Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Tristemente de nuevo el mundo se mueve hacia una guerra generalizada; el peligro es tan inminente como lo fue en octubre de 1962 cuando se produjo la denominada Crisis de Octubre. El escenario principal en aquella oportunidad se focalizó en Cuba en donde estaban emplazados cohetes soviéticos con ojivas nucleares. En esta ocasión se concentra en el Medio Oriente con Siria en el epicentro de lo que podría ser una devastadora guerra, con posibilidades de arrasar con la humanidad, porque en aquella zona y en sus latitudes cercanas hay conflictos bélicos en pleno desarrollo y están concentrados efectivos militares con cargas nucleares que podrían convertir en un juego de niños menores de 5 años a la Crisis de Octubre en Cuba, con todo lo que entonces significó. La amenaza actual está dada por el anuncio de un ataque directo de Estados Unidos a Siria, que podría desencadenar una guerra generalizada de incalculables proporciones con la implicación de varios países con grandes arsenales bélicos.

El Papa Francisco ha planteado un dramático llamado a la paz y ha convocado a la oración y al ayuno tanto a creyentes como no creyentes para rogar y manifestarse públicamente a favor de la paz y contra la guerra. Los oídos sordos y la no movilización contra estas criminales acciones guerreristas y genocidas, en mi criterio podría ser algo así como entrar en una complicidad silenciosa con una acción con capacidad para liquidar nuestro planeta junto con toda la humanidad. No estamos en estos momentos para callar en espera de una paz de los sepulcros, hay que movilizar nuestras conciencias y salirnos de la rutina, la desesperanza y el hastío que nos invaden y me refiero a mis compatriotas los cubanos. Esa pasividad en espera de que las soluciones que necesitamos vengan desde afuera nos afecta incluso para comprender las realidades en que nos encontramos inmersos aunque no lo queramos así. La posible ampliación de la guerra en Siria constituye un problema de escala universal que también nos atañe como a todos los pueblos del mundo porque hay mucho en juego.

Las guerras son cada vez más inhumanas, injustas y arrasadoras. Las justificaciones que se plantean por quienes las provocan pasan por encima de la verdad, la razón y la justicia porque de cualquier índole que pudieran ser, en cambio siempre las muertes, las desgracias, las destrucciones y las angustias que causan estos conflictos bélicos recaen sobre la población inocente que en nada podría beneficiarse de sus resultados que no sea una victoria pírrica si en definitiva hubiera vencedores, porque tal y como se están planteando los acontecimientos en el Medio Oriente podría definitivamente no haber ni vencedores ni vencidos. Todo podría perderse definitivamente alcanzándonos a todos y valgan las redundancias del término totalizador.

Confieso que cuando desde mi rincón de Centro Habana me informo y percibo las graves situaciones que se están produciendo en el mundo de hoy; y miro hacia mi alrededor, encuentro en mi Habana de siempre una pasividad generalizada en medio de una angustiosa vida cotidiana cargada de un más de lo mismo. Pienso que hemos pasado de una etapa de movilizaciones constantes y llamados repetidos hasta el cansancio, a un ambiente de pasividad conformista que nos está lacerando por dentro de manera sutil y galopante a la vez que adormece nuestras conciencias y deshace el interés por la vida.

En estas circunstancias, alzo mi modesta voz en contra de la guerra y por la paz en el mundo juntando mis ruegos y mis intenciones con el llamado del Papa Francisco a plantear un grito por la paz. No puedo hacer otra cosa en medio de tantas descalificaciones, exclusiones y silenciamientos que poco a poco desarticulan nuestra sociedad en Cuba.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para quienes piensen diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsautie@yahoo.com

Publicado en por esto! el domingo 8 de septiembre del 2013.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=267101

Nota: los invito a visitar mi página WEB http://www.cuba-spd.com/#

Anuncios