Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Por Idalmis León Solar

El periódico provincial Girón, de Matanzas, dio cobertura en sus páginas al evento de OC “Pensarnos a propósito del Reggaetón”. Reproducimos el texto, tomado de la versión digital del medio.

Reguetón cubano en la mira del Observatorio Crítico

La Cátedra Haydée Santamaría y la iniciativa ciudadana Cofradía de la Negritud, afiliados a la Red Protagónica Observatorio Crítico, convocaron a un coloquio para analizar la incidencia del reguetón en la cultura cubana y las problemáticas sociales relacionadas con él.

Los participantes coincidieron en que va más allá de ser un mero género musical, y merece ser tratado como un asunto social complejo.

Según la investigadora, activista y ensayista Yasmín Portales, “ha ocupado los espacios vacíos o débilmente cubiertos por las instituciones culturales cubanas, y ha construido allí una cultura hegemónica”. La mayoría de sus videos clip “contienen una alta carga de violencia”, destacó en el II Coloquio Pensarnos a propósito del reguetón. Asimismo, puntualizó que “el reflejo de la crisis sistémica, o de valores y económica de la sociedad cubana no es exclusivo del reguetón, sino que está generalizado en la música popular cubana”.

Aunque varios especialistas lo tachan de marginal, el profesor Carlos Simón Focarde lo definió como hegemónico en nuestra cultura. El antropólogo Mario Castillo, se refirió a su potencial destructor de la cultura popular, aunque, expusieron otros “no tiene la capacidad para revolucionar la sociedad”.

Algunos participantes, como Dimitri Prieto, mostraros preocupación por la marcada semejanza entre los modos de consumo de reguetón en Cuba y los estándares capitalistas, que privilegian el dinero, la dominación y el poder. En ese sentido se pronunciaron dos integrantes de Los Papines, invitados al Coloquio, que interpretaron luego temas fusionados con reguetón. Muchos artistas cubanos recurren hoy a la mezcla con este género, dada la pluralidad de espacios que ha conquistado en la sociedad.

Algunos factores determinantes de esa situación están relacionados con la “ausencia de espacios para bailar y la profunda crisis de la música popular bailable cubana”, a decir de Tato Quiñones, de la Cofradía de la Negritud.

Recientemente, el reguetón como fenómeno social y cultural ha sido objeto de análisis que ganan en profundidad y alcance. La polémica ha girado fundamentalmente en torno a la violencia, sexismo, consumismo, etc. que el género promueve entre sus consumidores, y el impacto negativo que puede tener entre los jóvenes.

Artículo Relacionado: La chupi-cuestión: debate sobre reguetón y cultura popular cubana
Tomado de: http://www.giron.co.cu/Articulo.aspx?Idn=14370&lang=es