Etiquetas

,


Por Félix Sautié Mederos.images

Crónicas cubanas

Antes de marcharme de Mérida, Yucatán, México, a donde de nuevo he viajado junto con algunos otros compañeros periodistas cubanos que colaboramos en POR ESTO!, para celebrar su 24 Aniversario, quiero escribir mi crónica sobre lo que he vivido en estas actividades de optimismo y luchas por el presente y el futuro. Ante todo, debo confesar que aún me encuentro impresionado, con gran emoción de mi parte por el vibrante discurso central conmemorativo que expresó en esta ocasión mi amigo y compañero de luchas e ideas de muchos años, Mario Renato Menéndez, Director fundador de POR ESTO!, en el que planteó una valiente y dramática denuncia contra todos los males que aquejan a nuestro México querido.

Reitero que no puedo regresar a mi Habana de siempre en la que espero vivir hasta el final de mis días terrenales, sin proclamar y dejar constancia de mis sentimientos y consideraciones por este 24 Aniversario y por lo que POR ESTO! significa para México, para Cuba y para Nuestra América en general con su lema editorial que resalta un compromiso supremo con la Dignidad, la Identidad y Soberanía.

Testimonio que han sido momentos de luz y de verdad que alimentaron mi espíritu y mi sentido de la lucha, con un llamado para todos a la consecuencia con nuestras ideas y nuestros hechos, porque estamos viviendo momentos en que se intensifican las contradicciones entre los poderosos y los pueblos que queremos vivir en paz por el desarrollo y la vida. Mario nos alertó sobre lo que nos sucede y lo que nos podría suceder si continuamos viviendo con la mentira, porque con la mentira no se puede vivir; y nos planteó con la fuerza que le ha dado la lucha, el ejemplo y su azarosa vida en especial sobre los deberes del periodismo verdadero y de quienes se respetan a sí mismos respetando los anhelos y luchas del pueblo, porque en su criterio el papel de la prensa y de los periodistas constituye un compromiso con la verdad.

Como parte de los actos conmemorativos periodistas cubanos y mexicanos realizamos un Foro de intercambios de vivencias y criterios sobre el periodismo que debemos realizar día a día, en los dramáticos momentos que estamos viviendo en México, en Nuestra América y en el mundo.

Fueron expresiones y testimonios de verdad, de vida y de solidaridad que son los fundamentos de lo que nos une en nuestra noble profesión, por encima de diferencias y características personales, en los que se desbordaron las emociones y los testimonios. No pude quedarme callado porque el silencio muchas veces nos hace culpables y de mi experiencia y de mi Ser Interior emergió un criterio muy personal, en el que afirmé que el periodismo es un arma de guerra y que estamos ante una guerra de cuarta generación en la que nosotros los periodistas formamos parte del teatro y de operaciones.

Me explico más explícitamente: lo que dije fue la reiteración de mi LLAMADO URGENTE contra el espectro de las guerras que nos vienen desde el Medio Oriente en donde se destruyen países y civilizaciones árabes y desde la Ucrania de Europa donde los ucranianos sufren los horrores que provocan las armas de la violencia y de las muertes indiscriminadas, porque cuando estas confrontaciones fratricidas comienzan nadie queda a salvo. Todos somos víctimas de unos pocos victimarios que quieren conservar la opresión que los hace poderosos.

No debemos ser ingenuos y quedarnos con un silencio culpable. No deberíamos negarnos ni negar nuestra historia, ni muchos menos lo que hemos sido y lo que somos, tenemos una obligación moral ineludible que está por encima de inconformidades y desacuerdos no esenciales y que nos exige unirnos ocupando el lugar que nos toca a los periodistas para luchar por la verdad y por la vida, llamando a la conciencia de todos sin excepción alguna.

Los cubanos en POR ESTO! hemos encontrado amparo, abrigo y solidaridad y en POR ESTO! hemos publicado nuestras voces, nuestros testimonio y nuestros reclamos, logrando que se proyecten hacia Nuestra América como nos lo demandó José Martí, junto con nuestros hermanos mexicanos asentados en sus tierras mayas que hoy forman parte de la gran Zona de Paz que se ha proclamado en la América Latina y que no podemos permitir que nos las perturben los poderosos de siempre porque sus buitres están revoloteando sobre nuestras cabezas.

En el evento que testimonio se manifestó algo que para muchos quizás pasó desapercibido y que fue que junto a POR ESTO! estuvimos presentes tres generaciones de directores de Juventud Rebelde, el que les escribe esta crónica, Pelayo Terry que hoy dirige el Granma, y Marina Menéndez, su actual directora. Fueron tres etapas junto a Mario Menéndez y a POR ESTO! en las que la solidaridad nos ha fundido en un lazo por el presente y el futuro que tenemos por delante. Así lo percibí y así lo expreso.

Finalmente quiero reiterar que considero que estamos de nuevo en la Hora de los Hornos y que el deber nos llama a ser consecuente con nuestras ideas, con lo que hemos sido y con lo que somos. Nuestro destino y nuestras conciencias nos exigen ser consecuentes con los hechos que estamos viviendo.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

Publicado en Por Esto! el domingo 22 de marzo del 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=390241

Anuncios