Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

Hago un alto en la serie que he estado publicado las últimas semanas en Por Esto! sobre el dossier publicado por la Revista católica Espacio Laical, por motivo del triste acontecimiento acaecido a causa de la muerte física del Presidente Hugo Chávez, porque como dijo José Martí “el culto a los muertos honra a los vivos…” (1). No acostumbro a salirme de mi ritmo semanal en la elaboración de mis crónicas cubanas ni a publicar entregas extras, pero las circunstancias del hecho y mi conciencia de hombre de izquierda me exigen hacerlo. Supe del desenlace que ya esperaba desde temprano en la mañana dada las informaciones de primera hora, por los sentimientos que percibí en las calles habaneras en donde me encontraba realizando una necesaria caminata durante los momentos que se anunció por TELESUR la triste noticia. Transitaba entonces por la peatonal calle Obispo de La Habana Vieja y fueron los comentarios de los transeúntes de la media tarde habanera los que me impusieron del desenlace acaecido.
Confieso que percibí un respeto devenido un susurro desacostumbrado entre los habaneros. Hubo quien presagiaba días complicados y difíciles para Cuba pero lo que más pude apreciar fueron sentimientos de tristeza por la muerte de alguien que consideraban cercano y querido. La triste noticia corría como un torrente callado y no encontré faltas de respeto ni desconsideraciones altisonantes que no dudo que haya quienes las manifiesten, pero no en aquel pueblo de a pie que es habitual por la transitada vía del Casco Histórico habanero, casi siempre mezclado entre turistas y curiosos de las más diversas latitudes. En fin imperaron el respeto y el sobrecogimiento. Ese es mi testimonio que no quiero que se pierda en los recuerdos que me acompañarán en lo adelante. Mis respetos Para Hugo Chávez por siempre porque ha sido auténtico y fiel a sus ideas a favor de Latinoamérica y de los pobres hasta el fin de sus días. Así lo pienso y no me oculto para expresarlo. El Padre Celestial lo acoja en la “Casa que no se acaba”, en donde nos espera todos.

(1) “D. Juan Álvarez” Revista Universal de México, 4 de agosto de 1875
Publicado en Por Esto! el miércoles 6 de marzo del 2013.
Nota: los invito a visitar mi página WEB http://www.cuba-spd.com/#
Anuncios