Archivo | Deporte RSS para esta sección

Por un deporte socialista en Cuba


Por Erasmo Calzadilla
De niño me fascinaba el deporte; quería ser como Casimiro Suárez, aquel bailarín de las anillas que deslumbró al mundo en los tempranos 80.
Los adultos me aseguraban orondos que nuestros deportistas de alto rendimiento no eran profesionales (como en el capitalismo) sino amateurs. Luego comprendí que entrenar a tiempo completo, prestigiar al régimen y mantener hipnotizadas a las masas era y es su auténtica profesión.
Antes del Período Especial Cuba ganaba muchos trofeos. La presilla de la dictadura apretaba más que ahora pero la gente la sufría menos; en parte porque, gracias a ella, el orgullo nacional andaba de gira por las estrellas. Teofilo Stevenson y Alberto Juantorena nos mantenían subyugados a la pantalla mientras un demente irrefrenable deconstruía la República. Leer Más…

Un llamado nos llega desde el béisbol: abrirnos al mundo


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Con motivo de la actuación de regreso del béisbol cubano a la Serie del Caribe 2014, debo decir que la pelota ha sido siempre un tema central para el pueblo de Cuba. En las buenas y en las malas los cubanos sentimos a la pelota como algo muy nuestro, incluso el lenguaje cotidiano que usamos tiene un talante beisbolero y muchas de nuestras situaciones específicas y sentimientos las expresamos en clave de la pelota, las que todos comprendemos perfectamente sin que haga falta mucha explicación. Nadie puede impedir que el tema de la pelota sea objeto de debate permanente y apasionado en las casas, en los barrios en los parques así como en cuantos lugares haya tránsito de personas. Incluso en la prensa nacional con todas las limitaciones y exclusiones que tiene las que no vienen al caso relatarlas porque ya lo he planteado extensamente en otras crónicas, encontramos que el tema de la pelota sobre todo por la radio y la televisión es objeto de debate e inclusive de polémicas, porque en Cuba la pelota da impulso al ritmo de nuestro corazones y está muy adentro de nuestra nacionalidad. Comprendo que mis palabras son pobres para describir lo que significa la pelota para los cubanos, incluyendo a los que no son amantes del deporte, mucho más en los momentos aciagos que nos plantea la actuación del equipo cubano en la Serie del Caribe 2014 con un único triunfo pobre de resultados contra la novena de Puerto Rico y actuaciones muy decepcionantes en sus enfrentamientos contra los equipos de República Dominicana y México, lo que en definitiva culminó en el último lugar de la Serie 2014 con su no clasificación a los semifinales.

Dada la frustración que se vive a mi alrededor con nuestro deporte nacional en su regreso a la Serie del Caribe, escribiré pues mis sentimientos y percepciones al respecto, sin entrar en las cuestiones técnicas específicas que le corresponden a los especialistas y a los aficionados comprometidos, que son los siguen a sus equipos y se especializan también en los análisis de los resultados debatiéndolos con pasión en las peñas que existen en el territorio nacional. Como consecuencia lógica con todo lo expuesto, el regreso de Cuba a las competencias del Caribe deviene un acontecimiento muy destacado para los cubanos, además de significar la rectificación de algo que nunca debió ser. En este orden de pensamiento, voy a opinar aunque reitero no soy un cronista deportivo, pero sí un cubano comprometido con su pueblo y con su nación, un habanero rellollo seguidor de los Industriales y, por razones de historia personal, del equipo Isla de la Juventud que ayudé a fundar. Ahora no se deben arremeter todas las culpas sobre el equipo de Villa Clara que nos representó y convertirlo en víctima expiatoria de algo que tiene causas de fondo muy profundas que son las que se deben analizar.

