Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Por Rogelio Manuel Díaz Moreno

No es un invento mío, no es una manipulación del enemigo. El principal dirigente de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte de Nacimiento, lo declaró en entrevista al periódico Trabajadores, publicada este lunes. El salario continúa siendo la mayor demanda y preocupación de nuestros trabajadores, afirmó el dirigente sindical.

El discurso oficial ha hecho, durante mucho tiempo, malabares para evitar la constatación de lo obvio. Los ingresos de la fuerza laboral cubana no alcanzan para cubrir, siquiera, sus necesidades materiales y reproductivas. Ignorar el clamor popular en protesta contra esta realidad, contribuyó poderosamente a que la CTC llegara a los niveles de irrelevancia que ostenta hoy.

El discurso oficial ha solido privilegiar las supuestas características de unidad y sacrificio de quienes trabajan. Sin despreciar los potenciales de estas fuerzas, la exageración en sus invocaciones les ha restado credibilidad y ha logrado la enajenación de las personas que no encuentran la posibilidad de ganarse decorosamente la vida mediante su trabajo. No por gusto, Guilarte y otros dirigentes han tenido que reformar los pronunciamientos públicos. Ahora son capaces de proclamar que la esencia del movimiento sindical en la Cuba de hoy está en representar con mayor efectividad los legítimos derechos de las personas trabajadoras, aunque siempre añaden lo de los deberes y la movilización, como en este caso.

Estas declaraciones ofrecen un contraste deliciosamente irónico con otras realidades. Dentro de menos de 48 horas, se realizará el tradicional desfile por el 1ro de mayo en la Plaza de la Revolución de La Habana y en otras localidades del interior del país. Y, a pesar del rampante reconocimiento de la principal demanda de quienes trabajan en Cuba, la reivindicación de las mejoras salariales estará ausente del desfile. El hecho de que esto ocurra, ilustra el sentido de estas ceremonias de masa organizadas por el Estado cubano y sus agencias de organización social, dirigidas a fortalecer y apoyar al gobierno, no a los trabajadores.

Anuncios