Etiquetas


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Hace algunos días asistí a un encuentro de intercambio cultural con Lizt Alfonso, creadora de la compañía que lleva su nombre y con la coreógrafa española establecida en Cuba Susana Pous, integrante de la Compañía Danza Abierta, quienes disertaron sobre el tema Danza: ¿mercado y arte?, propiciado por una iniciativa que realiza regularmente la Embajada de España en Cuba con el nombre de Jueves de la Embajada.

Confieso que aquella convocatoria, por el tema planteado y por las artistas anunciadas como ponentes, me interesó mucho, sobre todo por motivo de las características muy particulares de la compañía de Lizt Alfonso que lleva su nombre y se desempeña con gran calidad artística a partir de un muy característico estatus de compañía independiente surgida en momentos que en Cuba no había experiencias al respecto de ese estatus, lo que le ha permitido gran autonomía de funcionamiento dentro del Consejo de la Danza en Cuba.
Por otra parte, también me fue de muy especial interés la experiencia artística de la compañía Danza Abierta de la que es su más destacada representante la artista española asentada en Cuba Susana Pous. En consecuencia, aquella actividad de conjunto me resultó muy interesante.

Han transcurrido muchos años de mi tránsito directo por el hermoso mundo de las actividades culturales cubanas, durante el cual me desempeñé como Director de la Escuela Nacional de Arte, la ENA tal y como se le conoce en Cuba y Director Nacional de las Escuelas de Arte en el país, ocasión en que me relacioné muy directamente con la enseñanza de la danza y otras especialidades artísticas en Cuba así como con la iniciación laboral de los alumnos de arte recién graduados, lo que me permitió una muy especial comprensión y sensibilidad hacia los testimonios y explicaciones que puedo calificar de muy profundos y sumamente interesantes expresados en aquel encuentro a que me refiero; en un salón con lleno total de un público culto y muy interesado, que incluía a artistas cubanos de reconocido renombre, críticos, profesores, periodistas, especialistas y personas interesadas en general.

Las explicaciones de la muy conocida y famosa artista cubana Lizt Alfonso estuvieron cargadas de pasión. Fue un amplio testimonio personal sobre la manera que con una muy especial tenacidad e inteligencia se dedicó a hacer realidad sus sueños y su vocación de danzarina a los efectos de hacer según su expresión que parafraseo, lo que me gusta y como me gusta por los caminos de la vida, que en definitiva culminaron en lo que hoy es una de las más profesionales y exitosas compañías de danza en Cuba, que ha sido capaz de abrirse con una activa participación a un mercado de arte de importantes circuitos internacionales que la ha llevado a actuar en los principales teatros y localidades más famosos y reconocidos de múltiples países en el mundo.

La exposición de Lizt Alfonso, franca y emotiva, resultó muy significativa al referirse a los avatares que tuvo que enfrentar en su lucha para crear su compañía de danza que hoy además es una importante escuela de niños y jóvenes en la que ya se han formado varias generaciones de artistas cubanos.

Lizt tuvo que hacerlo afrontando incomprensiones y limitaciones económicas aumentadas sensiblemente durante la etapa que en Cuba hemos denominado como el Período Especial en Tiempo de Paz, durante el cual sufrimos de muchas penurias que echaron por tierra a las más disímiles actividades y proyectos sin que en definitiva su iniciativa hubiera sucumbido como muchas otras. Puedo decir como resumen de lo que nos expuso ella, que su experiencia es un testimonio del valor que tienen la voluntad, la entrega, el sacrificio, la pasión, la ética y la integridad personal en el logro de las grandes obras en la vida que mucho deberían divulgarse en la Cuba de hoy tan necesitada de esos esfuerzos, de esa pasión y de esa fe en el futuro.

Por otra parte, Susana Pous nos narró sus ingentes esfuerzos que tuvo que desplegar desde que era muy joven para estudiar y formarse como una bailarina sin tener la posibilidad de asistir a una escuela gratuita como lo hacen en Cuba los jóvenes que tienen vocación para convertirse en bailarines, coreógrafos o críticos de artes. Ella en cambio, tuvo que pagarse sus estudios con grandes esfuerzos para lograrlo según ha sido su vocación.
También nos explicó con detalles significativos sus gestiones posteriores para conseguir un trabajo en ese medio en su país, significando el hecho de que en Cuba los bailarines cuando terminan sus estudios tienen la oportunidad de integrarse a una compañía o actividad en la que pueden poner en práctica sus aspiraciones y vocación.

Todo lo que nos explicó Susana también fue muy interesante y digno de divulgarse en Cuba; pero hay una interrogante que ambas artistas tan destacadas se plantearon y fue el hecho que con todas esas oportunidades había bailarines cubanos que dejaban sus compañías y entidades culturales nacionales para emigrar a otros países en donde tendrían que esforzarse mucho más para realizar sus sueños o incluso dedicarse a efectuar trabajos que nada tenían que ver con su vocación danzaria.

En el ambiente de todos estaba, aunque nadie lo mencionó, las recientes noticias sobre el abandono de algunos bailarines cubanos de su gira por otros países para emigrar definitivamente del país, lo que no era una noticia nueva ni mucho menos única.

Después de haber participado en la exposición de los interesantes testimonios de Lizt Alfonso y de Susana Pous, no tuve que esforzarme mucho para comprender el enigma de una respuesta coherente a la interrogante que quedó en el aire en mi criterio muy personal quizás porque nadie quiso expresarse al respecto en el medio en que nos encontrábamos. Para mí, de acuerdo con mi experiencia de muchos años, la respuesta es clara: que esos abandonos se producen porque se desestima el derecho al libre albedrío de las personas que no son fichas de ajedrez que se pueden mover al capricho de funcionarios y de burócratas.

Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

Publicado en Por Esto! el lunes 23 de junio del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=333898

Anuncios