Etiquetas

, , , , , , ,


Por Dmitri Prieto Samsónov

Ante la nueva apertura al negocio particular en Cuba, he observado un fenómeno económico que no entiendo bien.

Teóricamente, al incrementarse la oferta de bienes y servicios ante una demanda solvente constante, deben bajar los precios.

Pero voy por las cafeterías e incluso por las barberías, y me doy cuenta que los jugos naturales que antes costaban 2 pesos ahora en muchos lugares cuestan 3, y el pelado que estaba a 5 ahora suele estar a 10.

Lo mismo pasa con otras cosas: el refresco instantáneo -antes a 1 peso- en muchos establecimientos cuesta ahora 2.

Y lo mismo sucedió con algunos dulces, cuyo precio ha subido en una o dos unidades.

Hay tramos de transporte en máquinas particulares cuyo precio también subió.

¿Alguien podrá explicar este fenómeno?

Publicado en Havana Times