Etiquetas


Crónicas cubanas

En el ocaso de mi vida me parece que el tiempo se va acelerando y las etapas del calendario se me agolpan unas detrás de otras sin que medie el compás de espera propio del tránsito temporal lógico adecuado a nuestras perspectivas existenciales. Así me ha sucedido en este 2015 con sus anuncios sorpresivos y premonitorios de un nuevocuaresma2 futuro para los cubanos, aparecidos desde finales del 2014 e impregnados de una vertiginosidad que puede darme y darnos miedo, porque la vida sobre la tierra se acaba muy rápido; y esa vertiginosidad vivencial me machaca en mi conciencia lo efímera que resulta ser nuestra existencia terrenal, muy a contrapelo de los llamados a actuar sin prisa pero sin tregua que tanta ansiedad me causan, reviviendo y ahogando, aunque parezca contradictorio, mis añoranzas reverdecidas por los anuncios sorpresivos de que una nueva esperanza de futuro puede abrirse, la que realmente no se concreta más allá de lo macro político y lo macro económico que a veces se manifiestan tan alejados de las realidades existenciales en que se desenvuelve el pueblo de a pie.

En consecuencia, quiero expresar a mis lectores de Crónicas Cubanas lo que he sentido por la llegada de la Cuaresma 2015 el pasado Miércoles de Cenizas, cuando la liturgia con el Sacramental de las cenizas cubriendo mi frente junto con el agua que me sanará, me recordó que polvo era y que en polvo me habría de convertir. Así lo experimenté nuevamente como todos los años cuando llega este día del calendario juliano, pero ahora con más sentimientos aún quizás por mi edad que va avanzando hasta su final terrenal en un momento cargado como el actual, de los avatares que vamos atravesando pletóricos de premociones, angustias y anuncios de futuro, unos luminosos y otros oscurecidos por nubarrones que nos ensombrecen lo que la vida nos va deparando a los cubanos en nuestra lucha por la subsistencia existencial. Entonces, ante tantos elementos controvertidos y contrapuestos, veo que en el día a día también tan complicado para la subsistencia material, muchos van dejando a un lado el sentido de espiritualidad que nos es consustancial a la condición humana; y aunque no lo queramos así, todos nos vamos cosificando como parte de un hastío que llega a embargarnos, en el que se diluyen nuestros anhelos y esperanzas a partir de las carencias y los desengaños que nos acosan por tantas promesas incumplidas y perspectivas que se frustran dentro de la elocuencia de las consignas altisonantes prometedoras, que se apagan en la burocracia, la centralización y el autoritarismo que nos camela artificialmente, que nos envuelve, y que nos aplasta.

Quiero pues, más allá del sentido religioso que es consustancial a la espiritualidad, llamar la atención de todos los cubanos de adentro y de afuera porque todos somos realmente cubanos, sin que puedan separarnos las exclusiones onerosas y rencorosas que algunos se empeñan en mantener, para reafirmarnos en nuestra identidad compartida y avanzar hacia el desarrollo, la paz y la vida feliz para todos que realmente podemos crear si nos proponemos cada vez más abierta hacia adentro y hacia el mundo que nos rodea, una República en la que realmente quepamos todos, con todos y para el bien de todos, en donde el respeto al culto por la dignidad plena de los seres humanos como nos soñó José Martí sea una verdadera realidad cotidiana. Estos son junto con mi sentido místico y espiritual de la vida, mis añoranzas y nostalgias en los inicios de esta Cuaresma 2015 cuajada de premoniciones de futuro que tendremos todos juntos que transformarlas al fin en positivas y verdaderamente prometedoras.

Y de nuevo, ahora motivado por la coincidencia oportuna de fecha en el miércoles de cenizas del 2015, me siento compelido por mi historia y por la vida a citar lo que Armando Hart desde su edad fecunda nos está escribiendo sin rencores ni odios, a todos sin excepción y cito algo con lo que coincido plenamente, que pienso que todos, y valga la renuncia del término deberíamos, meditar más allá de cualquier diferencia de concepciones estrictamente políticas: No hemos aprendido una de las claves esenciales de la historia natural: la asociación de sus elementos componentes, los que ─de hecho─ forjaron la vida. No ha sido tomado en cuenta ─suficientemente─ que la vida espiritual y moral tiene enormes posibilidades de desarrollarse y enriquecerse promoviendo a un plano más alto el papel de la educación y de la cultura, y ella es la síntesis necesaria para la interrelación entre los factores esenciales de la vida individual y social. Los instintos animales presentes en sectores, grupos, clases e individuos, etc., le han opuesto siempre obstáculos a la cabal comprensión de estos propósitos (1); Pero también Hart este sábado 21 de febrero cuando terminaba de escribir la presente crónica me encuentro que ha continuado escribiendo en Por Esto! sobre el papel de la moral y la Ética que definitivamente forman parte esencial de la espiritualidad humana, y creo importante citar otro de sus párrafos que considero especialmente significativo por la afirmación que expresa y con la cual también coincido: La moral sigue siendo hoy una exigencia política y económica de primer orden, las ideas de justicia y la búsqueda de equilibrio, se encuentran en las raíces más íntimas de los valores y convicciones con un sentido ético, trasmitido por la familia, la escuela y la tradición cultural cubana, cuyo punto más elaborado se halla en José Martí. Esto históricamente no se ha entendido en el mundo en toda su profundidad, sin embargo, se puede probar que la ética desempeña un papel decisivo en el desarrollo de la sociedad; recordemos que precisamente el principal error de las izquierdas en el siglo XX, consistió en trazar un abismo entre la Ética, la Cultura y la Política (2)

Por otra parte, en estos inicios de la Cuaresma 2015, de nuevo como sucede cotidianamente, la muerte física que es partida rumbo a la Casa que no se Acaba de quienes han compartido el peregrinaje existencial conmigo, me ha sorprendido llevándose esta vez a Aníbal, en mi criterio el Comandante ilustrado (Me refiero a Belarmino Castilla Mas), junto al cual trabajé algunos años que tampoco puedo ni pretendo negar, ni mucho menos arrepentirme de ello. Mis respetos y mi adiós más sentido, que bien podría ser un ¡hasta luego apreciado amigo!…

Así lo pienso, así lo afirmo y así lo espero que sea, con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

Notas

(1) Ver en Por Esto!, La Cultura, la Ética y la Ciencia como concepto integral, miércoles 18 de febrero del 2015, que coincidió ser quizás premonitoriamente Miércoles de Cenizas del 2015

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=383422
(2) Ver en Por Esto! Acerca del papel de la Ética en el contexto cubano de hoy, sábado 21 de febrero 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=384074

Publicado en Por Esto! el lunes 23 de febrero 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=384498

Anuncios