Archivo | Convocatoria RSS para esta sección

Videojuegos en la Universidad de La Habana


Por Yasmín S. Portales Machado

Este martes comienza en La Habana un Festival de Videojuegos de tres días. Organizado por la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, el evento incluirá conferencias, presentaciones de plataformas de juego, intercambio de archivos, concierto y una fiesta de disfraces.

El programa anunciado revela que el equipo organizador no solo desea reconocer las habilidades de personas aficionadas a estos divertimentos. Las conferencias apuntan a visibilizar la estrecha relación entre industria cultural y ciencias de la computación. Esta asociación dio como resultado todo un nuevo campo de entretenimientos y marcó la cultura popular del último cuarto del siglo XX.

En Cuba, el debate sobre la condena o apoyo a los videojuegos tiene carácter urgente. El pasado 2 de noviembre, hubo un ataque frontal del gobierno cubano, que ordenó el cierre inmediato de todas las salas de juego del país de capital privado del país –junto a los cines 3D.

Claro que el gobierno no dijo por qué. Al parecer, se pretende defender el monopolio de los Joven Clubs y el ICAIC en sus respectivos campos de influencia: juegos electrónicos y cine, pero los argumentos han sido de corte sociológico y cultural.

Varios medios de prensa han invocado la relación entre videojuegos y violencia, argumento que diversos representantes de la Asociación Nacional de Juegos Electrónicos habían desarticulado antes, desde las mismas páginas de Juventud Rebelde. También hay quienes simplemente desaprueban su uso porque la mayor parte son producidos en Estados Unidos, y, “evidentemente”, parte de la estrategia global imperialista para lavar el cerebro de infantes, adolescentes y jóvenes en todo el planeta.

Que la Facultad de Matemática y Computación albergue ahora un evento que combina reflexiones, competencias y fiesta, pone en claro la opinión de, al menos, una parte del claustro y el estudiantado de la Universidad de La Habana sobre el valor cultural de los videojuegos.

De acuerdo a la información circulada, se han planificado competencias de: DotA, Starcraft, Halo, Tetris, Killer Instinct, Guilty Gear y Naruto Ultimate Ninja Storm 3. También se aceptarán participaciones en otros juegos populares en Cuba: Call of Duty, Street Fighter, Mortal Kombat, Tekken, Mario Kart, Mario Party y Civilization.

La acreditación es gratis. Además, el equipo organizador exhorta a que el público lleve su propio hardware para participar en las competencias: laptops, extensiones, cables de red y/o routers wifi, mandos USB, consolas Wii o XBox360.

Programa:

Martes 26/11

9am-12pm: Inscripciones en torneos

1:00pm: Palabras inaugurales

1:15pm: Conferencia: “Super Marios, moteles y peloteros: la verdadera historia de Nintendo”

2:00pm: Conferencia: “El juego infinito: Realidades, perspectivas y retos”

3:00pm: Exhibición de videojuegos

4:00pm: Encuentro de conocimientos y habilidades

5:00pm: Momento musical

Miércoles 27/11

9am-12pm: Torneos

Jueves 28/11

1:00pm: Conferencia: “La historia de los videojuegos en imágenes”

2:00pm: Finales de DOTA y Starcraft

4:00pm: Concurso de disfraces

5:00pm: Peña humorística y entrega de premios

7:00pm: Cena de Clausura en La Torre (de Coppelia) ;)

Tomado de Havana Times

La emancipación de los trabajadores: Una causa perenne


El Comité por una Internacional de los Trabajadores reconoce actuación del Observatorio Crítico en pro del empoderamiento de la ciudadanía

Por Rogelio Manuel Díaz Moreno

Los grandes intereses capitalistas que prevalecen en las sociedades contemporáneas, han conseguido una relativa prevalencia y hegemonía de sus mensajes e ideologías. La fuerza de la repartición imperialista del mundo, el peso abrumador del aparato mediático y propagandístico, unidos a la monumental estafa que significó el llamado socialismo real, han permitido este resultado. Un vistazo más profundo revela, no obstante, poderosas reservas de fuerzas y esperanzas para los explotados de la tierra.

Las causas no pueden ser más elocuentes. La crisis económica golpea hasta a sectores antaño considerados a salvo, con sus secuelas de desempleo, empobrecimiento, desamparo y hasta olas de suicidios. En el Tercer Mundo, grandes masas pelean por la inoperancia de los sistemas que prometían el progreso pero han producido, fundamentalmente, mayores catástrofes ambientales y ecológicas que todo lo conocido anteriormente. Por otra parte, el asombroso desarrollo tecnológico moderno, la acelerada conectividad e intercambio de nuestro planeta, también incentivan la identificación e integración de los esfuerzos globales en pro de cambiar las reglas del juego por otras más justas y humanas.

En un marco que se anticipó a la caída del Muro de Berlín, específicamente en abril de 1974, surgió el Comité por la Internacional de los Trabajadores, CIT. Los simpatizantes del hoy Partido Socialista británico fueron los impulsores de esta iniciativa, inspirados en el legado de las luchas de los trabajadores de los siglos XIX y XX.

El CIT percibió el daño que las políticas estalinistas infligían en el seno de los movimientos obreros internacionales. Se imponía la necesidad de desarrollar estrategias de democratización de los partidos que representaran a los explotados, de elaborar programas políticos coherentes con los anhelos de libertad y justicia social. Tales movimientos deben tener inexorablemente un carácter internacionalista, que abarque cada rincón en donde exista un trabajador con la capacidad de beneficiarse y aportar por la causa de sus hermanos de clase en todo el planeta. Estas ideas beben de las fuentes, como es natural, de los clásicos del marxismo, Marx, Engels, Lenin, Trotsky, y reconociendo los modernos desarrollos de los pensamientos altermundistas, ecologistas y progresistas de todo el mundo.

Con estas motivaciones, se produce el involucramiento de los compañeros del CIT en causas de luchas obreras y populares en numeros países. En el escenario contemporáneo no se perciben las condiciones para el desarrollo impetusoso y masivo de un movimiento tipo Internacional Socialista, con partidos de masas trabajadoras coordinando a escala global la ofensiva contra el neoliberalismo. Eso no quiere decir que no se presentan innumerables escenarios de intensos enfrentamientos. Actualmente, en múltiples lugares se manifiestan arremetidas de los explotadores, desesperados por mantener sus menguantes márgenes de ganancia, y esto evidencia la necesidad de la resistencia, tanto más efectiva cuanto más consciente, profunda y globalizadamente logre procederse.

En estos trajines, maduran las condiciones para la organización de movimientos populares, capaces de aprender de los errores del pasado, desmarcarse de ultraizquierdismos u oportunismos que dieron al traste con intentonas del pasado. Al mismo tiempo, se torna estratégica la unión, a nivel internacional, de fuerzas de movimientos con intereses similares. A este fin dedica la CIT sus mayores esfuerzos.

En el caso particular de nuestro país, la CIT nos ha manifestado su identificación con los principios anticapitalistas y de democratización ciudadana que propulsamos en el seno del Observatorio Crítico. La amistad entre nuestros movimientos se entreteje, entonces, con naturalidad, y tiene amplia arena para construir empeños comunes.

En el mes de diciembre de este año, tendrá lugar la reunión del Comité Ejecutivo Internacional del CIT. A este impresionado servidor se le asignó la tarea de representar al Observatorio Crítico. Hemos considerado, en nuestros análisis colectivos, emplear estas oportunidades para divulgar nuestros empeños. Particularmente, expondremos nuestros testimonios sobre la lucha más candente que se nos ha planteado en los últimos tiempos, acerca de la necesidad de dar un vuelco total al propuesto Código del Trabajo, al cual encontramos como una amenaza fatal para el desarrollo futuro del socialismo en nuestro país.

Por una agricultura cubana sin transgénicos


maíz transgénico

El maíz transgénico ya se cultiva en Cuba. Foto: Isbel Díaz Torres

Los abajo firmantes hemos decidido acompañar una iniciativa reciente de intelectuales estadounidenses y cubanos, quienes en una declaración hicieron patente su preocupación por la introducción en la isla de prácticas agrícolas basadas en el uso de organismos genéticamente modificados (OMG).

Entidades estatales cubanas promueven hace algunos años la producción de maíz y soya transgénica, entre otros cultivos, además de importar alimentos transgénicos que forman parte de la dieta humana básica en la isla, sin informar a la población de tales características y sus posibles implicaciones.

La tecnología de los transgénicos conlleva a la recuperación de un modelo agrícola convencional, de altos insumos, altamente dependiente de decisiones externas, y que quita autonomía al agricultor, lo cual resulta totalmente incompatible con el modelo agroecológico cubano.

La agricultura a base de OMG, además de no garantizar un verdadero mayor rendimiento, provoca el deterioro y pérdida de la biodiversidad agrícola, y favorece la privatización y control de las semillas.

Cuba ha desarrollado por más de 20 años un modelo de agricultura ecológica, que aún espera por ensayarse en toda su amplitud, y que demuestra la capacidad de la isla para generar su propia tecnología y su propia visión acerca de la producción de alimentos. Para ello dispone de personal científico especializado y reconocido internacionalmente, además de una puesta en práctica reducida, pero de gran valor.

La experiencia internacional, donde la tecnología de los OMG no ha solucionado el hambre ni la pobreza, sino que ha servido para agravar los problemas existentes, desplazando la agricultura familiar, debe servir de advertencia a las autoridades y el campesinado cubano.

La diversidad cultural también ha sufrido con la implantación de ese modelo agrícola extensivo altamente tecnificado, que ha provocado la desaparición del etnoconocimiento allí donde se ha convertido en hegemónico.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud ha advertido que el uso de OMG puede significar “riesgos potenciales para la salud y el desarrollo humano”, pues “la introducción de un transgén en un organismo receptor no es precisamente un proceso controlado, y puede tener varios resultados con respecto a la integración, la expresión y la estabilidad del transgén en el huésped”.

Entre los varios daños que se han logrado identificar a corto, mediano, y largo plazo (a contrapelo de las trasnacionales, que promueven sus propias investigaciones), se destacan: la aparición de nuevas alergias y otras dificultades inmunológicas, la resistencia a antibióticos, la aparición de nuevos tóxicos en los alimentos, la disminución en la fertilidad, así como alteraciones endócrinas.

Son los promotores de los OMG quienes deben demostrar fehacientemente que los mismos no tendrán efectos negativos sobre la salud humana o el medioambiente, en las condiciones específicas de cada lugar. Tales pruebas no existen en Cuba, que aprobó en tiempo récord la liberación del maíz FR-Bt1, desoyendo las recomendaciones de expertos y la solicitud de una moratoria al proceso.

Por todas esas razones, nos oponemos al cultivo extensivo de transgénicos en Cuba, y llamamos a la comunidad científica nacional, al campesinado cubano, y a los ciudadanos y ciudadanas, a sumarse a este reclamo, y a exigir su derecho a participar activamente en la toma de decisiones relacionadas con aspectos que le incumben directamente.

Firmantes:

  1. Isbel Díaz Torres. Biólogo. CUBA
  2. Jimmy Roque Martínez. Optometrista. CUBA
  3. Mario G. Castillo Santana. Historiador. CUBA
  4. Ariel Hidalgo. Maestro. CUBA/EUA
  5. Pedro Manuel González Reinoso. Promotor de Literatura. CUBA
  6. Karel Negrete. Jurista. CUBA/Francia
  7. Julio Tang Zambrana. Historiador. CUBA/EUA.

Para adherirse a esta declaración, envíe su nombre completo, profesión, nacionalidad y país de residencia a la dirección observatoriocritico

Mesa de Diálogo: estado actual de la lucha antirracista en Cuba


La Articulación Regional Afordescendiente de América Latina y el Caribe (ARAAC), en su capítulo cubano, convoca a la Mesa de Diálogo: Estado actual de la lucha antirracista en Cuba, este viernes 12 de julio del 2013, a las 3 p.m., en el Centro Cultural Habana, Boulevard de San Rafael (altos de la librería Viet Nam).

Con la participación de expertos en varias especialidades que disertarán sobre las características, importancia, tendencias y expectativas que ha generado el debate racial en la isla durante la última década.

A propósito del X Aniversario del discurso de Fidel sobre el tema en la clausura de Pedagogía 2003, ARAAC propone un ejercicio de reflexión colectiva sobre los prejuicios, la discriminación racial y el racismo.

Un foro para compartir propuestas y aprender sobre los nuevos modos de activismo antirracista, descolonización cultural y lucha anticapitalista.

Entre los participantes se encontrarán Mayra Espina, Tato Quiñones, Gisela Arandia, Dmitri Prieto, Maritza López Mc Bean, bajo la moderación del investigador y crítivo Roberto Zurbano.

Arriba la fuma! (Expo erótica en la Fototeca – aprovecha, que se acaba!)


A finales de la década del veinte las fábricas de tabaco cubanas, con la idea de promover las ventas de cigarrillos, comenzaron a colocar en el interior de las cajetillas, pequeñas postales eróticas con las que se debían completar álbumes, los que eran comercializados con hojas enumeradas para este fin. Estudios fotográficos como los de Gumá, Blez y Segovia son algunos de los que recibieron en sus salones a estas jóvenes, las que formaban parte, en su mayoría, de las variadas revistas musicales, tan en boga en esa época.

En esta ocasión se presentan 69 imágenes sobre este tema que forman parte de la colección de Miguel B. Cabrera Miembro de la Asociación Vitólfilica de Cuba.

Presentación de “La verdad no se ensaya. Cuba: el socialismo y la democracia”


Por Espacio Laical

Invitamos a una disertación del doctor Julio Antonio Fernández Estrada, quien presentará las propuestas del investigador y ensayista Julio César Guanche en su libro titulado La verdad no se ensaya. Cuba: el socialismo y la democracia.

Después de la presentación será posible un diálogo entre los participantes.

El encuentro se efectuará en el Centro Cultural Padre Félix Varela (sede del antiguo Seminario San Carlos y San Ambrosio), el próximo jueves 16 de mayo, a las 4.00 de la tarde.

Puede invitar a los interesados.

Jornada Cubana contra la Homofobia


jornada-cubana-contra-la-homofobia-2013Usted puede descargar el Programa de la Jornada Cubana contra la Homofobia, correspondiente al 2013, haciendo click aquí

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 405 seguidores

%d personas les gusta esto: