Archivo | octubre 2011

El precio del tique


Por Rogelio Manuel Díaz Moreno

Este viernes 28 de octubre, una gran cantidad de personas dieron rienda suelta a su alegría, ya fuese desde las instalaciones deportivas de Guadalajara en México, ya fuese desde los asientos de casas y oficinas en Cuba, pues nuestro país por fin alcanzó y superó a Brasil en el segundo lugar del medallero de los corrientes juegos deportivos Panamericanos. Qué alegría, eh, aunque cada vez nos cuesta más trabajo convertirnos en el primer país del continente detrás de los Estados Unidos, y aunque el béisbol, deporte nacional, haya perdido la acostumbrada medalla dorada. Tengo que confesar, sin embargo, que yo no logro alegrarme 100%.

A mí no se me ocurren razones para que un país de modestísima economía como el nuestro, compita con la potencia emergente de Brasil en este tipo de resultados. Es decir, sí se me ocurren, pero no harían quedar bien a los directivos que priorizan altas sumas para una actividad no productiva en nuestras condiciones como el deporte y que para colmo, en muchas modalidades, funciona bajo esquemas de laboratorio, o sea, sin una masividad real en su práctica. Esos funcionarios priorizan las victorias deportivas internacionales con un afán que, cuando traspasa ciertos límites de la alegría y el deseo de sana emulación, no tienen otro sentido que no sea el de propaganda, llegando a establecer comparaciones entre nuestros atletas y los héroes de la patria que tocan el fondo del ridículo cuando esos atletas se van del país o demuestran de cualquier otra forma que son seres humanos como los demás, con virtudes y defectos.

Soy de los que miran con irritación las áreas deportivas deterioradas, que funcionan solo parcialmente y hasta cerradas del todo. Sé que hay pocos recursos económicos, que el bloqueo de los Estados Unidos y todo eso, pero luego veo una delegación de nuestro país de 500 atletas y 200 integrantes de otro tipo en la villa tapatía, y me entra picazón. Me sublevo cuando me cuentan que, a esas áreas deportivas de acá que todavía funcionan, han dejado de asistir muchos pequeñines, porque sus padres no les pueden adquirir los guantes, las zapatillas, entre otros implementos que el Estado proporcionaba gratuitamente hace algunos años, pero que ahora solo están al alcance de las familias con suficientes ingresos como para adquirirlos a altos precios en pesos o en papelitos de colores. Las diferencias sociales que ya nos parecen naturales con la prolongación indefinida del período especial (si se eterniza, ¿es necesario seguir llamándole especial?) abarcan también las instalaciones atléticas, y unos fiñes llegarán altus, sitius, fortius, que otros, pero por los recursos económicos de la familia y no por sus condiciones naturales y con el esfuerzo correspondiente.

Mi padre me diría, que es utópico o insostenible que el Estado mantenga toda esa subvención de las actividades deportivas. Pero yo preferiría, entonces, que el presupuesto invertido en enviar un esgrimista a un torneo a ultramar, entrenado y equipado con todos sus sofisticados implementos, se dedicara a subvencionar esos guantes de boxeo o béisbol, esos bates, esas pelotas de baloncesto, todos esos accesorios baratos de deportes mucho más populares, mucho más humildes, mucho más proletarios. Me alegró oír, no lo niego, el canto de nuestro gallo fino frente al nadador brasileño campeón mundial, pero pongo en la balanza unas medallas contra los miles de compatriotas que ya no tienen la oportunidad de tomar un dinámico chapuzón en la olvidada piscina gigante de Alamar. Tal vez nuestro equipo de hockey haya lucido bien pero me pregunto si, por financiar la participación en ese evento, se abandonó el terrenito de pelota del Escambray donde ya no se va a descubrir al próximo Antonio Muñoz. Y si nos vamos a poner trágicos, entonces estoy seguro de que, si se le explica a uno de nuestros campeones del tae-kwon-do cómo, con el dinero que costó su sofisticado peto electrónico, se podía haber adquirido en Europa o Canadá un suero más potente contra el tumor de (vamos a no entrar en detalles), bueno, ese deportista se iba a quitar él mismo su medalla del cuello, muerto de vergüenza.

Internet vs. Nacionalismo


Por Daisy Valera

Desde mis primeras experiencias escolares recuerdo a los profesores enseñando en clases el amor a la patria, a la cultura nacional y a cuanta cosa que se dijera 100% cubana.

¿Quién no sintió en la escuela primaria ese orgullo por ser de esta isla?

Yo era de las que en el matutino recitaba a viva voz no pocos poemas de José Martí.

Ahora que lo veo en el pasado, con la cabeza fría, lejos de las consignas, me doy cuenta de que, entre otras cosas, el nacionalismo es uno de los factores que han servido para que los cubanos no se relacionen demasiado con personas de otras culturas.

En nuestros días, gracias al uso de internet un infante puede seguir el quehacer diario de un barrio en pleno Tokio.

Las personas pueden compartir muchas de sus experiencias: la belleza de un lugar que visitan, sus costumbres, las problemáticas en su puesto de trabajo, las soluciones que le dan a sus problemas cotidianos, por poner algunos ejemplos.

Con todo este intercambio, muchos podrían llegar a sentirse más identificados con modos de vida foráneos que con los que les ha tocado vivir.

Es lógico entonces que se pongan a pensar como cambiar su realidad usando la experiencia de un mundo que esta allá afuera.

Los cubanos, como no tenemos prácticamente acceso a internet (mucho menos viajamos por el mundo) estamos aislados, desconociendo en gran medida como es la vida más allá de nuestras fronteras.

Así es como el nacionalismo y la desinformación se convierte en herramientas muy útiles para dictar privilegios y cercenar derechos.

Son los que se declaran a todo pulmón que son anti-imperialistas y patriotas los primeros que están dispuestos a venderles a los ricachones de los campos de golf propiedades y tierras de por vida.

Mientras les niegan a los campesinos aceptar tractores donados solidariamente por amigos allende los mares y le entregan la tierra por unos míseros 10 años.

Igualmente, apoyan las nuevas disposiciones para la venta de automóviles, bajo cuales solamente los extranjeros y un privilegiado número de cubanos tendrán la opción de comprar uno nuevo.

Que se malograra la inversión en el cable de fibra óptica para el mejor acceso a internet no debiera extrañarnos, fue muy oportuno.

De esta forma, por un poco más de tiempo, los nacionalistas a ultranza pueden seguir haciendo y deshaciendo a su antojo.

Publicado en Havana Times: http://feedproxy.google.com/~r/HavanaTimesEnEspaol/~3/k_zTC7QPBPs/?utm_source=feedburner&utm_medium=email

“Participe en Universidad 2012, del 13 al 17 de febrero de 2012. Habana. Cuba. http://www.congresouniversidad.cu
Consulte la enciclopedia colaborativa cubana. http://www.ecured.cu

Entrevista con Luis Morlote, presidente de la AHS


La cultura cubana no podría prescindir de los jóvenes

La celebración por los 25 años de fundada de una organización trae aparejado recuentos del pasado y proyecciones de futuro. Si el cumpleaños es de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), que se ha encargado de defender el arte joven en Cuba por más de dos décadas, resulta inevitable escuchar opiniones encontradas sobre su fundación, debates acerca de su esencia.

Con la pasión de quien pelea sus sueños habla su presidente, Luis Morlote. En la pared de su oficina están las fotos junto con Fidel de aquel periodista de radio, jovencísimo, que hace diez años, siendo entonces vicepresidente de la organización, participó en el Primer Congreso de la AHS. En medio del ajetreo por los preparativos de la Jornada de la Cultura Cubana, hace una pausa para conversar con *La Jiribilla* y darnos los detalles de la próxima celebración.

“La Asociación Hermanos Saíz se fundó el 18 de octubre de 1986, es decir, dos días antes de que se celebrara el Día de la Cultura Cubana, por lo tanto, siempre hemos tenido el privilegio de celebrar los aniversarios de la Asociación dentro de las Jornadas de la Cultura. Desde hace unos años se está haciendo habitual que las Jornadas –sobre todo las que hacemos en el Pabellón Cuba, nuestra sede nacional– tengan un grupo de actividades organizadas por la propia AHS. Este año el Ministerio de Cultura ha decidido que las Jornadas se dediquen al aniversario 25 de la Asociación. Es un festejo que no solo está transcurriendo en la capital, pues desde el 11 de octubre empezaron las filiales provincias de la organización a hacer un grupo de actividades relacionadas con el reconocimiento y el encuentro con los fundadores de la organización.
Leer Más…

Conferencia sobre historia de las culturas de ascendencia Carabalí


El profesor norteamericano Ivor Miller es uno de los investigadores más profundos del tema Abakuá y sus similares de África, con años de profundos estudios antropológicos de campo en Cuba y en el Continente Negro.

Bubuscopio


En una estrategia revolucionadora, el equipo de béisbol cubano Industriales suma, a los tradicionales entrenadores de bateo y pitcheo, un entrenador cultural del más alto nivel. En entrevista concedida al periodista Rafael Grillo, el famoso y multipremiado escritor Leonardo Padura reveló que fue invitado por el mismísimo Lázaro Vargas, flamante mentor del equipo azul de la capital, a acompañar a los peloteros a lo largo del venidero clásico cubano, la Serie nacional. Mucha suerte les deseamos desde el corazón de un fanático.

Otro chisme, este más feo, reveló también Padura. Resulta que la editorial española Tusquets, detentadora de los derechos de autor por El hombre que amaba los perros, autorizó la impresión de hasta 4 mil ejemplares de la más reciente novela del cubano en su país. Como el Ministerio de Cultura aprobó la inversión para la edición, todos nos quedaremos preguntándonos por qué no se tienen noticias sino de la aparición de no más que un par de centenares de volúmenes, vistos fugazmente en la pasada Feria del Libro de la Habana. Alguna pista puede encontrarse en la trama del libro, que contiene una durísima denuncia de las condiciones de implementación de políticas estalinistas draconianas en la desaparecida Unión Soviética y, en menor medida pero no menos ciertamente, en nuestro país.

Con esa situación contrasta la actitud del ministro de Cultura, Abel Prieto, en el recién concluido congreso de los trabajadores del sector. A mis artistas no me los toca nadie, es la frase con que podemos resumir su estancia que, obviamente, fue un poco más elaborada, pero igual dio idea de que los protagonistas del arte en servicio del pueblo siguen contando con la más alta consideración, aún en el proceso actual de medidas de austeridad, recortes, reducción de plantillas, etc.

Con este tema se viven cada fenómeno que son para reír y llorar. Una fábrica de zapatos en Matanzas da pérdidas, entre otras cosas, porque no tiene completa la plantilla de trabajadores. Esto es, entre los que hacen zapatos, porque en los cargos de administración, dirección, servicios, etc., no falta nadie. Todos los caciques están ahí, pero los indios están rebencudos, no quieren ir para allá, dice el Granma.

Tal vez se hayan ido a cultivar tabaco o a trabajar para el turismo. Estas son labores cuyo desempeño autoriza a adquirir un automóvil nuevo. Los ministros y funcionarios explican que fueron las directivas del último congreso del Partido, las que están siguiendo para determinar qué cubanos son importantes y pueden comprar un carro nuevo, como los artistas, los diplomáticos, los contratados en el extranjero que no sean médicos; y cuáles no, y entre estos últimos se encuentran los simples obreros y la mayoría de los campesinos. Lo más triste del caso, es que esas directivas son del Partido de los obreros y los campesinos. Lo que hay que ver.

Singularidad del 10 de octubre y una perspectiva racial


Por Rogelio M. Díaz Moreno

Dentro de nada, la comidilla en este país va a ser la planificada Conferencia del Partido, pero antes de pensar en ello quiero detenerme, tal vez repetir, un par de puntos sobre otro tema de mucho interés.

La celebración del 10 de octubre parece no estar muy de moda, apenas nos acordamos que es feriado. Pareciera que otros asuntos son más urgentes, lo suficiente como para no dejar descansar un minuto a nuestros medios de comunicación en los últimos 10 años o más. Pero yo quiero tomar la fecha como semilla de esta intromisión mía.

Todo el mundo recuerda cómo en la escuela le enseñaron que Carlos Manuel de Céspedes, con justicia nombrado Padre de la Patria, se alzó en armas ese día, y convocó a sus esclavos para reconocerles su derecho a la libertad, e invitarlos a unirse a la gesta mambisa. También se cuenta que todos los esclavos que, a partir del momento de su liberación ya no lo eran se unieron a la fuerza de Céspedes.

Lo que no se encuentra con mucha facilidad es un nombre cualquiera de esta masa anónima de hombres y mujeres negros, que escogieron el camino peligroso y difícil, el camino de enfrentar las balas y bayonetas y cañones españoles, el de las duras marchas a pie y pernoctar en el monte, calados por la lluvia, azotados por el sol, arrastrando el hambre y las heridas, en lugar de dedicarse a vivir por su cuenta hasta que pasara la tormenta. Estos seres humanos habrían seguramente establecido relaciones entre sí, con las limitaciones conocidas y descritas por historiadores como Moreno Fraginals, pero relaciones de algún tipo, fraternales, familiares si bien precarias; tendrían sin duda individuos bien definidos como líderes, a los que sin duda miraron en esa hora definitoria, y estos líderes encarnaron entonces la decisión que luego todos se encargarían de sellar con su sangre en los campos de batalla que tenían por delante.
Leer Más…

WELCOME, FREEDOM!


En los muros de La Rampa, aparecieron interesantes innovaciones gráficas.

Sobre las manchas de pintura que ocultan los graffiti, un texto a plantilla se repite:

NO STREET ART. ZONA LIMITADA

¿será por el 25 aniversario de la AHS? Quizás.

Si o no, no nos importa. Nosotros decimos: ¡Libertad! WELCOME, FREEDOM!

Fundiciones San José: Cafeteras y más


Por Regina Cano

A propósito del café y las cafeteras que explotan, hace unos meses pude ver un Documental llamado “+ 600º”.

La obra está basada en una investigación de Maestría en Antropología (Universidad de La Habana) por Yoel Rodríguez, joven comunicador social quien recientemente (2011) produjo y realizó ese audiovisual.

El audiovisual aborda la desaparición de las Fundiciones Metalúrgicas en San José de Las Lajas -al sur de la capital-, donde existe una tradición obrera de fundidores de cerca de 100 años valorada como “elemento de identidad que lo distingue.” Y nadie mejor que las voces de sus pobladores para contar la…

HISTORIA

Comenzó con “…una familia, se le decían los Catalanes, pero en realidad eran Valencianos… traen el oficio de fundidores a San José en 1919.”

“En su época, la fundición fue muy importante no solo para San José, sino para Cuba…confeccionaron las farolas, los bancos, alcantarillado, parrillas ornamentales y herrajes del alumbrado público del Parque “Fraternidad,” el “Paseo Martí” (Prado de La Habana)…en 1928,” y también el “…sistema de acueducto, alcantarillado, servicio sanitario y materiales de ferretería de…el Palacio de Comunicaciones, Palacio de Justicia, Monumento a Martí, Hospital Naval…, Cervecería La Tropical, Hotel Vedado, Reparto Eléctrico, Reparto Alta-Habana, el edificio FOCSA”: todos lugares capitalinos representativos.
Leer Más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 405 seguidores

%d personas les gusta esto: