Declaración del Observatorio Crítico cubano sobre violencia contra opositor


El Observatorio Crítico Cubano deplora la violencia física ejercida el pasado día 5 de julio de 2015 contra el opositor Antonio Rodiles, quien como consecuencia debió ser intervenido quirúrgicamente. Rodiles fue operado de urgencia por una fractura del hueso nasal tras ser detenido y golpeado por agentes de la Seguridad del estado mientras participaba en una marcha de las también opositoras Damas de Blanco.

0001090837En principio, nuestro colectivo se coloca en las antípodas de las posturas políticas de Rodiles, pues defendemos un modelo de sociedad emancipada de los poderes globales, y nos oponemos al injerencista bloqueo estadounidense contra Cuba. No obstante, las diferencias políticas nunca serán argumento suficiente para justificar las prácticas violentas e ilegales con que la Seguridad maneja su relación con la disidencia en la isla.

Somos anticapitalistas, pero no de esa “izquierda” intolerante que anula al diferente y se niega a debatir. Más bien nos apegamos a una visión de sociedad inclusiva; sabiendo de antemano que es un empeño difícil, todo un reto en un mundo donde las fuerzas hegemónicas se disfrazan con más de un ropaje, ya sea “democrático” o “pro Derechos Humanos”. Pero que tal degradación se haya producido, no significa que desechemos los elementos valiosos que estos conceptos (Democracia, Derechos Humanos) pueden proveer, bajo una mirada crítica, para la construcción de la sociedad deseada.

Si la disidencia de derechas, si Rodiles, si las Damas de Blanco, o cualquier otra agrupación opositora han cometido algún presunto delito, que se diga públicamente cuál es. Las autoridades están obligadas a proteger, jamás violentar, la integridad física y moral de la ciudadanía. Exigimos que se procese a los agresores, y que las instituciones estatales a las que se subordinan también rindan cuentas por su comportamiento anticonstitucional.

¡Queremos un socialismo verdaderamente democrático, libertario, y participativo!

¡No a la persecución política!

¡No a la criminalización de la protesta!

¡Libertad de expresión, asociación y manifestación!

Observatorio Crítico Cubano

28 de julio de 2015

Publicado en Declaración, Denuncia, Política | Etiquetado , , , | 5 comentarios

Restituyan la soberanía al pueblo


Por Pedro Campos y otros compañeros

Restituyan la soberanía al pueblo

La vieja consigna ¨dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada¨, se ha transformado: la ¨revolución¨ ya no es el ¨todo¨, más bien es ¨nada¨.

Por Pedro Campos y otros compañeros.

Una pandemia de libertad inunda nuestros sentidos.

Juan Carlos Cremata

Pronto harán 62 años desde que un grupo de jóvenes encabezados por Fidel Castro asaltara el Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba, hecho que catapultó a esa figura a los primeros planos de la política nacional y que enterró definitivamente la posibilidad de una salida política y pacífica a la situación creada por el golpe de estado de Fulgencio Batista un año antes.

La lucha armada se impuso y logró la salida del tirano de turno. Pero la forma violenta en que fue alcanzada marcó hasta hoy los destinos políticos de Cuba. El Campamento volvía a triunfar sobre la República.

Aquella misma figura que organizó y dirigió aquel asalto y que luego encabezó un movimiento militar de alzados en la Sierra Maestra, capitalizó el triunfo popular de la revolución de 1959, hecha y apoyada por la gran mayoría del pueblo cubano para restaurar el sistema democrático. Hoy, ya anciana, de alguna manera, aquella figura sigue imponiendo su sello sobre los destinos de Cuba en la persona de su hermano.

El grupito cercano a Fidel y a Raúl encabeza, ya por más de medio siglo, un gobierno autoritario, -que nunca restableció la institucionalidad democrática-, estructurado sobre las bases de la ¨dictadura del proletariado¨ según los principios del estalinismo, nada que ver con Marx ni los fundadores del socialismo.

En verdad, todo muy hecho para mantener el poder del grupito: todo muy mal hecho en función de los intereses del pueblo y los trabajadores.

El entuerto, hoy todavía reprime abierta y violentamente al pensamiento diferente, impide a unas pocas mujeres desfilar con flores por una avenida pidiendo libertad para los presos políticos, impone a su propio partido comunista y a la nación la política económica que ellos deciden y negocia con el gobierno de EEUU, a espaldas del pueblo cubano, un intento de salvar su capitalismo monopolista de estado con una alianza con el capital extranjero, que nos podría conducir a la anexión virtual económica y geopolítica al vecino del Norte.

