Etiquetas

, , , , ,


Por Fernando Ravsberg

A pesar de la gran cantidad de señales previas a la “crisis” de los emigrantes cubanos en Costa Rica, la situación parece haber tomado por sorpresa a quienes dirigen la prensa cubana, lo cual explicaría por qué tardaron más de una semana en reaccionar.

Tampoco se les puede culpar, tienen exceso de trabajo. Tal vez estuvieran ocupados censurando los programas de “Vivir del cuento”, buscando mensajes ocultos en alguna obra de teatro o preparando una ofensiva contra el “enemigo principal”, los medios alternativos.

El silencio nunca ha sido una respuesta mediática eficaz. Es incluso bastante tonta si se tiene en cuenta que hoy los ciudadanos cubanos tienen acceso a antenas satelitales, al Paquete Semanal, a Internet y a la comunicación telefónica con sus familiares en el extranjero.

Producto de este sistema de censura nació Radio Bemba y durante esta “crisis” volvió a funcionar con agilidad, aunque con las deformaciones informativas normales de la transmisión oral, donde cada uno agrega algún elemento “de su cosecha” a lo que le contaron.

Se podría pensar que los colegas de los medios oficiales son incapaces pero entonces aparecen los análisis de la “crisis” en el blog personal del jefe de información internacional de Granma, Sergio Alejandro Gómez, y queda demostrado que Cuba tiene buenos periodistas y mala prensa.

Una semana después denuncian que hay una campaña de prensa contra Cuba. Si realmente fue así ¿por qué no enviaron periodistas a Costa Rica para tener una versión propia? y ¿por qué se les dejó durante tanto tiempo el terreno mediático libre al “enemigo”?.

Cuando la prensa nacional reaccionó ya era tarde, todo el mundo había tomado una posición. La lentitud en la respuesta fue un desastre incluso para los intereses políticos del gobierno cubano,  el cual apareció como único responsable de la crisis migratoria.

En los medios de comunicación, silencios como estos se pagan con la perdida de la credibilidad. Como se puede esperar que los ciudadanos crean en lo que se les informa si la prensa nacional les “esconde la bola” cada vez que el partido se pone difícil.

Así, el gobierno cubano y el Partido Comunista se han quedado con unos medios de prensa cargados con munición de salva, puede que aun sirvan para hacer algo de ruido y soltar un poco de humo pero carecen de proyectiles capaces de penetrar en la mente de la gente.

Los más altos miembros del gobierno repiten una y otra vez que se necesitan medios de prensa que respondan a las necesidades informativas de la población pero cuando llegan momentos como esta “crisis” migratoria permiten que los censores los amordacen.

Los colegas cubanos no pueden forzar la publicación de un texto pasando por encima del director del periódico, cuyo cargo depende del Departamento Ideológico del PCC. Lo más que pueden hacer es lo que ha hecho Sergio: escribir en su blog y evidenciar la estupidez de la censura.

Dos de sus artículos los republicamos en Cartas desde Cuba, no porque estuviéramos 100% de acuerdo, sino porque reconocimos un análisis serio desde la óptica de un comunista. Ni más ni menos que lo que uno esperaría leer en el periódico oficial, Granma.

Ya está más que demostrado que las cosas no van a mejorar en la prensa por hacer proclamas públicas o tomar resoluciones en los congresos. No habrá cambios sustanciales mientras el PCC mantenga el mismo sistema de control político ineficiente y paralizante.

El problema es sistémico, radica en la relación entre los medios de prensa y las estructuras de poder. Por lo tanto la solución requiere de voluntad política, audacia y confianza en la capacidad de la gente de procesar inteligentemente la información que recibe.

Lo ocurrido durante la primera semana de esta “crisis” migratoria no es nuevo, ha pasado cientos de veces antes en Cuba, algunas fueron absolutamente ridículas, como el silencio mediático que acompaño un corte de energía eléctrica que apagó media isla.

La diferencia es que hoy los cubanos tienen al alcance de su mano fuentes “alternativas” para informarse. Pensar que en una crisis como la actual se puede mantener al grueso de los cubanos en la ignorancia es tan estúpido como pretender tapar el sol con un dedo.

Publicado en: http://cartasdesdecuba.com/la-estrategia-del-avestruz-en-la-prensa-cubana/
Anuncios