Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,


Por Ivette Leyva Martínez

El juicio contra el periodista José Antonio Torres, corresponsal del diario oficial Granma, está en la fase final de preparación y la fiscalía solicitará más de 10 años de cárcel por supuestos delitos de corrupción.

Según testimonios obtenidos por CaféFuerte, Torres permanece en prisión desde hace casi un año en medio del más absoluto hermetismo sobre las causas de su arresto.

“La familia sólo puede visitarlo una vez al mes”, dijo una persona allegada al periodista.

Torres habría sido inicialmente acusado de “agente de la CIA” y de filtrar información confidencial al extranjero, pero al parecer la petición fiscal se centrará en cargos de corrupción.

“Se comenta que el juicio será pronto, y le pedirán más de 10 años de cárcel; también se dice que un hermano suyo, informático, está detenido”, dijo una fuente consultada en Santiago de Cuba.

Incógnitas sobre su paradero

Torres fue detenido en marzo de 2011 y desde entonces se desconoce con exactitud en qué prisión se encuentra.

Algunas fuentes consultadas indican que ha estado preso en la provincia de Guantánamo, en el extremo oriental de Cuba, y también mencionan que ha permanecido bajo investigación en Villa Marista, sede de la Seguridad del Estado en La Habana.

Opositores de Santiago de Cuba y miembros de la prensa independiente dijeron desconocer la suerte de Torres y negaron tener vínculos con él. Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, tampoco tiene información sobre el reportero.

“Tratamos de contactar a la familia cuando fue arrestado pero estaba aterrada y no obtuvimos información”, dijo.

El arresto del veterano reportero se produjo apenas siete meses después de publicar un artículo crítico sobre severos problemas en la rehabilitación del acueducto de Santiago de Cuba, considerada la mayor obra hidráulica del país y supervisada directamente por el vicepresidente del Consejo de Estado, Ramiro Valdés Menéndez.

Un reportaje maldito

El extenso reportaje, donde Torres usó duros términos como “ineptitud”, “mal trabajo” y “negligencia”, describe serios errores constructivos y fue publicado en Granma con una extensa coletilla del gobernante Raúl Castro, quien además de “discrepar de algunos enfoques” del periodista “orientó omitir los nombres de los dirigentes del nivel nacional y provincial entrevistados, salvo los del Comandante de la Revolución Ramiro Valdés e Inés Chapman [entonces coordinadora del programa de ejecución de acueducto]”.

Al final de su extenso comentario, Castro envió “un reconocimiento al periodista santiaguero José Antonio Torres, por su constancia en el seguimiento de esta obra”.

En enero del 2011, Chapman fue ascendida a presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos. Torres, quien durante años había seguido la marcha del  acueducto santiaguero, publicó ese mismo mes un artículo mayoritariamente laudatorio sobre la buena marcha de la obra, titulado “Seis meses después de la Coletilla de Raúl”.

Sin embargo, el reportaje desliza una fuerte crítica a la planificación del esfuerzo constructivo: “Desde su concepción, a la rehabilitación del acueducto le faltó integralidad. Una obra millonaria como esta debió planificarse mejor”, escribió.

Torres habría causado la ira de Ramiro Valdés con sus críticas, según empleados de los medios de comunicación en Santiago de Cuba.

“No sabemos nada, pero se comenta que se trata de una vendetta personal de Ramiro, aunque otros dicen que era corrupto, manipulador y agente de la CIA, así que no se sabe qué creer”, señaló un empleado de los medios de comunicación en Santiago de Cuba.

Hablando de pelota

El último artículo de Torres para Granma apareció el 2 de febrero de 2011: una entrevista a Antonio Pacheco, entonces director del equipo de béisbol de Santiago de Cuba, en una clara señal de que había sido apartado de la cobertura de temas económicos locales.

Su arresto fue divulgado por Diario de Cuba un mes después de esa entrevista.

En octubre pasado, el diario Granma informó que se había sancionado con multas y suspensión de licencia profesional “a varios directivos y funcionarios” responsables de las obras del acueducto, por infracciones y violaciones en el proceso constructivo, pero no reveló los nombres de los sancionados y tampoco mencionó al periodista santiaguero.

Torres trabajó durante años como corresponsal del principal diario nacional y órgano del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Granma, en la provincia santiaguera. Previamente fue corresponsal de la Agencia de Información Nacional (AIN).

Publicado en CaféFuerte
Anuncios