Etiquetas

,


category espìriitualidad]]

Por Félix Sautié Mederos.

CRÓNICAS CUBANAS DESDE MADRID.

En el viaje que he emprendido hace algunos días por la España de mis ancestros con el propósito de realizar consultas con la dirección de la Revista Tiempo de Paz del Movimiento de la Paz,-el Desarme y la Libertad, MPDL, que represento en Cuba como su corresponsal permanente, incluyendo la visita a mis hijos y nietos que viven en este país ibérico, y mi asistencia a la Primera Comunión de mi nieta andaluza. Julietica en el mes de mayo florido dedicado a María, la Madre de Jesús de Nazaret y Madre mística de la humanidad, quiero testimoniarles a mis lectores de Por Esto! las emociones y sentimientos que experimenté en la amurallada Ávila de Castilla querida, durante el recorrido que hice tras las huellas de Santa Teresa en virtud de su V Centenario que conmemoramos este año de gracia 2015.

En tales circunstancias y coyunturas, no podía faltar mi visita a Ávila con motivo de la conmemoración jubilosa de sus 500 años de nacida quien es la Doctora Angélica de la Iglesia cuya mística y talante han marcado desicivamente mi vida.

Fui con mi Elena del Alma de ancestros palentinos muy castellanos, mi esposa que me compaña a todas partes que voy y con mis consuegros españoles Antonio y Ana Mary quien es una que es una ex alumna teresiana que mantiene viva en su corazón la huella de la educación que ha inspirado por siempre Teresa.. Les describo todos estos detalles porque no quiero que se pierda en el olvido el inolvidable y esperanzador recorrido tras las huellas de Santa Teresa que realizamos en la amurallada y hermosa ciudad de Ávila; en donde además con motivo del V Centenario de Teresa, se ha organizado una monumental exposición de “ Las Edades del Hombre” dedicada precisamente a la Santa castellana y del mundo en esta jubilosa conmemoración que se efectúa en los ámbitos cristianos universales. Me refiero a la profusa exposición de piezas, óleos, imágenes y objetos sagrados que nos hablan de la especial preocupación por la perfección cristiana de la vida que profesó la Santa de Ávila en los más mínimos detalles, porque las imágenes en sus conventos no fueran muchas en cantidad pero sí expresivas de un arte sagrado que no turbara las devociones principales de sus hermanas de Orden y que fueran motivo de inspiración de santidad y de vida entregada al amor de Dios y de toda la humanidad.. Puedo decir que pude admirar obras y objetos sagrados directamente adquiridos por Teresa para sus conventos. en sus afanes espirituales perfeccionistas y de renovación profundamente evangélica, en los que siempre tuvo muy presente al Arte que inspira y eleva hacia Dios.

Esta pasión por el arte que eleva a Dios, la expresó hasta de todos los detalles de la vida conventual que se propuso reformar durante toda su fecunda obra mística..

Les confieso sin rubor alguno que viví momentos de emoción y meditación profundamente místicas ante las obras de arte y muchos de los objetos que circundaron la vida de Teresa, entre la que quiero destacar muy especial y sorpresivamente una hermosa imagen exenta de proporciones de medio cuerpo de la Virgen de la Caridad de la que yo no tenía noticias de su existencia, adquirida y venerada por Teresa. La advocación de María que es la Patrona y Reina de Cuba. Debo decir que este descubrimiento muy personal me produjo un choque emocional inenarrable que quizás para quienes tienen endurecidos sus sentimientos y su paso por este mundo no signifique nada, pero que para quien se sienta profundamente cubano y creyente posee un valor sin igual de cubanía, patriotismo y amor por la perfección de la vida personal y de los prójimos con quienes compartimos nuestro tránsito terrenal por las moradas que el alma humana atraviesa en su camino hacia Dios y la eternidad.

Les confieso también que durante el recorrido que les testimonio en ocasiones se me anudaron en mi garganta mis muy emotivos sentimientos teresianos, de tal manera, que solo las lagrimas le pudieron darles salida para no ahogarme en el camino, porque Teresa ha sido en mi vida una luz brillante para mi fe y un paradigma profesional para mi periodismo comprometido con los pobres de este mundo muy especialmente, siempre una Teresa inalcanzable cargada de rigor, así como por su forma incisiva de expresarse con franqueza castellana simple y directa, que incluso he explicado y trato reiteradamente en mis crónicas y artículos, siempre expresados en primera persona, con el uso del “yo teresiano” que según afirma el gran crítico español Martín Alonso en su prólogo al libro Las Moradas y las Fundaciones , que:“…La firmeza del yo teresiano reside precisamente en dos virtudes compañeras de viaje en su camino de perfección : el amor y la humildad. El yo teresiano tiene el sello de las confesiones sinceras y el amor inflamado de las comunicaciones divinas…”.

Comprendo en ocasiones muy especiales como ésta de mi crónica de hoy,. que en los testimonios y emociones que les describo, mi prosa e incluso todo el vocabulario que he podido acumular durante mi ya larga vida, son muy pobres para expresar los sentimientos y expresiones místicas del alma que nos ofrecen paradigmas como los que ejemplifica Santa Teresa de Jesús, la que con su vida y su obra consagrada al amor de Dios y del prójimo por entero con sencillez y modestia sin par , así como con fuerza de voluntad y acción castellana son y serán por siempre ejemplos para inspirarse y seguir tras sus huellas prodigando amor, solidaridad y paz para nuestro mundo que cada vez se hace más cruel e inhumano. Los valores y sentimientos místicos como los que describo son imperecederos y repito que quien tenga oídos para oír , oiga.

Así lo he experimentado y así lo afirmo con mis respetos para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos

Publicada en Por Esto! el lunes 18 de mayo 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=402501

Anuncios