SYRIZA o el comienzo de una nueva época para Grecia


“GRECIA VA ADELANTE, EUROPA CAMBIA, LA ESPERANZA LLEGA”.
Son los tres tópicos de los spots electorales que circularon en los medios griegos en relación con la muy esperada victoria de los comicios electorales del 25 de enero por la Coalición de la Izquierda Radical, conocida por sus siglas en griego como SYRIZA. Progreso, Cambio y Esperanza, son los tópicos que abarcan la consigna fundamental de este partido de izquierda y es también la perspectiva que intenta articular en su programa electoral, basado en tres principios básicos: un cambio global del modo de ver las relaciones entre los países de la Unión Europea con las instituciones que la representan, un programa de desarrollo nacional que se aleja de los esquemas neoliberales aplicados sin logro alguno durante más de un lustro en la economía griega, y una nueva visión de la sociedad donde se empiece a escuchar la voz de los ciudadanos.
Alexis Tsipras llevaba dos años y medios, desde las elecciones de junio de 2012 hasta el fracaso rotundo de la elección del Presidente de la República en diciembre de 2014, marcando la cuenta atrás del período conocido en griego como Metapolítefsi (Cambio político), para abrir una nueva etapa en el complicado escenario de la política griega; donde se ponga fin al bipartidismo griego, protagonizado por el partido de derecha Nueva Democracia y el partido de centroizquierda PASOK (Movimiento Socialista Panhelénico).
El gobierno de SYRIZA pretende poner fin también, según su programa, a las graves patologías políticas y problemas estructurales que afectan el funcionamiento de la democracia y la vida pública en una sociedad en la cual durante casi 60 años gobernaron básicamente dos o tres familias vinculados con los intereses de la clase dominante dentro del país y con los intereses extranjeros que les protegían. El gobierno de SYRIZA pretende reconstruir un Estado social de Derecho en el cual todo lo que fue quitado a las grandes mayorías, por la Troika y las medidas draconianas de austeridad aplicadas por el gobierno de Nueva Democracia, sea recuperado y redistribuido sobre principios de justicia social y alivio económico a las mayorías afectadas.
En general, el propósito de la Coalición de Tsipras, según el programa político presentado en Salónica el 19 de septiembre del pasado año, es detener la catástrofe humanitaria que han provocado las medidas de la Troika y las políticas de los partidos dominantes. Para tener una idea de qué es lo que pretende SYRIZA hacer con su llegada al poder y como se explica que desde un 4% histórico hasta el 2012 ha llegado a un 36% hay que tener en cuenta el programa político de esta coalición y la gravedad de la situación en la que se ha visto envuelta toda la sociedad griega en los cinco años de crisis económica. En otro artículo más adelante me referiré a estos parámetros.
Hoy toma posesión del gobierno de Grecia, por primera vez después de cuarenta años de Metapolítefsi, un partido de izquierda. Pero lo hará en colaboración con el movimiento de centro-derecha Griegos Independientes (AN.EL.), liderado por un exparlamentario del partido Nueva Democracia, Panos Kamenos, una vez que SYRIZA no logró la deseada mayoría absoluta en los escaños parlamentarios para formar un gobierno sin colaboración.
El partido de los Griegos Independientes es el único después de SYRIZA que ha mantenido estable su posición anti-Troika, y ha marcado innumerables veces su oposición a las políticas de austeridad aplicadas por el Gobierno. Por otra parte, teniendo como partido de oposición a Nuevo Democracia y como tercer partido al movimiento fascista Amanecer Dorado, las negociaciones de SYRIZA con los otros partidos que entraron en el Parlamento, han sido rápidas, concisas y claras, de manera que la configuración del gobierno no permitiese la embestida de un partido nazi en el poder.
Sin embargo, más allá de las celebraciones en Grecia y en todo el mundo por el triunfo de SYRIZA, hay muchas dudas que deben despejarse en los próximos días, y en los próximos meses…
1. Lo primero por supuesto, es que se va hacer con la deuda griega, la cual de un 129% del PIB (en números absolutos significa 298 billones de euros) en 2009 hoy se remonta a un 175% del PIB (320 billones de euros). Esto significa en pocas palabras que la deuda no es sostenible, y que los dos Memorandums de la Troika (los denominados Mnimonio) no funcionaron en absoluto para solventar siquiera el problema de la deuda pública del país. Más bien agravaron la situación de la economía griega, destruyendo la red empresarial de las pequeñas y medianas empresas del país, dejando sin empleo a casi dos millones y medio de ciudadanos, y aniquilando los beneficios del Estado social en materia de educación, salud y seguridad social.
Este fracaso de la Troika y del gobierno de Antonis Samarás no es para nada casual, así como tampoco el hecho de que la economía griega se encuentre en un callejón sin salida. La campaña merkelista de aplicación de medidas draconianas de austeridad, juntamente con una campaña mediática de difamación anti-helénica y el programa alemán de “colaboración” con las administraciones locales al interior de la nación griega, tienen enorme responsabilidad en cómo fue manejada la situación de salida de la crisis en Grecia.
2. Lo segundo, es cómo va a aplicar las políticas de bienestar social, de recuperación de la economía, y salida de la catástrofe griega, cuando tales políticas exige una enorme capacidad de finanzas claras con las que una economía como la griega tal como fue dejada por el gobierno anterior no lo permite. Todo depende, en gran medida al menos, de las negociaciones que se realicen en el marco de la Eurozona, el FMI y la UE.
3. El tercer punto, de igual importancia, es que si finalmente el gobierno de SYRIZA cuenta con la participación de Panos Kamenos, significa que el programa original tendrá que cambiar en el camino: hacia dónde cambiará eso es lo que problematizará a la sociedad griega y su sistema político en los próximos meses.

