Etiquetas

,


Félix Sautié Mederos.

Con los viejos esquemas o con el futuro.

Deseo comunicarles a mis lectores de Por Esto! y de otros espacios que reproducen “Crónicas Cubanas”, los más íntimos sentimientos que embargan a mi Ser Interior antes de marcharme de España para regresar a mi Habana ¡que suspira!, colmado con esa angustia por la diáspora que ya no me abandonará y que me llevaré conmigo aún después del final de mi peregrinaje terreno: de querer estar en varios espacios a la vez que me permitan vivir con mi familia dispersa por el mundo, por alguna ocasión reunida todos juntos de nuevo. Les escribo desde Palma de Mallorca, en la casa de una de mis hijas con mis hijos, hijas y nietos dispersados por el mundo: Cuba, Estados Unidos, España y Bruselas, ¡mucha diáspora para un solo padre y abuelo! No quiero pasarlo por alto ni menos aún ocultarlo, porque forma parte de una impronta que compartimos y sufrimos, muchas de las familias cubanas que nos ha tocado vivir los acontecimientos y sobre saltos de los últimos cincuenta y tantos años.

A partir del pasado 17 de diciembre del 2014 cumpleaños del Papa Francisco (1936) y festividad de San Lázaro, Babalu Ayé para la religiosidad popular de origen Yoruba en Cuba, los cubanos hemos estado viviendo esperanzas quizás no tan personales individualmente pero sí muy esperadas y sentimientos inusitados que yo aunque presumía que iban a ser inevitables en el tiempo, no esperaba poder experimentarlo en vida como los he estado sintiendo desde entonces a la fecha con motivo de los anuncios sorpresivos de los Presidentes de Cuba y de Estados Unidos planteados ese día, que ya todos conocemos después de unas negociaciones secretas de muchos meses en la que intermedió el Papa Francisco quien pronto nos visitará en nuestro país.

Mi viaje por la España de mis ancestros, ha sido un período muy intenso y cargado de emociones y ansiedades por estar de nuevo presente en Cuba. Así han transcurrido estas semanas que he vivido en la Madre Patria en funciones de mi responsabilidad con la Revista Tiempo de Paz del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, MPDL de España, de la cual soy su Corresponsal Permanente en Cuba, período en que he aprovechado el tiempo además para estar con mis dos hijos que viven aquí, mis 3 nietos andaluces, mi yerno español, mis consuegros españoles y mis amigos españoles de muchos años. He pasado días inolvidables exponiendo y explicando mis pensamientos, así como algunos análisis e ideas de presente y futuro, en los que también he aprendido mucho. Y he podido atender y resolver algunos problemas de salud que me eran perentorios. Pero nada será realmente comparable como estar de nuevo en mi Rincón de Centro Habana, corriendo la misma suerte de mis compatriotas y vecinos que vivimos en Cuba, aunque angustiado reitero por la diáspora de mis hijos, nietos y parientes que comparten también muchas otras familias cubanas que cada día son más.

En estas últimas semanas, también la noticia del restablecimiento efectivo de las relaciones diplomáticas y de la apertura de las Embajadas de Estados de Estados Unidos en La Habana y de Cuba en Washington la recibí en España pero gracias a mi regreso podré vivirlas personalmente en Cuba

En este orden de acontecimientos considero y quiero expresar abiertamente, que la disyuntiva que se abre en la realidad del momento actual ante los cubanos de hoy, es reitero en mi criterio: “estar con los viejos esquemas o con el futuro”. Pienso que no hay otra alternativa más importante en la actualidad; y que necesariamente, tendremos que asumirla y actuar en consecuencia, conforme al libre al libre albedrío que nos es inherente a nuestra condición humana y que nos ha sido tan escamoteado durante mucho tiempo como consecuencia de la política de “Plaza Sitiada”, que actualmente se hace cada vez más obsoleta; así como actuar de acuerdo lo que nos dicten nuestras propias conciencias y sentimientos.

Se impone pues en mi opinión muy personal, tomar conciencia de que en verdad debemos ser sujetos sociales y no objetos adocenados que solo esperen orientaciones para actuar. Aunque en realidad los acontecimientos que han sucedido, a los que me estoy refiriendo, son propios de la macro política, y en mi criterio los cubanos tenemos que asumirlos muy personalmente y tomar partido a favor del futuro y de nosotros mismos dejando atrás viejos esquemas, prejuicios y apatías porque solo por nosotros mismos podremos resolver nuestros propios problemas, más allá de los deslumbramientos e incluso de los espejismos y fantasmas virtuales que representan un pasado detenido en el tiempo, que estamos llamados a superar con una actitud participativa y democrática al objeto de desarrollar una República en donde realmente quepamos todos, con todos y para el bien todos como la soñó nuestro Apóstol José Martí, quien ha sido tan socorrido y tergiversado.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos

Publicado en el periódico Por Esto!, de Mérida , Yucatán , México el sábado 18 de julio del 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=415554

Anuncios