Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,


Por Carlos “El Puro” Michel Hernández Rodríguez
Hoy 1 de agosto de 2011, a dos meses justos de cumplirse el 25 aniversario de la creación de la Asociación Hermanos Saíz, una vez más es mancillado el noble propósito que motivó la creación de esta organización hecha para reunir a su vera a la joven vanguardia artística y para alentar y promover de un modo no lucrativo a la misma.
En el día de ayer fue dado a conocer por el órgano de la juventud cubana (Juventud Rebelde) que entre los días del 5 al 7 de agosto se celebrará el evento verano en Jibacoa auspiciado y organizado por la dirección provincial de cultura de Mayabeque y por la Asociación Hermanos Saíz.
Si lo vemos de esta manera nada particular encierra esta noticia, pues normalmente la A.H.S organiza diferentes eventos junto a otras instituciones en el resto del país, eso forma parte de su objeto social.
Sin embargo, esta vez lo organizado no le pertenece sino que ha sido robado a un grupo de jóvenes creadores miembros de la propia A.H.S. en la capital, al proyecto independiente Matraka, grupo gestor y promotor de diversos hechos culturales, fundador y organizador desde hace doce años del festival Rotilla, que ha tenido lugar en los últimos cuatro veranos, por las mismas fechas en la propia playa Jibacoa y al cual, irónicamente, le retiró el apoyo en las dos últimas ediciones excluyéndolo de su plan de eventos anuales, alegando que se había convertido en un evento de grandes proporciones y que se iba más allá de sus posibilidades. Provocando que dichos creadores tuvieran que acudir al Ministerio de Cultura, entidad que procedió de un modo constructivo luego de una u otra condición.
A partir de ese momento desde la propia asociación se generaron una serie de comentarios en reuniones, emitidos por sus funcionarios, que cuestionaban la verdadera procedencia de los financiamientos que utilizaba Matraka para organizar sus actividades.
Comentarios que, al parecer, constituyen el motivo o el pretexto por el cual se decidiera de manera no oficial y sin previo aviso quitarles el evento este año.
Tristemente este proceder no es el producto de una acción aislada y precipitada de algún funcionario, sino todo lo contrario, es parte de una fórmula ya estudiada y experimentada en otras ocasiones. No podemos olvidar jamás que existe un precedente no muy lejano en el tiempo. En el 2001 les fue arrebatado de la misma forma el festival de hip hop de Alamar a Renzoli y Grupo 1, por los dirigentes de la A.H.S de aquel entonces. Lo mantuvieron con vida por algunos años más, hasta que por un ciclón y otras causas quedó suspendido definitivamente siendo el movimiento de hip hop cubano y el público amante de este género los principales afectados, pérdida por la cual todavía hoy no han sido resarcidos.
Creo que la actitud adoptada por algunos funcionarios de las instituciones involucradas es totalmente incorrecta, tengo suficientes argumentos para afirmarlo, pues he tenido la suerte de estar en el ojo del huracán, por mi condición de fundador y director artístico de uno de los más importantes escenarios del festival, y por la cantidad de años de arduo y dedicado trabajo por y para los artistas de “La Madriguera” sede capitalina de la asociación, llegando a ocupar en ella el cargo de director por espacio de un año (2008-2009). Precisamente en marzo de ese año, durante la asamblea provincial de la A.H.S. en la capital se hizo entrega de un reconocimiento por su contribución a la promoción del arte joven a Michel Matos, director del proyecto Matraka, que a su vez figuraba en el catalogo de excelencia de la sección de promoción. Quiero recalcar además que en ese tiempo debido a las pésimas condiciones tecnológicas de los equipos de “La Madriguera” ellos contribuyeron en múltiples ocasiones prestando su audio, video proyector y computadoras para la realización de las actividades. Más de nada valió para la asociación los méritos antes reconocidos cuando le estorbó el festival y valiéndose de la calumnia no ha hecho más boicotear su realización.
Es importante dejar claro de una vez y por todas que la búsqueda de financiamiento o patrocinio en apoyo a la actividad cultural proveniente del exterior o de algunas sedes diplomáticas acreditadas en nuestro país no es un delito, que este proceder ha sido una constante en artistas de prestigiosas entidades del patio.
Cómo puede ser esgrimido este argumento para legitimar un robo? Para nadie es un secreto que somos un país pobre de recursos debido al bloqueo económico y un largo etcétera de calamidades que ya forman parte de nuestra cotidianidad, pero en lo que si podemos considerarnos ricos es en el amplio caudal del talento artístico que emana por todos los rincones de nuestra geografía y para desarrollarse tiene que buscar los medios.
Debo reconocer que a lo largo de su historia la A.H.S ha tenido resultados positivos, por ejemplo ha creado un sistema de becas de creación en los que muchos artistas jóvenes han podido encontrar algún financiamiento para la materialización de sus proyectos y en determinadas etapas ha ofrecido una programación que si bien no ha sido suficiente ha cubierto un poco las necesidades de un sector poblacional que ha visto reducirse los espacios alternativos cada vez más por el empuje de una ola masiva del reggaetón y otros géneros de gran arraigo popular que comercialmente ofrece jugosos dividendos.
También fue la primera en acoger en su seno al incipiente movimiento de música electrónica y reconocer la labor del DJ como un arte, abriendo las puertas para su reconocimiento por parte de otras instituciones posteriormente.
Sin embargo, sus sombras terminan siendo más fuertes que su luz y, si es necesario terminan perjudicando a los propios artistas que han promovido o reconocido dentro de sus filas, como en el caso que nos ocupa. Vergonzosa es la censura a la que son sometidos algunos de sus miembros, el ejemplo más visible es el grupo de hip hop “Los Aldeanos” que a pesar de ser ampliamente demandado por diversos públicos, solo tenían la oportunidad de dar un concierto en vivo una vez al año en nuestro festival, y penosamente para ellos y sus seguidores este año ya no la tendrán.
Quiero aclarar que lo que aquí expongo no es fruto de la imaginación ni movido por algún tipo de resentimiento de orden personal, pues aunque mi salida de la asociación tuvo que ver de alguna manera con los actuales acontecimientos, solo deseo que se conozca la verdad y se solucione un conflicto que nos afecta a todos.
De paso quiero comentar otra de las grandes faltas que está cometiendo la dirección nacional de la asociación en los últimos tiempos, preocupación de una gran parte de sus asociados, ocurre que se ha convertido en pseudoelitista, específicamente desde que les fuera entregada en su totalidad la sede del Pabellón Cuba, donde constantemente se programan conciertos de agrupaciones profesionales ya consagradas que muchas veces no están dentro de sus presupuestos estéticos y que nunca pertenecieron a ella, dejando de lado a sus propias agrupaciones que pocas veces cuentan con espacios para promover su arte. Lo mismo sucede con los artistas de la plástica que jamás pueden ver sus obras expuestas en las súper galerías que se construyeron, donde solo se programan las exposiciones de las vacas sagradas que tienen todas las galerías de Cuba a su disposición.
Para terminar quisiera referirme a las razones que les fueron dadas a un grupo de artistas asociados de la A.H.S.
de la Habana invitados a participar en el respetable festival europeo “Exit” en Serbia, principal patrocinador de Rotilla y otros eventos no vinculados a Matraka, para impedirles viajar y presentarse junto a prestigiosos y afamados artistas internacionales, frustrando de esta manera el importante intercambio y la promoción de su obra. Les fue informado que aquel evento a donde pretendían ir estaba colaborando con los planes desestabilizadores de los enemigos de la revolución y que existían pruebas serias, que nunca fueron mostradas, por cierto*.
Paradójicamente también fueron invitados a Exit para dar unas conferencias sobre su trabajo en la lucha contra la homofobia el CENESEX y su directora la doctora Mariela Castro Espín, a los cuales no les fue impedido el viaje. Es evidente que la AHS se sirvió de mentiras, pues si lo dicho fuese cierto el CENESEX tampoco hubiese participado.
En fin, en qué se ha convertido la A.H.S? De qué sirve pertenecer hoy a ella si puede anularte cuando no sirves a sus intereses? Parafraseando al periodista… saquemos todos nuestras propias conclusiones.

*Los Artistas perjudicados fueron: el proyecto de música electrónica IA, integrado por el productor musical y DJ Alexis de la O y la cantante y compositora Iliam Suarez , DJoy D’Cuba (Joyvan Guevara Díaz) Productor musical y DJ y David Escalona Productor musical y MC.