Etiquetas

, ,


Por Félix Sautié Mederos
CRÓNICAS CUBANAS

Cada año cuando el calendario litúrgico nos sumerge en el tiempo de Adviento, que para los no creyentes no tiene significación alguna pero que para los cristianos constituye un período de recuento y penitencia en espera por el nacimiento del Mesías que anuncia un Reino de Paz , Justicia y Amor, el misterio de lo que está por venir me embarga con gran fascinación porque pienso que en el significado de ese término litúrgico nos va nada menos que la mismísima posibilidad de continuar sobreviviendo actualmente, en un medio generalizado en nuestro mundo contemporáneo de angustias y desesperanzas del cual Cuba no es una excepción ni mucho menos.

El Adviento, tal y como se ha expresado con insistencia, engendra una esperanza esperanzadora que los cristianos renovamos muy especialmente durante los cuatros domingos preparatorios que lo conforman, en espera del nacimiento de un niño que no envejece porque forma parte esencial del misterio del Dios vivo y presente, tras el cual podremos encontrar el sumun de todas las utopías que dan razón de ser a la vida humana y que nos estimulan a seguir adelante en nuestro peregrinaje terrenal con una impronta de amor y solidaridad.

El Adviento posee la paz de lo que es bondadoso y caritativo, que deberíamos asumir para hacernos mejores personas a partir de un exhaustivo examen de conciencia caracterizado por el firme propósito de la enmienda porque en definitiva es un tiempo para el análisis, la meditación y la rectificación de los proyectos de vida conforme a las circunstancias, las dificultades y el planteamiento de objetivos positivos y renovadores. Precisamente este Adviento del 2013 se desenvuelve dentro de lo que podríamos denominar la época de Francisco, que en mi criterio es el Papa de la esperanza renovada que está estimulando nuestras conciencias y renovando las formas de expresión y del ejercicio de la fe a partir del Evangelio con una clara opción a favor de los pobres y los más desvalidos

Francisco en sus palabras por el primer domingo de Adviento en la Plaza San Pedro el pasado 1 de diciembre, nos ha llamado a “partir nuevamente, levantarse nuevamente, encontrar el sentido de la meta de la propia existencia. Así para la gran familia humana es necesario renovar siempre el horizonte común hacia el cual estamos encaminados. ¡El horizonte de la esperanza! ¡Ese horizonte para hacer un buen camino!”

Este llamamiento de Francisco lo considero trascendental como todo lo que ha estado diciendo y haciendo desde que lo eligieron Papa, pero precisamente en el presente Adviento del 2013, dadas las circunstancias y coyunturas que estamos viviendo es fundamental el llamado a la renovación y al cambio que su exhortación plantea porque nos precipitamos al abismo en una loca carrera y si no convertimos las armas en arados como también nos dice Francisco en esa misma homilía tomando palabras precisas de la Biblia en su ViejoTestamento, la guerra y la destrucción del medio ambiente en que nos desenvolvemos podría significar el fin de la humanidad.

Los cubanos en este Adviento no deberíamos desentendernos de lo que nos plantea Francisco, ni ver sus palabras como algo lejano dirigidas para otros pueblos porque estamos viviendo momentos de especial significación para el cambio, las rectificaciones y las reformas. En este orden de cosas considero que es imprescindible que salgamos del conformismo, de la espera porque las soluciones las planteen otros, del miedo y del inmovilismo porque para que haya esperanza tiene que haber vida y tiene que haber movimiento; y parafraseando al Apóstol Santiago reitero que sin las obras no hay una fe verdadera y diría yo que tampoco se renuevan las esperanzas.

La principal virtud de Francisco es su Fe sincera y sencilla, sin aspavientos ni afeites; muy especialmente sus obras y la consecuencia de sus palabas con sus hechos.

Así lo pienso, así lo afirmo y lo expreso con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Publicado en Por Esto! el miércoles 4 de diciembre del 2013.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=291848

Anuncios