El Guardabosques

Por Isbel Díaz Torres

La nueva embotelladora Sierra Canasta. Foto: trabajadores.cu

El Parlamento cubano aprobará una nueva ley que intenta ordenar la gestión de las aguas terrestres en el país y ajustarla a los diseños económicos promovidos por la élite en el poder.

El texto pretende hacer un uso “integrado y sostenible” de estos recursos, y buscará “maximizar el bienestar económico y social, sin comprometer la salud o conservación de los ecosistemas vitales”.

También reconoce el acceso al agua potable y el saneamiento como “derecho humano esencial”, y hace alusión al “uso racional del agua y su reutilización”.

Compromete al Ministerio de Salud Pública a “mantener la vigilancia sobre el cumplimiento de las normas en el manejo del alcantarillado sanitario” y a los gobiernos locales a “trabajar por la protección de las aguas terrestres y la reducción de su contaminación”.

No obstante, bien sabemos que esas son palabras que caben…

Ver la entrada original 642 palabras más

Anuncios