Lo que no puedo olvidar…

Etiquetas

, , , , , , , , ,


Crónicas Cubanas

En recuerdo de San Marcelino Champagnat cuando se cumplen 200 años Maristas

Queridos lectores de Crónicas Cubanas

Ha llamado con mucha intensidad a mi conciencia y siento el deber espiritual de expresarlo en mis Crónicas Cubanas -que publico con el propósito de conducirme como cronista de mi época-, un correo recientemente circulado entre los que estudiamos en los colegios de los Hermanos Maristas de Cuba, por monseñor Emilio Aranguren, Obispo de Holguín y antiguo alumno Marista. Con un planteamiento esencial para todos los ex alumnos Maristas de Cuba que, entre otras cuestiones importantes, expresa textualmente en unos párrafos básicos: “La Congregación de Hermanos Maristas está celebrando el 200º aniversario. Somos parte de ella. Recemos y demos gracias… ¿No será este uno de los posibles caminos a tener en cuenta cuando leemos el texto del Mensaje del Superior General (Hno. Emil Turú FMS) con motivo de la Fiesta del Fundador, en la que insiste que hay que prepararse y estar dispuesto para ‘cambiar’?”.

En medio de la complicada existencia terrenal que he vivido, desde mis primeras enseñanzas recibidas a la fecha; con realizaciones
personales, luchas existenciales, logros, errores y reveses, todo ello propio de lo específica que es nuestra condición humana, he podido comprobar con mis ya muchos años de vida que, en lo más profundo de mi ser, se encuentran las luces y las semillas sembradas para siempre por quienes fueron mis primeros educadores maristas, incluso en medio de las imperfecciones y errores que toda obra humana tiene per sé. Sigue leyendo

Cuba y lxs cubanxs en el Pentecostés 2017

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


¿A qué esperamos para mirarnos por dentro con objetividad?

Por Félix Sautié Mederos

Queridos lectores de Crónicas Cubanas

Los analistas internacionales de prensa en Cuba son realmente muy capaces y profesionales. Nos mantienen al día con objetividad de análisis al respecto de los principales problemas mundiales que nos ha tocado vivir; casi nada se les escapa. Eso lo planteo a plena responsabilidad y con conocimiento de causa en el oficio periodístico. Pero en lo referido a nuestros propios problemas internos, en nuestros medios de comunicación en cambio, se imponen la apologética y el triunfalismo potenciado además por un conformismo tácito con el secretismo que nos invade y caracteriza, muy a pesar de todo lo que oficialmente se ha planteado contra ese secretismo, del cual parece que no nos podemos deshacer.

Me refiero a un problema cuya solución urge cada día más, porque en el intercomunicado ámbito en tiempo real que nos rodea por todas partes internacionalmente, nuestra falta de diálogo y análisis sobre nuestros propios problemas, más allá de todo lo positivo que es muy justo señalar, constituye una carencia que nos hace mucho daño y que coadyuva a la desesperanza y al hastío del más de lo mismo gris que se reitera cotidianamente entre muchos cubanos de a pie. Estado de ánimo que es imprescindible superar en aras de crear esperanzas y fe en el futuro incierto que tenemos por delante en las complicadas
circunstancias que estamos viviendo en el mundo de hoy y que nuestros analistas internacionales nos reflejan con eficiencia y eficacia. Sigue leyendo

Bienvenido sea el debate sobre Víctor Mesa: mi opinión

Etiquetas

, , , , , , , , ,


Por Félix Sautié Mederos

Queridos lectores de Crónicas Cubanas

Desde mi Rincón de Centro Habana, como habanero de pura cepa, no puedo ser indiferente ante el apasionado debate beisbolero que se ha provocado en las últimas semanas -con motivo de la designación del laureado y polémico pelotero cubano de todos los tiempos Víctor Mesa, como mánager nada menos que de Los Industriales. Novena habanera de pelota que Mesa ha enfrentado con especial enconamiento desde los equipos de Villa Clara primero y de Matanzas después, que ha dirigido y que incluso se puede decir que reconstruidos gracias a sus esfuerzos para sacarlos de profundas crisis de manera polémica y efectiva, pero sin alcanzar ningún campeonato.

Industriales es el equipo del béisbol cubano de la Revolución que más campeonatos ha ganado, 12 hasta el momento, con sus símbolos del león y del color azul extraídos de la tradición beisbolera ancestral del pasado Siglo de nuestra Habana Maravilla la Capital de todos los cubanos, tan deslumbrante y tan venida a menos por quienes tienen la obligación de conservarla y limpiarla. Los eternos rivales de aquella época ancestral eran los rojos leones del Club Habana y los alacranes azules del Club Almendares, nombre tomado del río que atraviesa a nuestra Capital por su costado oeste.

