Etiquetas


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

La prensa nacional en Cuba y buena parte de la prensa progresista de izquierda en el mundo han divulgado profusamente el escándalo producido por los hechos concretos que han puesto al descubierto la subversión digital dirigida contra Cuba por determinas instancias gubernamentales de los Estados Unidos. Los datos son explícitos y han sido ampliamente divulgados en las últimas semanas. Antes de exponer una apreciación personal que considero muy importante, quiero dejar claramente sentado mi rechazo y repudio total a tales hechos que constituyen una intromisión flagrante en los asuntos internos de Cuba, que sólo los cubanos estamos llamados a debatir y resolver de manera verdaderamente democrática mediante la más activa participación del pueblo. Lo que se encuentra en juego no es sólo un asunto concerniente a las élites políticas y profesionales sino que constituye algo muy esencial que tiene que ver con una adecuada concepción de lo que son los verdaderos intereses del pueblo cubano, encuéntrese en donde se encuentre y adopte los criterios que adopte; es decir a todos sin excepción alguna.

Comienzo por plantear que después de haber leído un artículo publicado en POR ESTO! por mi fraternal amigo y colega de muchos años Pedro Díaz Arcia titulado La subversión digital contra Cuba (1) he concordado plenamente con un párrafo suyo que considero muy significativo e importante y que expresa una consideración a la que le he estado dando vueltas y vueltas en mi conciencia y en mis crónicas al respecto de estos temas, que tiene que ver con las nuevas tecnologías digitales de la información propias del Siglo XXI tan idas y venidas en mi criterio en Cuba. Cito textual: Nadie pone en duda la importancia de las redes sociales en la actualidad, ni en la vida política de una nación ni en los avatares diarios. Es un camino de doble vía, en el que viajan por la senda más ancha, muchas veces con absoluta impunidad e irrespeto a la soberanía de las naciones, las transnacionales de la comunicación. Ante esta realidad, la respuesta no puede ser la de alejarnos del camino, sino convertirlo en una nueva trinchera para defender los verdaderos intereses de nuestros pueblos.

Considero pues, que el enfrentamiento a estas acciones agresivas en los ámbitos del cíber espacio, debería partir además de la subsanación de una vulnerabilidad tan importante y no tenida en cuenta, que propicia lo que pudiéramos denominar como un estado de indefensión digital al que está expuesta la población cubana por causas de las políticas restrictivas que durante mucho tiempo se han mantenido en vigor en el país al respecto de su acceso a las nuevas tecnologías de la información, aunque en los últimos tiempos se han comenzado muy lentamente a inhabilitar. Considero que en Cuba estamos ante una brecha de desarrollo masivo digital que nos separa de lo que sucede en el mundo y que, en mi criterio, no sólo se debería culpar al Bloqueo que verdaderamente tiene su incidencia y muy importante, sino que en un análisis socio-político científico habría que tomar muy en consideración lo que popularmente podríamos denominar con la muy conocida expresión cubana de botar el sofá, porque se ha estado actuando oficialmente en ese sentido con una concepción básica de restringir el uso de estas nuevas tecnología digitales sólo a las élites políticas y profesionales, dejando profilácticamente de lado a la población en general sólo con algunas ventanas abiertas en los jóvenes clubes de computación y en el uso personal a discreción o de manera subrepticia en determinados organismos de posibilidades específicas para su funcionamiento institucional. Además hubo tiempos en que la posesión de computadoras PC y/o lap top para uso personal estuvieron en tela de juicio y prácticamente ilegalizadas si no se podía demostrar un determinado origen lícito, de acuerdo con las regulaciones establecidas al respecto en aquellos momentos.

Por otra parte, aunque en las escuelas y universidades se han estado impartiendo cursos y clases de computación e incluso existen instituciones docentes específicas, la falta de posibilidades para una vez formados acceder libremente en todas partes, incluyendo los hogares, a las nuevas tecnologías de la información e incluso en determinadas etapas ya superadas a la computación en general, se puede afirmar que en la realidad paralelamente ha faltado una concepción amplia de libre utilización no institucional y abierta de estas nuevas tecnologías por parte de la población, muy especialmente del pueblo de a pie, mientras que en el mundo son libres estos accesos. Y no considero aceptable el criterio de que existen poblaciones paupérrimas que no tienen recursos para acceder y adquirir estos medios, ello no es una justificación válida para limitar a la población cubana que tiene suficiente cultura e ilustración, de lo cual nos regocijamos tanto, así como desarrollo socio-económico para poseerlos.

Existen suficientes países amigos, muy en especial en Latinoamérica, que no nos bloquean, como son Argentina y Brasil, por ejemplo, y otros más que sería extenso relacionar, que fabrican medios y poseen tecnologías que podrían distribuirse en Cuba al igual que se hace en los comercios de medios electrónicos con sofisticados equipos reproductores y amplificadores de música que se venden libremente a precios muy superiores de los que podrían tener las tabletas y los medios de computación que no se distribuyen en Cuba. Incluso existe el software libre que está fuera de los ámbitos del bloqueo. Son pues muchas las posibilidades, medios y razones para propiciar un libre y más amplio acceso de las personas en lo individual a estas tecnologías pasando por encima de las restricciones del Bloqueo. En mi criterio no hacerlo responde a una concepción de Plaza Sitiada que desestima al pueblo, sus ideas y posibilidades para participar en esos ámbitos en que se decide el desarrollo del mundo en la actualidad.

Sin una amplia participación popular en estas nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la sociedad, muy especialmente en los hogares, no se podrá alcanzar el desarrollo de un Socialismo Próspero y Sustentable. Me refiero a una vulnerabilidad también propiciadora de estos problemas, no tenida en cuenta, que considero necesita una drástica y urgente solución. Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

(1) POR ESTO! , Internacionales, 23 de abril 2014

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=16&idTitulo=321157

Publicado en Por Esto! el sábado 26 de abril del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=321864

Anuncios