Archivo de etiquetas| Cuba

Expresiones desbordadas de espiritualidad, Semana Santa 2014


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Hace algún tiempo el Ateísmo Científico ha sido superado en Cuba como política de Estado; sin embargo, aún se mantiene presente en las secuelas causadas por los daños infligidos durante muchos años a la espiritualidad de las personas, muy especialmente a sus creencias y prácticas religiosas, así como a sus costumbres y tradiciones.

En este orden de cosas podemos encontrarnos también que aún pervive un ateísmo sostenido dentro de ciertas instancias que realizan un control sistemático sobre las entidades religiosas, el pensamiento y la expresión de las ideas así como de la espiritualidad de la población cubana, muy en especial las manifestaciones públicas de religiosidad que además han sido muy afectadas con motivo del paso del tiempo por causa del ateísmo al centro de todo, a pesar de las fortalezas espirituales del pueblo cubano que se ha resistido y se resiste a dejar a un lado sus creencias y sentimientos religiosos pasando por encima de medidas administrativas, compulsiones y campañas ateísticas; y, que ha protagonizado explosiones de espiritualidad reiteradas en esta Semana Santa 2014; entre otras relacionadas con la Patrona de Cuba que se deben destacar a pesar del tiempo transcurrido, tales como las manifestadas masivamente a lo largo y ancho de nuestra geografía durante la peregrinación de la Virgen Mambisa por todo el país en el año 2011 cuyos ecos aún resuenan de Oriente a Occidente.

La Semana Santa es una de esas conmemoraciones religiosas cargadas de espiritualidad popular que se pretendieron desterrar de los sentimientos y de la vida cotidiana del pueblo cubano; pero ello ha sido inútil porque en definitiva, desde hace algún tiempo cada año aumentan esas expresiones de espiritualidad propias de la Cuaresma y de la Semana Santa, muy especialmente durante sus inicios el Domingo de Ramos, lo que de nuevo viví en este 2014, ocasión en que el pueblo desborda los templos católicos en búsqueda de su ramo bendito con el deseo manifiesto en creyentes y no creyentes, que asisten a las iglesias en ese día tan señalado para buscar un signo sacramental que les estimule espiritualmente a continuar adelante en la vida monótona en que nos encontramos enquistados. Esa es la explicación que personalmente encuentro a estas explosiones de espiritualidad durante mis vivencias en las mismas, las que no me pierdo desde que comenzaron a manifestarse; y que en los últimos años, se han ido desbordando cada vez más.

He vivido y vivo intensamente lo que está sucediendo al respecto de la espiritualidad popular que ha salido de sus enclaustramientos para manifestarse en templos, casas, plazas públicas y calles, lo he visto por dentro, he participado y lo testimonio. Ese es el propósito de esta Crónica sobre la Semana Santa 2014 en la que se han repetido las expresiones en los templos colmados de un público que crece cada vez más y aumenta en los que posteriormente continúan participando con sistematicidad.

No puedo tampoco obviar la cada vez más pública presencia de muchos cubanos y cubanas vestidos con las ropas que identifican sus creencias propias de la religiosidad popular cubana y/o exhibiendo atributos de esa religiosidad popular, que pululan por nuestras calles, parques y plazas. Eso nadie en su sano juicio podría negarlo.

Todo ello constituye un creciente interés respetuoso y muchas veces participativo por lo religioso, que cada año se hace más masivo dentro del pueblo que colma los templos católicos durante la Semana Santa tal y como ha sucedido en los últimos días en Cuba; y, que lo hacen también con otras expresiones religiosas, pero en este caso concreto me refiero a la Semana Santa 2014 que el ateísmo trató de que se olvidara para siempre y ha sucedido todo lo contrario.

Pienso que ante estos hechos concretos que no se pueden negar, dado su espontaneidad y masividad, los que han pujado por prohibir espiritualidades e imponer ideas deberían reconocer su fracaso, no continuar en sus empeños y hacerse definitivamente a un lado porque la vida es movimiento y se ha demostrado que no se puede detener al arbitrio de hechos voluntariosos contra natura como ha sido negarle a las personas el ejercicio de su espiritualidad sea la que sea, católica, protestante o de cultos populares de origen africano y sincréticos, así como otros más que sería muy extenso relacionar, todos los cuales son consubstánciales como expresión espiritual correspondiente a la condición humana.

Así lo he vivido, así lo pienso y así lo manifiesto con mis respetos por la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

Publicado en Por Esto! el martes 22 de abril del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=320941

Apuntes para una cartografía en torno al debate del término Afrocubano/a


Por Alberto Abreu

En los últimos tiempos la impugnación del término afrocubano se ha colocado como un lugar común en diferentes intervenciones de intelectuales cubanos. Los intentos por descalificar este término provenientes, casi siempre, del ámbito académico institucional, y los argumentos esgrimidos por sus detractores trascienden la dimensión terminológica, y vehiculan un grupo de cuestiones relativas a la preservación de la identidad nacional, la historia de la nación y la unidad de la Revolución Cubana. Desde luego que tales impugnaciones no resultan nuevas. Me recuerdan la reacción que hacia finales de la década del ochenta produjo en el paisaje intelectual cubano el encuentro de un grupo de jóvenes artistas e intelectuales con los postulados teóricos del postestructuralismo y la postmodernidad, y los descalces de aquella generación emergente a ciertos marcos analíticos, paradigmas teóricos, así como al monolitismo de sentido, las percepciones enclaustradas del sujeto y la identidad nacional heredadas de los años setenta, las cuales se tornaban inoperante para analizar estos nuevos gestos culturales. Sobre la manera en que, tiempo después, esa misma academia recicló hasta hacer suyos tales presupuestos, discursos y obras -presentándolos, en muchas ocasiones, como una conquista suya-, es otra historia que no puede hacernos olvidar aquellas tensiones y encarnizados debates que, en el marco de las luchas interpretativas y en el plano de las relaciones saber-poder atravesaron el campo cultural cubano de la segunda mitad de los ochenta y primeros años de la década del noventa. En primer lugar, porque una zona importante de aquellas poéticas emergentes (René Peña, Armando Mariño, Douglas Pérez, Elio Rodríguez, Belkis Ayllón, Pedro Álvarez el método de actuación trascendente de Tomás González, la cultura hip hop) interpelaban las políticas de representación, hasta entonces vigentes, sustentadas en un sujeto nacional homogéneo, al tiempo que se abrían a provocadoras representaciones del cuerpo racializado negro deconstruyendo un grupo de mitos arraigados en el imaginario popular. Compulsadas por esa fascinación posmoderna por los bordes, la alteridad, la carnavalización, el neohistoricismo y la disolución de las fronteras entre lo culto y lo popular estas obras desmontaban ciertos silencios, estrategias de reducción que habían devenido en signo de la centralidad del poder del blanco frente al sujeto negro/a o mulato/a.

Leer Más…

Arriba las manos, esto es un atraco (II)


Por Rogelio M. Díaz Moreno

En la segunda parte de esta diatriba, voy a abordar otro soberbio atraco que madura el Estado cubano contra sus trabajadores. Este está relacionado con la actividad en la llamada Zona Franca del Mariel.

En la Zona Franca del Mariel (ZFM), el gobierno cubano planea establecer un mega puerto y una planta industrial abierta a las inversiones de los empresarios extranjeros. Para ser competitivos en el área caribeña, el gobierno cubano ha establecido las condiciones más amables que ha podido concebir. Los inversores tendrán bajos impuestos, períodos prolongados de gracia fiscal, facilidades de repatriación de ganancias, etcétera. Uno se preguntaría, ¿dónde está la ganancia, entonces, para el Estado cubano?

Una nota en Cubadebate, aparecida hará un par de días, me esclareció esta duda. Se vuelve a manifestar otro principio del marxismo, relativo a la obtención de ganancias en base a la explotación. La ganancia está, como siempre, en apretarles los tornillos a los asalariados tan duro como sea posible.

Leer Más…

Una inconformidad que recorre por dentro


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

En algunas de mis crónicas he escrito con reiteración que no puedo negar ni mis orígenes ni mi historia dentro de los procesos revolucionarios de Cuba en los últimos cincuenta y tantos años; pero si bien este planteamiento formal y muchas veces apasionado lo reafirmo plenamente en la actualidad y no me canso de hacerlo por mucho que transcurran los años, también debo confesar con la misma formalidad y pasión que no por ello quiere decir que ahogue mis inconformidades en un silencio oportunista, miedoso y acomodaticio muy al uso últimamente. Leer Más…

Arriba las manos, esto es un atraco (I)


Por Rogelio M. Díaz Moreno

Se le cansan los brazos a uno de tanto sostenerlos en alto. Cuando se cree que se sale de un atraco y los cuatreros te van a dejar tranquilo un tiempo, ya está montado el siguiente asalto y hay que volver a pagar, por más que uno crea que el anterior ya lo dejó seco. Se confirma por enésima vez el concepto marxista de que aquel infeliz que solo posee su fuerza de trabajo para ofrecer en el mercado, será víctima sistemáticamente de los abusos de los dueños de los recursos, los Estados y las leyes.

El anuncio de la subida de los salarios en un limitado sector laboral de nuestro país –la salud pública– apenas se había asentado, cuando volvieron a caer rayos sobre el bolsillo de los trabajadores cubanos. La noticia salió hasta en el oficialista diario Granma, como para no dar margen a especulaciones: aumentan los precios de la leche en polvo. La ya de antes incosteable bolsa del producto sube otro 15%, para desolación de todas las familias que dependen de los salarios del Estado cubano. La razón ofrecida en el comunicado oficial invoca una supuesta subida del producto en el mercado mundial. Eso mezcla, descubrimos, el cinismo más alevoso con la mentira más desvergonzada. Pero vamos por orden, y con los trapitos de marxismo que conocemos por delante.

Leer Más…

Democratización: necesidad prioritaria objetiva de toda la sociedad cubana


Por Pedro Campos

En la sociedad cubana está casi generalizado el criterio de que la causa principal de la precaria situación actual y de los graves problemas sociales que enfrentamos, es el modelo económico social y político vigente.

De una u otra forma, todas las corrientes de pensamiento político en la Cuba de hoy, dentro y fuera del gobierno, coincidimos en que debemos trabajar por realizar cambios en el mismo.

Las diferencias están en la profundidad y el sentido de los cambios. Pero mirándolo con detenimiento y profundidad hay elementos que se presentan comunes. Veamos.

La oposición tradicional al gobierno, primero desde posiciones violentas y hace ya décadas  desde enfoques pacíficos, viene abogando por cambios democráticos. Por sus acciones ha pagado un alto precio.

La  amplia Izquierda Democrática y Socialista donde encontramos trotskistas, anarquistas, gramscianos, libertarios, consejistas, socialdemócratas, comunistas democráticos, autogestionarios, partidarios del cooperativismo y otras tendencias, también desde los mismos primeros tiempos del 59 ha sido víctima de represiones en diverso grado, pero durante mucho tiempo algunos creyeron (me incluyo) que podrían lograre modificaciones  en favor de sus posiciones, a partir del modelo existente. Leer Más…

Para comprender lo que realmente sucede


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

Aquella expresión popular muy manida que habla del paso de carretas y carretones por encima de nosotros sin que nos demos cuenta de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, es una idea que actualmente asalta a mi conciencia sin pedir permiso; porque después de haber pasado algunos días fuera del país, en Mérida, Yucatán, participando en las actividades por el 23 Aniversario del periódico POR ESTO! al que fui gentilmente invitado junto con un grupo de colaboradores cubanos, todos colegas de muchos años en las luchas revolucionarias, a mi regreso percibo la sensación espiritual de haber encontrado a los habaneros y muy especialmente a mis vecinos y amigos más cercanos, en medio de una especie de letargo, que sé que no es algo nuevo, sino más bien parte de un más de lo mismo prolongado del que me alejé tan solo por unos pocos días, que en sí mismo concita múltiples preocupaciones por la subsistencia del presente y futuro a que estamos abocados los cubanos. Leer Más…

Con nuestra propia historia y dignidad.


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

Con apenas unas pocas horas de haber regresado desde Mérida a La Habana, después de todas las emociones vividas durante la conmemoración del 23 Aniversario del periódico Por Esto!, a las que hube de referirme en mi crónica titulada No es del color del Cristal con que se mira (1), recibí una llamada telefónica de un compañero de muchos años en la que me invitaba a participar en un encuentro de dirigentes juveniles veteranos que participamos en las luchas revolucionarias desde finales de los años cincuenta y que ya estamos viviendo los 60 y 70 años de vida más menos, según la generación a que cada cual pertenecemos. Leer Más…

Primavera en Miami con una esquina rota


Por Yasmín S. Portales Machado

Salí del aeropuerto de Miami muerta de hambre, como es usual.

No por los 45 minutos de vuelo, sino por las tres horas que pasé en el aeropuerto de La Habana, más una hora (de pie) en el control de aduanas norteamericano. Suman unas cuatro horas adicionales al tiempo de viaje real. Los vuelos internacionales cortos ponen al descubierto cuánto tiempo se gasta en seguridad en el mundo post 11 de septiembre.

Yo no tengo nada en contra de la seguridad aérea, pero si contra los precios de las cafeterías del “José Martí”. También agradecería un puestecito de perros calientes –con sus refrescos y su opción vegetariana– en el control de fronteras norteamericano. Podrían girar las ganancias a los fondos para la lucha contra el terrorismo, a la que es tan aficionada Washington. Leer Más…

El elefante de Troya, o sobre el derecho a practicar la explotación


Por Rogelio M. Díaz Moreno

La nueva Ley de Inversión Extranjera que regirá en Cuba se aprueba en estos momentos, por parlamentarios cuya postulación es totalmente turbia y se reúnen a puertas cerradas en el apartado Palacio de las Convenciones, sin la trasmisión en vivo de los medios de prensa. Ha provocado bastante revuelo y, es de prever, todavía levantará más.

Ahora quiero referirme a uno de sus puntos más álgidos, al que quisiera aportar la perspectiva que entiendo como revolucionaria y marxista. Como es sabido, la ley otorga todos los derechos habidos y por haber de explotación de trabajadores cubanos a los empresarios extranjeros. También se extiende este derecho a los empresarios de origen cubano, que residen en el exterior.

De acuerdo con cierta lógica, una persona acostumbrada al capitalismo se podría hacer la pregunta siguiente: ¿y por qué vuelven a quedar los cubanos, residentes en Cuba, excluidos de este derecho? Aquellas personas afortunadas, vecinas de Liborio pero mucho mejor dotadas, están naturalmente dolidas de que los dejen fuera del banquete. Ahí tenemos a Silvio Rodríguez, por ejemplo, al que evidentemente ya se le pasó la etapa de necio y ahora, vuelto más inteligente, no quiere tener menos oportunidades que Alfie Fanjul. Reclaman, pues, el “derecho” de explotar a sus compatriotas.

Leer Más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 405 seguidores

%d personas les gusta esto: