Etiquetas

, ,


DPA – Cientos de personas se agolparon hoy ante la embajada de Ecuador en La Habana para protestar por el visado de turismo que el país sudamericano pedirá a los cubanos a partir de la próxima semana.

Los manifestantes se reunieron desde las seis o siete de la mañana para reclamar de forma pacífica por las nuevas medidas migratorias anunciadas el jueves en Quito.

Ecuador pedirá a partir del 1 de diciembre una visa de entrada a los cubanos, una medida que intenta mitigar la actual crisis migratoria en Centroamérica. Más de 3.000 cubanos que viajaban por tierra desde Ecuador a Estados Unidos están varados desde hace semanas en condiciones precarias en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua.

“Hace cinco meses saqué pasaje (para Ecuador). La aerolínea no reembolsa el dinero. ¿Qué hacemos?”, dijo a la agencia dpa Jaqueline, una cubana de 43 años, a pocos metros de la embajada ecuatoriana en el oeste de La Habana.

Las autoridades cubanas cerraron hoy varias calles y cercaron los alrededores de la legación para impedir que las personas se acercaran.

“Yo he ido otra veces y he regresado. No pretendo emigrar”, aseguró Jacqueline, que prefirió no dar su nombre completo. Su pasaje para volar a Ecuador es para el día 5 de diciembre, explicó. Delante de la embajada se reunieron más de 400 personas que exigían hablar con diplomáticos del país sudamericano.

Ecuador era hasta ahora uno de los pocos países del mundo que no pedía una visa de turismo a los cubanos. En las últimas semanas el flujo de emigrantes de la isla que viajan a Ecuador para intentar desde ahí llegar por tierra hasta Estados Unidos creció considerablemente, según cifras de varios países de la región.

Nicaragua ha cerrado y militarizado desde mediados de noviembre su frontera con Costa Rica para impedir la entrada de los inmigrantes cubanos.

La llegada masiva de cubanos a varios países de Centroamérica y México tiene que ver aparentemente con el temor de que Estados Unidos cambie pronto su política migratoria hacia Cuba debido al acercamiento diplomático entre ambos países. Washington y La Habana reanudaron relaciones en julio, después de 54 años.

Debido al viejo conflicto ideológico entre ambas partes, los cubanos reciben hasta ahora ventajas migratorias para obtener un permiso de residencia en Estados Unidos, aun si entraron ilegalmente al país.

Washington justifica las normas de la llamada “Ley de Ajuste Cubano” por la situación política en la isla, gobernada desde hace más de medio siglo por un régimen comunista de partido único. Cuba, por su parte, acusa a Estados Unidos de intentar desestabilizar el país alentando la emigración ilegal.

La situación ha dado pie a varias crisis migratorias como el llamado “éxodo de Mariel” de 1980, cuando más de 120.000 cubanos salieron en barcos de la isla, o la “crisis de los balseros” de 1994, cuando decenas de miles de personas se lanzaron al mar en embarcaciones precarias.

La mayoría de cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos lo hacían hasta hace unos meses sobre todo por vía marítima.

Anuncios