Etiquetas

, , , , , , , , ,


Por Isbel Díaz Torres

Muy alegre y entusiasta se mostró el jueves pasado la delNancy-Pelosi-and-delegationegación de congresistas demócratas estadounidenses que visitaba la isla por estos días, encabezada por Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes del Congreso de ese país.

Muchos de ellos, como Collin Peterson de Minnesota, intentan hace más de 25 años la normalización de las relaciones entre ambos gobiernos, por lo que el anuncio del pasado 17 de diciembre ha venido a ser como una recompensa a tan largo esfuerzo.

Por lo general, en su conferencia de prensa, los representantes no se salieron mucho de lo ya anunciado por la Subsecretaria de Estado el pasado mes, referido a los temas a tratar: salida de Cuba de la lista de países terroristas, el tema de las cuentas cubanas en los bancos norteamericanos, y el establecimiento de las respectivas embajadas.

No obstante, sería bueno salvar algunos comentarios, de modo que podamos comprender por dónde se están moviendo los debates ocultos al público.

Nydia Velazquez contó a la prensa, reunida en la residencia de la Jefa de la Oficina de Prensa y Cultura de la Sección de Intereses en La Habana, que en este viaje, además de los encuentros oficiales, sostuvo entrevistas con cuentapropistas cubanos, algunos de ellos dueños de paladares.

La congresista está interesada en proveer asistencia técnica e incentivos a estos pequeños empresarios para que sus negocios crezcan y se expandan, “entregándoles el tipo de modelo que funciona”, a través de instituciones financieras estadounidenses.

Por su parte, Collin Peterson, quien integra el Comité de Agricultura, aseguró que “queremos ayudarlos”, “podemos venderle buena comida y a buen precio”, mientras Rosa DeLauro de Connecticut propuso importar el arroz desde EE.UU.

Es tal el entusiasmo que Jim McGovern de Massachusetts, también del Comité de Agricultura, anunció el pronto restablecimiento del Grupo de Trabajo de Cuba en el parlamento estadounidense, y expresó su fe en que podrán triunfar para levantar el embargo.

No obstante, algunos como Elliot Engel de Nueva York, no olvidaron un tema clave en estas negociaciones. “Estamos muy preocupados por los Derechos Humanos”, dijo Engel, y agregó que “me gustaría ver más cambios por la parte cubana”.

Desafortunadamente, no fue posible que los visitantes revelaran cómo respondió el gobierno cubano a estos aspectos tan sensibles. Tampoco lo referido a la temática del ofrecimiento estadounidense para la penetración de Internet en la isla.

Anna Eshoo, de California, quién conoció al joven bloguero Harold Cárdenas de La Joven Cuba, se limitó a enumerar las potencialidades de Internet para el público cubano, y su esperanza de pasar a un 95% de penetración de banda ancha en la isla.

¿Sabría del Acuerdo de Servicios para la Operación de Telecomunicaciones Internacionales que acaba de establNancy-Pelosi-en-conferencia-de-prensaecerse entre ETECSA y la compañía norteamericana IDT Domestic Telecom, INC. (IDT) anunciado hoy viernes?

Posiblemente sí, aunque nada revelaron por lo claro. La señal enviada fue inequívoca. A diferencia de la imagen de neutralidad que trasmitió la Jacobson en enero, ahora la postura ha sido de desenfrenado entusiasmo.

Eso nos hace pensar que las puertas se están abriendo cada vez más, de acuerdo a un plan preestablecido, a cual nuestra gente no tiene acceso.

Publicado originalmente en Havana Times

 

Anuncios