[Tags Cuba, la importancia que tiene en los
momentos que estamos viviendo saber discernir lo que está detras de los
acontecimientos actuales. La violencia no se puede enfrentar con más
violencia]

Crónicas cubanas

En los últimos tiempos el panorama internacional se ha complicado aún más de lo que ya estaba a finales del pasado año 2013, por causa del surgimiento de los conflictos en Ucrania y Venezuela, sumados a los ya existentes en Siria y Palestina por mencionar sólo a los que considero más importantes, los que en su conjunto no tengo que explicar con minuciosidad porque son hartos conocidos dado el tratamiento cotidiano que reciben en los telediarios y en las informaciones internacionales que circulan actualmente por los medios masivos de comunicación a que podemos acceder.

En este orden de cosas, quiero decir ante todo, que no pretendo incursionar en los análisis de la política internacional que se publican en POR ESTO! por parte de mis colegas que día a día lo hacen enjundiosamente, ya que sólo es mi propósito apuntar estos conflictos que mucho lamento por lo que significa la violencia, en mi criterio, ciega y desatada, que no respeta ni a sus participantes ni a los que son inocentes, entre los que se encuentran los más débiles y desvalidos. Mi experiencia de haber vivido intensamente durante muchos años me hace concordar en las actuales coyunturas, cada vez con mayor intensidad, que la violencia lo que logra en definitiva es generar más y mayor violencia, acentuar la injusticia y ser propiciadora de los odios y los rencores que envilecen nuestras conciencias y que nunca han conducido a algo que sea verdaderamente positivo.

Por eso último es que planteo que no puedo entender ni mucho menos coincidir con los que aprueban ese uso de la violencia en los conflictos que he mencionado, a partir de un todo vale, justificándolo sobre la base de sus concepciones políticas e ideológicas con extrapolación hacia las situaciones que se rechazan en razón de sus circunstancias y latitudes en que se manifiestan, las que por demás podríamos calificar como coetáneas al objeto de identificarlas de un modo comprensible. En este sentido considero que, a lo que me estoy refiriendo muchas veces se encuentra implícito en algunas posiciones específicas que se plantean como muy progresistas, pero que a la vez coinciden por carácter transitivo de sus conceptos de todo vale, por decirlo de alguna forma comprensible, con los grandes intereses imperiales, neoliberales y de sojuzgación del mundo que se manifiestan y actúan en función de gestores, impulsores y aprobadores de estas violencias desatadas.

En mi opinión hay saber discernir bien la naturaleza, el origen y los intereses que actúan pública o encubiertamente en estos conflictos y no extrapolarlos a favor de nuestros criterios e intereses específicos. Quien tenga oídos para oír, oiga, porque nunca todo vale aunque sea contra cosas muy evidentemente negativas.

Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para las opiniones diferentes y sin querer ofender a nadie en particular. fsautie@yahoo.com

Publicado en Por Esto! el martes 18 de marzo del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=313598

Anuncios