Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Por Félix Sautié Mederos

En mis últimas crónicas cubanas he escrito sobre el estancamiento, el hastío y lo que he denominado como un conformismo inexplicable, incluyendo a la lucha por “resolver” que ponen en práctica muchas personas en Cuba, un verbo que ha adoptado muy especiales formas de manifestarse, junto con la constante emigración que diezma desde los puntos de vista sociológicos y existenciales de familia a nuestro país. Me refiero a una situación realmente significativa en la que el testimonio de un cronista que pretende escribir sobre su época y su ámbito existencial geográfico, constituye un ineludible deber de conciencia aunque por cumplirlo me convierta en una voz que clama en el desierto y sea excluido de los medios de comunicación locales, impronta que he afrontado reiteradamente desde hace ya algunos largos años.

Mis testimonios y crónicas sobre las situaciones que está afrontado la población, se han fundamentado en mis vivencias habaneras al respecto de lo que siente el pueblo, así como en mis experiencias vividas y en mi participación dentro del proceso revolucionario cubano desde la lucha contra Batista hasta el presente. En este orden de cosas, en las actuales coyunturas percibo mucho silencio en las instancias oficiales desde arriba hasta abajo, como si nada estuviera sucediendo o no hubiera nada que decirle a la población al respecto de estos asuntos que no sean consignas, esquemas o advertencias. Eso es lo que objetiva y subjetivamente percibo y es lo que he tratado de testimoniar, porque después de más de 50 y tantos años de militancia revolucionaria inclaudicable y de no incluirme personalmente en los silencios y los conformismos inexplicables que señalo, es lo que puedo hacer en mis circunstancias y posibilidades que cada vez resultan ser menos por razón de mi edad y de mis achaques.

Además a todos estos criterios y testimonios de mis Crónicas Cubanas a que me refiero, debo añadir que en las últimas semanas se han publicado en la web las preocupaciones y planteamientos de algunos reconocidos especialistas de las ciencias económicas, que desde la Academia han expuesto inquietudes y opiniones que deberían ser muy tomadas en cuenta al respecto de la Economía Cubana; sobre las cuales el reconocido economista cubano Ariel Terrero nada sospechoso de tener alguna animadversión hacia el Gobierno cubano, expresa en un artículo suyo relacionado con este tema que “La inquietud es inevitable ante el 0.6 por ciento ganado por el producto interno bruto (PIB) en el primer semestre. En lugar de crecimiento, saldo tan esmirriado refleja estancamiento” y en su blog personal denominado Cuba Profunda (1), publica un muy meritorio trabajo en mi opinión, en el que plantea que después de un minucioso estudio de los criterios y análisis de un grupo importante de doce reconocidos economistas cubanos decidió publicarlos en forma de preguntas y respuestas en 4 partes: “¿Qué significa el 0.6 por ciento del PIB en el primer semestre?; Obstáculos, frenos, causas del bajo crecimiento; Conexión con el proceso de Actualización del modelo; Apreciación sobre el futuro de la economía”; las que de conjunto constituyen un importante aporte de criterios especializados que deberían ser divulgados más ampliamente en la prensa escrita más allá de los ámbitos de INTERNET que son inaccesibles para el pueblo en general a los efectos de que la población pueda conocerlos y evaluarlos, porque lo que está sucediendo en la economía cubana incide decisivamente sobre el presente y el futuro del país dejando a un lado a las consignas y los silencios sostenidos. Es algo que nos concierne a todos y que todos tenemos que saberlo, apreciarlo y poder opinar. En consecuencia, reitero lo que he escrito muchas veces en el sentido de que sin la más real y efectiva participación del pueblo no habrá solución alguna y nunca podrá alcanzarse el propósito de construir un socialismo próspero y sustentable.

Los economistas cuyas opiniones fueron reseñadas son: Humberto Blanco, CEEC; Anicia García, UH; Lázaro Peña Castellanos, CIEI; Hiram Marquetti, CEAP; Juan Triana, CEEC; Jorge Mario Sánchez, CEEC; Francisco Borrás, UH; José Luis Rodríguez, CIEM; Aleida González-Cueto, CEEC; Ricardo Torres Pérez, CEEC; Oscar Fernández Estrada, UH; Omar Everleny Pérez, CEEC (2).Terrero encabeza cada uno de los 4 aspectos encuestados con breves comentarios que considero importantes y que cito a continuación por el orden de los temas tratados: (significado del 0.6%): “Aunque varía el tono de alarma entre unos y otros, coinciden en que es una señal de alerta, como muestran estas primeras opiniones; (obstáculos, frenos y causas del bajo rendimiento): La rigidez de la planificación asoma entre diferencias y coincidencias de los encuestados al opinar sobre trabas principales que arrastra todavía la economía cubana; (Conexión con el proceso de actualización del modelo): No todos los encuestados catan de igual manera los cambios de la economía cubana, pero coinciden en que lo más importante aún no ha llegado; (Apreciación sobre el futuro de la economía): Los entrevistados observan lentitud en los cambios, pero reconocen el inicio reciente de medidas que pueden tener mayor impacto sobre la economía…”

Es evidente que estamos ante situaciones de estancamiento que nos impiden salir adelante en el presente y hacia el futuro, caracterizadas por un silencio que estimula a la burocracia e incluso a la corrupción mientras que se profundiza una gran brecha entre el pueblo hastiado y agobiado y las cúpulas sordas y mudas que insisten en el autoritarismo de una economía e incluso una política de ordeno mando que poco tienen que ver con las verdaderas ideas del socialismo y con el progreso. El empecinamiento y la autosuficiencia de sentirse dueños únicos de la verdad sin oír la opinión de los demás están desarticulando a la Nación Cubana y es urgente que se desarrolle algo que no me canso de repetir: un diálogo de todos con todos para lograr el consenso de una República en la que quepamos todos.

Así lo pienso y así lo reitero y planteo abiertamente con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

(1) Cuba Profunda, Doce economistas en pugna… http://www.cubaprofunda.org/
Correo electrónico: editor@cubaprofunda.org

Buscar en Google en donde aparecen todos

(2) CEEC: Centro de Estudios de la Economía Cubana
UH: Universidad de la Habana
CIEI: Centro de Investigaciones de la Economía Internacional de la Universidad de La Habana
CEAP: Centro de Estudios Asia Pacífico.
CIEM: Centro de investigación de la Economía Mundial

Publicado en Por Esto!, el lunes 15 de septiembre del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=351010

Anuncios