El programa de los Griegos Independientes es liberal, anti-Troika, pero también se centra en temas neurálgicos para la sociedad griega como la Inmigración, la Seguridad Nacional, la cuestión chipriota, entre otros. El programa de SYRIZA, por el contrario, es de signo socialdemócrata, lo cual supone en principio que toda celebración del socialismo, toda ilusión de “izquierda radical” como exactamente se hace nombrar esta coalición, son parte del mecanismo populista que prima en la izquierda emergente del Sur Europeo. Su programa de salvación nacional fue redactado en colaboración con el partido español de Izquierda Unida, y para un número inmenso de electores griegos puede ser un signo de esperanza, pero también la lectura realista desde la izquierda y la derecha afirma que es irrealizable este programa.
Lo cierto es que los electores griegos en su inmensa mayoría, dada la cultura política adquirida en los últimos 40 años, han aprendido una manera peculiar de decidir quién los representará en el gobierno, habitualmente desde una actitud pasiva, negativa y reactiva. De esta manera muchos han elegido 1) a los ¨socialistas radicales¨ de SYRIZA o a los nazis de Amanecer Dorado para castigar las actitudes de sumisión europea de los Partidos Nueva Democracia y PASOK; 2) o han elegido el recién formado partido Potami del periodista Stavros Theodorakis, para evitar el ascenso de Amanecer Dorado; 3) o han votado por Nueva Democracia para que el país no tenga que hundirse en el “infierno comunista” que anuncia SYRIZA; 4) o finalmente han votado por SYRIZA para que no vuelva a salir Nueva Democracia con el PASOK. En esta dinámica reactiva, el nivel de inseguridad que tiene que manejar el nuevo poder es inmenso y, no creo que este partido que se estrena en el poder tenga la suficiente madurez para asumir los riesgos que implica este cúmulo de incertidumbres que se expresa en el electorado.
Esta mentalidad política reactiva y negativa de la ciudadanía griega, que es fruto de la decepción sistemática y del profundo carácter inorgánico del Estado griego moderno, juntamente con las inmensas contradicciones que entraña el sistema político actual son dos desafíos con los cuales tendrá que liar constantemente el nuevo Gobierno.
El Gobierno de Alexis Tsipras tendrá que enfrentarse a grandes retos con respecto a cómo enfrentarse a las instituciones centrales -si finalmente decide hacerlo- y a cómo recuperar la economía griega. El mayor reto es la propia sociedad griega. La sociedad griega, con la fuerza de los movimientos democráticos emergentes, de ciudadanos que han dejado de sentirse culpables y se han levantado del sofá; con una ciudadanía cada vez más informada, podrá marcar el pulso de qué es lo que quiere para su país.

