Etiquetas


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

Quiero de nuevo detenerme y reiterar el enfoque de mi atención sobre un problema actualmente en desarrollo en los ámbitos intelectuales de Cuba. Este asunto que en mi criterio afecta sensiblemente a la información, la comunicación social y a los análisis sociológicos en detrimento de las libertades de conciencia, pensamiento y expresión, se manifiesta con agudeza en estos momentos en que se debaten de manera airada los planteamientos sobre la discriminación racial publicados por el reconocido intelectual cubano Roberto Zurbano en un artículo suyo en el periódico The New York Times. A esta situación me referí en mi anterior crónica (1), pero aún no he terminado con mis consideraciones al respeto. Desde los inicios del debate hubo un toque a degüello intelectual que se está ejecutando. Continúo pues con un tema tan controvertido, porque siento que estoy y estamos en general ante un problema de conciencia que a veces se nos presenta de forma repentina e inesperada pero que es de ineludible atención. En consecuencia, regreso a lo que me dicta mi conciencia al respecto, porque además percibo e identifico determinadas tendencias que en el fondo del asunto en cuestión se diversifican y reiteran sin que se vislumbre un para cuándo acabar.

Estas cuestiones, principalmente de índole ética, se encuentran latentes de manera sutil, ocultas para lo externo como si no existieran en la realidad. Forman parte de un facilismo conceptual y de análisis que se materializa sobre la base de lo aceptado oficialmente. Se expresan en forma de escritos y comentarios sobre los asuntos que abiertamente se pueden criticar, analizar hasta el infinito e incluso despotricar sin que implique alguna trasgresión del pensamiento oficial establecido. También aparecen con regularidad en los análisis sobre alguien que en particular se considera que transgrede con sus planteamientos públicos los límites virtuales establecidos para expresar criterios o pensamientos propios, principalmente cuando se opina sobre algún aspecto de los que se consideran problemas críticos prácticamente intocables, tal y como ha sucedido en el caso que a que me refiero en relación con la discriminación racial. Personalmente reitero de nuevo que no concuerdo con algunas de las cuestiones expresadas por Roberto Zurbano, pero no acepto que por ello en vez de debatir con fraternidad lo planteado por él, se le haya declarado prácticamente un anatema e incluso lo hayan despedido de su cargo en la Casa de las Américas tal y como se ha podido conocer.

En ese orden de cosas percibo que aparece una tolerancia básica hacia lo que pudiéramos denominar como un “todo vale”, que como expresé en mi crónica anterior se podría convertir en un verdadero bumerán contra los mismos que así se manifiestan. Esas actitudes afectan severamente a los ámbitos intelectuales locales y sobre todo a la posibilidad de realizar y expresar públicamente análisis sobre determinadas situaciones específicas que se consideran vedadas.

Otra manifestación de similar índole, muy recurrente en nuestros medios informativos locales a que quiero referirme también, constituye un machacar y machacar a diario como parte de una verdadera competencia entre quienes se esfuerzan por expresarse de forma más radical en el uso del pensamiento establecido con la utilización profusa de más argumentos, adjetivos y descalificaciones a ultranza sobre los temas internacionales con motivo de los grandes desatinos que todos los días se perpetran. Muy especialmente además con los que pudieran considerarse pequeños detalles en el ámbito de los adversarios, que son buscados con lupa para usarlos como tema de gran análisis y enfrentamiento. Esas prácticas por su reiteración sistemática, opino que han determinado una pérdida de credibilidad en lo que publican al respecto los medios locales de información.

Debo añadir que considero que ambos grupos de manifestaciones poseen un mismo origen referido al ejercicio del pensamiento propio, así como a la utilización de temas fáciles de abordar, incluyendo la falta de solidaridad con quienes son declarados anatemas, así como la poca fraternidad con que se desenvuelven algunos debates y diálogos necesarios. Todo ello se fundamenta en los dogmatismos que tanto dañan el enfoque de los asuntos políticos, sociales y económicos. Es mi opinión al respecto que por encima del techo de estas manifestaciones existe un tejado de vidrio común y que es muy necesario partir de su reconocimiento y de su existencia objetiva. También sería muy saludable que todos lo tomáramos muy en cuenta, al objeto de realizar una depuración de responsabilidades que comience por cada uno de nosotros mismos, antes de dedicarnos a mirar en el ojo ajeno en búsqueda de las briznas de hierbas que se puedan alojar sin tomar en consideración las vigas que poseemos en los nuestros.

Con esa voluntad de rectificación autocrítica deberíamos acometer el cambio de mentalidad sobre cuya necesidad imprescindible se ha referido insistentemente el Presidente Raúl Castro, con lo cual concuerdo a plenitud sin que me oculte para expresarlo. Considero, por otra parte, que sin ese cambio drástico y radical de mentalidad, ninguna rectificación, perfeccionamiento, reformas, ni cambios de todo lo que deba ser cambiado, será verdaderamente efectivo. En consecuencia, quiero expresar en resumen que quizás antes de disponernos a actuar y/o manifestarnos automáticamente en bloque detrás de consignas, esquemas y argumentos fáciles o cómodos por clasificarlos de alguna forma comprensible, deberíamos meditar más profundamente en las injustas consecuencias que podríamos infligirles a los demás e incluso a nosotros mismos.

Así lo pienso y así lo afirmo con toda franqueza, aplicándolo a mi persona en primer lugar, con mi mayor respeto para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. Simplemente expreso mi opinión en uso del derecho que me asiste para hacerlo. fsautie@yahoo.com

(1) La importancia del respeto por las opiniones diferentes, publicado en POR ESTO! el martes 9 de abril 2013. http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=234923
Publicado en Por Esto! el jueves 11 de abril del 2013.
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=235409
Nota: los invito a visitar mi página WEB http://www.cuba-spd.com/#
Anuncios