Por Rogelio Manuel Díaz Moreno

El proceso de “normalización” que experimenta nuestro país nos restriega su ímpetu en plena cara. No hay que profundizar en filosofías recónditas ni escurrirse hasta Chipre para constatar su avance. La nueva normalidad prodiga sus pendones, simbologías gráficas bien explícitas, como para no dejar dudas sobre su irreversibilidad.

Las imágenes acompañantes son mínimas muestras de esa realidad, hasta hace poco desterrada de nuestro territorio, pero hoy cotidiana. Son consecuencia del avance de la ideología mercantilista, a la vez que lo incentivan. Toda persona con un ápice de la educación que se ha desparramado en este país puede comprenderlo. Sin embargo, pocos se inmutan. Menos que nadie, los escribas del oficialismo, guardianes de una fe contradictoria hasta los extremos del ridículo.

La propaganda comercial quedó validada en el infausto documento de Conceptualización. El Zar de las reformas cubanas, Marino Murillo, indica la clave con una sinceridad digna de mejores causas. Yo lo oí, en una sesión de esas del Parlamento cubano trasmitida por el televisor, con estos oídos que se los van a comer los gusanos. La finalidad de una empresa, dijo, “consiste en producir una mercancía –o servicio–, comercializar y obtener ganancias”. El gremio local de economistas liberales aplaude, eufórico. Políticos y funcionarios de rango medio miran a las autoridades superiores, a ver qué señal desciende. Las evidencias de la calle no dejan dudas. Así, florecen estos coloridos anuncios, con las consabidas incitaciones a consumir cerveza, ron, cigarrillos.

A ver si nos entendemos aquí. El tabaco es una droga, que causa adicción y trastornos de salud que pueden llegar a la muerte. El alcohol, más allá de ciertas cantidades mínimas, también. Por razones históricas y sociales, alcohol y tabaco son drogas recreativas legales, y existen empresas que las producen y comercializan. Este es uno de los casos más flagrantes de contradicción entre el interés individual, o de un grupo de individuos, y la sociedad en general. La salud del negocio contra la de las personas. Sigue leyendo

El marxismo no tiene dueños

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


CRÓNICAS CUBANAS.

Por Félix Sautié Mederos

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, hace algunos días me sugirió el tema que les voy a exponer la lectura de un muy bien expuesto y fundamentado artículo que plantea la necesidad de realizar un debate a profundidad sobre el Marxismo en Cuba, titulado “YA NO SE PUEDE ESPERAR MÁS… El Marxismo en Cuba hoy·” por Natatasha Gómez Velázquez (1)…en el que entre otras cuestiones muy importantes nos plantea un reto que considero imprescindible recoger el guante. Cito textual: “En la actualidad, reconsiderar el marxismo-su enseñanza, edición, investigación -, no ha de ser un acto coyuntural sino estratégico…”

Comienzo por decir que con independencia de su concepción académica que considero muy válida, importante y necesaria, en mi criterio posee además un muy esencial valor para la práctica revolucionaria en el momento gris y detenido en el tiempo que estamos viviendo en la actualidad. Etapa que en mi criterio tal parecería que asistimos a un velorio de una muerte esperada por no decir que anunciada. Parto del concepto que en el movimiento que significa la vida en sí misma, todo lo que empieza tiene su momento de nacimiento, desarrollo y muerte que en mi opinión es en definitiva un cambio de sustancia si lo vemos a partir de la concepción filosófica y teológica de Teilhard de Chardín expresada en el contexto de su monumental obra Himno del Universo. (2). Confieso que realmente no puedo deshacerme de este último concepto del cambio de sustancia, dado mi condición de marxista y de cristiano que para algunos que no aceptan la Teología de la
Liberación, es totalmente controvertida e imposible.
Sigue leyendo

Las exclusiones no conducen a nada bueno

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,


Si importante es unir fuerzas, la política de exclusiones es su antítesis

Crónicas Cubanas

Por Félix Sautié Mederos

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, aún resuenan con mucha fuerza en mi conciencia y todavía siento que debo continuar manifestándome al respecto, las dramáticas situaciones que pude apreciar muy de cerca durante mi reciente visita a Mérida, Yucatán, México, con motivo de mi participación en las actividades por el 26. Aniversario del periódico Por Esto! Especialmente se renuevan mis percepciones al respecto en estos momentos que los tambores de guerra resuenan con mayor intensidad desde la Siria bombardeada unilateralmente por los Estados Unidos. Quiero pues, significarles que a lo que hoy les escribiré me ata un principio ético periodístico de seguimiento a las informaciones y noticias esenciales hasta sus últimas consecuencias.

