Etiquetas


Por Félix Sautié Mederos

CRÓNICAS CUBANAS DESDE ESPAÑA.

La noticia sobre la creación por el Papa Francisco de un Dicasterio dedicado a atender priorizadamente la comunicación de la Iglesia desde el Vaticano con el mundo, así como algunos párrafos de la información divulgada por la Santa Sede al respecto de esta importante medida, me llamaron poderosamente la atención en contraste con las informaciones algunas contradictorias y las incertidumbres que provocan al respecto de las urgentes necesidades de implementación y desarrollo de la nuevas tecnologías de la información en Cuba actualmente, donde entre trascendidos y desmentidos de esos trascendidos, se dan vueltas y vueltas a un asunto que se va estableciendo considero que tímidamente con algunas aperturas aún muy insuficientes, con un ritmo a cuenta gotas y “estratificademente”. Me refiero a una cuestión trascendental de la cual en su integralidad depende en buena parte el desarrollo presente y futuro del país, muy en especial para cerrar de una vez y por todas las brechas existentes en la actualidad con el resto del mundo en el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información. Las que durante mucho tiempo han estado restringidas, controladas estrictamente en su uso, estratificadas en su acceso solo a determinados grupos e instancias de la sociedad e incluso criminalizadas como posibles instrumentos del “enemigo”.

Y, ahora Francisco se plantea una prioridad muy especial en su uso generalizado y universal con el propósito de alcanzar el mejor aprovechamiento de estas tecnologías como parte de sus esfuerzos de modernización de la Iglesia Católica y del Estado Vaticano. Los párrafos que concentraron mi atención y que me provocaron algunas consideraciones muy personales sobre el actual contexto cubano en este importante campo de la sociedad contemporánea, expresan importantes afirmaciones al respeto del tema digital por parte del Papa Francisco en su Carta Apostólica de “motu proprio”, que reitero contrastan en mi criterio con las incertidumbres, la timidez y las lentitudes con que en Cuba se están abordando estas decisivas tecnologías para el desarrollo y el normal desenvolvimiento de la sociedad contemporánea en el presente y el futuro. Los planteamientos del Papa al respecto fueron tales como que: “El contexto mediático actual, caracterizado por la presencia y el desarrollo de los medios digitales, por la convergencia y la interactividad, requiere una reestructuración del sistema de información de la Santa Sede y obliga a una reorganización…conduce a una integración y gestión unitaria…, responderá de mejor manera a las exigencias de la misión de la Iglesia”

Como podrá observarse en el contenido del texto en cuestión Francisco aborda sin ambages la necesidad y la urgencia en asimilar estas tecnologías para su uso positivo, lo que en buen cubano según una expresión muy popular en nuestro país constituye entre nosotros en la actualidad un verdadero “tira y encoje” y en el que no se acaban de tomar decisiones valientes, radicales y totalizadoras para que todo avance mejor en la Cuba de hoy y por las vías más expeditas y abiertas para todos sin excepciones onerosas.

Las incertidumbres que se manifiestan en la práctica concreta e incluso las declaraciones oficiales que al respecto se plantean en los medios locales , en mi criterio se encuentran lastradas por un conjunto de prejuicios sutiles y algunos explícitos, que le interponen cortapisas y limitaciones a lo que considero urgente y necesario : una decidida acción totalizadora que implique a toda la población en el uso democrático y generalizado de tecnologías que en el mundo actual marcan el ritmo y la extensión de las relaciones entre personas, familias, pueblos en general, entidades sociales, económicas, comerciales, culturales, instructivas, recreativas e incluso gubernamentales. Algo que ya está presente en toda la sociedad planetaria en general y que mientras más extendido sea a todos, mayor utilidad alcanzará.

Es una contradicción, que con los niveles de instrucción y cultura que posee el pueblo cubano, se realicen tales instrumentaciones reitero a cuenta gotas y estratificadas en algo que por demás constituye una inversión que se paga no solo por la recuperación de sus costos y las ganancias que la recaudación que en si misma significa, sino que muy especialmente también por su muy positivo impacto en el fortalecimiento de la economía del país, sin contar los buenos resultados en la educación, la cultura, la recreación y la salud por mencionar tan solo algunos campos de la sociedad en los que las nuevas tecnologías alcanzan efectos a veces realmente espectaculares.

¿Será tan difícil de comprender lo que estoy planteando?… En La Habana alguien del pueblo respondió a la pregunta de ¿Cuándo? se podrán conectar las personas desde sus hogares, ante el planteamiento empresarial que para eso hacen falta muchas inversiones y dinero, su respuesta se refirió a algo que es clamor del pueblo: “Lo que hace falta no es el dinero, sino la voluntad de hacerlo” porque añado por mi parte que el dinero se recupera. Es en realidad un negocio rentable y eso está probado en todas partes. ¿Por qué en Cuba, habría de ser una excepción distinta a lo que sucede en otros países. Incluso con menos nivel cultural en la población…? ¿Cuál es la razón verdadera que lo impide que sea? ¡Quienes tengan oídos para oír, oigan porque el tiempo y la necesidad del pueblo y del desarrollo realmente apremian!

Finalmente quiero decir que mientras confeccionaba la presente crónica, recibí la noticia esperada sobre el acuerdo entre Cuba y Estados Unidos para la oficialización de sus relaciones diplomáticas y la reapertura de sus respectivas embajadas en Washington y La Habana. Noticia que realmente me regocija por la importancia que conlleva para la paz y la no violencia en las relaciones entre países. Ahora es el momento de aprender a convivir como vecinos y potenciar la colaboración y la paz como principios esenciales de una relación entre vecinos cercanos y seres humanos que nos aporte esperanzas de presente y de futuro.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán , México, el lunes 6 de julio 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=412998

Anuncios