Etiquetas

, ,


Programa de gestión parlamentaria presentado por las candidaturas del PSL a la AN en los estados Aragua, Carabobo, Mérida, Miranda, Zulia, Guárico, Portuguesa, Trujillo, Sucre, Yaracuy, Anzoátegui, Bolívar, y el Distrito Capital. Además de dirigentes de los trabajadores, activistas comunitarios, profesores universitarios, estudiantes, y representantes del movimiento popular que militan en las filas del PSL, también participan en alianza con dicha organización candidatos de la Unión Nacional de Trabajadores, Marea Socialista, y otras organizaciones de izquierda locales y regionales. 

Simon Rodriguez Porra VenezuelaPor Partido Socialismo y Libertad (PSL)

Nuestro país encara las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015 en medio de una de las peores crisis económicas, sociales y políticas de su historia. La clase social que, en el último medio siglo, ha gobernado a través de los partidos del pacto de Punto Fijo y sus derivados expresados hoy en la coalición gubernamental y la coalición opositora de centroderecha ha demostrado su absoluta incapacidad para sacar al país de la dependencia y el atraso semicolonial. Es necesario que las organizaciones de los trabajadores y el pueblo gobiernen ejerciendo una verdadera democracia basada en la movilización y los órganos asamblearios de base, para que empecemos a salir de la terrible situación que atravesamos. Con el sentido de avanzar en la tarea de reorganizar a los sectores luchadores y honestos del pueblo que padecen los efectos de las brutales medidas de ajuste que el gobierno aplica en acuerdo con Fedecámaras, presentamos este programa de gestión. Interpretamos que responde a las más urgentes necesidades de la mayoría de la población, y que permitiría que los candidatos que postulamos, de llegar a la AN, se conviertan en voceros de los explotados y oprimidos, actualmente sin representante alguno en el parlamento.

La urgencia de construir una alternativa revolucionaria a las dos opciones políticas que polarizan la escena nacional es muy grande. La inflación desbocada, la escasez, la creciente criminalización de las luchas populares por parte del gobierno, el empleo cada vez mayor de los cuerpos policiales y militares para amedrentar a las comunidades populares, así como la desesperación y el desborde del malestar en la población, que se empieza a expresar en la forma de protestas espontáneas y saqueos, nos indican que sin una respuesta política de la mayoría trabajadora del país no será posible revertir estas tendencias autoritarias y el avance de un ajuste que abarata la mano de obra y empobrece a la población a niveles impresionantes. Hay que organizar el descontento y darle una expresión coherente, unos objetivos programáticos claros; solo de esa manera podremos frenar la locura depredadora de la burguesía tradicional y la nueva boliburguesía. Se agotó el ciclo abierto en 1999 cuando el presidente Chávez abrió en millones de personas enormes expectativas en la posibilidad de una revolución por los cauces legales burgueses. Hoy vemos cómo las políticas clientelares del gobierno durante estos quince años, la corrupción impune y la persistencia de todos los rasgos estructurales de nuestra deforme economía capitalista han llevado miles de millones de dólares a las arcas de burócratas y empresarios, transnacionales y banqueros; mientras, las conquistas sociales alcanzadas se encuentran en franco retroceso y la pobreza vuelve a aumentar.

En Venezuela se libran decenas de huelgas, protestas, cierres de calles, movilizaciones desafiando a las direcciones políticas del PSUV y la MUD. Pero ellas carecen organicidad, no se inscriben en un proyecto emancipador que ataque las causas de fondo de la crisis que padecemos. Es importante llevar a la Asamblea Nacional vocerías que se coloquen al lado de las luchas sociales, acompañando en la calle, las fábricas, los campos y las universidades, los reclamos de los oprimidos y explotados. Y que puertas del parlamento aprovechen el espacio ganado para multiplicar las denuncias, agitar propuestas legislativas e impulsar investigaciones sobre hechos de corrupción, violaciones a los derechos humanos, haciendo uso de las posibilidades que brinda la participación en dicho cuerpo deliberante. A sabiendas de que solo la lucha masiva puede imponer conquistas significativas en materia de derechos sociales y democráticos, una tribuna obrera y popular en el parlamento permitiría visibilizar una agenda distinta a la de los dos bloques capitalistas que polarizan la política nacional, e incluso podría estimular dicha movilización.

Por ello, consideramos de importancia promover en la calle y en el parlamento acciones como las que a continuación enumeramos como propuesta de gestión de las candidaturas que presentamos a la Asamblea Nacional:

1.- Impulso al debate parlamentario sobre las medidas de ajuste que aplica el gobierno nacional en acuerdo con Fedecámaras en perjuicio de la mayoría de la población y acompañamiento a la movilización contra las medidas económicas antipopulares.

2.- La promoción de una investigación parlamentaria sobre las responsabilidades políticas en el desfalco de más de 70 mil millones de dólares por medio de la sobrefacturación de importaciones en los últimos tres años, y el apoyo al reclamo de una auditoría pública y ciudadana de la corrupción en la administración del régimen cambiario.

3.- La promoción de una ley que estipule los mecanismos por medio de los cuales, con la participación del movimiento obrero organizado, se ejecutará la disposición del artículo 91 de la Constitución que establece que el principal referente para el cálculo del salario mínimo igual es la canasta básica oficial, incorporando una revisión y ajuste trimestral de acuerdo con la inflación.

4.- Rechazo a las leyes y reglamentos que facultan al Estado para criminalizar la protesta social y restringir las libertades democráticas. Repudio a toda iniciativa legislativa que limite la libertad de expresión.

5.- Promoción de una amnistía para el obrero de Ferrominera del Orinoco, Rodney Álvarez, y todos los trabajadores, indígenas, campesinos y estudiantes presos o con juicios abiertos por protestar o participar en huelgas. Derogación de la resolución 008610 y de todas aquellas normas que vulneran la libertad sindical, el derecho a huelga y la protesta obrera y popular.

6.- Investigación parlamentaria sobre el auge del sicariato con motivos políticos y la desaparición forzada contra activistas del movimiento popular como el cacique yukpa Sabino Romero, asesinado en 2013, los dirigentes obreros asesinados por sicarios Richard Gallardo, Luis Hernández, Carlos Requena, Jerry Díaz, Argenis Vásquez; o el activista Alcedo Mora, desaparecido.

7.- Ley de rescisión de los contratos de empresas mixtas petroleras y gasíferas, reforma a la ley de hidrocarburos para nacionalizar la industria petrolera, sin empresas mixtas ni transnacionales, bajo la gestión democrática de sus trabajadores, profesionales y técnicos.

8.- Ley de reforma agraria con miras a liquidar el latifundio e impulsar la producción nacional de alimentos.

9.- Promoción de instrumentos legales que respalden la investigación científica en modos de producción agrícola sostenibles ecológicamente.

10.- Investigación parlamentaria del desastroso estado en que se encuentran las industrias básicas, y la elaboración de lineamientos para su recuperación bajo un plan de inversión bajo control de los trabajadores y sus organizaciones.

11.- Por la derogación de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE) y la elaboración de un nuevo instrumento legal que garantice la representación proporcional de las minorías, un igual acceso a los medios de comunicación para todos los candidatos, tope al gasto de campaña, entre otros avances democráticos.

12.- Impugnación de los tratados contra la doble tributación y promoción de un proyecto de ley para obligar a todas las empresas que realizan actividad económica en nuestro país a pagar impuestos ante el fisco nacional.

13.- Reforma del régimen tributario para eliminar el IVA y aplicar impuestos progresivos al capital.

14.- Promoción del debate parlamentario sobre la necesaria repatriación de capitales robados por empresas de maletín, y la confiscación de las propiedades de las personas y empresas involucradas en la millonaria sobrefacturación de importaciones.

15.- Promoción de un voto de censura contra los ministerios de Ecosocialismo y Asuntos Indígenas por el irrespeto a los derechos de los pueblos indígenas. Promoción de la autodemarcación territorial y respeto al autogobierno de los pueblos originarios.

16. Promoción de una investigación que documente la ilegalidad de la deuda externa venezolana y recomiende la suspensión inmediata de su pago.

17.- Proyecto de ley de nacionalización de la banca.

18.- Propuesta de enmienda a la LOTTT para derogar todas las disposiciones que violentan la libertad sindical y los derechos colectivos de la clase trabajadora, así como para prohibir toda injerencia del CNE en las elecciones sindicales.

19.- Investigación parlamentaria sobre los acuerdos entre el gobierno y los patronos en el estado Carabobo y el resto del país para avalar despidos masivos e ilegales con el aval de las Inspectorías del Trabajo.

20.- Enmienda a la LOTTT para incorporar la reducción de la jornada laboral a 36 horas semanales, sin disminución salarial.

21.- Proyecto de ley de control democrático de los trabajadores en las empresas, para que los libros de contabilidad se abran al conocimiento de la asamblea de trabajadores y las decisiones de la gestión más importantes se tomen democráticamente.

22.- Defensa de la inversión en salud y educación en la discusión del presupuesto estatal anual, no más recortes al gasto social como parte del ajuste antipopular del gobierno. Por un presupuesto educativo equivalente al 10% del PIB, y un presupuesto para la salud equivalente al 15% del PIB.

23.- Denuncia permanente de la tercerización y la precarización laboral por parte del Estado y los patronos privados.

24.- Legalización del aborto para evitar más muertes de mujeres por abortos realizados en condiciones clandestinas e inseguras.

25.- Apoyo al proyecto de ley presentado por el movimiento LGBT para otorgar derecho al matrimonio a todas las parejas, independientemente de su orientación sexual.

26.- Investigación sobre el fenómeno del sicariato y la extorsión en el sector de la construcción, como expresiones de la degeneración del movimiento sindical y de la penetración de mafias ajenas al movimiento obrero en la industria, así como la elaboración de recomendaciones para la superación de este flagelo.

27.- Interpelación y voto de censura contra la ministra de asuntos penitenciarios, ante el desastre de los centros de reclusión, en su mayoría hacinados y bajo el control de mafias que utilizan dichos centros para coordinar actividades de crimen organizado.

28.- Apoyo a la creación del Parque Nacional Caura en toda la cuenca de este importante río.

29.- Promover debate parlamentario sobre aspectos del Plan de la Patria como las pretensiones de construcción del Poder Popular en el marco de un Estado burgués con rasgos corporativos, la lesión a la soberanía que implican los contratos de empresas mixtas de hidrocarburos con transnacionales, o los planes de explotación minera en territorios indígenas como la Sierra de Perijá.

30.- Reforma de la Ley de Protección Animal para prohibir las peleas con animales y todo subsidio público a espectáculos que incluyan violencia contra animales.

31.- Promoción de un voto de censura contra la Cancillería por la alianza del gobierno venezolano con las dictaduras fascistas de Siria y Egipto.

32.- Presentar un proyecto de resolución de apoyo a los trabajadores y al pueblo de Grecia, movilizados contra los saqueadores y usureros de la Unión Europea, y ante la traición del gobierno de Alexis Tsipras.

33.- Promoción de grupos parlamentarios de apoyo a la lucha anticolonial del pueblo palestino, el pueblo puertorriqueño, el pueblo saharaui, el pueblo tamil, el pueblo vasco y el pueblo kurdo.

Anuncios