Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Por Regina Cano

Había escuchado mucho sobre Educación Popular y Arte Educando* y sus logros en actuaciones con los más pequeños y con el niño que llevamos dentro. También de lo importante que para adultos puede ser experimentar estas prácticas, logrando maneras más horizontales de comunicación y entendimiento entre nosotros mismos. Todo lo anterior fue siempre muy lejano para mí hasta que me encontré con el proyecto El Trencito. El Trencito es una intención con una vida cercana a los 15 años, del que dos generaciones ya salieron imbuidas de herramientas necesarias a la hora de cuestionarse de qué manera estoy actuando para mí y para el otro, cuál es mi lugar en el hoy y el ahora en este país donde deseo vivir y crear mi familia. Este Proyecto acoge a un grupo de niños al final de cada semana en la casa de sus creadores Yadira y Ernesto, quienes comenzaron esta colaboración social siendo dos jóvenes esposos con un hijo en camino y que actualmente ya tienen dos niños propios. Ellos, con el deseo de entregar el amor que los llena y jugar semana por semana con los niños de su barrio que estén dispuestos a hacerlo, han logrado ser una referencia en la Ciudad. Este espacio de juegos defiende el principio de la no competitividad, ante una realidad que presiona al niño educacionalmente a tener una actitud contra el igual, lo mismo por el barrio, la escuela, que por los padres y la sociedad en general.

El niño cubano se enfrenta a diario a la exigencia de una competitividad que genera la agresión social entre individuos y por la ausencia del Espíritu de Solidaridad que cambió en gran medida la Crisis de los 90s, donde no aparece una iniciativa Institucional desde la mira de los juegos. Generalmente los niños no dejan de asistir a Trencito o “montarse en él” después de la primera vez, para participar de juegos no-competitivos, dibujar adivinando en manchas, hacer teatro a partir de la creación de sus propias ideas, sensaciones o percepciones y la mucha risa y felicidad que el estar juntos para jugar les proporciona el reunirse cada domingo.

En el Observatorio Crítico de 2010, tuvimos la oportunidad nuevamente de jugar con niños; esta vez del pueblo de San José de las Lajas, donde se realizó el Evento; gracias a la intervención de El Trencito. Además de disfrutar de un video de las actividades comunes del Proyecto, lo cual me activó; en grado sumo; para ver otros matices en el difícil cotidiano, sintiéndome más capaz de escuchar, tolerar y respetar al otro.

*Arte Educando: Es un evento anual que realiza un proyecto cubano donde uno de sus principios es defender la no competitividad en la educación y que ha tenido proyectos invitados con la misma intención desde otras partes de América.

Publicado en Havana Times, http://www.havanatimes.org/sp/?p=5471
Anuncios