Quiero significar que sobre este asunto tan decepcionante aunque tristemente esperado por algunos que lo veíamos venir, en la prensa nacional, con todas sus censuras y limitaciones, se han publicado artículos muy interesantes al respecto de lo sucedido en la Serie del Caribe Isla Margarita 2014 con el equipo Villa Clara que representa al béisbol cubano, que en mi criterio nos plantean pistas muy importantes para un análisis específico del hecho. Cito algunas frases muy descarnadas tomadas de la prensa del martes 4 de febrero 2014: nos hemos dormido en los laureles. Seamos honestos y reconozcámoslo todos. No importa lo que digan los enemigos Incluso se publican expresiones muy significativas de algunos fanáticos caribeños en Isla Margarita, lugar del certamen, tales comoparecen juveniles sin experiencia, los veo nerviosos y se ven que son buenos jugadores ¿Qué está pasando con ese equipo?, ni siquiera los veo disfrutar el juego (1) Mientras que en otro artículo titulado La Isla de las Pesadillas (2) se expresa: Es la oportunidad de abrir definitivamente los ojos y convencernos de que el mundo ha evolucionado tanto como el béisbolLa participación cubana en esta competencia y su desarrollo son las pruebas más irrefutables de las marcadas diferencias entre el béisbol moderno y el que jugamos en nuestra amada tierra

Las frases citadas y los artículos en su conjunto nada desafectos del Sistema, reflejan una realidad muy controvertida. En mi criterio hace años que estamos recibiendo señales y llamados de atención desde los más diversos sectores de nuestra sociedad, que nos expresan a gritos que vivimos en un estado de obsolescencia que se ha generalizado. En este sentido por más que se haya intentado o se intente acallar las voces que lo denuncian, incluso a partir del concepto de matar al mensajero que para algunos es una solución preferida así como el de Plaza Sitiada que ve enemigos por todas partes, día a día aparecen realidades como las del chasco que vivimos en estos momentos con la actuación de regreso a la Serie del Caribe de un equipo cubano de béisbol. En agosto del 2013 publiqué en POR ESTO!, en una crónica, frases que quiero citar al respecto (3) siento quizás con mayor intensidad que vivimos dentro de una obsolescencia sostenida que se hace evidente en los más disímiles ámbitos de nuestra sociedad caribeña insular La obsolescencia está dañando las esencias básicas de la nación cubana, y la historia no va absolver ni a este mal en sí mismo, ni a quienes lo propugnen y lo sostengan. La obsolescencia es un cáncer social de efectos terminales en el tiempo.

En los resultados de nuestra zafra azucarera, principal rubro de la economía cubana, vemos que ya no somos capaces de producir azúcar con la misma eficiencia y magnitud de siglos atrás. Hemos quedado rezagados de los demás productores de nuestras latitudes y ahora nos asociamos a los brasileños para que nos ayuden; a los vietnamitas los asesoramos en la producción de café, otro rubro tradicional de nuestra economía, y hoy los vietnamitas son uno de los principales exportadores de café del mundo en tanto que Cuba se ha convertido en importadora; y lo que sucede con las nuevas tecnologías de la Información y con el acceso a INTERNET, sobre lo cual he escrito mucho, encontramos que se encuentran profundamente constreñidas por causa de prohibiciones absurdas y durante mucho tiempo han devenido en una de las mayores brechas que nos separa de los demás países del mundo, ya sean desarrollados o no desarrollados, Podría continuar con una verdadera profusión de ejemplos, casi todos mencionados o analizados en mis crónicas cubanas, lo cual sería muy extenso para este artículo.

¿Qué más hace falta que suceda? El que tenga oídos para oír, oiga, tal como se proclama en el Evangelio, porque nuestros problemas no son para mañana, eran para ayer y son para hoy. Abrirnos al mundo y dejar atrás la obsolescencia provocada por concepciones atrasadas y absurdas es de una urgencia ineludible. Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para la opinión diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

(1) Granma martes 4 de febrero 2014, página 7. Serie del Caribe a punto de despedir a Villa Clara, Oscar Sánchez Sierra.

(2) Juventud Rebelde martes 4 de febrero 2014 página 7, Raiko Martín.
(3) POR ESTO! La obsolescencia sostenida, problema acuciante a resolver en Cuba, martes 20 de agosto de 2013.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=263274

Publicado en Por Esto!, Sección de cultura, el viernes 7 de febrero del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=305380

Los Joven Club ofrecen un espacio para el Reflejo de Cuba


Por Yasmín S. Portales Machado

HAVANA TIMES, 22 de septiembre El pasado jueves (20), el Noticiero del Mediodía me sorprendió con un reportaje sobre ¡la primera plataforma cubana para blogs disponible para cualquier persona! Una iniciativa sustentada por los Joven Club de Computación.

Como conozco a mi Estado y sus paranoias, me tomé un tiempo antes de ponerme feliz o enfadada. Busqué la URL indicada por la reportera y ¡ay mi madre!

Resulta ser que cubava.cu existe hace rato. Sus creadores se presentan como un pequeño equipo interdisciplinario adscrito a los Joven Club de Computación que trabaja en el diseño y la programación de distintas herramientas informáticas de producción y gestión de contenidos para ponerlas a disposición de los internautas cubanos.

Afirman que el objetivo es alojar en dominio .cu a los blogs cubanos que hoy se encuentran en plataformas extranjeras y cubanas, así como los que están por crearse. De modo que sea un espacio accesible donde compartir sus opiniones, intereses y necesidades. Aspiran a funcionar como un espejo en el que los cubanos podremos reconocernos en los intereses y anhelos comunes.

El directorio se divide en ocho categorías: Política, Tecnología, Cultura y Sociedad, Deporte, Fotografía, Historia y Tradición, Temas Generales y Otros temas. Los blogs pueden tener más de un tema, de modo que se repiten los nombres de una categoría a otra.

La primera señal que diferencia a Reflejos de la ya conocida cip.cu es que la lista más larga aparece por Tecnología, seguida por Cultura y Sociedad. Entre los blogs hay títulos interesantes sobre temas casi invisibles: Diseño y Animación 3D, Si de videojuegos se trata, Aeromodelismo o El bonsái cubano.

En Sin Tecnoestrés encontré detalles sobre Reflejos. El pasado 8 de septiembre, hubo un acto por los 26 años de los Joven Club. Parece que estaba la crema: PCC, Comité Central, ETECSA y Ministerio de Comunicaciones.

Ante tales autoridades se hizo la presentación de la red social cubana La Tendedera, la plataforma de Blogs Reflejos listos para usar, Hipermedia, para alojar en la red imágenes, audio y video, y Pitazo, émulo de Twitter con acortador de URL y todo estos dos en fase de desarrollo.

Raymond J. Sutil Delgado (Sin Tecnoestrés) llama la atención sobre las fallas de La Tendedera: nombre fatal, algunos problemas de programación e interfaz poco amigable. Voy a tener que creerle, porque a mi la URL me da Connection timed out.

En cuanto a Reflejos, las limitaciones son de acceso: hay que tener una dirección de correo nacional eso ya no es un problema, solo es caro- y la administración tiene que ser desde un Joven Club.

En opinión del profesor de la Universidad de La Habana y blogger Yudivián Almeida, restringirse a usuarios nacionales no es del todo descabellado Ahora mismo no hay soporte, en términos tecnológicos, para que esté disponible para cualquiera en el mundo () aunque eso no garantiza mucho y excluye un poco. Pero es la única alternativa técnica que veo.

Pero Almeida no ve racional que los blogs solo puedan ser creados y administrados desde Joven Clubs. Sería más eficiente aprovechar las otras redes de la intranet y afirma que Lograr eso técnicamente es nada.

Quedan entonces abiertas, al menos, dos preguntas: ¿Podrán los 600 Joven Club de Cuba soportar la afluencia que va a desatar esta oferta? ¿Planean en verdad habilitar el acceso remoto en poco tiempo?

Como resultado del empujón mediático, en 24 horas los blogs indexados han pasado de 31 a 44 [hoy 23 de septiembre ya son 105]. Puede que cubava.cu no sea un sueño, pero es un paso adelante por la diversidad, solo espero que perdure.

Leonel Duarte apuesta por la no violencia en el deporte cubano


Tomado del sitio web de la COCO www.radiococo.icrt.cu. Escrito por Yirian García de la Torre

Él es Leonel Duarte , estudiante de Licenciatura en Lengua y Literatura Inglesa, como segunda lengua Alemán en la Universidad de La Habana y atleta del equipo Nacional de Fútbol (delantero) durante varios años.

Dentro de la jornada por la No violencia contra la mujer y las niñas, acude al panel de La Casa del Alba, donde estaba Julieta , Rochy y otros. Ante la interrogante responde que se incorpora hace un tiempo atrás en la propuesta que desconocía. El ambiente, las personas le encantaron y la propuesta era luchar contra la violencia no solamente contra la mujer, sino contra la violencia de manera general.

Piensa que puede, desde su posición de atleta, sumar a muchos atletas de su país, Cuba, y buscar en otros países de igual manera, a personas que colaboren, que concienticen que es necesario dar un paso adelante todos para luchar contra la violencia. Piensa que si todos trabajamos juntos para ello, podemos lograr algo mejor no solo en Cuba sino en el mundo entero.

Lo pienso de verdad, no son palabras vanas, no es decirlo por cumplir un lema. En el concierto de Julieta Venegas vi muchas personas de la cultura cubana que estaban ahí, quizás fueron a ver a Julieta, pero estaban allí y se llevaron el mensaje también de que estamos luchando contra la violencia.

Mi invitación es sumarlos a todos que si todos nos unimos podemos lograr una Cuba mejor y un mundo mejor, de verdad, dice.

¿Qué ideas se le ocurren? responde: De momento creo que cada cual desde su pedacito puede aportar. Como ser humano, sin ser deportista se puede colaborar. A muchas personas que conozco les hablo del proyecto, no había visto o no sabía nada, igual que yo al principio y ya se ha sumado, ha conocido un poquito más, incluso se suman al proyecto.

Ahora desde las posibilidades que me brinda ser un deportista, de cierto modo, un poco conocido (delantero del equipo de fútbol), aunque el fútbol no es tan difundido en Cuba como la pelota u otros deportes, pero pienso sumar, siempre sumar, sumar desde Ciego de Ávila, sumar desde el equipo de fútbol nacional, sumar a todos mis amigos de otros deportes, de voleibol, de béisbol, y crear un grupo, dentro del movimiento deportivo cubano, realmente concientizado para luchar contra la violencia porque pienso en los jóvenes, que es sobre todo, en la masa fundamental en quienes queremos incidir, porque los jóvenes son muy susceptibles a lo que hacen sus ídolos, sus ídolos deportivos, sus ídolos músicos, si los ven volcados en esta lucha, ellos se van a sumar.

¿Qué pasaría en los deportes de combate, cuerpo acuerdo, de equipos donde existe una determinada violencia? ¿Cómo se las arreglarías en este contexto para llevar a cabo estas ideas?

Es un poco difícil, porque desde que somos chiquitos nos están enseñando en las Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE), en las escuelas deportivas que hay que ganar a cualquier precio, en los entrenamientos nos dicen que hay que ganar, que hay que ganar a toda costa, que si hay que caerle a patadas al contrario pues hay que caerle a patadas al contrario. Me imagino que en los demás deportes es así, ganar sobre cualquier vía e impedimento y creo que no es lo correcto. Mi objetivo es inculcarles a los entrenadores y a los atletas que ganar es bonito y siempre llevamos el deseo y el amor a ganar pero hay algunas normas y principios que no se deben violar.

En el fútbol hay mucha violencia, no solamente física sino psicológica, a veces estamos ganando y le comentamos cosas al oído al contrario para desconcentrarlo, para hacerlo perder la motivación. Se ve por ejemplo, en una final del Mundial se vio a un jugador de la talla de Zinedine Zidane dar un cabezazo. Son ejemplos tangibles de que existe violencia en el deporte y mi objetivo es, en el deporte cubano, tratar de llevar este mensaje a los atletas y a los entrenadores y a los niños. Queremos ganar, pero no pasando por encima de las dolencias humanas, Hay que tratar de ganar pero sin violencia, sin tratar de romperle una pierna a alguien. Ese es mi objetivo principal.

¿Has escuchado Radio COCO?

La he escuchado. Es la emisora más deportiva de La Habana. He escuchado varios partidos de fútbol y de pelota por ahí aunque no escucho siempre la radio, pero me ha emocionado bastante. Pienso que es muy importante el trabajo que ha hecho Reinier González, sobre todo en el fútbol, que es la rama que más sigo.

Esto es algo así como un chisme, pero ¿Crees que el fútbol reemplace a la pelota como deporte nacional en Cuba ?

No pienso, no pienso porque en Cuba hay mucho arraigo con la pelota. Pero creo que sin crear una competencia, se le debe abrir puertas al fútbol, sin tratar de llevar una competencia. Hay personas que les gusta el béisbol y hay personas a las que les gusta el fútbol, hay a quien le gustan los dos deportes. Lo que no se puede negar que en el mundo el principal deporte es el fútbol y Cuba como una sociedad de este mundo debiera incorporarse también.

Inspirado por el Querido Dirigente aún desde el Más Allá


“¿Cómo puede levantar 168 kilos un hombre? Creo que ha sido el gran Kim Jong Il quien me ha dado su ayuda”, testimonió el norcoreano Om Yun Chol tras lograr récord mundial en halterofilia. El atleta levantó tres veces su peso (56 kg) en envión.

En su lugar el béisbol cubano


Por Edelmis Anoceto Vega

Más que pasatiempo nacional, el béisbol cubano puede definirse mejor como panacea nacional.(1) No comparto la romántica y aberrada idea de que cualquier cosa puede estar mal en Cuba excepto la pelota. Pero es un hecho que el deporte cubano del período revolucionario ha sido víctima de una politización que más que aportarle, comienza ya a cobrar sus deudas. Vemos el deporte cubano, y sobre todo la pelota, como reflejo de nuestro progreso social, un progreso social que no tenemos en otras esferas, pero que necesitamos hacer ver mediante el único paliativo que tenemos a mano: el deporte. De alguna manera tenemos que decirle al mundo que somos prósperos, ¿por qué ese empeño?, ¿no suena eso a complejo de inferioridad? Como dice el refrán: «dime de qué alardeas y te diré de qué careces».

Escuchamos con frecuencia el argumento de que muchas naciones en diferentes latitudes han desarrollado su deporte, lo que nos hace compartir con estas las medallas que años atrás estaban destinadas a nuestras vitrinas. Pero, ¿no se supone que a la par del desarrollo deportivo de esas naciones la nuestra haya transitado también por el suyo? Es evidente el estancamiento que hemos tenido en disciplinas que antes estaban en la elite mundial como la esgrima, el voleibol, el boxeo, las pesas y otras que se codeaban con lo mejor de nuestra zona geográfica como el básquetbol.

La politización de la pelota es tal en Cuba que atletas exiliados que una vez fueron estrellas en nuestras series nacionales son vistos como apátridas, y para colmo de ridiculez sus números son borrados de las listas de records y estadísticas oficiales, lo que constituye una burda falta a la inteligencia de un pueblo que nuestros propios medios se empeñan en vender como instruido y culto, y políticamente preparado. Famosa es en este sentido la carta abierta a Julia Osendi del escritor avileño Félix Sánchez, motivada por la absurda omisión de esa periodista del nombre del pelotero Kendry Morales en su reseña de un juego donde el mismo fue el protagonista indiscutible. El pitcher José Ariel Contreras, que tanta gloria dio a la pelota cubana, se levantó un día con el inadmisible calificativo de Titán de Bronce —¡a lo que hemos llegado!— y de pronto se vio condenado al anonimato tras emigrar. ¿Se trata de una especie de represalia para con el pelotero o temor a que nuestro gran público saque alguna conclusión y cree cierto estado de opinión? Si el deporte es derecho del pueblo también lo es la verdad sobre el mismo. ¿A quién se quiere entonces engañar con tales omisiones? ¿Acaso los peloteros cubanos no pueden ejercer uno de los derechos más antiguos de la humanidad: la migración? Deben pagar con su permanencia en el país lo que el estado invirtió en ellos para formarlos. ¿No constituye ese cobro un mezquino regateo por parte de nuestro estado, altruista e internacionalista? Lo más conveniente sería llamarnos a conciencia y preguntarnos por qué se van a Los Estados Unidos los peloteros cubanos. Leer Más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 405 seguidores

%d personas les gusta esto: