Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Por Luis Rondón Paz

Así que Venezuela ya tiene dos satélites y nosotros en Cuba nada de nada. ¿No se supone nos beneficiaríamos con el acceso a la soberanía en materia de telecomunicaciones a través del primer satélite? No lo dije yo, eso fue lo que hace unos años vi en Cuba Visión, si mal no recuerdo: había varias personas firmando acuerdos que garantizaban que, paralelamente al enlace por fibra óptica, la conexión al satélite Simón Bolívar garantizaría la redundancia y el adecuado flujo de la información (datos, audio, video, telefonía).

¿Donde está la calidad de acceso a la Intranet e Internet en Cuba? ¿Por qué siguen siendo abismales los precios de la telefonía celular y el acceso a Internet? La Intranet (red de infocomunicaciones interna, dentro de Cuba), es tráfico puramente interno y no influye en nada el tráfico hacia fuera, a no ser que a estas alturas aún se esté usando un sistema de enrutamiento tipo cuello de botella, para que toda la red colapse. Algo así se arregla sencillo: tener par de fibras de alta velocidad y grupos de equipos enrutadores para que cada uno se encargue de direccionar, reconocer y gestionar de manera coherente y eficiente el tráfico interno en el país.

Si, hay mucha gente con ganas de hacer pero como su fuerza de trabajo es sub-valorada, pues prefiere trabajar para el mejor postor. No es cuestión de robar talentos, simplemente un razonamiento tan lógico como saber que 2+2=4 y que mi salario es una basura.

Aparte pregunto: ¿acaso los dueños de la “croqueta” se están burlando de La República de Cuba al continuar con secretismos y conspiraciones burguesas neocapitalistas? Bueno, con el Censo 2012 sucedió y, por lo que veo, sigue haciéndose delante de toda la población de dentro y fuera de la isla. ¡Caramba!, a veces me gustaría que el famoso wi fi que ese de los 100 kilómetros (que tiene histéricos a algunos “segurosos”) llegara, a ver cómo iban a frenar el desarrollo tecnológico. Porque mira que es caro hacer el uso de las info-telecomunicaciones en mi país, que se supone cuenta con fuerzas de trabajo y medios de producción eficientes para sacar del pantano tecnológico a la sociedad cubana (hace varios años existe una Universidad de Ciencias Informáticas ¿no?). de hecho, conozco excelentes ingenieros en Automática, Mecánica, Electro-Medicina, Telecomunicaciones, Cibernética, Licenciados en Comunicación Social, Contabilidad y Finanzas, Economía, Periodismo, Filología, Arquitectura, Ingeniería Industrial, etc.

¿Entonces? ¿Qué es lo que hace falta para que el país autogestione y produzca mercancías con destino al desarrollo nacional? ¿Por qué siento que, desde hace años, existe una “ligera” tendencia a depender del importe de mercancía y medios de producción (en más de una ocasión se ha señalado que se debe reducir este modo de comercio), y se subvalora la capacidad y eficiencia de la fuerza de trabajo nacional? ¿Acaso los ingenieros y licenciados de Cuba somos para mostrar en un mural que somos una potencia en todo lo posible? Mira que pensar eso me da unas nauseas tremendas.

Además, considero que, políticamente, para un país que está en vías de desarrollo es tremendamente patético mostrar al exterior una imagen y, al interior, seguir con que las personas se están destruyendo entre si por un salario mayor o simplemente por la profunda frustración que sienten cuando ven que su jubilación apenas da para cubrir cuatro días sin contar con el seguro social, que es una mega falta de respeto. Lo que trae como consecuencia resentimientos y acciones nada favorables al “sistema”.

Hace ya un buen tiempo el actual Presidente (Raúl Castro) recalcó se tomarán acciones concretas para contrarrestar esta tendencia, sin embargo, los medios de difusión masiva dan muestras tímidas de lo que la máxima dirección del Partido Comunista de Cuba, el Gobierno y los etc. han dictado y ejecutado. ¡Hombre! que eso da mucho que pensar. Los tiempos cambian, las personas tienen conciencia política de lo que está sucediendo (tanto los que están a favor como los que están en contra).

Es como le decía a un amigo: “Oye socio, deja de estar durmiendo en los laureles. Que mientras tu duermes con un cable conectado a tu cerebro, otros se está llenando los bolsillos a costa de tu trabajo. Exige tu derecho y planta tu posición. La vida es un ratito y me parece que todos los seres humanos tenemos derecho a calidad en nuestras vidas, o, al menos, saber cuál es el camino adecuado para obtener a corto y mediano plazo estabilidad económica financiera y social.”

¿La sociedad continuará atascada en el “yoyo” del desarrollo vendiendo pizza de queso proceso y pan con perro caliente?

Creo que el país podría desarrollarse de verdad cuando medios tan importantes en su infraestructura como las telecomunicaciones funcionen adecuadamente. De nada me vale tener un celular cuando solo puedo usar el 1% de los beneficios tecnológicos. De poco me sirve tener ordenador en casa, cuando no tengo la tecnología que me permita desde mi casa, con un solo clic, pagar mis cuentas, hacer una reservación o simplemente, una compra virtual en algún supermercado (no estoy soñando, esto funciona).

Las tecnologías, para que se desarrollen, necesitan libertad, necesitan desprenderse de aparatos burocráticos en el proceso de creación de nuevos caminos. Las fuerzas de producción requieren “rienda suelta” para crear. El dinero, el valor de la mercancía, debe ser consecuente con el producto de las fuerzas productivas. El proceso de producción debe estar enfocado en conseguir independencia y soberanía tecnológica para el desarrollo de la nación.

Cuando eso esté claro dentro de la mente de quienes controlan los medios de producción, ahí si el país saldrá adelante. Sino, seguirá atascado por cincuenta años más y correrá el riesgo de que el batallón de opositores que quiere destruir el socialismo, nos bombardee con los beneficios de las nuevas tecnologías e “internet inalámbrico gratis”.