El próximo día 20 de mayo se conmemora el centenario del incio de la protesta armada de los Independientes de Color.
El poder burgués neocolonial atacó sin tregua al Partido de los Independientes de Color desde su nacimiento, porque lo amenazaba en el terreno de su hegemonía política bipartidista, liberal-conservadora. Acusados cínicamente de racistas, en 1910 se les declaró ilegales mediante la Enmienda Morúa a la Ley Electoral, y se mantuvo presos durante seis meses a dirigentes y activistas. Hostigados e impedidos de utilizar la vía electoral, optaron por lanzarse a una protesta armada el 20 de mayo de 1912, décimo aniversario de la instauración de la república. El gobierno de José Miguel Gómez movilizó miles de soldados contra ellos, mientras una sucia campaña de prensa los satanizaba. Durante junio y julio fueron asesinados Estenoz, Ivonet y por lo menos tres mil cubanos no blancos, la mayoría en la provincia de Oriente, principal teatro del alzamiento. Una ola de represiones, persecuciones y una intensificación del racismo se extendieron por todo el país. La república oficial celebró el gran crimen y lo sometió de inmediato a un olvido al que se fueron sumando —por la dura necesidad de sobrevivir y labrarse algún ascenso social— la mayoría de los discriminados y dominados en aquella sociedad.
Con tal motivo, la Cofradía de la Negritud y la Red Observatorio Crítico le invitan a un modesto acto de recordación de tan importante fecha.
Para ello nos encontraremos este domingo 20 de mayo, a las 10:00am, frente a la tarja que marca la fundación de ese Partido, en Amargura 63, en La Habana.
Te esperamos.