En aquellos días cargados de diálogos y encuentros en la FILEY (Feria Internacional de la Lectura. Yucatán 2017) en Mérida, que he testimoniado en mis últimas Crónicas Cubanas, quiero añadir que recibimos y vivimos en directo una sabia advertencia de vida además de todo lo que les he relatado en mis crónicas antes mencionadas . Me refiero a lo que sucede cuando en alguna nación del mundo se transige con la ignominia y el crimen organizado. Escribiré, en consecuencia, sobre una amenazadora realidad y los peligros que se abalanzan no solo sobre el México muy querido que los sufre directamente, sino que también, quizás con otras características y presencias muy específicas de cada país, sobre toda Nuestra América. Continente que hoy continúa a merced de amenazas muy exacerbadas por causa de las alianzas conservadoras de la derecha internacional que tratan por todos los medios posibles apoyándose en nuestros propios errores e
insuficiencias que algunos se niegan a reconocer, retrotraernos a la situación del traspatio “norteamericano” donde imperaba la política del palo y la zanahoria.
Sigue leyendo

Bienvenidos al Progreso

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Por Rogelio Manuel Díaz Moreno

Recientemente pasé por la Habana Vieja y me fijé en algo que vi allí. Los que han conocido la Habana Vieja reconocerán el pomposo hotel “Kempinsky-Manzana de Gómez” que, con bombo y platillo, está próximo a inaugurarse. Un elemento en este me llamó tanto la atención, que consideré oportuno dar un poco de lata con los ecos que ensordecieron mis oídos.

En la planta baja de esta edificación siempre existieron locales comerciales. Era natural que, en la última remodelación, se
aprovecharan con fines semejantes. Eso sí, las nuevas tiendas van a estar a la altura de la morrocotuda inversión trasnacional. No van a ser puestecitos de TRD para que el vecino compre el aceite, el jabón y unos tenis, con los quilitos ahorrados entre monedas diferentes. La galería comercial del flamante Cinco Estrellas de lujo albergará las grandes marcas comerciales reconocidas en todo el mundo. Nuestra prensa oficialista se enorgullece de ello. Y el nombre de dicho espacio es absolutamente expresivo: Bazar El Progreso.

¡Qué maravilla! ¿Quién iba a decir que, después de tantos años, por fin iba a llegar el Progreso a nuestras calles? Ya pronto podremos extasiarnos visualmente con aquellos lujosos artículos, prendas textiles de muchos cientos de dólares; calzados y bolsos a la par; cosmética de millonarios; así sea del lado equivocado de las vitrinas. Seguramente incluirá también farmacias para la clase privilegiada, con los medicamentos que la clase trabajadora no encuentra en las que le toca comprar. En nuestros sueños, ese mundo de candilejas podrá parecernos unos pasos más cercanos a nuestra jodida realidad.

Es verdad que todavía quedan por ahí algunos blogueros oficialistas, enardecidos oradores contra la “cultura del tener”, o con pupilas selectivamente abiertas. No nos preocupemos por sus diatribas, que no se van a interponer en el avance del Progreso.
La política al uso transporta nuestro país hacia “lo normal”. Las fuerzas capitalistas del mundo han sido convocadas por el gobierno cubano para que vengan a salvar lo que llaman socialismo. Inversiones como las de la Manzana de Kempinski son festejadas por ambas partes como ejemplo de tal cooperación, como “prueba” de que tal Quimera es factible.

La obra en cuestión es, de hecho, un ejemplo de todos los obstáculos al desarrollo y la modernización que han sido cuidadosamente apartados. En el antiguo edificio se encontraban varias instituciones sociales y culturales, escuelas, etcétera, que no contribuían lo suficiente al progreso. Bueno, pues se quitaron.

Durante el proceso de reparación y adaptación, se tropezó con otro obstáculo. La fuerza laboral cubana no comprendía bien las maravillas vislumbrables en el futuro, el valor de la carne dulce y jugosa de la nueva Manzana. Se empeñaba en no asumir el ideal del trabajo al ritmo capitalista, por una remuneración como la de aquí. ¡Otro obstáculo que hubo que remover! Trabajadores traídos de la India, disciplinadamente, hicieron su papel esquirol y abrieron paso a la normalidad, al desarrollo, al Progreso.

De este modo, se complementó un mensaje bien claro de quienes dominan el presente escenario clasista cubano. Lo de la inversión extranjera en el proceso de transición socialista no es un total disparate, desde el punto de vista marxista. Desde el viejo Lenin se empezó a comprender la posibilidad de interactuar dialécticamente con capitales privados, como elemento posible y necesario en la transición socialista. Siempre, eso sí, bajo la supervisión de la clase obrera. Acá, por el contrario, los constructores cubanos fueron apartados. Una vez concluidas las obras, otras fuerzas laborales cubanas serán, también, cuidadosamente segregadas de los inversores y administradores extranjeros, mediante las conocidas y repudiadas oficinas
intermediarias de contratación. Eso, si no les da por traer personal hotelero de República Dominicana o México. Adiós control obrero. Ustedes no contribuyen al Progreso.

Muy pronto será inaugurado este nuevo hotel, este símbolo de la nueva Cuba. No habrá otro mensaje, más claro o de más impacto en el imaginario social, por muchas mesas redondas sobre el altruismo y la austeridad que nos quieran transmitir. Y a quien no le toque el lado bonito del Progreso, que no se queje en voz demasiado alta; para que no moleste a los residentes de las Manzanas que le resulten
prohibidas.