Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Prensa A Luchar SR-CIT, Venezuela.

Trabajadores, Trabajadoras, de SOUTO, LACTEOS LOS ANDES, KRAFT, PEDRO CAMEJO, entre otros, marcharon, este miércoles 23 de octubre, en el centro de Barquisimeto denunciando la ofensiva patronal y empresarial en contra de los trabajadores y el pueblo y su vinculación con la guerra económica que ha denunciado el gobierno bolivariano.

El CIT, a través de Socialismo Revolucionario y compañeros socialistas y revolucionarios del Estado Lara, hicimos actos de presencia en solidaridad y apoyo a la manifestación y su lucha. Esto son los primeros pasos hacia un Frente Nacional de Trabajadores en Luchas.

Acá Reproducimos, el panfleto que distribuimos para la manifestación, que recoge nuestra propuestas políticas en el marco de la actual coyuntura política del País y ante el ascenso de luchas de la clase trabajadora.

¡Es ahora o nunca, o unimos nuestras luchas o la burocracia y la derecha nos derrotarán!

IOSA, EDUCACION, SALUD, UNIVERSITARIOS, Pollos-SOUTO, BRAHMA, MONACA, PDVSA GAS, FUNDACOMUNAL, FACILITADORES DOCENTE DE LA MISION SUCRE, IPASME, SIDOR, CVG, ALCASA, VENALUM, FERROMINERA, LACTEOS LOS ANDES, DIANA, DIANCA, Etc.

Esto es parte del inventario de luchas obreras, de trabajadores(as) hoy en Venezuela. Todas ellas dispersas y sin una perspectivas más allá de la defensa de sus más elementales derechos laborales.

Atacadas por el Estado, criminalizadas y manipuladas. Con seudo dirigentes sindicales traidores que buscan más conciliar y Negociar con los verdugos de la clase. En vez de estimular y canalizar la fuerza y capacidad de sacrificio que ha demostrado la clase trabajadora en estas luchas, para ir mas allá y pasar de la defensiva a la ofensiva.

En momentos en que la burocracia roja, reformista y contrarrevolucionaria está traicionando el pueblo que les confió la dirección de un proceso revolucionario y de una derecha que cree que somos huevones y ahora quiere pescar en río revuelto diciendo que son la alternativa democrática y que acompañan nuestra luchas.

Hoy se hace más pertinente la necesidad de una unidad, no idealizada y creyendo que todos somos iguales y homogéneos. Si no una unidad política basada en nuestros objetivos y luchas comunes, por la necesidad de cambiar y transformar las actuales relaciones de poder y de explotación y producción de los medios de producción de las riquezas.

Somos el 99% de la población, generamos el 100% de la riquezas del país, pero las burguesías, sus empresarios, que son solo el 1% de la población, se apropian, roban, el 70% de ella.

En términos de su “aporte al PIB”, que se basa en especulación y explotación, solo aportan un 3%, y los trabajadores y el pueblo tenemos que conformarnos con el resto, 30% que tampoco controlamos; ya que es distribuido discrecionalmente por una burocracia que dice gobernar para el pueblo y los trabajadores.

Entonces, no se trata de Chavista o anti Chavistas. Pero tampoco caer en la trampa de sectores de la derecha que disfrazados de dirigentes sindicales, quieren involucrase en nuestras luchas pero con una perspectivas distinta a la de la clase. Es decir, no se trata de cambiar de un verdugo por otro, se trata de que los trabajadores y el pueblo en lucha entendamos que si no somos nosotros los protagonistas de nuestro propio destino, sencillamente estaremos condenados a seguir siendo esclavos del sistema burgués y capitalista que aun sigue intacto en nuestro país, pero tampoco es de esperar Mesías.

Proponemos a todos los sectores en luchas y las organizaciones revolucionarias que de una u otra forma les acompañan, a que organicemos un encuentro nacional por todas nuestra luchas.

Que hagamos un balance político de la situación actual bajo una perspectiva de clase, es decir no pequeña burguesa, intelectualoide, si no clasista, donde por encima de todo ego, personal o de grupo, este la unidad de acción revolucionaria.

En este encuentro, tendremos que debatir, proponer y acordar líneas comunes de acción y un programa mínimo de lucha que conecte las demandas básicas con las demandas estratégicas revolucionarias.

Es decir, combinar la lucha de SIDOR, por ejemplo, por las demandas reivindicativas, con la necesidad de un Control Obrero Revolucionario no burocrático y de desarrollar una Economía Planificada con todas las empresas nacionalizadas del Estado.

En este sentido, en el marco de lo que el gobierno llama Guerra económica, pero al mismo tiempo le da el cuchillo a la burguesía para que nos desangre. PDVSA es la generadora del 90% de las divisas que ingresan a la economía, pero la burguesía solo aporta un 3% y se lleva el 60% de estos ingresos en importaciones, estimulando la des-industrialización, la dependencia del petróleo.

Lo que es peor, es que el Estado Venezolano es quien le facilita todo este caudal de dinero para que sigan en su política de mantener al país en el atraso económico y en la pobreza de nosotros los trabajadores y el pueblo.

Por eso, que si el gobierno quiere dar muestra de ser revolucionario y socialista, debe pasar de las amenazas, la retórica, las acciones reformistas y conciliadoras, a la acción revolucionaria. Como por ejemplo, nacionalizar la banca y colocarla bajo el control de los trabajadores para que esta sea la base financiera, no de la burguesía si no de un nuevo modelo económico sustentado en las necesidades del pueblo.

Desarrollando una economía planificada centralizada y controlada por los trabajadores en pleno equilibrio con el medio ambiente.

Pero, como dijimos antes, está demostrado en la historia de las luchas de clase entre los trabajadores y el pueblo contra la burguesía y sus opresores, que si no somos nosotros, los explotados y oprimidos de siempre, los que tomemos la acción revolucionaria, sencillamente seguiremos en las condiciones en las que hoy nos encontramos.

Vayamos pues compañeros y compañeras sin sectarismo, sin ingenuidades, con madurez política, en fraternidad y solidaridad clasista y combativa, hacia ese encuentro popular y revolucionario que nos permita seguir avanzando.

No podemos permitir, que los avances que hemos logrados en estos años a pesar de las contradicciones del gobierno, las perdamos y, lo que es peor, que volvamos a la época del neoliberalismo. Las luchas del pueblo son para avanzar, evolucionar, no para retroceder. El mejor legado de estos 14 años, ha sido que el pueblo y los trabajadores se han demostrado a sí mismos que si somos capaces de hacer cambios y grandes transformaciones.

¡Demos nosotros(as) sin intermediarios(as), el golpe de timón!
“…tengamos diferencias, pero golpeemos juntos…” V.I.L.
http://socialismorevolucionario.org.ve

Anuncios