Etiquetas

, ,


Publicado en el Libertario, tomado a su vez de PROVEA

Si hubo o no saboteo del sistema eléctrico este martes, cuando medio país quedó a oscuras por una falla en dos líneas de transmisión, no es responsabilidad de los trabajadores sino de la alta dirigencia que tiene los poderes decisorios, afirmó Francisco Alarcón, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Eléctricos del estado Bolívar (Suteeb).

Alarcón rechazó las declaraciones emitidas por el presidente Nicolás Maduro, al referirse que todo era parte de un “saboteo de la ultraderecha”.

“Aquí estamos los trabajadores. Se hace necesario sentarnos en una mesa a reconocer la falta de inversión… hay falta de planificación en la industria eléctrica”, dijo el dirigente que la semana pasada resultó reelecto como líder de Suteeb.

Si hay saboteo dentro de la industria eléctrica nacional está en los niveles decisorios. Si hay saboteo en el apagón ocurrido ayer está en quien no ejecutó el mantenimiento de la línea 765”, de la cual depende el 70 por ciento de energía que consume el país.

“Lo sucedido el día de ayer (martes) en meses anteriores lo veníamos alertando, que el sistema eléctrico nacional estaba susceptible que ante cualquier fluctuación en cuanto a la prestación en suministro de energía eléctrica en los distintos estados, podía generar un apagón de magnitudes mayores”, manifestó.

Durante el último mandato del ex presidente Hugo Chávez, Alarcón se había pronunciado constantemente para solicitar al Ejecutivo nacional mayor atención en el sistema eléctrico, además de solicitar la renuncia de la directiva, por el colapso en las subestaciones.

Cuando Chávez anunció que tenía cáncer y que debido a los tratamientos de quimioterapia rapó su cabello, el dirigente sindical hizo lo mismo para decirle al entonces presidente que Corpoelec también tenía metástasis, que el sistema eléctrico nacional iba en debacle y urgía realizar las inversiones y trabajos de rigor.

“En semanas recientes denunciamos que a las redes de transmisión no se le estaban haciendo los debidos mantenimiento, y que producto de eso podía colapsar el sistema eléctrico… por falta de voluntad de muchas autoridades no se le ha dado atención a nuestros planteamientos”, agregó el dirigente, sin que haya una garantía que esta vez sean tomadas en cuenta las denuncias de Suteeb.

Los que dieron la cara

En cuanto a la presunción de un sabotaje, el dirigente expresó a los trabajadores el respaldo del sindicato por la labor ejecutada ante tal situación, ya que “sin vehículos, herramientas, insumos, uniformes ni botas de seguridad, salieron a restablecer el suministro de energía eléctrica en todo el país”, precisó.

“Si hay saboteo dentro de la industria eléctrica nacional está en los niveles decisorios. Si hay saboteo en el apagón ocurrido ayer está en quien no ejecutó el mantenimiento de la línea 765”, de la cual depende el 70 por ciento de energía que consume el país, añadió.

Las carencias de los trabajadores para atender esta contingencia fueron evidenciadas, pues “de 10 vehículos que se necesitan para la línea 765, sólo estaban habilitados dos”, puntualizó el secretario general de Suteeb.
“Los trabajadores arriesgan su vida porque no tienen los insumos necesarios”.

Por tanto, el sindicato se colocó a la disposición del Ejecutivo nacional, a fin de trabajar por resolver el problema.

Existe un crecimiento en la demanda eléctrica que compromete la estabilización del sistema si no se hacen las planificaciones e inversiones ajustadas a la realidad.

“No se hizo la actualización ni modernización necesario dentro del equipo de protecciones… los equipos superaron su vida útil”, explicó Alarcón.

Además, consideró que todos los comisionados y subcomisionados nacionales de generación deberían colocar su cargo a la orden, al igual que el ministro Jesse Chacón.

Por otra parte, desestimó la felicitación que recibió el director general del Centro Nacional de Despacho, Igor Gaviria, por parte de Maduro, ya que “es el responsable de la debacle en sistema de transmisión”.

Alarcón aprovechó la oportunidad para denunciar a la cuenta en twitter @CorpoelecRoja, la cual a través de la red social anunció lo ocurrido en el país. Por lo tanto, solicitó a los organismos de seguridad del Estado, hacer una investigación al respecto.

Aclaratoria

Aunque no con la misma magnitud que en el resto del país, algunos sectores del estado Bolívar quedaron sin luz este martes.

Francisco Alarcón, secretario general de Suteeb, aclaró que todas las fallas presentadas en la entidad no estuvieron relacionadas con el apagón ocurrido el martes.

“Las fallas presentadas en el estado Bolívar fueron producto de la ola de calor, la cual está incrementando la demanda en las distintas subestaciones”, explicó, a la vez que alertó que de no tomarse las previsiones necesarias “tendremos interrupciones intermitentes en distintos sectores y municipios”.

Recordó que de quebrantarse la línea 765 de Guri, el resto del país se queda sin luz, como ocurrió este martes, por lo que sugirió nuevamente la creación de nuevas líneas de respaldo para solventar la
contingencia al momento en que falle alguna de ellas.

“En Guayana hay 2.000 megavatios represados porque no tenemos nuevas líneas para represarlo”, puntualizó.

Sindicatos aislados

El presidente de Sintraedelca, Alexander Arcia, fue consultado sobre el apagón ocurrido en el país y su posición en relación a la presunción de sabotaje señalada por el presidente Maduro.

En primer lugar, dijo respetar la opinión del Jefe de Estado, presumiendo que “él debió llamar a un responsable, y este le dijo que era un saboteo”, cuando lo correcto era instalar una comisión de análisis de falla, para determinar si se trató de un sabotaje, se debió a condiciones atmosféricas o a causa de un error humano. Lo cierto es que “se desconocen las causas”, precisó.

“Si el sistema eléctrico nacional estuviese en manos de expertos, se reducirían las fallas”, expresó el presidente de Sintraedelca, considerando que de tener un sistema cien por ciento confiable es factible realizar un simulacro, en el que cortarían el suministro de luz para aplicar los mecanismos disponibles para atender la
contingencia y estar preparados para este tipo de eventualidades.

Arcia agregó que los sindicatos permanecen aislados de lo que ocurre en la industria eléctrica, atribuyéndolo al “egoísmo de los
comisionados”.

La torre de la línea Blanquita La Arenosa está instalada cerca de un basurero que ocasionaba fallas debido a los depredadores del lugar, por lo que ingenieros y técnicos de la línea 765 procedieron a instalar una malla para evitar este problema.

El martes en horas del mediodía dicha malla se desprendió e “hizo lo que llamamos un corto franco, y toda la carga pasó a San Gerónimo La Arenosa por sobrecargo”, lo que ocasionó un rechazo de cargo en las líneas, disparando algunas plantas termoeléctricas, explicó Arcia sobre lo sucedido. (Jhoalys Siverio, Correo del Caroní, 05.09.13)

Anuncios