Comienzo en este debate surgido con una opinión muy personal, en el sentido de que ningún cubano es indiferente al béisbol, o la pelota como le decimos por aquí, aunque se esfuerce en negarlo, porque la pelota es parte de nuestra identidad nacional y de nuestra
idiosincrasia, al punto que en el lenguaje popular constantemente hablamos en términos beisboleros.
Sigue leyendo

Cambiar las cosas en Cuba: ¿Leyes, auto-organización social, o ambas?


El Guardabosques

Por Dmitri Prieto Samsónov

Hace unos días, me enteré, como much@s, del horrible “incidente” de Manzanillo, donde una pandilla de [pre]adolescentes dio fuego a un cachorro de perro doméstico (Canis lupus familiaris) hasta hacerlo morir. El corazón se me llena de ira e impotencia con sólo imaginar el dolor sufrido por el perrito, y la indolencia perversa, indigna, de quienes observaron tal acto y además lo filmaron y lo subieron al internet: jóvenes y adulto/as por igual. Y me da vergüenza: uno se pregunta cómo rayos en el entorno inmediato de esa gente no había nadie que parara el descaro de esa inútil y trastornada crueldad; o es que ya no hay personas que se atrevan a decir palabra o a actuar con fuerza contra lo elementalmente imposible de imaginar hace sólo algunos días. La indolencia nos ha robado a Cuba. Porque nos la hemos dejado robar por…

Ver la entrada original 428 palabras más

Una pasividad contra Natura

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Crónicas Cubanas

Por Félix Sautié Mederos

Queridos lectores de Crónicas Cubanas
Hay tranquilidades que pueden ser realmente complicadas y
superficiales, porque cuando esas tranquilidades se identifican con las pasividades que lo detienen y lo silencian todo y que pujan por detenernos en el tiempo a todos -y valgan las redundancias del término todos-, aplazando para futuros indefinidos los cambios que son necesarios al propósito de correr hacia adelante, al ritmo del movimiento que es inherente a la naturaleza y la sociedad, se crean entonces estancamientos contra natura, que nada bueno pueden traernos. Lo que expreso es una opinión muy personal, que quiero plantear desde mi Rincón de Centro Habana en el mismo centro de la Capital de todos los cubanos porque, ya en el 5to mes del año decisivo 2017, percibo una tranquilidad extraña y no consecuente con los movimientos previos que deberían ser necesarios en un período de tiempo tan decisivo para el anunciado relevo generacional de la Revolución Cubana, que biológicamente ya no puede esperar más.

En estas circunstancias, identificar y rechazar esas tranquilidades devenidas pasividades que pueden ser irreales, mientras que se gestan a lo interno de la sociedad complicaciones no consideradas por la falta de análisis y de diálogos consecuentes, constituye una responsabilidad que los revolucionarios conscientes no podemos eludir; sobre todo si tenemos como nuestra base de acción los principios éticos planteados en el legado de Fidel que no es ocioso citarlos con reiteración: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro
internacionalismo.”
Sigue leyendo

Desastre ambiental en el Centro de Cuba: cambio climático y burocratismo, contra el ganado


El Guardabosques

Por Gabriela Radfar

Recientemente, en pleno mes de mayo, tuve la oportunidad de viajar a las provincias centrales de Cuba. Esta peregrinación incluyó Yaguajay, el municipio norteño de la provincia de Sancti Spíritus, famoso por la acción militar del comandante Camilo Cienfuegos al final de la guerra de 1956-59, quien liberara ese poblado de las tropas batistianas.

La zona de Yaguajay tiene una belleza singular, no sólo natural, sino dada también por las casas de quienes ahí habitan, donde se hace notar la preocupación por la tierra, la limpieza, y la vegetación. Se nota que hay ahí una población campesina que sabe cuidar su entorno. Éste, por su parte, posee elevaciones cársticas, con cuevas, y hay ahí singulares proyectos comunitarios, como lo es el del poblado de La Picadora, donde existen microindustrias, agricultura orgánica, y emprendimientos colectivos de agroturismo.

Pero mi impresión de ese viaje se empañó por lo que…

Ver la entrada original 375 palabras más

El Recurso del Método: una fórmula periodística cubana


El Guardabosques

Por Isbel Díaz Torres

El periodista Lazaro Manuel Alonso nunca me respondió a mi amable carta sobre el tema de los desechos en la capital. Es por eso que la hice pública recientemente.

Lo que sí hizo este periodista fue regresar la semana siguiente con el mismo tema, y arremeter con más fuerza contra las personas, y justificar aún más a las autoridades responsables de que La Habana sea casi un gran vertedero. Era posible percibir la indignación en su tono de voz.

Lázaro cambió en esta ocasión la tradicional expresión “indisciplina SOCIAL” por una más fuerte como “indisciplina POPULAR”.

Si bien el término “indisciplina social” se ha usado tradicionalmente por la prensa oficialista cubana, y por los funcionarios y dirigentes del país para culpabilizar a la gente, al menos la fórmula permitía imaginarnos que también se dirigían a las instituciones sociales relacionadas con el tema en cuestión.

Con…

Ver la entrada original 116 palabras más