Archivo | octubre 2012

Gay


Por Eduardo del Llano

Cuando estudiaba en la Vocacional Lenin, en la segunda mitad de los setenta, las expulsiones de homosexuales constituían todo un espectáculo. Algunos adolescentes buscaban la forma de no salir de pase el fin de semana, de quedarse encerrados por cualquier leve indisciplina, para tener toda la escuela para ellos y poder materializar a escondidas sus fantasías. Con todo, a menudo eran descubiertos, y ahí venían la expulsión casi inmediata, el abucheo, el acto de repudio (con otro nombre e idéntica sustancia) en que la violencia estaba no sólo justificada, sino bien vista. Los padres -apelando al ideal comunista o a la hombría de barrio, según su comunión- preferían un hijo muerto antes que uno invertido, y cazaban cualquier gesto o entonación amanerada que se te escapara. Maricón y mariconada trascendían el significado de género para denominar a un tipo miserable y sin principios, y acciones de este corte; maricón era el insulto supremo.

Por otra parte, aunque la represión fue dura por acá, con la UMAP y el Congreso de Educación y Cultura del setenta y uno, hay que decir que no sólo en Cuba la homosexualidad era considerada una enfermedad vergonzosa, una especie de gonorrea del espíritu. En el cine norteamericano, los homosexuales siempre eran motivo de burla y terminaban mal. Se les mostraba llevando una vida abyecta y soterrada que los arrastraba y de la que no tenían fuerzas para salir; dicho de otro modo, era culpa suya, de su debilidad, de su falta de firmeza. Personajes del showbiz como Rock Hudson y el británico Brian Epstein tuvieron que esconder sus apetencias para rehuir el escándalo. Milk, de Gus Van Sant, refleja una realidad de bares clandestinos, redadas e intolerancia, y muestra que no fue hasta finales de los setenta que el movimiento gay norteamericano obtuvo sus primeras victorias.

No creo, como sostienen algunos, que la sociedad cubana haya dado un bandazo al polo opuesto y ahora haya demasiado exhibicionismo gay, demasiado mal ejemplo para los niños y jóvenes. No estamos resignándonos a convivir con bichos raros; simplemente nos vamos acostumbrando a coexistir con la diferencia en el terreno sexual, como algún día lo haremos en el político. Leer Más…

La naturaleza nos ha advertido severamente


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

Con amargura y tristeza me solidarizo en lo más profundo de mi ser interior con el dolor y el desasosiego de mis compatriotas de las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo así como de los territorios aledaños que en la madrugada del pasado jueves 25 de octubre, mientras que dormíamos los que vivimos en el Occidente y Centro del país, fueron terriblemente abatidos por un ciclón que algunos meteorólogos han denominado “Frankentormenta o Frankenstorm”, dadas sus características. Ni territorios ni montañas pudieron debilitarle a su paso por los sistemas montañosos de Jamaica y del Sur del Oriente cubano para cruzar a Cuba de sur a norte durante 5 largas horas, entrando por la provincia de Santiago de Cuba para salir cinco horas después por el Cabo Lucrecia al norte de Holguín rumbo a Bahamas. Dejó tras de sí la devastación de los territorios y poblaciones atravesados y prácticamente barridos. Muy especialmente a la hermosa ciudad de Santiago de Cuba, orgullo de todos los cubanos. En total hubo 11 muertos, que fueron abatidos por la furia de sus embates, muy a pesar de todas las tradicionales medidas de prevención que en Cuba se aplican.

De la extrema devastación y de las muertes acaecidas, se desprende una primera interrogante que considero muy importante hacerse, más allá de las consignas, de la reiteración de los ejemplos que otros debieran incorporar y del triunfalismo obsesivo por parte de algunos que solo piensan en invencibilidades y eternidades. Quizás va siendo el momento de asumir verdaderamente un cambio de mentalidad al respecto, tal y como lo ha estado reiterando el destacado intelectual cubano Esteban Morales en sus insistentes artículos sobre este particular y que en uno de sus párrafos expresa un criterio para meditarlo a profundidad: “Nadie ni nada escapa de la intención de objetivos que encierra el cambio de mentalidad, si entendemos a fondo lo que ello significa. Abarca tanto, como pensamos, la esfera económica, el sistema político, la vida social, así como también, cómo nos pensamos y vemos nosotros mismos.” Leer Más…

En Cuba NO TODOS tienen derecho al estudio


Por Verónica Vega

Esta afirmación no es un mero gancho periodístico, es la conclusión derivada por los padres de dos adolescentes después de un infructuoso diálogo con la actual directora del Municipio de Educación en la Habana del Este porque a nuestros hijos Kabir y Sebastian, se les niega día tras día el acceso a su propia escuela.

¿La razón? Que no han aceptado cortarse el pelo según el criterio estético que les exige la directora del preuniversitario Lázaro Peña, en Alamar, amparada en una normativa dictada por la actual ministra de Educación.

Según palabras textuales de Leticia, la directora municipal: “LA ESTÉTICA ES MÁS IMPORTANTE INCLUSO QUE LA DIGNIDAD” ¡!

Esta fue su respuesta cuando le expresamos que nuestros hijos elegían ser sinceros y dignos, y no someterse por miedo a un canon machista (y anticonstitucional) defendiendo su derecho a no ser discriminados ya que las estudiantes hembras pueden llevar el pelo como les plazca aún usando el uniforme escolar (obligatorio en Cuba).

El reglamento impone a los estudiantes varones una regla extra: “estar correctamente pelados y afeitados”.

Que el término “correcto” sea relativo y no aparezca en ningún artículo legal, no parece importar mucho a los funcionarios de Educación, quienes (según expresó la propia directora del municipio) han recibido vía oral en reuniones internas la definición concreta de “correcto”: el corte militar, a pesar de que en el documento de marras no se especifica el largo de centímetros permisible para los pobres varones, a quienes la naturaleza parece haber provocado un serio daño con el don de que les crezca el pelo. Leer Más…

Proyecto Arcoiris donará CD de publicación independiente a Biblioteca Nacional de Cuba para que sea consultada


Proyecto Arcoíris les invita a acompañarnos en la Biblioteca Nacional “José Martí”, para la entrega oficial del CD compilación de NotiG. La Noticia LGBT al día.
Se trata un disco que contiene todos los boletines que se emitieron desde diciembre 2008 hasta marzo de 2011, cuando el proyecto fue detenido por la burocracia.
Consideramos que, como publicación digital cubana, la información de NotiG. La Noticia LGBT al día debe estar en los archivos de nuestra Biblioteca Nacional “José Martí”, para que sea protegida y esté disponible a todas las personas interesadas en la historia del movimiento LGBT de Cuba.
Esta acción es parte de la línea de trabajo de Proyecto Arcoiris en defensa de la memoria histórica de la comunidad LGBT de Cuba. En un futuro cercano, se hará entrega pública de copias de este CD a otras instituciones con centros de documentación y bibliotecas. También esperamos poder reproducir suficientes como para entregar a personas naturales interesadas.
Les pedimos que nos acompañen y compartan con Proyecto Arcoiris este ejercicio de defensa de la diversidad e igualdad de derecho para estar en la memoria de la Patria.

Biblioteca Nacional de Cuba “José Martí”, Plaza de la Revolución, 9 am.

Reflexiones de un libertario


Por Ramón García Guerra

I

Cuando se observa el mapa político del país desde las élites letradas de la vieja clase media (OCM) en Cuba los motivos para ser optimista se diluyen; puesto que, según éstas, inexorablemente, las reformas nos deben de conducir hacia un maridaje entre el régimen estatista-autoritario y el capital transnacional a corto o mediano plazos. Las bases epistémicas y políticas que adoptan estos compatriotas les impide un acercamiento al universo de luchas populares que suceden hoy mismo. [Padecen aquéllas de miopía política.] Sin embargo, los espacios de fronteras en la sociedad cubana se han convertido en laboratorios de creatividad popular y activismo comunitario que se adelantan en mucho –o desdicen– a las reformas.

Pongamos un ejemplo:

Los notables de una pequeña ciudad (de 30 mil habitantes) han constituido una Sociedad de Fomento y Desarrollo de la Comunidad (SF&DC) y han creado un fondo fiduciario –con un efectivo de $ 96 mil pesos (CUC) y activos por 1,7 millones de pesos (CUC)– para la creación y estímulo de un entramado de Pymes en la localidad. La política de créditos a la inversión que han adoptado exige que la Sociedad tenga un 15-20% de participación en las nuevas cooperativas creadas y que estas últimas estén en la obligación de contribuir (con el 5%) en la financiación de los proyectos de tipo cultural, ecológico, etcétera que resulte de beneficio para la comunidad. Los notables parten de un diagnóstico bien fundado y han adoptado la política de intervenir en puntos decisivos del proceso de reproducción social de la comunidad. Consideran que el modelo de sociedad local debe ser rehecho por los lugareños sin mediación alguna y su misión sería la de facilitar dicho proceso.

[Incluso, tanto han avanzado en esta experiencia práctica de autogestión que una de estas empresas ha logrado la firma de un contrato de servicio en la Zona Franca del Mariel sin aún estar aprobada la Ley Cooperativas que fuera anunciada (y no cumplida aún) por las reformas.]

Estamos ante la creación de una fundación en tal caso. [“Entidad privada con fines públicos sin ánimo de lucro” –según el Código civil vigente–.] Institución que no puede ser inscrita en el Registro de Asociaciones del MINJUS, aclaro, dado que la política de confiscación de los derechos civiles que practica el Estado cubano así lo impide. Leer Más…

Ni voté aquí ni firmé allá


Por Erasmo Calzadilla

De izquierda a derecha Yusimí Rodríguez, Erasmo Calzadilla, Isbel Díaz, e Irina Echarry, durante una acción ecologista en el Reparto Eléctrico

Ayer domingo fueron las elecciones y una vez más decidí no ejercer mi derecho al voto; no quiero apoyar el circo que ha montado el régimen para legitimarse.

Pero tampoco firmé el “Llamado urgente por una Cuba mejor y posible”, que corre a cargo del grupo Concordia. En este post quisiera explicar por qué.

El problema (para mí) no es, ni mucho menos, que se trate de un documento democrático liberal. Elecciones, democracia, división de poderes y el resto de los componentes que integran la murumba liberal me parecen grandiosos, y cuento con ellos para refrenar el siempre latente totalitarismo.

No tengo alergia alguna a la representatividad; si en la práctica se cumple lo que el nombre dice bienvenida sea. ¿Socialdemocracia? Tal vez el menor de los males posibles si estuviéramos en la Europa occidental de unas décadas atrás.

El problema es que todas esas bellezas precisan, para no ser mero maquillaje, de cierta equidad económica entre los actores que van a participar en el “juego”; pero la equidad era un hueso y se la llevó un perro en la boca.

Desde mi modesto punto de vista la inequidad global y la cercanía de los EE.UU. atentan terriblemente contra la posibilidad de construir, en la Cuba de hoy, país pobre y sin tradición civil, una democracia liberal. Leer Más…

Los cubanos y la fe en nosotros mismos


Por Félix Sautié Mederos

Crónicas cubanas

No puedo pasar por alto la proclamación por la Iglesia Católica, en la persona del Papa Benedicto XVI, del Año de la Fe. Lo considero un tema muy importante que incluso trasciende las creencias y las ideas religiosas, porque en sus intríngulis se encuentran razones básicas que caracterizan a la condición humana que nos diferencia de las demás especies vivas como criaturas únicas asentadas sobre la faz de la tierra, con capacidad para tener la fe, que es motor de impulso positivo a la voluntad y la vida de las personas. Escribo mi crónica sin tomar en consideración los rechazos de algunos que descalifican a la religiosidad considerándola una manifestación oscurantista, menosprecian a quienes la proclamamos e incluso destilan rencores contra las religiones y la fe de los creyentes. Nos inculpan, además, indiscriminadamente de lamentables hechos puntuales de la historia, que verdaderamente habría que referirlos a seres humanos y estructuras específicas que han actuado esquemáticamente y por cuenta de sus propios intereses perpetrando barbaridades por encima de la fe verdadera que anima el amor, la concordia y la paz y que al decir de Jesús es capaz de mover montañas. A esa fe proclamada por Jesús es mi propósito referirme, en medio de los hastíos y las desesperanzas que percibo a mi alrededor. Me refiero a los cubanos y la fe en el Año de la Fe, que bien podría ser premonitorio de un futuro verdaderamente mejor que el presente en que vivimos, porque necesitamos tener mucha fe en nosotros mismos y en nuestros propios esfuerzos para salir adelante, dejando atrás las imposibilidades inmovilistas y pasando por encima de los obstáculos y los autoritarismos que nos intentan ahogar. Aquello de Fe y adelante, es una expresión muy necesaria hoy para afirmarnos en nuestras propias capacidades. Leer Más…

El coraje de bailar y no bailar el reggaetón


Por Justo Planas

Dicen que Osmani García, La Voz, estaba en Canadá ese día de noviembre, día tres, 2011. Salió a disipar el invierno en nombre del “pueblo de Cuba”, llevaba en el maletín algunos de los éxitos más recientes de su álbum “El malcriao”, debían estar “Se me va la musa”, “El pudín” o “Ella es mía”, aunque, sin duda, el clímax del concierto estaba reservado para “Chupi-chupi”, cuyo videoclip ostentaba cinco nominaciones a los premios Lucas, únicos de su magnitud en el país.

Sin embargo, después de las 8 de la noche de ese 3 de noviembre las piedras de su destino en la nación comenzarían a rodar cuesta abajo cambiándolo todo. ¿Quién le hubiera dicho a Osmani García que no solo se quedaría sin premios sino también sin nominaciones? Se habría reído, quizás: “Las nominaciones no me las pueden quitar porque ya me las dieron… ¡y públicamente!” Pero sucedería.

Ese 3 de noviembre de 2011 entre las 6 y las 8 de la noche se transmitió varias millas al sur del frío Canadá, en una isla no tan templada, un programa de televisión habitual, la Mesa Redonda Informativa, dedicado aquel día a “Los desafíos de la cultura cubana actual”. Sin muchos rodeos, el entonces Ministro de Cultura, Abel Prieto, y el presidente del Instituto Cubano de la Música, Orlando Vistel, introdujeron el dedo en la llaga supurante del reggaetón y cayó en medio de aquella mesa “El chupi-chupi”, un incómodo pero contagiososofá donde los intelectuales del país se habían visto obligados a sentarse diariamente. Lo llevaban colgado en las orejas desde que ponían un pie en la calle, lo mismo si cogían un almendrón que un bicitaxi, incluso si se resignaban a la guagua terminaban sentados en aquella letra “de gozadera” que repetía “dame un chupi-chupi” en relación cada vez menos literal con ciertos caramelos exclusivos del CUC.

Tal vez los destinos de Osmani García, la Voz, no se habrían terminado de trenzar en su contra si no hubiera escrito inmediatamente una carta pública al ministro Abel Prieto donde defiende derechos muy propios de un sector a nombre de todo un pueblo. En respuesta, otro sector entró en erupción con una ya frecuente (y bien legítima) multitud de correos electrónicos y artículos de periódico. De forma convulsa e iracunda, generalmente a nombre del “pueblo cubano” y la “cultura nacional”, estos intelectuales hablaron sobre “El Chupi-chupi” y el reggaetón desde lo sagrado hasta lo divino (más de esto último, claro está). Leer Más…

¡Creemos espacios de resistencia!


Por José Luis Estrada Betancourt

Consejo Nacional Ampliado de la Asociación Hermanos Saíz. Foto de Juventud Rebelde

Consejo Nacional Ampliado de la Asociación Hermanos Saíz. Foto de Juventud Rebelde

Los errores que hemos cometido en términos de promoción y programación cultural nos han llevado a caer en la trampa de que ahora el público presiona a las instalaciones para que satisfaga esas demandas que estas mismas han ido fomentando. Mas no olvidemos que el gusto no es inamovible. Se puede formar.

Con las palabras anteriores llamaba a la reflexión en la mañana de este miércoles Abel Prieto Jiménez, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro, al intercambiar con los delegados que discutían sobre la creación audiovisual y la promoción del arte joven, tema de una de las cuatro comisiones que sesionaron en la Escuela Nacional de Cuadros de la UJC, como parte del Consejo Nacional Ampliado de la Asociación Hermanos Saíz (AHS).

La motivación para esta reflexión partió del ejemplo que expusiera el DJ productor de música electrónica Reinier Torres, a partir de sus vivencias en el pasado festival Verano en Jibacoa, donde acudieron más de 20 000 personas, muchas de las cuales han estado sometidas con insistencia a patrones y modelos seudoculturales. «Sin embargo, lo que sucedió allí demostró que la gente acepta otro tipo de propuesta, la asume y disfruta con ella, cuando prima lo novedoso y la calidad», enfatizaba el asociado capitalino, y luego agregaba:

«Por ello hay que unir todas las fuerzas para trabajar en función de la formación, de elevar el nivel de apreciación artística y estética, no solo del público, sino también de los decisores que a veces no tienen en cuenta las jerarquías a la hora de establecer a quién programar para un espacio determinado». Leer Más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 405 seguidores

%d personas les gusta esto: