Etiquetas

, , , , ,


Por Erasmo Calzadilla

Acaba de concluir Pedagogía 2015, un evento anual que muestra imagen-2el estado lamentable de la educación en Cuba. Su gran problema no es la escasez de recursos y maestros sino la radical ausencia de un enfoque emancipador.

Cuba es, probablemente, el país del tercer mundo con la educación gratuita y masiva de mejor calidad técnica. Sería una proeza admirable si los cabecillas no pusieran tanto empeño en castrar la mentecita de los educandos acorde a los requerimientos de una dictadura.

El instinto de conservación les mueve a ello; educación libertaria = suicido.

La relación de temas tratados en Pedagogía 2015 nos brinda una clara idea de por dónde fueron los tiros esta vez:

  1. Formación en valores y educación ciudadana
  2. La escuela, el maestro y su desempeño profesional
  3. Formación inicial y permanente de educadores
  4. libro1Educación científica ante los retos actuales
  5. Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la educación
  6. Estudios sobre la evaluación de la calidad de la educación
  7. Educación ambiental para el desarrollo sustentable y la prevención de desastres
  8. Cultura, educación y sociedad
  9. La educación física, el deporte y la salud en las instituciones educativas
  10. Atención integral a la infancia y la adolescencia
  11. Dirección del proceso de enseñanza–aprendizaje
  12. Formación vocacional, laboral y orientación profesional, según las demandas sociales
  13. Aportes de las ciencias al desarrollo de la práctica educativa
  14. Integración escuela–familia–comunidad
  15. Alfabetización y educación de jóvenes y adultos
  16. Pensamiento de José Martí y de Fidel Castro en la obra educacional cubana
  17. Pensamiento educativo latinoamericano

La libertad, tópico indispensable de cualquier educación humanista, brilló por su ausencia en Pedagogía 2015. Cómo conseguirla y conservarla, qué responsabilidades implica, quién la amenaza aquí y ahora.

Echemos un repaso a los principales temas ausentes:

Cómo enseñar a un pueblo a organizarse y defenderse frente a los abusos de un Estado omnipotente; ausente.

Cómo alfabetizar a los trabajadores para que el capitalismo no los sorprenda tan desamparados; ausente.

Cómo podría la educación combatir el machismo creciente y la discriminación de tendencias sexuales alternativas; ausente.

Qué papel está jugando la escuela en el tratamiento o la reproducción del racismo; ausente.

Cómo abordar pedagógicamente la crisis de civilización tecno-productivista y sus consecuencias medio-ambientales; ausente.

Cómo enseñar a la gente a convivir con los transgénicos y otros productos biotecnológicos peligrosos que la dirección del país ha decidido fabricar o poner en el mercado; ausente.

Cómo afrontar desde la educación el envejecimiento poblacional y el auge del cáncer; ausente.

Cómo rescatar del fondo del abismo el pensamiento crítico y las corrientes de pensamiento libertarias y emancipadoras; ausente.

Cómo abordar la espiritualidad en la educación para que movimientos religiosos alienantes e intolerantes no llenen el vacío; ausente.

Cómo enseñar al pueblo a educarse a sí mismo; ausente.

Los problemas más graves que afectan la sociedad cubana están ausentes del evento Pedagogía 2015 (celebrado en el magnífico palacio de las Convenciones con fondos públicos).

Lo que sí no podía faltar, de ninguna manera, era un tema dedicado a la Formación en Valores; así le llaman aquí a una muy burócrato-clasemediera pedantería que revolotea en torno a elevados principios abstractos.

No podían faltar la ciencia y las nuevas tecnologías de la información (los sucedáneos de la libertad en las sociedades totalitarias modernas). Y, por supuesto, no podía faltar todo un tópico dedicado al “pensamiento” de Fidel Castro; ese gran pensador.

Para terminar los dejo con imágenes del libro de lectura de primer grado. En él podemos apreciar cuán concienzuda y celosamente trabajan los ideólogos en jefes para incrustar, digo, inculcar valores positivos desde las más tempranas edades. Si a los niños les entra por un oído y les sale por el otro por falta de empeño no habrá sido.

Publicado originalmente en Havana Times

Anuncios