Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas Cubanas

Queridos lectores de Crónicas Cubanas en POR ESTO!, los anuncios que se acaban de realizar desde La Habana y Washington, respectivamente, de intercambio de prisioneros entre los que se destacan el ciudadano norteamericano Alan Gross y los tres héroes cubanos aún presos en cárceles de EU, así como el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, incluyendo la expresión de la voluntad de ambas partes de avanzar en el análisis de los problemas subsistentes en nuestras relaciones con plena igualdad y respeto mutuo, es un hecho histórico trascendental que me regocija y que no puedo pasar por alto, porque algo que todos debíamos aprender es a reconocer las realidades objetivas cuando se manifiestan positivamente aún más allá de nuestras diferencias y de nuestras convicciones personales que no hay por qué cambiarlas cuando se reconocen los hechos positivos a que me refiero.

Tampoco puedo ocultar mi regocijo de cristiano por el papel que ha jugado como mediador el Papa Francisco y desear que Dios lo bendiga en su hermosa misión de su papado precisamente en el día de su cumpleaños en que se han anunciado estas noticias esperanzadoras, lo que no puedo ahogar en mi conciencia y quiero consignarlo en mis Crónicas Cubanas, hechos concretos que nos podrán ayudar a recuperar la esperanza en este Adviento 2014 (1).

Durante muchos años el pueblo cubano ha sufrido con dignidad los embates y las consecuencias del enrarecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos del cual soy testigo de excepción y participante personal como parte del pueblo cubano que soy en esta dura etapa vivida. Cuba y Estados Unidos somos dos pueblos geográficamente vecinos; y como muchas veces se ha dicho, no podemos mudarnos de donde estamos. En consecuencia, debemos aprender a convivir como vecinos en paz, respetándonos mutuamente en nuestras diferencias y buscando todas las posibilidades de colaboración con respeto a nuestras respectivas soberanías. Eso es lo que también espero en favor de la paz regional y del mundo, pero es recordando también que la Paz no es sólo la ausencia de guerras y de confrontaciones violentas, la paz es por sobre todo justicia social y en eso hay deudas y compromisos con el pueblo que nunca deberíamos olvidar y no cejar en la lucha.

Yo creo, y lo afirmo de nuevo en estos momentos, en un socialismo que sea realmente participativo y democrático; y me dé regocijo por los hechos. Quiero dejar constancia de mi compromiso y mi lucha a favor del pueblo, de la democracia verdadera y de la justicia social de la cual el futuro es de un verdadero socialismo, participativo y democrático. ¡Albricias por la esperanza!

Así lo afirmo y así lo expreso con mis respetos para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

(1) Ver en POR ESTO! En el Adviento 2014, no perder la esperanza, publicado el sábado 13 de diciembre del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=369276

Publicado en Por Esto! el jueves 18 de diciembre del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=370332

Anuncios