Etiquetas

, , , , , , ,


Nota del Observatorio Critico (OC): Fuentes hermanas del OC en Venezuela, del movimiento Socialismo Revolucionario, nos han hecho llegar estas estampas sobre la crítica situación que atraviesa actualmente la nación venezolana y las compartimos con nuestros lectores

Quienes somos!!!…estudiantes!!!…que queremos!!!…libertad!!!

Por: Johan Rivas http://www.socialismorevolucionario.org.ve 13/02/2014

Estas son las consignas principales que un numeroso grupos de jóvenes estudiantes que gritaban en una concentración en Plaza Altamira, lugar icono de las concentraciones políticas de la derecha política opositora al proceso Bolivariano, Pro capitalista en Venezuela.

Pero momento después de que estos estudiantes gritaban su famosa consigna, una mujer morena de unos 35 años de edad, paso por la concentración y expreso su simpatía por el gobierno, del cual es motivo de protesta de los estudiantes en plaza Altamira. En segundos le cae a la mujer un torrencial aguacero de insultos y gritos eufóricos cargados de ira y odio: Vete pa’Cuba!, Jala Bola!, Ignorante! Basura!, Hija de Fidel! Cubana! …

Yo que veo todo aquello me pregunto, que carajo es la libertad que estos chamos piden… sigo en mi camino de infiltrado, no por que lo haga con esa predisposición, sino porque entre ellos y ellas y yo con mi rostro curtido de barrio…está claro que pertenecemos a dos mundos diferentes, a dos clases sociales antagónicas.

Veo hacia el piso donde unos chamos y chamas están sobre una bandera de Cuba, rayándola colocando insultos y consignas similares al que le gritaron a la mujer que se atrevió a expresar un opinión distinta a la de los estudiantes libertarios.

Sigo observando y observo, valga la redundancia, las apariencias de los chamos, y chamas, todos se ven bien alimentados, portando buena ropa, algunos llegan en motos que parecen naves espaciales y se bajan saludando a sus panas e incorporándose a la manifestación. Otros, andas con lentes oscuros, que me hacen imaginar que estoy en medio de una espectáculo del Pop Show.

Luego me vienen a la memoria las palabras del Ministro De Interior Justicia y Paz, diciendo, "esos jóvenes estudiantes, están siendo infiltrados en sus marchas que son manipuladas". y me pregunto?, si estos chamos están infiltrados y siendo manipulados, como es que actúan todos en manadas, gritan las mismas consignas y expresan el mismo odio de clase.

Estos estudiantes que hoy protestan, son en su mayoría los hijos de los venezolanos que más gozan y disfrutan de la renta petrolera, viven en las mejores zonas residenciales, estudian en las mejores universidades del país, tanto públicas como privadas. La mayoría tiene carros, motos de último modelos, celulares de última generación, prenda de vestir comprada en sus vacaciones en el exterior, a pesar de que el régimen les quita el derecho a acceder a sus dólares.

Estos estudiantes gritan y expresan consignas como si en este país vivimos en un régimen que superior al de Pinochet, Mussolini, Franco, Hitler, todos juntos.

Piden libertad, respeto a los derechos humanos, que el gobierno se vaya, justicia, y cosas así por el estilo. Algunos más conectados con la realidad, critican el tema de la inseguridad, y de la situación económica.

Y es que en este país, rico no solo en petróleo, estamos atravesando una crisis económica compleja, donde la burguesía, padres y madres de la mayoría de estos chamos, se llevan el 70% del PIB. En una economía donde de cada 100$ que ingresan al país 97 es por la actividad económica del petróleo y sus conexos. Es decir de cada 100$ ellos se quedan para ellos solo con 97$. Pero lo peor, es que solo aportan en el mejor de los casos 3% al PIB, es decir 3$ de cada 100 que ingresa.

