Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Ya termina el año 2012 y comienza el 2013 en medio de múltiples hastíos y desesperanzas. En estos tiempos, percibo que entre la población ha incrementado una actitud dirigida a desentenderse de los grandes problemas que tenemos por delante en Cuba y en el mundo, para concentrarse en lo cotidiano que, al menos, le permita sobrevivir frente a las dificultades, las prohibiciones absurdas que se mantienen incólumes, los esquemas burocráticos, las inconsecuencias y cualquier otra controvertida incidencia.

Me refiero a una tendencia que quizás no se haya percibido ni tenido muy en cuenta por muchos, que se ha hecho más visible desde hace algunos años. Pienso que su cabal comprensión, requiere vivirla desde muy adentro. La determina, en mi criterio, el instinto de conservación dirigido a “resolver” ante todo las necesidades económicas del día a día. Creo que es importante tomarla muy en consideración.

Los seres humanos, en primera instancia, necesitan vivir; y quizás algunos desde las seguridades externas en que se desenvuelven, no les sea posible comprender las inseguridades con que sobreviven los que están dentro del vórtice geográfico de los problemas que nos aquejan a los cubanos hoy. Aquello que expresó Marx y que parafraseó, cuando planteó que antes de pensar en política se pensó en comer, materializa como nunca antes su vigencia. Terminamos pues, el presente año y comenzamos el 2013 en medio de dilemas humanos muy complicados que de no comprenderlos y afrontarlos con misericordia y benevolencia, podrían dañar sensiblemente a la Nación cubana. Para enfrentarlos, pienso que es decisivo el amor al prójimo, la reconciliación y la siembra de esperanzas que, además, deberían ser una parte esencial de los caminos que nos conduzcan hacia el futuro.

También he podido observar que incipientemente, desde muy adentro de la realidad cubana durante el año 2012, algo distinto ha estado en movimiento dentro de un “más de lo mismo” cuajado de consignas, esquemas y lemas; muy a pesar de las actitudes públicas de algunas personas en las instancias políticas y administrativas tan conservadoras que con su sola presencia, “enfrían” cualquier manifestación de optimismo hacia los cambios necesarios. Considero que por mucho que se trate de entorpecer estos cambios y que se apliquen sucedáneos de fuerza, ya no podrán ser detenidos. Pienso, además, que en contraposición con el discurso y las acciones de quienes han optado por una actitud conservadora unida al uso de la fuerza para intentar acallar las conciencias, sin cambios efectivos se habrán de exacerbar las situaciones inaguantables y todo podría conducirnos hacia un callejón sin salida.
Es mi criterio que en estos momentos nos exponemos a un inminente peligro que por acumulación se ha acelerado, incluso como efecto secundario de la resistencia que hace la burocracia política y administrativa a la implementación de las medidas previstas por el VI Congreso del PCC que, con una mezcla contradictoria de posibles soluciones, retrocesos y abigarramientos, intentan cambiar la crítica situación existente. En este orden de pensamiento, coincido con las insistencias planteadas en varias intervenciones suyas por el Presidente Raúl Castro, en relación a que estamos bordeando el precipicio, que es necesario un cambio de mentalidad, que hay que eliminar las trabas y que “urge romper el bloqueo que todavía persiste a la hora de seleccionar y preparar a los jóvenes dirigentes” entre otra más, que no deberían quedar sólo como palabras al viento o propósitos inalcanzables, porque nos enfrentamos a una situación verdaderamente crítica.

En este sentido, debo añadir que los intentos de acallar mediante la descalificación y la compulsión que incluye el uso de la fuerza a las críticas y las expresiones del pensamiento diferente, nada bueno nos reservarán para el 2013 que ya nos llega. Quizás por una vez en la vida, deberían escuchar lo que estamos planteando al respecto desde los ámbitos de la nueva izquierda, del socialismo participativo y democrático, así como desde las diversas posiciones políticas y sociales que, constructivamente, nos manifestamos sobre la necesidad impostergable de un cambio radical porque realmente ya no queda mucho tiempo.

En todo este tiempo transcurrido, se ha intensificado una explosión de espiritualidad y religiosidad cuyos límites máximos se pueden apreciar en el 2012, que algunos en sus análisis desde el exterior no alcanzan a percibir porque la espiritualidad, en última instancia, debe medirse desde muy adentro de una población que incluso ya antes de la visita de Juan Pablo II, cansada de tanto ateísmo que le vació sus vidas, buscó la esperanza, el consuelo y la paz espiritual en los templos católicos y protestantes, cuyas feligresías han ido incrementado en una tendencia cada vez más creciente, así como en los cultos sincréticos y en la extendida religiosidad popular. Los que identifican a las iglesias sólo con sus jerarquías, no interpretan los sentimientos religiosos de un pueblo que se ha volcado tras los recorridos de las diversas procesiones de la Virgen de la Caridad por todo el país, así como en las visitas de Juan Pablo II primero en 1998 y de Benedicto XVI en abril del 2012. Quienes no han vivido en Cuba desde hace años y no han estado presentes en este resurgir de la religión en nuestro país, pueden afirmar enfáticamente que “La Iglesia Católica ha adquirido más importancia en la isla por razones exclusivamente políticas” (1).

En los análisis de las ciencias sociales, esas manifestaciones enfáticas generalmente resultan ser erróneas porque, en este caso, aunque es cierto que la política ha jugado un papel importante en el renacimiento de la Iglesia Católica, también y muy principalmente, lo han sido el sensible incremento de la población en las manifestaciones públicas de fe y el innegable aumento de la asistencia a las misas en las que participo dominicalmente y a los cultos religiosos en general. Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente, con mis deseos de mucha paz, amor y felicidad para todos en el 2013. fsautie

(1) Samuel Farber, Revista Nueva Sociedad No. 2 noviembre diciembre 2012 http://www.nuso.org/

Publicado en Por Esto! el lunes 31 de diciembre del 2012.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=214439

Nota: los invito a visitar mi página WEB http://www.cuba-spd.com/#