Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,


Las razones para hablar de Che en Cuba hoy

Crónicas Cubanas

Por Félix Sautié Mederos

Queridos lectores de Crónicas Cubanas: en su ensayo El Socialismo y el Hombre en Cuba, publicado en la Revista Marcha de Uruguay el 12 de marzo de 1965, que releo muy detenidamente en estos tiempos cubanos y que considero muy importante en mis análisis y crónicas del momento que vivimos, Che expresó en uno de sus párrafos esenciales que “Lo difícil de entender para quien no viva la experiencia de la Revolución es esa estrecha unidad dialéctica entre el individuo y la masa…” Dice también en otro de sus párrafos que “…de la revolución que operaba en nuestras mentes, el individuo fue el factor
fundamental…”. Por otra parte planteó además algo que considero esencial: “En nuestra ambición de revolucionarios, tratamos de caminar tan aprisa como sea posible abriendo caminos, pero sabemos que tenemos que nutrirnos de la masa y que esta solo podrá avanzar más rápido si la alentamos con nuestro ejemplo…”. También en este ensayo que estoy citando emitió un concepto muy importante que he reiterado en varias ocasiones, porque es posible verlo reflejado hoy en nuestro país aunque algunos no lo quieran aceptar: “…el Estado se equivoca a veces. Cuando una de esas equivocaciones se produce, se nota una disminución del entusiasmo colectivo por efecto de una disminución cuantitativa de los elementos que la forman, y el trabajo se paraliza hasta quedar reducido a magnitudes insignificantes; es el instante de rectificar…”.

Sé, y no lo oculto, que hay quienes discrepan de Che en sus criterios y prácticas. Lo niegan a partir de su ejecutoria radical, pero debo confesar que yo me encuentro entre los que lo admiran y no puedo negarlo porque tuve, incluso, la oportunidad de conocerlo en persona, y debo decir que precisamente por su ejecutoria revolucionaria, radical y ejemplar que selló entregando su vida por sus ideas, es que lo considero un referente moral que los revolucionarios deberíamos asimilar profundamente, en especial en los momentos de dudas y de crisis. También reconozco que tuvo sus errores como
persona que es a partir de su condición humana, plenamente asumida en su quehacer cotidiano y en su criterio conceptual cuando en la obra que estoy citando expresó que “…hay que tener una gran dosis de humanidad, una gran dosis de sentido de la justicia y de la verdad, para no caer en extremos dogmáticos, en escolasticismos fríos, en aislamiento de las masas. Todos los días hay que luchar porque ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilización.” (1)

En mi opinión, si analizamos a profundidad todo esto que planteo y que cito, entonces podríamos apreciar que en actualmente se presentan evidentes contradicciones en el ámbito social cubano. En especial cuando los cambios de lo que debe ser cambiado se detienen o no continúan avanzando con el ritmo necesario, así como cuando también la necesaria ligazón con las masas se manifiesta en un decrecimiento cotidiano.

En consecuencia, en mi criterio muy personal percibo en estas circunstancias que estamos viviendo que lo que planteó el Che en su legado conceptual no es efectivamente tomado en consideración, a partir incluso de la definición que Fidel expresó de lo que es socialismo y cito: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es
emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro
internacionalismo.”(2)

En este orden de cosas, por tanto, considero que ante todo lo que he expresado y percibo a mi alrededor, Hablar de Che y tratar ponerlo en práctica cotidiana constituye, en mi criterio muy personal, Un imperativo ético moral ineludible para los revolucionarios cubanos. Quienes tengan oídos para oír oigan, porque tiempo se ha terminado. Así lo expreso como voz que clama en el desierto y así lo pienso, con mis respetos para el pensamiento diferente; en mi derecho a opinar, sin querer ofender a nadie en particular.

(1) Ernesto Che Guevara. Obras 1957-1967. Casa de las Américas página 696.

(2) Ver Cuba Debate
http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/05/01/cumple-hoy-10-anos-el-concepto-de-revolucion-de-fidel-video/

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán, México, el miércoles 9 de noviembre del 2016

Anuncios