Al mismo tiempo siguen teniendo el monopolio de los medios de comunicación, son los que tienen más fácil acceso al créditos, la mayoría no lucha por vivienda por que la tienen, viajan al exterior y a los mejores sitios turísticos del país. Y es que son tan diferentes que muchos se confunden con los turistas que uno ve en la plaza Bolívar de Caracas, o en algún sitio turístico del país.

Que el país está bien, No! Que ellos tiene motivos para protestar Sí! Que es un derecho, por supuesto!. Pero que protesta, que demandan, y si son mayoría como es que en sus propias urbanizaciones donde viven, la gente no les apoya masivamente y peor su clase política dirigente está dividida entre el rechazo de sus acciones y el apoyo a ellas.

Cuando yo vea a una pana o a una pana de estos protestando juntos a los Obreros que lucha por el Control Obrero y la socialización y democratización de los Medios de Producción, cuando yo veas a estos chamos protestando por la corrupción en el Estado donde Moros y cristianos están manchados de corrupción. Cuando yo lo veas expresando su crítica a la falta de libertades democráticas plenas para el pueblo Cubano y rechazando el Bloqueo Genocida por el cual están siendo sometido por más de 40 años por los Estados Unidos, cuando los veas protestando por que el poder popular no sea secuestrado por partidos políticos con intereses contrarios al pueblo y no sean correa de trasmisión de la burocracia.

Cuando yo vean a estos estudiantes expresando su rechazo por la agresiones imperialista al pueblo Libio, Sirio, Afgano, Sudanés, Centro Africano, Haitiano, etc.

Cuando yo veas a esto jóvenes organizándose para ir a combatir al imperialismo en sus intentos de invadir países, que por el simple hecho de que sus pueblos se hayan decidido con sus fallas y aciertos a ser libres e independiente, son invadidos y dominados.

Cuando yo vea a estos carajos criticando al sistema que defiende, porque está llevando al hambre, a la miseria y al desempleo a miles de jóvenes en el Mundo, sobre todo en los países cuyos gobiernos y sistema que ellos idolatran, como España, Italia, Estados Unidos.

Entonces yo estaría de acuerdo en que hay que dialogar y buscar punto en común para juntos hacer la revolución.

Mientras tanto, solo me queda resignarme aceptar que son carne de cañón, que muchos serán sangre derramada, otros victimarios ciegos de sus odios de clase y al final tontos útiles que legitimaran una acción reaccionaria sobre todo el pueblo.

En Venezuela sobran los ejemplos de que en este país como en ningún otro, la polarización entre clases es profunda y clara. Y esto solo se resuelve con una revolución, socialista, democrática, pacifica, pero que no significa que permitamos que en el marco de los derechos humanos, etc, una minoría, quiera matar las esperanzas de millones.

Si el gobierno Bolivariano, ahora bajo la conducción de Nicolás Maduro sigue pretendiendo entonces que entre lobos y ovejas, entre presa y deparador, es posible un dialogo una conciliación, seguiremos sumergido bajos estos escenarios de violencia sectaria donde más temprano que tarde triunfara la irracionalidad.

Hemos perdido mucho tiempo, hemos dejado correr demasiada agua por debajo de la mesa. Hoy el Gobierno está en una encrucijada, pero las organizaciones de izquierda no menos.

Hay que radicalizar el proceso, ¡sí! pero eso significa, acabar con el burocratismo y el control desde arriba por parte de los aparatos del Estado. Significa apoyar las tomas de fábricas bajo el control democrático de los trabajadores y el pueblo. Significa expropiar a la gran burguesía parásita y repatriar sus inmensas riquezas extraídas de la explotación y el pillaje y bajo el control democrático y organizado del pueblo y los trabajadores, utilizarla para el desarrollo del país en los aspectos que la misma sociedad y el pueblo demande.

Radicalizar este proceso, es acabar con la fuga de capitales, poner fin al sangramiento económico del país, poner todo el sistema bancario y financiero del país bajo el control del Estado con participación en su gestión de sus trabajadores y el pueblo organizado.

En Venezuela, hoy entonces hacemos la revolución socialista y democrática, o la derecha y la burocracia nos derrotará, y el pueblo y los trabajadores perderemos una vez más una oportunidad histórica de cambiar la historia, de cambiar la sociedad hacia una sociedad más humana, más justa, más equitativa.

Basta de impunidad y de absurda conciliación con la derecha, mientras siguen matando a nuestro pueblo.

Johan Rivas, http://www.socialismorevolucionario.org.ve

Este 12 de febrero, en el día de la juventud, un grupo de jóvenes de la derecha, se enfrentaron a la Policía Nacional Bolivariana, en un claro intento de provocar un confrontación sectaria. Estos jóvenes lamentablemente expresaban en sus rostros y en sus acciones un odio de clase del cual es un reflejo de los dirigentes de la MUD que les dirigen.

A pesar de nuestra diferencias con el Gobierno Nacional, SR CIT Condena estos actos y exigimos justicia hacia el camarada Juan Montoya de los Colectivos del 23 de Enero que fue vilmente asesinado en estos actos violentos.

Es hora de actuar con firmeza, defendemos el derecho a la protesta y somos los primeros en rechazar la criminalización de las luchas sociales, pero en un contexto de profundizar los cambios que necesita nuestro país, hacia un socialismo, democrático y revolucionarios, la violencia hoy expresada por estos jóvenes de la derecha, la mayoría proveniente de sectores de la pequeña burguesía y burguesía de esta país, así como algunos de sectores medios confundidos y manipulados, no defiende otro valores que no sea el de un modelo que fue el mismo que reprimió y llevo a la pobreza crítica a más de un 80% de la población de nuestro país durante el periodo de 1958-1998.

Escudándose en el legítimo derecho de la protesta, intentaron y seguirán intentando llevar al país a una confrontación sectaria, del cual el gran perdedor será el pueblo pobre y explotado de Venezuela.

Hoy fuimos testigo de estos hechos, no lo vimos por TV, ni nos los contaron, y fue claro que hay y hubo una intencionalidad de provocar un estado de conmoción que legitime una acción política contra el actual Gobierno.

La izquierda revolucionaria de este país, que realmente cree y lucha honestamente por una revolución y un cambio radical de la sociedad, le hacemos un llamado a que en el marco de nuestra diferencias entre nosotros y con el actual Gobierno, busquemos mecanismo de acción colectiva, de unidad de acción, no se trata de apoyar al Gobierno, ni de Defender a Maduro, va muchos mas allá.

Hoy si teníamos que ser Chavista, lo seriamos, pero no permitamos, ni permitiremos, que una derecha reaccionaria que odia al pueblo tome el poder o el control definitivo del Estado venezolano. Al Gobierno Nacional, reflexionen compañeros y compañeras, ya basta de seguir intentando buscar una conciliación con la derecha opositora, ya basta de seguir creyendo que con algunos de ellos es posible sacar adelante nuestro país.

El diálogo, el debate, es con la gente de la calle, con las organizaciones que genuinamente luchan, luchamos por cambiar sus realidades colectivas y nacionales.

El diálogo, es con los compañeros y compañeras del Movimiento campesino que tienen todo un análisis de la situación agroalimentaria del país, con propuesta concretas.

Dialoguen, con el movimiento de los trabajadores que al igual que los hermanos y hermanas campesinas y campesinos tiene un análisis claro y preciso del acontecer nacional y de los que hay que hacer, dialoguen con los movimientos sociales populares.

Dejen ya las amenazas y las denuncias demagógicas, propagandísticas, efectistas, si tenemos pruebas de acciones contrarrevolucionarias, actuemos, si tenemos pruebas de sabotaje actuemos, basta de impunidad, basta de seguir obligando al pueblo a poner la otra mejilla para que nos sigan dando la puñalada trapera. Basta de seguir buscando una alianza inexistente entre burgueses y proletarios, entre explotadores y explotados, opresores y oprimidos.

Anuncios