Etiquetas

,


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Entre todos, Cuba Posible

En múltiples ocasiones he escrito mis Crónicas Cubanas sobre la Revista Católica Espacio Laical en un largo seguimiento a través de los años desde su fundación y durante sus diversas etapas. Muy especialmente he coincidido con el proyecto Casa Cuba inspirado por el inolvidable padre Carlos Manuel de Céspedes, mi amigo de siempre a quien he apreciado en alto grado durante mi ya extensa vida y hoy cuando él habita en la Casa que no se Acaba junto al Padre Creador, lo venero con profundo sentimiento de admiración por lo que ha sido su vida ejemplarizante para todos los cubanos.

En este orden de pensamiento debo decir que he valorado en alto grado la labor realizada por quienes hasta hace muy poco tiempo han sido sus editores principales Roberto Veiga y Lenier González Mederos (1) quienes en estos momentos ya no se encuentran en La Revista y han iniciado una experiencia novedosa con el lanzamiento de un proyecto de espacio para el diálogo entre cubanos que ellos han denominado Cuba Posible con el propósito de aunar voluntades desde la diversidad, el respeto por la dignidad de la persona humana y el amor por Cuba. Este propósito aún se encuentra en la fase de implementación organizativa; y, muchos de sus amigos, esperamos que se pueda concretar cuanto antes.

Yo también me sumo a ese noble proyecto porque durante muchos años he escrito a favor de un diálogo entre cubanos, de todos con todos sin omisiones onerosas del cual solo se autoexcluyan quienes no deseen participar o no tengan nada que decir. En este sentido pienso con mi respeto por la opinión diferente y por la dignidad de la persona humana, que todos podemos dialogar entre cubanos desde nuestras propias posiciones por muy diferentes que puedan ser, con el ánimo de hacer posible a Cuba y de encontrarnos dentro de lo que el inolvidable monseñor Carlos Manuel de Céspedes soñó como la Casa Cuba de todos los cubanos sin excepción alguna; porque en definitiva todos (y valga la reiteración de la palabra), los que hemos nacido, vivido o adoptado como Patria del alma a este Archipiélago llave del Golfo de México y Antemural de las Antillas, somos hermanos como partes significativas del destino de la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto.

En Cuba posible deberíamos trabajar todos a una, para hacerla realmente posible con participación popular, con justicia social y equidad distributiva más allá de cualquier manifestación de autoritarismos, burocratismos y exclusiones de cualquier índole porque tenemos que forjar una República en la que realmente quepamos todos. Esos propósitos son los que me llevan a apoyar el nuevo proyecto planteado por mis apreciados amigos Roberto Veiga y Lenier González Mederos, a quienes les reitero una vez más mi solidaridad en los complejos momentos que caracterizan a su nueva etapa de vida.

En Cuba, lamentablemente hace algunos años que se presentan y generalizan actitudes de desentendimiento generalizado por las personas que en circunstancias aciagas de sus vidas atraviesan por momentos difíciles. Esas son aberraciones de la ética más elemental, que definitivamente deberíamos dejarlas a un lado y ser más solidarios entre todos para concertarnos a favor de nuestro presente y nuestro futuro y hacer realmente a Cuba posible en paz, democracia y desarrollo. Cuenten conmigo pues, amigos de Cuba Posible.
Así lo pienso, así lo afirmo con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

(1) Ver Un desencuentro público, que nunca debió manifestarse en Por Esto!, domingo 15 de junio 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=332207

Publicado en Por Esto!, sección de opinión el lunes 7 de julio del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=336670

Anuncios