Carlos Simón Forcade
26 Enero 2015

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

SER O NO SER, ante todo cada cual con su identidad verdadera…


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas Cubanas

Durante los días y semanas del recién comenzado 2015 que han transcurrido, pienso que quizás hemos iniciado lo que se podría denominar un tiempo de gracia, en el cual podrían despejarse importantes enigmas determinados por los grandes conflictos, preocupaciones y angustias de los cubanos de adentro y de afuera del país que datan de más de 50 y tantos años. Lo he pensado precisamente como consecuencia de los acontecimientos que se desencadenaron el pasado 17 de diciembre 2014, en lo referido al restablecimiento de relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Considero que quizás también como nunca antes, la vida nos pone ante un dilema crucial que me recuerda al Ser o no ser de Hamlet, porque se abre una nueva etapa de nuestra historia en la que se nos hace imprescindible afincarnos en nuestra identidad nacional forjada en las luchas de más de cien años de nuestro pueblo, en las que el componente martiano que se expresa en sus deseos poéticamente escritos de querer echar su suerte con los pobres de la tierra, es quizás el rasgo más decisivo de los intereses que estamos moralmente compelidos a salvaguardar; y para alcanzarlos tendremos, en mi opinión, que partir de un amplio espectro democrático en el que no se quede nadie sin participar como tope y límite ante el precipicio que comenzamos a bordear efectivamente.

En este orden de cosas y, a partir de mis anteriores consideraciones expuestas, quiero responder al llamamiento que hace Armando Hart en un reciente artículo suyo publicado en Por Esto!, que considero no debo pasar por alto por lo trascendente de su contenido e intención, publicado con el título de Mi honda es la de David (1) en el que comienza planteando expresamente que: Con profunda vocación martiana convido a nuestro pueblo a pensar el futuro de Cuba desde la realidad cubana del presente, con sus interesantes matices, sus múltiples colores sociales y sus legítimas aspiraciones, anhelos y esperanzas. Asimismo también plantea que El socialismo en Cuba tendrá necesariamente que repensarse ante nuevas coyunturas y circunstancias en el ámbito nacional e internacional; y continúa expresando que: En un constante ejercicio del pensar, estamos obligados a adecuarnos al momento presente; ello, por supuesto, siguiendo la definición de política de Martí, sin que la adecuación cueste la merma importante del ideal que se persigue. Quiere decir que ante cambios y transformaciones económicas, en un escenario que marca uno de los acontecimientos de indiscutible trascendencia como lo es la apertura al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, y en un momento histórico donde prevalece a nivel mundial una cultura que tiene en el mercado, en las tenencias materiales y en el egoísmo personal, sus principales valores, nosotros los cubanos debemos mantener, a toda costa, los valores que nos distinguen, los que promueven la defensa de la Revolución, de la cultura y las ideas, del socialismo como alternativa para refrendar los derechos humanos que son flagrantemente vulnerados en el capitalismo. Hasta aquí la cita de lo planteado por Armando Hart con la cual coincido esencialmente.

En mi respuesta a su llamamiento quiero expresar que en mi concepto de repensar el socialismo que necesitamos, se encuentra en primer lugar la necesidad de hacer una profunda y radical rectificación que destierre definitivamente al burocratismo, al dogmatismo y al autoritarismo contra natura que en mi criterio han lastrado durante años las posibilidades reales de alcanzar una república con todos y para el bien de todos. Considero que es muy cierto que solo nosotros podríamos destruir el proceso revolucionario con nuestros propios errores e inconsecuencias; y por ahí deberíamos comenzar para eliminar los viejos vicios sin anclarnos en el pasado. A la vez abogo decididamente por la imprescindible necesidad de que en el diálogo que debería abrirse con el pueblo como consecuencia de estos debates entre Estados Unidos y Cuba después de más de 50 años de hostilidades, es imprescindible reafirmarnos en nuestra identidad verdadera y esencial de cubanos libres y democráticos sin dependencias extemporáneas y contra natura de ninguna índole. Ya recordé en una reciente crónica que: Nos encontramos, verdaderamente, en la hora de los Hornos y los crisoles del futuro se están cargando. No debemos defraudarlos porque hay oportunidades en la Historia que se dan una sola vez en la vida; y que después, no se volverán a repetir (2)

Tenemos que traspasar las barreras de rencores y de odios que algunos desde las dos orillas de un mismo ámbito geográfico en que nos encontramos enclavados Estados Unidos y Cuba, nos quieren imponer tratando de detenernos en el tiempo para obstaculizar el avance de la cordura y del sentido pragmático de que en definitiva somos vecinos y que ambos no nos podemos mudar de donde estamos; y que en consecuencia, lo más útil es enfrentar esta realidad incontrovertible y tratar de respetarnos mutuamente en nuestras diferencias y de coexistir en aras de la Paz de la región y del mundo en general, procurando cooperar en todo lo que nos sea factible, especialmente en salud, inmigración, antiterrorismo, tráfico de drogas, respuesta a catástrofes y derechos humanos , así como otras múltiples posibilidades que se abren en las nuevas circunstancias. Eso podría dar inicio a una nueva era en la historia americana que sería positiva para todos y que deberíamos propiciar para el desarrollo y el bienestar de nuestros pueblos. Así lo veo y como expresé en una crónica anterior, quiero reiterar que, ya nada podrá ser igual porque habrá que replantearse vivir en un futuro con nuevas improntas en lo relativo a las luchas que se han estado desarrollando para sobrevivir en medio del enfrentamiento a un bloqueo en el que han nacido varias generaciones de cubanos, así como enfrentarnos también a nuestros propios errores e inconsecuencias cometidos a la luz de una política de Plaza Sitiada que se va a quedar sin los fundamentos que la han soportado por más de 50 años (3). En esto, en mi criterio muy personal, consiste la respuesta adecuada al Ser o no ser, que nos plantea la vida y la historia en esta ocasión de tiempo de gracia.

Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

Notas

(1) Ver en POR ESTO!, Sección de Opinión, Y mi honda es la de David Armando Hart Dávalos viernes 16 de enero 2015.
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=376376
(2) Ver en Por Esto! 2015: Abrir los ojos, para mirar hacia adentro , lunes 5 de enero del 2015 http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=373994
(3) Ver en Por Esto! Ya nada podrá ser igual, llegamos al final de las palabras mágicas miércoles 21 de enero del 2015.
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=377405

Publicado en Por Esto! , el lunes 26 de enero 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=378526

Publicado en Política | Etiquetado , , | Deja un comentario

La izquierda ganará en Grecia ¿y después qué?


Alexis_Tsipras_Syriza

El domingo 25 de enero Grecia decidirá su futuro en las urnas. En el país europeo más maltratado por la crisis económica y las políticas de austeridad la mayoría de los votantes apuesta a la Coalición de la Izquierda Radical (Syrisa). La gente parece haber comprendido al fin que Tecnócrata e hijo de puta al servicio de los poderosos la misma cosa son.

Sus enemigos políticos lo acusan de ser un partido revolucionario, irresponsable y pro-totalitario que pretende destruir la clase media, abrir las puertas a la inmigración y desarmar a la policía. Aseguran, además, que sus “extravagantes” medidas asustarán a los prestamistas y Grecia terminará como Corea del Norte o Cuba. Sigue leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | 8 comentarios

Procuran castigo para cómplices de torturas en Cuba


Agencias mundialmente reconocidas, como Amnistía Internacional y Scotland Yard, procuran una investigación contra presuntos cómplices de torturas perpetradas en Cuba.

Esta dramática información la encontré en el diario británico The Independent, el pasado día 14 de enero. Resulta que el grupo británico de derechos humanos, Reprieve, entregó, a la conocida agencia policial inglesa, una reclamación para que se investigue a una compañía de esa nacionalidad, por su relación con gravísimas violaciones de derechos humanos.

La compañía acusada se denomina G4S. El gobierno británico, abunda el diario, ya indaga desde hace algún tiempo para determinar si G4S ha violado los principios establecidos en acuerdos de relaciones internacionales. Según los cargos, ha ofrecido servicios de tipo administrativo en una tenebrosa prisión, célebre por sus abusos y por retener seres humanos sin acusaciones ni procesos judiciales. Este centro es el de la base naval estadounidense en la bahía de Guantánamo.
Sigue leyendo

Publicado en Política, Solidaridad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ya nada podrá ser igual, llegamos al final de las palabras mágicas.


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas Cubanas

Después de los sorpresivos anuncios del 17 de diciembre del 2014 sobre la reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, considero muy conveniente continuar reflexionando al respecto de lo que se nos viene encima en los ámbitos de la política, de la economía e incluso de la vida social en Cuba, en los que ya nada podrá ser igual porque habrá que replantearse vivir en un futuro con nuevas improntas en lo relativo a las luchas que se han estado desarrollando para sobrevivir en medio del enfrentamiento a un bloqueo en el que han nacido varias generaciones de cubanos, así como enfrentarnos también a nuestros propios errores e inconsecuencias cometidos a la luz de una política de Plaza Sitiada que se va a quedar sin los fundamentos que la han soportado por más de 50 años. Estas generaciones que ya han comenzado a ser mayoría poblacional, no han vivido otras circunstancias distintas a las del bloqueo y las penurias que se nos han impuesto, las que ahora parece que definitivamente se van a resquebrajar, aunque aún no podemos hacernos muchas ilusiones al respecto porque falta gran trecho del camino por recorrer y múltiples escollos que superar, tanto de un lado como del otro.

No obstante, yo pienso que se abre una nueva etapa histórica en el proceso socio político cubano, lo que ya he enunciado en mis crónicas anteriores, y en esta nueva etapa que recién comienza aunque endeble todavía reitero, que ya nada podrá ser igual. Muy a pesar incluso del continuismo y del más de lo mismo cargado de palabras mágicas y de voluntarismos a que se nos ha acostumbrado, que ahora se deshacen como la espuma de las olas que chocan contra los acantilados de las costas, que hacen las veces de las realidades que son objetivas más allá de lo que queremos que sean y de lo que se nos ha querido imponer. Porque en la realidad que verdaderamente es y que solo podemos comprender con los pies puestos sobre la tierra para decirlo de una forma más comprensible a todos, la vida está siempre en movimiento y para enfrentarla en su presente y proyectarse hacia su futuro hay que entender su dialéctica y ser capaces de hacer lo que en cada momento se requiere como se diría a partir del pensamiento y de la acción de nuestro José Martí que próximamente va a cumplir su 162 aniversario de haber nacido.

En mi percepción de lo que ha sucedido y de lo que está por suceder, considero que precisamente hemos llegado a un verdadero momento de inflexión en el que como nos recordara Armando Hart en un reciente artículo suyo publicado en POR ESTO!: Somos responsables de los destinos de Cuba, los retos que se nos presentan son resultado de un singular y complejo proceso revolucionario que ha tenido y tiene en su esencia primera la aspiración martiana, devenida en praxis de nuestra nación: el culto de los cubanos a la dignidad plena del ser humano. (1)

Pienso pues que como nunca antes en esta nueva etapa que estamos inaugurando, querámoslo o no, se nos plantea la necesidad de que seamos capaces de buscar y comprender lo que en cada momento se requiere para ponerlo en una práctica consecuente y sostenida que vaya más allá de nuestras inconsistencias acostumbradas y de nuestros impulsos emocionales que en muchas ocasiones llegan a convertirse en venales, porque como dice una expresión muy popular, tendremos que ser capaces de hilar fino y de no equivocarnos, ni dejarnos llevar por los cantos de sirena que pueden copar nuestros entendimientos. En esto he querido pues, utilizar expresiones de uso popular para que lo que estoy planteando pueda ser claramente comprendido sin duda alguna, porque quizás como nunca antes también nos vamos a enfrentar a circunstancias que podríamos compararlas como el tránsito bordeando por un precipicio que ya se ha anunciado por el Presidente Raúl Castro desde hace algún tiempo, en el que en mi criterio caminamos sobre una cuerda floja cual si fuéramos malabaristas de la historia que con un pie mal puesto podríamos quedarnos sin patria o sin lo que nos queda de patria.

En este orden de circunstancias y coyunturas, las palabras y consignas emocionadas y altisonantes, devenidas ocasionalmente en fórmulas mágicas o palabras mágicas con las que se ha pretendido resolverlo todo, van llegando a su posibilidad final de uso; y poco o más bien nada, porque nunca tuvieron efectividad y menos aún hoy, nos servirán para enfrentar un futuro cargado de pragmatismos que se abre ante nosotros, que quizás habíamos soñado pasando por encima de las necesidades de preparación para ser capaces de enfrentarlo. Me refiero a situaciones que no podemos acometerlas con simplismos ni improvisaciones porque es mucho lo que se va a poner en juego.

La urgencia de acometer una cultura de diálogo que se oponga a los empecinamientos y los autoritarismos contra natura que usan la fuerza bruta como argumento, en la que el sentir y las palabras de los cubanos estemos en donde estemos sean verdaderamente oídos y atendidos con respuestas concretas así como con prácticas consecuentes con el momento histórico que hemos comenzado a vivir, sean el fundamento para que al fin podamos erigir una República en la que quepamos todos, con todos y para el bien de todos.
Así lo pienso y así lo expreso a partir de mis convicciones martianas, revolucionarias y socialistas participativas y democráticas, con mis respetos para las opiniones diferentes y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

(1) Ver en POR ESTO!, Sección de Opinión, Y mi honda es la de David Armando Hart Dávalos viernes 16 de enero 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=376376

Publicado en Por Esto! el miércoles 21 de enero del 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=377405

Publicado en Política | Etiquetado , , | 2 comentarios

Normalizar relaciones diplomáticas implica.


Por Eugenio Rodríguez Balari

-Establecer relaciones con otros países es misión y responsabilidad de cualquier estado; se sabe que estos adoptan formas de organización social, económicas y políticas soberanas y lo hacen a través de un conjunto de instituciones que cuentan con la autoridad de regular la vida de la comunidad donde ejercen su poder.

-Los estados soberanos cuando ejecutan relaciones con otras naciones, parten del propósito de hacer funcionar con eficiencia y normalidad las interrelaciones sociales, económicas y políticas; que se fortalezcan intereses mutuos entre gobiernos, empresas y ciudadanos.

De manera que todos los factores que integran la sociedad se puedan sentir beneficiados o complacidos con ellas.

-Esas relaciones comportan una práctica aceptada universalmente y es la manera en que los pueblos y países se vinculan entre si y establecen lazos de cooperación y beneficio mutuo.

-Cuando surgen relaciones diplomáticas entre dos países, queda claro el compromiso de respeto al derecho internacional público, que es el conjunto de normas jurídicas orientadas a regular las relaciones externas entre los estados soberanos para armonizar sus vínculos y contactos.

-Cuando surgen relaciones diplomáticas entre dos países, queda claro el compromiso de respeto al derecho internacional público, que es el conjunto de normas jurídicas orientadas a regular las relaciones externas entre los estados soberanos para armonizar sus vínculos y contactos.

-En ese sentido es fundamental la importancia que reviste el derecho de libre determinación de los pueblos o derecho a la autodeterminación, que consiste en el derecho de los pueblos a decidir sus propias formas de gobierno y a que se les respete su voluntad o las vías de desarrollo por donde este transita.

-Ningún país acuerda relaciones con otro, ni acepta normalizar relaciones para que se fomente oposición o disidencia, mucho menos a que se promuevan antagonismos políticos abiertos o violentas discordias ciudadanas.

-No tendría sentido reestablecer relaciones diplomáticas para proceder en una dirección que tienda a socavar la estabilidad e intereses del gobierno cubano, subvertir al estado, su sistema económico y el desenvolvimiento ciudadano.

El pueblo cubano es el único encargado de decidir sobre ello.

Por demás tanto Cuba como los Estados Unidos mantienen relaciones diplomáticas con la mayoría de los países del mundo; conocen bien que cualquier situación en que un país extranjera promueve acciones desestabilizadoras, lo convierte en intervencionista y enemigo.

Por lo que es de suponer que luego del reciente restablecimiento de relaciones, ello sería un contrasentido, una situación absurda, ilógica e inaceptable

-Los principios universales del derecho internacional, abogan por el respeto a la soberanía de las naciones y a la autodeterminación de los pueblos; cuando estos principios se vulneran, se rompen relaciones u originan generalmente fuertes conflictos y más tarde aparece la condena pública internacional.

La historia nos ofrece una rica enseñanza sobre ello.

-A partir del 17 de diciembre del 2014, atrás quedarán incomprensibles años de distanciamiento y hostilidad en las relaciones económicas y políticas entre los dos países.

-Es indudable que la normalización de relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, ha sido un paso deseado por ambos pueblos y la comunidad internacional de naciones.

Ha ocurrido una necesaria e histórica decisión, digna de reconocimiento para los dos gobiernos y además, engendra la virtud de iniciar una nueva y fructífera etapa entre las dos naciones y en el contexto de las relaciones internacionales.

-Sin embargo el camino de la normalización tiene vereda por andar, aún se encuentra cubierto de zarza, por lo que a partir de ahora ambos gobiernos deben ser muy celosos y precavidos sobre el nuevo curso que tomen los acontecimientos.

Digo ello porque a nadie escapa que fueron más de cinco décadas de rivalidades y confrontaciones agudas en todos los terrenos y ello condiciona mentalidades, afecta intereses y existen dolores y resentimientos en ambos contextos que tendrán que superarse.

-Los largos años de conflictos entre las partes, con posiciones ideológicas y políticas contrarias, manipulaciones groseras en los medios de comunicación, sobre dimensionamiento de hechos o promoción de falsedades históricas y un lenguaje mordaz y peyorativo; no desaparecen de ahora para luego con la normalización de relaciones, aunque sin lugar a dudas las debilita considerablemente.

En los próximos días continuarán las conversaciones entre los dos gobiernos y tocarán aspectos puntuales pendientes (con seguridad los que corresponden a las necesidades más urgentes), aunque la agenda a considerar será posiblemente mucho más amplia.

-La cuestión de las rivalidades políticas deberá ser ahora exclusivamente un tema entre cubanos.

En la isla avanza un proceso de reformas económicas aún no concluidas y menos consolidadas; se desarrolla y estimula la inversión extranjera e innumerables pueden ser los objetivos económicos que las involucren, por lo que me inclino a pensar que el proceso se hará sentir en otros sectores de la sociedad.

Se ha transitado de una economía estatizada a una economía mixta, donde los sectores agrícolas y los servicios comerciales son más privados y cooperativos que estatales, por lo que puede presumirse se originarán nuevos marcos constitucionales y jurídicos; los que quiérase o no, harán brotar más frescos criterios políticos.

Ello lleva a considerar que el dialogo y la negociación son las armas más eficaces a utilizar para los tiempos que corren y en vez de excluirse, intentar participar en ellos.

Las otras vías, las de confrontar abiertamente al gobierno y sus instituciones, tal y como ha estado sucediendo, al parecer no disponen de perspectivas de éxito.

-En lo que respecta a la administración norteamericana, la cuestión es diferente porque al normalizarse las relaciones diplomáticas, esa situación exige respeto recíproco entre los dos países.

Respeto a la independencia y soberanía, a sus formas de gobierno y relaciones internacionales; por lo que es de suponer, que el conjunto de las acciones que las administraciones de EEUU realizaban contra Cuba, desaparezcan o comiencen a desaparecer en el nuevo escenario.

-Ello no quiere decir que se sostengan ideas políticas deferentes y se expresen simpatías por las mismas, pero de ahí a promover acciones para el derrocamiento de un gobierno o un sistema, utilizando procedimientos de apoyo tangibles, el asunto adquiere otra connotación y modifica las reglas de juego.

-¿Cuantas y cuales actividades concretas de apoyo a la oposición en Cuba o en el extranjero, en el corto o mediano plazo se desarticularán? No sé.

Lo que si creo será imprescindible lo hagan, porque será necesario para que fluyan las relaciones de manera positiva.

-Las acciones próximas que la administración norteamericana realice, serán un punto de referencia y mostrará la voluntad de saltar las diferencias, conciliar situaciones de conflicto y una firme decisión a mejorar las relaciones.

Por su parte el gobierno cubano debe contribuir a allanar los desencuentros, mostrar sus deseos de dejar atrás el tortuoso pasado y transitar por un nuevo y sólido camino en las actuaciones bilaterales e internacionales.

La vida nos hará testigos y apreciaremos probablemente algunos resultados asombrosos.

-Los cubanos de la Isla no guardan ni poseen sentimientos desafectos hacia los norteamericanos, cierto y conocido es el antiimperialismo que se promovió en el pueblo y la educación política recibida por este, pero justo es reconocer que los líderes cubanos siempre hicieron separación entre gobernantes, sus políticas y el pueblo estadounidense.

-Por el contrario creo que nuestro pueblo posee un sentimiento de simpatía y admiración grande hacia el pueblo norteamericano; conoce su historia, sus luchas y sacrificios, su carácter emprendedor y los éxitos alcanzados como nación.

Igualmente y hasta donde conozco, tengo la impresión que similar situación existe en el pueblo norteamericano respecto a Cuba y los cubanos.

Por lo que no deja de ser un buen augurio para el desenvolvimiento actual y perspectivo de las relaciones entre ambos países.

-Ahora se trata aunque dentro de las diferencias existentes, de proceder con ética y limpiamente, de buscar entendimientos políticos a través de las negociaciones y el diálogo, de no dejarse arrastrar por las anteriores políticas de lobby y manipulación; así como por las estridentes campañas políticas, que a través de los medios masivos de Miami o la Habana, han ocasionado tanto prejuicio, confusión y enfrentamientos.

-Ahora se trata aunque dentro de las diferencias existentes, de proceder con ética y limpiamente, de buscar entendimientos políticos a través de las negociaciones y el diálogo, de no dejarse arrastrar por las anteriores políticas de lobby y manipulación; así como por las estridentes campañas políticas, que a través de los medios masivos de Miami o la Habana, han ocasionado tanto prejuicio, confusión y enfrentamientos.

-En otro orden de asuntos, aprovecho para recordar que en las gestas independentistas cubanas del siglo XIX; los criollos se las ingeniaron para conseguir los recursos financieros y materiales, desencadenar y luego mantener las guerras anticolonialistas contra España.

En la república en lo fundamental y durante el siglo XX sucedió algo similar.

A un viejo amigo español, en sus pláticas y conferencias, le he oído decir con frecuencia que el que paga manda.

Tengo presente que los cubanos del siglo XIX y XX, no quisieron comprometer sus luchas independentistas o republicanas solicitando ayudas a gobiernos extranjeros, en todo caso aspiraron a la comprensión política hacia las mismas y al esfuerzo de buscarlo entre amigos o conocidos que se identificaban con la causa.

-En la situación de nuestro largo diferendo político/ideológico, esa sana y principista tradición desapareció; al aparecer por un ingrediente distintivo, porque al identificarse y mezclarse la política de las administraciones norteamericanas, con las posiciones de los cubanos que se opusieron desde el inicio al proceso revolucionario, desaparecieron esos importantes principios y al prestarse a recibir ayuda económica o de otro tipo de las administraciones estadounidenses y sus agencias; los que así procedieron, comprometieron (con conciencia o sin ella) su autonomía y patriotismo, desvirtuando la naturaleza de su lucha.

No es aceptable fomentar y mantener una disidencia pagada para intentar derrocar al gobierno cubano. No descubro algo al decirlo, porque ello fue divulgado con gran amplitud y el mundo lo conoce.

Sin embargo respeto a aquellos individuos que por medios propios o autóctonos o con el apoyo de otros compatriotas, mantengan sus ideas y una oposición consecuente frente a las autoridades o al sistema de Cuba.

-Es probable tengamos el privilegio de ser espectadores, analistas, o críticos de lo que aquí en adelante acontezca.

Las realidades que se viven son más ricas y por lo general más tercas que todas las teorías juntas, los pueblos aspiran a ser felices, a vivir más plenamente y mejor, nadie posee verdades absolutas, todo lo que creemos es relativo, el mundo en que vivimos es muy cambiante, todos los días aparecen nuevos descubrimientos que revolucionan nuestras vidas y nos sorprenden.

Los sistemas político/económicos conocidos, unos quebraron y otros muestran la necesidad de urgentes y profundas reformas, si se les quiere prolongar sus días.

Han surgido nuevos y serios peligros que acechan a la humanidad (económicos, sociales, políticos, demográficos, ambientales, etcétera), en tales circunstancias históricas, como justificar dogmas, atrincheramiento a ideas políticas, vivir de resentimientos y el pasado, cuando todo es relativo y posible de transformación en este mundo.

-Miremos al presente y al futuro, empujemos juntos el carro de la patria, seamos optimista con lo que ha ocurrido y saquémosle provecho, porque siempre el optimismo es más favorable a la salud, al porvenir, a los pueblos y la vida misma.

Publicado en Política | Etiquetado , | Deja un comentario

China: un socio para no imitar


Por Claudio Katz

Tomado de Rebelión

Las reformas económicas se discuten en Cuba evaluando la
transformación mayúscula que ha registrado China. La nueva potencia asiática no es sólo un socio comercial de primer orden. Por su envergadura económica y su relevancia internacional se ha convertido en un importante aliado geopolítico para contrapesar las agresiones estadounidenses.
Pero en un análisis desde la izquierda China interesa por un motivo adicional: ¿su modelo actual mantiene perfiles socialistas? [2].

Dos etapas diferenciadas
China ocupa en la actualidad un lugar tan significativo como el alcanzado por la URSS en el pasado. No sólo es una gran economía en ascenso. Su expansión introdujo en las últimas décadas cambios significativos en el orden internacional.
El país ya integra el club de las economías centrales luego de multiplicar 13 veces su PBI (1978-2010). Logró prosperar en medio de tres grandes temblores contemporáneos. No fue afectada por las décadas pérdidas que demolieron a los países subdesarrollados en los años 80-90, se mantuvo al margen del desplome sufrido por el bloque soviético y actuó
como socorrista de los bancos internacionales en la reciente crisis del 2008 ( Lo, Zhang, 2011).
Su crecimiento no partió de cero, puesto que ya poseía en los años 80 un PBI superior a muchos emergentes actuales. Pero posteriormente consumó un salto histórico que aproxima, empareja o sitúa a China por encima de varias potencias. Es evidente la importancia del acervo acumulado durante las transformaciones anticapitalistas previas al avance actual.
Sin la industrialización, la alfabetización, la superación del hambre, la modernización productiva y la acumulación extensiva hubiera sido imposible la extraordinaria expansión posterior. Basta comparar esas mutaciones con el subdesarrollo continuado que por ejemplo afectó a la India (Amin, 2012).
Pero la incógnita radica en lo ocurrido posteriormente. ¿En la nueva trayectoria afianzó o abandonó el proyecto socialista?
Sigue leyendo

Publicado en Economía, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios