Archivo | mayo 2010

El Observatorio Crítico dijo lo suyo a tiempo y sonriente este 1º de mayo



Por: Isbel Díaz Torres

Fotos: Jimmy Roque Martínez

Colectivos de la Red Protagónica Observatorio Crítico, junto a otros grupos solidarios, marcharon este sábado 1º de mayo en la Plaza de la Revolución, pese a los fallidos intentos de la burocracia estatalista por impedir que semejante cosa sucediera.

Este tipo de marcha, para nosotros, tiene el honroso precedente de otras similares, como aquella parcialmente obstruida en el 2008, que portaba consignas ecologistas y socialista-autogestionarias en la manifestación por el Primero de Mayo de aquel año. Años posteriores hemos venido reeditando aquella iniciativa.

Nuestro grupo, integrado por unas 25 personas, se insertó de manera diáfana con el bloque de los vecinos del Cerro. La rumba que formamos fue acogida con alegría por los que nos rodeaban, y así avanzamos junto a la muchedumbre que asistía al desfile.

Más adelante, cuando sacamos los carteles que habíamos preparado, muchos se acercaban y preguntaban quiénes éramos, y qué significaban los carteles.

Entre los curiosos estaban sencillos paisanos interesados, y otros cuyas miradas suspicaces y tonos autoritarios rebelaban fácilmente quiénes eran… A varios entregamos unas letras que decían así:

«La Red Protagónica OBSERVATORIO CRÍTICO está conformada por proyectos socioculturales que desde una red de colectivos autogestionarios contribuyen al desarrollo de los contenidos liberadores y populares latentes en la sociedad cubana. Investigadores, críticos, profesores, artistas, promotores culturales, activistas comunitarios, comunicadores, integrantes de movimientos emergentes y activistas de proyectos socioculturales compartimos un espacio de diversidad, diálogo y protagonismo solidario para analizar y articular vivencias, prácticas y saberes liberadores en los actuales escenarios de Cuba y el planeta, así reivindicando alternativas culturales liberadoras frente a alienaciones capitalistas, autoritarias y coloniales.»
«Nuestras consignas este 1º de Mayo son: Lucha tu yuca, taíno / Socialismo es democracia. Pal latón la burrocracia / Socialismo de verdad. Paz, amor y libertad / @ »

En realidad, la nota no era muy exacta, pues había varias personas que se sumaron a nuestra marcha, y que pertenecen a grupos diversos, con accionar y perspectivas afines, pero propias. Además, por cuestión de recursos y tiempo, la consigna “Socialismo de verdad. Paz, amor y libertad” no pudo salir. Ya la tendremos en cuenta para próximos desfiles.

Las telas fueron adquiriendo altura a medida que aparecían maderos más idóneos, de manera que cuando alcanzamos el frente de la Plaza de la Revolución, ya nuestras pancartas podían ser vistas por gran número de personas que nos rodeaban. Durante buena parte del trayecto las mismas dieron la cara al pueblo (verdadero interlocutor del Observatorio Crítico) que venía justamente detrás, y hacia los laterales.

Después de pasada la meta final, cuando ya los colectivos de trabajdores se iban disgregando, nuestro piquete se reconformó en un parque aledaño a la Plaza e intensificó su rumba (que en realidad pasaba de rumba a conga… de conga a samba… y así, en una mezcla delirante, pasaba por cuanto género respondiera al repique de los tambores y las claves). Allí, con las telas extendidas en el césped, fueron reuniéndose personas que, olvidando el agotamiento de la marcha, respondieron espontáneamente al llamado de la música y la alegría. Jóvenes estudiantes de deporte, de secundaria básica, de los tecnológicos, etc… bailaron y cantaron al ritmo que llevaban especialmente dos miembros del Observatorio Crítico, que se nos descubrieron a todos como grandes percusionistas, y a quienes premiamos con fuertes aplausos.

Llevar un mensaje auténtico, que lograra comunicarnos verdaderamente con quienes viven la misma vida simple y dura que nosotros, que encerrara una propuesta positiva, y que trascendiera el formal paseo frente a la Plaza, eran algunos de los principales objetivos del Observatorio Critico. Nos sentimos satisfechos de haberlo logrado.

Una semana antes, en uno de los ordinarios encuentros de video-debate del Observatorio, miembros de la Cátedra Haydée Santamaría abundaron en los antecendetes libertarios del 1º de Mayo, y fueron recordados aquellos trabajadores que hoy son símbolo de resistencia activa a nivel mundial. No es ocioso remarcar que nuestra marcha también estuvo embuída de esos contenidos.

Gracias a todos los que participaron, y a los que estaban con nosotros en espíritu (y agonía), y no pudieron llegar. Gracias a los que desean hacer, a los que nos dirán que no es suficiente, y a los que sin querer intentan detenernos. En algún espacio del futuro estaremos todos juntos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 405 seguidores

%d personas les gusta esto: