Etiquetas

, , , , , , , , ,


CRÓNICAS CUBANAS

Por Félix Sautié Mederos.

En la vida cotidiana habanera, en medio de las angustias, penurias, desengaños y desesperanzas que nos embargan a los que habitamos en la Capital de todos los cubanos, también como en cualquier ciudad del mundo ocurren hechos, acontecimientos y actividades que levantan el ánimo; y, que en especial, estimulan la espiritualidad necesaria para disfrutar la vida en paz y tranquilidad alimentando el optimismo que nos es imprescindible a los efectos de continuar nuestro tránsito en el peregrinaje que caracteriza a nuestra existencia terrenal.

En mi Crónica Cubana que hoy les escribo quiero referirme en consecuencia, a un encuentro de estos que he comenzado a
caracterizarles en sus esencias existenciales, en el que participé hace algunos días y que deseo no pasarlo por alto porque además testimoniarlo, formará parte de una serie de crónicas que he estado publicando al respecto de su realización periódica. En esta ocasión, participé acompañado de mi fraternal amigo de muchos años el Dr. Manuel Rodríguez Maciá antropólogo, profesor y político ilicitano militante de la izquierda española, junto con su esposa Carmina y mi Elena inseparable.

Específico el acompañamiento porque considero que es muy importante participar en esos eventos especialmente dedicados a la cultura y a la espiritualidad que nos es consustancial en comunión con las personas afines a nuestras ideas, sueños y esperanzas, lo que nos permite compartir con ellas el disfrute que nos producen tales actividades e intercambiar las experiencias que experimentemos. Así fue que volví a participar en un nuevo Jueves de la Embajada, el primero de este año 2016, que conforma una serie de encuentros dedicados a la cultura compartida entre cubanos y españoles, dentro del muy especial ámbito pletórico de raíces, tradiciones e identidades que confluyen en el hermoso Palacio habanero Velasco-Sarrá, joya de la arquitectura cubana edificada en la primera mitad del siglo XX que en mi criterio, provoca una especial fascinación estética en el privilegiado Casco Histórico de la ciudad, hermoso lugar frente a la entrada del Puerto de La Habana en el que se asienta la Embajada Española en Cuba; la que más allá de la política y los desencuentros, nos acoge y nos retrotrae al recuerdo de que vivimos en una Habana Maravilla que muy a pesar de sus deterioros físicos urbanos, abriga y alimenta nuestra fe y nuestra esperanza en un futuro que esperamos sea mucho mejor que nuestro agitado y angustioso presente cuajado de grises y claros oscuros

El tema escogido para este primer encuentro del año 2016, fue sobre el Teatro Cubano con la muy oportuna dedicación a quien ha sido galardonado con el Premio Nacional de Teatro 2016. Me refiero al carismático director teatral Carlos Celdrón fundador y Director del Grupo “Argos Teatro”, que se distingue por la promoción de una especial espiritualidad compartida con los espectadores así como por la búsqueda de un lenguaje común que caracterice a los actores y estudiantes que pasan por sus tablas, lo que se expresó con frases muy precisas en la invitación distribuida por los organizadores de la actividad, la que nos incitó a atesorarla como recuerdo dado su calidad estética y comunicativa. No es por gusto, tal y como se diría en buen cubano, que a Carlos Celdrón se la galardonara con el Premio Nacional de Teatro del presente año 2016. Fue un reconocimiento a la obra de su vida, lo que pudimos apreciar con especial disfrute durante el diálogo promovido con él, como si fuera una observación
intersubjetiva y directa de su recorrido existencial por los ámbitos internos y externos del teatro, como manifestación artística por excelencia capaz de expresar la vida y sus vericuetos humanos. Fueron momentos de introspección profunda los que vivimos durante el diálogo a que me refiero, sostenido con el destacado crítico y teórico teatral cubano Omar Valiño director de la Casa Editorial Tablas-Alarcos, quien es un profundo conocedor de su trayectoria artística y humana, realizado a partir del muy sugestivo tema “Jueves de Teatro por un teatro transparente”, como contenido esencial del encuentro que les relato.

En el tiempo que duró la actividad, transcurrido casi sin darme cuenta del movimiento del reloj, confieso que mi atención se mantuvo en vilo y no es me es posible en el breve espacio con cuento expresar todo lo que allí se dijo y que me sensibilizó muy en especial retrotrayéndome a mis experiencias vividas cuando me ejercí dentro del espacio institucional de la Cultura y de la enseñanza del arte en Cuba hace más de 40 años No puedo olvidar porque se me quedó muy grabado en mi Ser Interior, el planteamiento que se expresó sobre que Argos Teatro es un teatro donde acude el público con naturalidad, lo que es una muy importante necesidad de la extensión cultural hacia las personas; y de que el actor tiene que revelar y entender, en mi criterio resumieron dos conceptos esenciales a lograr por el Teatro del siglo XXI, del cual Carlos Cedrón al decir con un criterio verdaderamente autorizado y profesional del destacado crítico cubano Omar Valiño, es un genuino representante, lo que se fundamentó muy especialmente durante el diálogo realizado. Pero en mi criterio la caracterización más importante sobre sus proyecciones y su obra las expresó el propio carlos Celdrón en una declaraciones a la prensa en que las logró sintetizar con especial eficacia sus pensamiento y propósitos profesionales, que no puedo dejar de citar para que los lectores de Por Esto!, aprecien muy especialmente a quien fue el protagonista del primer Jueves de la Embajada del año 2016 en La Habana Maravilla: “busco un teatro sencillo pero profundo, el teatro tiene que parecerse a la gente que lo hace. Debe ser transparente para que se plasme la realidad de cada historia, pero tratando de ir al fondo, para que permita llegar a la esencia de las cosas, de los problemas. Mi poética se basa en buscar cualidades entre el personaje y las personas” (1) Así lo experimenté, así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

(1)Portal de la Radio Cubana. Publicado el martes, 12 de enero de 2016 16:30 pm Escrito por Radio
Cubana.http://www.radiocubana.cu/index.php/noticias-de-la-radio-cubana/68-noticias-nacionales/11682-reconocen-a-carlos-celdran-con-el-premio-nacional-de-teatro-2016 Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán , México, Sección de Opinión el lunes 8 de febrero del 2016.

Anuncios