Etiquetas

, , , , , , , , , , ,


Por Isbel Díaz Torres
fotos: Jimmy Roque Martínez e Isbel Díaz Torres

HAVANA TIMES, 20 agosto ¡Una del 15-M aquí a mi lado! dijo alguien con emoción. Su júbilo expresaba lo que quizás estábamos pensando la mayoría de los asistentes a la convocatoria del Observatorio Crítico. Marta ha estado participando en las movilizaciones que tienen lugar en España, y ahora estuvo un rato con nosotros.

Marta ha estado participando en las movilizaciones del 15-M

Hace días esperaba el momento. Fue un alivio cuando la escuché hablar. Una muchacha simple, maestra de primaria en una escuela pública excepcional, joven española, de pensamiento ágil y verbo fácil.

Marta enseguida se quitó la etiqueta de embajadora del 15-M. Todos sabemos que se trata de un movimiento sin jerarquías ni representantes. Ella se define como una persona normal, que le da vergüenza hablar ante mucha gente, y reconoce que en este encuentro de amigos solo puede darnos su visión personal de lo que vivió en Madrid desde mayo pasado.

Cuando ese mes yo leía asombrado las cifras, casi no podía creerlo. Madrid más 50.000 personas, Barcelona más de 15.000, Murcia entre 10.000 y 12.000, Valencia entre 10.000 y 15.000, Tenerife entre 7.000 y 11.000 personas y así por toda España. En total cerca de 129.000 personas movilizadas denunciaban la corrupción gubernamental y la falta de alternativas sostenibles para aquel mundo consumista y egoísta que ha construido el capitalismo desarrollado.

Son muy vagos, no les gusta trabajar

Asistentes a la convocatoria del Observatorio Crítico

Un inversionista francés me dijo hace poco que el problema es que los españoles son muy vagos. No les gusta trabajar. Por eso era el país menos desarrollado de Europa. Que todo eso del 15-M era una perreta de niñatos de clase media aburridos y con ganas de más discotecas.

Como yo nunca he ido a España, no podía decir mucho, aunque por supuesto no me tragué la vieja solución capitalista de los pueblos vagos y los pueblos trabajadores.

Marta nos explicó que ni siquiera se trataba exclusivamente del grave problema del desempleo en la península ibérica. La privatización de los servicios públicos avanza en los recortes de presupuesto que diseña el Estado. Las acciones y legislaciones racistas contra gran cantidad de emigrantes han ido en aumento. La corrupción del gobierno, los partidos y los sindicatos, han terminado por indignar a buena parte de la población.

Los indignados, así los llaman en los medios. Pero Marta dice que no solo se indignan, sino que también se auto-organizan, denuncian, y construyen nuevos modos de relacionarse, de generar solidaridad. Estudian colectivamente la realidad que les rodea, y diseñan estrategias. Algunas han dado resultado.

Lo mejor es que el espíritu de rebeldía se expande por toda Europa, y llega hasta el norte de África. La creación de un nuevo sujeto social parece ser uno de los grandes resultados de este proceso, según dijeron algunos en el encuentro.

Internet y las nuevas technologias

Glorieta del parque de H y 21

Cubanos y cubanas participantes de este encuentro se interesaron en el uso de las nuevas tecnologías. Entre la demonización estatal cubana de Internet, los blogs, las redes sociales, etc., y la real guerra cibernética de Estados Unidos contra Cuba, a veces es difícil saber dónde está la trampa.

Alguien habló de teorías conspirativas que organizaban revoluciones en los países europeos, africanos, asiáticos, y hasta en Cuba. Para Marta y el 15-M está claro. Por ahora la estrategia es usar esos medios como herramientas informativas y movilizativas en España, pero las decisiones se toman todas en la calle, cara a cara, en asambleas.

Todavía el esquema participativo del 15-M no es algo que pueda darse por completado. Los debates sobre democracia directa y representativa están en los foros. Ciertamente, la preferencia por la participación directa en la toma de decisiones tiene gran cantidad de adeptos, pero la cosa se complica cuando el movimiento crece como está creciendo.

Marta nos cuenta la gran cantidad de Comisiones que se han ido creando según las necesidades e intereses de los participantes, como respuesta a ese gran crecimiento. Para aquellos con grandes deseos de hablar, existía un micrófono siempre abierto, de modo que en el momento de las asambleas no ocuparan todo el tiempo de los demás.

¿Qué bien nos haría un micrófono así? ¿No creen?

Unos pocos agentes de la seguridad que nos grababan

En fin, que entre los amigos y amigas del Observatorio, algunos jóvenes que se enteraron en Internet del encuentro, otros que estaban en el parque y se sumaron, y unos pocos agentes de la seguridad que nos grababan, sumamos un total de 35 personas. El debate fue muy rico. Muy sintomático que los y las adolescentes del parque nunca habían oído hablar del 15-M.

Sin desorden público ni provocaciones, con respeto mutuo entre todos, aprendimos de otras experiencias de lucha anticapitalista. Por supuesto, la mirada descolonizadora siempre estuvo atenta. No es posible importar fórmulas, nombres o estrategias. La lucha anticapitalista y anti-autoritaria sigue esquemas diversos como diversas son las circunstancias, los espacios y las personas.

Se anunció que próximamente tendremos una aproximación a las luchas estudiantiles en Chile. Ojalá se lleguen por allí. Si no, ya les contaré.

Publicado en Havana Times, 20 de agosto. Pueden ver más fotos del encuentro en HT.