Etiquetas

, , ,


Publicado originalmente en HAVANA TIMES http://www.havanatimes.org/sp/?p=90827

Las autoridades cubanas publicaron el martes las nuevas normas para impulsar la zona económica especial alrededor del puerto de Mariel, en la zona occidental de la isla, con el que buscan impulsar la llegada de capitales extranjeros.

La constitución de la Zona de Desarrollo Especial de Mariel busca “atraer la inversión extranjera”, así como “generar exportaciones y promover la sustitución de importaciones”, según el texto publicado en la Gaceta Oficial de Cuba.

El gobierno del presidente Raúl Castro había anunciado ya el pasado jueves la aprobación en el Consejo de Estado de las nuevas leyes para Mariel.

Las normas jurídicas prevén otorgar a partir de noviembre beneficios fiscales a las empresas que trabajen en la zona económica en torno al puerto, de unos 465 kilómetros cuadrados. Entre ellos están la exención del impuesto a la fuerza de trabajo, así como del impuesto sobre utilidades en un plazo de diez años.

Las empresas que operan en la zona no tendrán que pagar tampoco impuestos sobre ventas o sobre servicios en un plazo de 12 meses. También está prevista la entrada libre de aranceles de “medios, equipos y bienes importados con destino al proceso inversionista en la zona”, según el texto.

El marco jurídico para la zona económica especial de Mariel entrará en vigor el 1 de noviembre, según la Gaceta Oficial.

El puerto de Mariel, que saltó a la fama por el éxodo masivo de cubanos con destino a Estados Unidos en 1980, está desde hace años en proceso de ampliación. Las obras del megaproyecto ubicado unos 45 kilómetros al oeste de La Habana se llevan a cabo en gran parte con apoyo financiero de Brasil.

El gobierno de Dilma Rousseff participa en las obras con un crédito de 680 millones de dólares. El “proyecto Mariel” es una de las apuestas del gobierno de Raúl Castro para reactivar la maltrecha economía de la isla.

“En ese territorio se va a crear toda la infraestructura necesaria para el fomento de la industria y la inversión extranjera”, anunció a comienzos de 2012 un funcionario cubano respecto a la zona industrial en construcción entre las bahías de Mariel y Cabañas.

Según los planes iniciales, la futura terminal comercial debe tener una capacidad de recibir tres millones de contenedores al año.

El régimen económico especial aspira a incentivar el desarrollo económico través de la atracción de inversión extranjera, la transferencia de tecnologías y know how, y la concentración
industrial.

Anuncios