El fracaso del capitalismo monopolista de estado impuesto en Cuba en nombre del socialismo, la revolución y la clase obrera, es más que evidente en muchos de sus principales resultados:

1-destruir la economía del país, 2-empobrecer a los trabajadores y a los cubanos en general 3-enterrar en el lodo el vocablo socialismo, 4-dividir y dispersar la familia cubana 5-desestimular el trabajo en el pueblo cubano, 6-tergiversar la historia de la nación y desnacionalizar la nacionalidad cubana y 7-retardar por casi medio siglo el progreso revolucionario en América Latina con su estímulo a la violencia.

Otro logro reconocido es la solidaridad internacional, que ha sido obra del pueblo cubano, pero una parte habría que celebrarla, otra que discutirla y mucho que reevaluar por contraproducente y hasta censurable. La educación y la salud al alcance de todos, con todas sus deficiencias y limitaciones es lo mejorcito que se ha alcanzado, pero concebido para la explotación calificada y continua del estatalismo asalariado.

Eso es lo concreto que tenemos hoy. Lo que pasó antes del 59 es historia antigua para las nuevas generaciones a las que se educa en la incondicionalidad al poder establecido y reconocido en una constitución obsoleta, copiada de la antigua URSS y que el mismo gobierno viola todos los días.

La constante violación de los derechos civiles y políticos del pueblo cubano, se constata hoy en los más recientes ataques absurdos del sistema burocrático a artistas de gran prestigio nacional e internacional como Tania Brugueras y Juan Carlos Cremata, los cuales constituyen ofensas a toda la Cultura Nacional y evidencian que el Campamento no ceja en su ultraje a la República.

Si las diferentes expresiones del Arte y la Cultura Nacional no pueden manifestarse libremente, si no pueden representar creadoramente nuestra realidad contemporánea, entonces la vieja consigna ¨dentro de la revolución todo, fuera de la revolución nada¨, se ha transformado: la ¨revolución¨ ya no es el ¨todo¨, más bien es ¨nada¨.

La nación es su cultura, si no es respetada, no es más que un grupo de símbolos sin contenido.

Lo más sagrado que tiene el ser humano, que le permite vivir, realizarse y construir una familia es su trabajo, su capacidad creadora, sus aptitudes manuales e intelectuales, que se traducen materialmente en pago por su trabajo, remuneración de sus esfuerzos y resultados.

El derecho al pago por el trabajo es quizás el derecho más importante, es el que permite a su vez la realización de otros derechos.

Y ese derecho viene violándolo el estado, dizque socialista, desde que se apropió y estatizó todas las fábricas, tierras, empresas grandes, medianas y pequeñas, teatros, cines, parques, playas, centros culturales y sociales, salones de baile y otros y convirtió a todos en empleados, asalariados del estado, hasta los artistas los puso a ganar salarios más menos fijos. Hoy se mantienen sueldos y pensiones de miseria, de igual denominación que hace 50 años, solo que devaluados 50 veces.

En términos de economía política se trata de la violación del valor-trabajo, base de cualquier economía, lo cual ha destruido las fuerzas productivas de la nación, especialmente la más importante, la humana fuerza de trabajo que ha sido desmoralizada, corrompida, por el alto nivel de explotación a la que es sometida con bajísimos salarios. ¿Cómo pedirle a la gente así que sea productiva, que cuide los medios de producción y se sienta dueña de ellos?

Si no se respetan la fuerza de trabajo, el arte, ni los derechos civiles y políticos de los ciudadanos ¿ante qué estropicio estamos?

Ya le dijimos al General que era la hora de cerrar el Campamento y de abrir la República. Pero como todos nuestros mensajes al poder, este tampoco llegó a oídos receptivos. Fue ignorado.

¿Se creen de verdad los actuales regentes que pueden ignorar impunemente los reclamos de otros revolucionarios y de otros ciudadanos con pensamiento diferente? ¿Se creen aquello de que yo me gané esto a tiros y a tiros hay que quitármelo? ¿Para qué se tiraron aquellos tiros? ¿Para acceder al poder ilimitadamente o para devolver al pueblo la dignidad y la soberanía pisoteadas? ¿Para seguir manteniéndose en el poder por vía de la violencia? ¿Siguen algunos creyendo que es preferible hundir la isla en el mar, a perder su poder y privilegios?

Tan despacio van que se tornan paralizados. Todo tiene límite. También la paciencia.

Hoy las acciones represivas contra la oposición pacífica no se detienen ni porque está próxima la visita del Papa. En todo caso aumentan en cantidad e intensidad en un intento por detener el inevitable proceso de democratización que demanda casi toda la sociedad cubana, de las cual son parte lo mismo el que está dentro como fuera de Cuba, el trabajador, el incipiente empresariado privado, el estudiante o el soldado, el ¨comunista¨, el indiferente o el opositor. Todos somos partes.

Recientemente demandamos que se detuviera la espiral de violencia, responsabilidad del estado represor. La oposición ya no pone bombas ni hace atentados. Asumió el camino del enfrentamiento pacífico. El mundo de hoy es distinto al de la guerra fría. No percatarse de estos cambios y continuar con la violencia, no es bueno para nadie, porque nadie sabe a dónde puede llegar desbocada, cuando se descontrola impune.

Como reclaman algunos opositores: júzguese a los actores directos de la represión.

Desde la izquierda democrática lo hemos advertido muchas veces: si continúan olvidando los contenidos originales que dieron vida a este proceso y violando los derechos de los cubanos, el descontento sin cauces, podría desbordarse.

Si no quieren la gente protestando en las calles o donde pueda y como pueda, hagan bien las cosas: detengan la represión, liberen a los presos por razones políticas, permitan la libertad de expresión, asociación, elección y actividades económicas. Inicien un diálogo con todos. Avancen hacia una nueva constitución democrática, a un estado de derechos y una nueva ley electoral.

Liberen Internet a precios módicos. Eliminen las trabas al trabajo por cuenta propia, al cooperativismo y los monopolios estatales de comercio. Entreguen las empresas estatales a la administración colectiva de los trabajadores. Y se liberarán ustedes mismos de tantas culpas.

Sin paz, democracia y libertad, no habrá desarrollo, ni socialismo alguno.

Esta es, una vez más, una solicitud desde fuerzas políticas surgidas del propio proceso revolucionario, por gente que entregó los mejores años de sus vidas a luchar por el socialismo que creyeron, y hoy ven sus familias pobres, desgarradas y sus hijos y nietos arriesgar sus vidas en el mar o en las selvas buscando bienestar. Llevar la gente a la desesperación es la peor política. Eviten que la violencia crezca y se generalice.

No les exigimos que se rindan ni se entreguen, sino que permitan la democratización de la sociedad cubana o dejen a otros hacer lo que ustedes enunciaron y no fueron capaces: alcanzar la felicidad toda del pueblo cubano íntegro.

Hagan ese último servicio a la revolución que iniciaron y que hace tiempo debieron poner en manos del pueblo soberano y después…después nadie los molestará. En todo caso pasarían a la historia como los que enderezaron el rumbo extraviado.

Dejen que el pueblo y los trabajadores decidan, restitúyanle la soberanía: Por eso y para eso apoyaron esa revolución que Ustedes encabezaron. No provoquen otra.

No digan después que no fueron advertidos.

Publicado en Política | Etiquetado , | Deja un comentario

La salida democrática en Cuba


Por Pedro Campos

Solo parece posible a través del diálogo con todos, la negociación y un ambiente de distención y concordia nacional, donde todos pongan en primer plano los intereses de la nación

Por Pedro Campos

Ante el fracaso del ¨socialismo de estado¨, para Cuba se visibilizan con más claridad dos salidas principales a la crisis actual: La autoritaria-capitalista que ofrece la ¨actualización¨ sustentada en una alianza entre el capitalismo monopolista de estado arropado de socialismo con el capital extranjero, bajo control del mismo gobierno-estado-partido, y La democrática, con todos, que intentaré resumir, valorando también sus vías y escollos.

La salida democrática, para serlo, necesariamente tendría que ser inclusiva. Implicaría el desarrollo de un procesos de democratización y socialización de la política y la economía, que abra los espacios políticos y económicos de participación a todos los cubanos de dentro y de fuera, haga posible el progreso de todas las formas de producción y la creación de condiciones para una constitución democrática de nuevo tipo, un estado de derechos y una nueva ley electoral pluripartidista.

Esta opción, tendría que sustentarse en un nuevo pacto social, que agencie amplias posibilidades de financiamiento a los emprendedores individuales y colectivos, enfrente con todas sus implicaciones los graves problemas de propiedad creados durante más de medio siglo por el ¨socialismo estatal¨, sobre la base de la compensación, la cooperación y el arbitraje independiente; elimine los monopolios estatales sobre los mercados, no permita el desarrollo de los privados y establezca políticas fiscales de estimulo a la producción.

En especial, implicaría la implementación de los presupuestos participativos locales, de manera que la mayor parte de los impuestos recaudados se queden en los niveles inferiores y sean manejados en función de los intereses comunitarios, garantía de su desarrollo.

Contempla pocos puntos del programa de los socialistas democráticos, pero en aras del consenso y de sacar a la sociedad del estancamiento actual, subordinamos el resto a una estrategia general democrática que luego nos permitiría defender mejor nuestras posiciones y llevarlas a la práctica

Quede claro, una vez más, que rechazamos todo intento de imponer arbitrariamente las formas libres de producción, individual o asociadas, de tipo autogestionarias; pero no negamos nuestra aspiración a que superen, por méritos propios, a las diversas formas de explotación asalariada, por lo que alentaremos su desarrollo y respaldo financiero de todo tipo.

Como comprendemos que el capital privado tiene todavía amplios espacios que cubrir en la economía cubana y que sus representantes más avanzados pueden contribuir a los esfuerzos por desarrollarla, no tenemos inconvenientes en su participación bajo leyes que garanticen el pago por trabajo, de vacaciones y seguridad social, sindicalismo libre y otras que respalden los derechos de los asalariados.

Esta salida a la crisis actual solo parece posible a través del diálogo con todos, la negociación y un ambiente de distención y concordia nacional, donde todos pongan en primer plano los intereses de la nación en salir adelante, con el pueblo como único decisor soberano. Ello implica la liberación de los detenidos por razones políticas, el cese de la represión al pensamiento diferente y el restablecimiento de las libertades y garantías individuales fundamentales.

Tributan a la salida democrática, en diverso grado y con no pocas diferencias, la sociedad civil independiente que opta por la noviolencia y el diálogo; sectores progresistas y nacionalistas de la burguesía dentro y fuera del país, la amplia izquierda democrática en la sociedad cubana y las fuerzas que verdaderamente están a favor de un cambio dentro de las filas del gobierno-partido-estado.

En sus demandas hay coincidencias que deberían pasar a primer plano, sin abandonar sus identidades respectivas. Estas fuerzas podrían colaborar en muchas de sus acciones y políticas, incluso llegar a formar una especie de amplio frente democrático nacional.

De la capacidad de esas fuerzas democráticas (todas, no importa el color político, si estén dentro o fuera del país y dentro o fuera del sistema-gobierno) para hacer llegar sus programas a la población, ganarse su apoyo y crear las alianzas necesarias, dependerá el triunfo de esta alternativa.

La salida democrática encuentra hoy, un terreno fértil para desarrollarse, precisamente como nunca antes, por el cambio de política en EEUU que neutraliza toda la asfixiante filosofía aislacionista de ciudadela sitiada y elimina pretextos para la represión política y la falta de democracia y libertades de todo tipo. La nueva política estadounidense puede eliminar todas las trabas para un amplio comercio con el exterior, necesario para el desarrollo.

Se trata de la coyuntura histórica más importante, después del triunfo de la revolución del 1 de enero de 1959, para realizar las transformaciones democráticas que demanda el país y que permitan a todas las tendencias políticas a favor de cambios, trabajar para alcanzarlos.

No hay medidores democráticos para identificar la capacidad de estas fuerzas para alcanzar predominar; pero si podríamos decir que a pesar de la dispersión, de la falta de medios y recursos para influir a nivel social y de las propias limitaciones que impone el sistema burocrático, éstas fuerzas en conjunto podrían constituirse en una mayoría determinante en un ambiente de tolerancia y libertades fundamentales, por su identificación con los intereses de las mayorías populares.

El sistema imperante en Cuba se sustentó en dos pilares básicos. La ayuda externa y la oposición al imperialismo norteamericano. La primera quedó atrás con la caída de la URSS y el ¨campo socialista¨, espacio que nunca llenó Venezuela. El Ejecutivo de EEUU restablece relaciones diplomáticas con el gobierno, pero muchas de las leyes del bloqueo-embargo persisten y cubano-americanos en el Congreso del Norte las favorecen, brindando justificaciones a las fuerzas que en el gobierno militar cubano siguen atrincheradas en el pasado. Simple, se hacen el juego.

Se oponen a la salida democrática quienes predominan en el grupito de históricos que controla el gobierno y usa la ¨actualización¨, como punta de lanza el aparato político-militar que administra el país, para impedir el amplio desarrollo de todas las formas de producción extra estatales que no sean la inversión extranjera conjunta o directa, no da señales a favor de la democratización y continúa reprimiendo el pensamiento diferente, incluso usando la violencia.

Este grupito sabe fracasado su modelo estatalista asalariado y promueve cambios, pero con mucho miedo a que su evolución lleve a que pierdan el poder y sean juzgados por todo lo mal hecho en más de medio siglo en nombre del socialismo. No se percatan de que la historia ya los ha juzgados y los ha condenado a retiro. Pero la sentencia podría cambiarse si siguen obstinados en sus posiciones y reprimiendo las alternativas diferentes.

Como parte del complejo contexto actual, no puede desconocerse que Raúl y su grupo han reaccionado positivamente al acercamiento con EEUU, aunque su motivación principal sea el levantamientos de las sanciones que le permitan acceder a dinero e inversiones del Norte y que su administración, tan centralizada y burocrática como la del hermano, incapaz de resolver los graves problemas de la sociedad cubana, al menos ha modificado algunas viejas regulaciones absurdas y ha dejado mínimos espacios a la actividad económica fuera del estado.

Todo indica que si hay diferencias en altas esferas de la elite burocrática, relacionadas con la profundidad de los cambios y con la política de acercamiento a EEUU, al parecer mantienen los mismos prejuicios hacia la imprescindible democratización de la sociedad y coinciden en la política represiva hacia el pensamiento diferente, como vías para garantizar la continuidad del poder en manos de la elite burocrática, sus descendientes y leales.

Los militares que administran el país y que pudieran tener posiciones más pragmáticas, podrían desplegar otras iniciativas en un escenario mas distendido, sin las presiones del embargo-bloqueo, ni de grupos internos apoyando esas viejas políticas estadounidense, que les permitan comprender que pueden ser parte del futuro si son capaces de compartir el poder con los trabajadores y el pueblo, con las diversas fuerzas democráticas.

También confronta a la salida democrática, el discurso del pase de cuenta de los grupos más radicales en el exilio y algunos en el interior, opuestos al diálogo con el gobierno, quienes parten de la filosofía de que primero debe ser barrida la cúpula ¨castrista¨ e insisten en que EEUU mantenga el bloqueo-embargo, en obstaculizar la normalización de relaciones y en buscar un cambio de régimen por vía de la asfixia económica y política.

Esto, al tiempo que contraviene los métodos y fines de la salida democrática y pacífica, reafirma la oposición a la misma de los recalcitrantes del estalinismo, a quienes debe dejarse una salida, pues de lo contrario, el atrincheramiento es su única opción.

¿Quieren estos grupos ¨la democracia solo para ellos¨ y otra nueva dictadura para los demás? La democracia, como la libertad, es para todos, o no es verdad. Los que se oponen a la salida democrática, los partidarios de la violencia y las políticas excluyentes, ellos mismos terminan auto aislándose.

Los que piden ¨justicia primero¨ parecen olvidar que se cometieron crímenes horrendos en nombre de la lucha contra el castro-comunismo y que por ello también se clama justicia.

¿Tratamos de resolver los problemas que agobian al pueblo cubano y le impiden el alcance del desarrollo y la felicidad o nos pasamos todas las cuentas, revivimos el pasado, de nuevo ensangrentar la tierra cubana y continuamos en un interminable ciclo de violencias?

¿Ánimos de justicia o venganza? ¿No sería más loable y posible tratar de alcanzar la paz en la justicia junto al perdón, por medio de métodos afines como el diálogo y la negociación y dejar sepultado junto al hacha de la guerra el ojo por ojo y diente por diente?

Que la violencia se origina en el sistema político de la ¨dictadura del proletariado¨, nadie lo pone en duda. Pero evítese hacerle el juego con discursos y políticas similares a las suyas.

Es hora de que el entendimiento llegue a lo interno de la sociedad cubana (diáspora incluida desde luego), tal y como lo están logrando los gobiernos de Cuba y EEUU a través del diálogo, por encima de graves diferencias, El Papa que auspició el acercamiento entre EEUU y el gobierno, pudiera contribuir al diálogo interno.

El Espacio Abierto de la sociedad civil cubana, acaba de hacer una propuesta de diálogo con todos, incluidas las autoridades gubernamentales. Sería un grave error rechazarla u obviarla. Esperamos que más temprano que tarde, la cordura demostrada por el gobierno cubano en el diálogo con EEUU, se muestre también a lo interno de la sociedad cubana.

Publicado en Política | Etiquetado , | Deja un comentario

A cada cual según la calidad y cantidad de trabajo aportado


Principio universal de la organización del salario.

Por Dr. Sc. Lázaro González Rodríguez

Entre las múltiples características que durante el período revolucionario matizan la política salarial se encuentran:
– El analfabetismo sobre la temática.
– El voluntarismo.
– El alto grado de inventiva.
– La ausencia de debates antes de tomar las decisiones.
– El irrespeto a la jerarquía legislativa.
Estos aspectos de una manera concentrada aparecen en la Resolución 17/2014 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y decimos esto por las siguientes razones:
1. Durante más de 300 años en todos los países del mundo el pago del salario ha sido en dependencia de la cantidad y calidad de trabajo aportado por el individuo.
2. En la actualidad en todos los países del mundo, alrededor de 200, ya sean desarrollados o en vías de desarrollo, el principio que informa la organización del salario es pagar a cada cual según la calidad y cantidad de trabajo.
3. La Constitución de la República de Cuba expresa:
– En su artículo 14, «También rige el principio de distribución socialista “de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo”. La ley establece las regulaciones que garantizan el efectivo cumplimiento de este principio».
– En su artículo 43, pleca 3, «Perciben salario igual por trabajo igual».
– En el capítulo VII, Derechos, deberes y garantías fundamentales, en su artículo 45 dispone, «El trabajo es remunerado conforme a su calidad y cantidad». En su artículo 137 dispone, «Si la reforma se refiere a la integración y facultades de la Asamblea Nacional del Poder Popular o de su Consejo de Estado o a Derechos y Deberes consagrados en la Constitución, requiere, además, la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia asamblea»
4. En la Ley 116, «Código del Trabajo»:
– En su artículo 2, inciso c), señala: «igualdad en el salario; el trabajo se remunera sin discriminación de ningún tipo en correspondencia con los productos y servicios que genera, su calidad y el tiempo real trabajado, donde debe regir el principio de distribución socialista de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo».
– En su artículo 109, expresa «se considera salario la remuneración en dinero que el empleador paga al trabajador, atendiendo a la cantidad y calidad del trabajo realizado y al tiempo real laborado, según corresponda».
5. En los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución se puede apreciar lo siguiente:
– En la resolución sobre los lineamientos en el segundo párrafo, señala: «donde deberá regir el principio de distribución socialista “de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo”»
– En la página 9, LINEAMIENTOS DE LA POLÍTICA ECONÓMICA Y SOCIAL DEL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN, en el primer párrafo se puede leer «donde deberá regir el principio de distribución socialista “de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo”».
– En el lineamiento 170, se expresa: «Asegurar que los salarios garanticen que cada cual reciba según su trabajo, que este genere productos y servicios con calidad e incremento de la producción y la productividad, y que los ingresos salariales tengan un reflejo efectivo en la satisfacción de las necesidades básicas de los trabajadores y su familia».
6. En la Critica del Programa de Gotha, Marx reconoce, al analizar la distribución del producto social global, la inevitabilidad del pago según lo aportado por el trabajador en la construcción del Socialismo, principio proveniente del Capitalismo a cuyos efectos señaló:
«Por eso, el derecho igual sigue siendo aquí, en principio el derecho burgués, aunque ahora el principio y la práctica ya no se tiran de los pelos, mientras que en el régimen de intercambio de mercancías, el intercambio de equivalentes no se da más que como término medio, y no en los casos individuales, a pesar de este progreso este derecho igual sigue llevando implícita una limitación burguesa. El derecho de los productores es proporcional al trabajo que han rendido, la igualdad aquí consiste en que se mide por el mismo racero, por el trabajo».
Por su parte V.I. Lenin en el Estado y la Revolución, al analizar los señalamientos de Marx, sobre la distribución en el socialismo expresa:
«Otras normas fuera de las del derecho burgués no existen».
7. Consecuentemente con lo planteado anteriormente:
– El pago por los resultados económicos de una empresa no se aviene a pagar de acuerdo con la cantidad y calidad de trabajo aportado por cada trabajador.
– Este cambio tan original no fue discutido con los trabajadores.
– Los resultados económicos de una empresa no dependen exclusivamente del esfuerzo de sus trabajadores, en ello intervienen factores ajenos a su voluntad, entre los cuales podemos citar: el clima, el abastecimiento técnico-material, el estado de los equipos, la volatilidad de los precios, etcétera.
– La resolución rebaja el salario a los trabajadores a 225 pesos y el resto depende de los resultados de la empresa, lo cual quiere decir que un trabajador que cumpla con su contenido de trabajo, sus normas, la calidad, etcétera, si la empresa no cumple tiene una reducción en su salario, la cual puede llegar al mínimo establecido, el que sin lugar a dudas no garantiza el sufragar las necesidades básicas del trabajador y su familia.
– De acuerdo con el Código de Trabajo, los contratos deben de fijar los salarios a devengar por los trabajadores, con este sistema se anulan todos los contratos, ya que el trabajador devengara su salario de acuerdo con los resultados económicos de la empresa.
– El sistema no garantiza el conocimiento del trabajador de cuál será su salario al final del mes, ya que no depende de su comportamiento sino de los resultados económicos que tenga la empresa, los cuales pueden ser negativos, no obstante él desarrollar un óptimo trabajo pero factores ajenos determinaron este resultado económico negativo.
– El querer resolver el problema salarial mediante un solo elemento del sistema salarial que es el sistema de pago, no resuelve la pirámide invertida que actualmente existe.
– Durante el año 2014 y el primer semestre del 2015, según los datos existentes, el sistema no ha logrado la elevación sustancial de la productividad, ni que esta crezca más que el salario medio.
– La calidad de los planes técnico-económicos y de las normas de trabajo, lo único que producen es un desequilibrio salarial, donde el Estado pierde su facultad de priorizar determinadas ramas, creando un incremento en el caos salarial.
– Indiscutiblemente que el sistema de pago por resultados, es un invento cubano que no se atiene ni a la práctica mundial, ni a las leyes existentes en este país, por demás, no se compadece con los principios marxista-leninistas.
– El sistema de pago por resultado no coadyuva a la formación del hombre que debe vivir en una sociedad próspera y sostenible como el socialismo
Por todo lo anteriormente planteado, reiteramos nuestros planeamientos de que debe realizarse una reforma integral del sistema salarial, en todos los elementos que lo constituyen, restableciendo el principio de pagar a cada cual según la calidad y cantidad de trabajo aportado.
23 de julio de 2015

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Adiós socialismo


Por Orlando Ocaña Díaz

Durante la conferencia internacional Cuba y la economía mundial: desafíos, oportunidades e implicaciones de políticas, el investigador y profesor José Luis Rodríguez afirmó que “la realidad ha demostrado que no es tan sencillo, porque se trata de un cambio sistémico”, según reporta Progreso Semanal.

Esta afirmación concuerda con lo que viene aseverando la izquierda socialista desde hace rato en el patio, que cambio sistémico para nada significa “ajustes” o “reformas” en la economía, y lo que oficialmente no se acaba de decir por parte de las autoridades oficiales es cambio hacia dónde.

Por sus declaraciones también conocemos el por qué el 4 % anunciado de crecimiento en el primer semestre del 2015 no fue perceptible en la mesa del cubano, “el pago de la deuda sustrae una cantidad notable de recursos, y si eso no se pone en claro, la gente no sabe dónde se mete el crecimiento”.

Creo deberíamos aprender algo de los griegos, por lo menos allá se consulta con las masas los pasos a dar, aquí se negocia entre burocracia y acreedores a espaldas de la población; reveló Rodríguez que la renegociación de 15 mil millones de dólares de deuda externa cubana con el Club de París… marcan un escenario económico “acelerado” luego del 17 de Diciembre.

Agrego además que el desplazamiento hacia el trabajo por cuenta propia y las cooperativas no arroja una transición favorable, pues la fuerza laboral calificada no se aprovecha a cabalidad. Estamos, dijo, en presencia de un sector de servicios personales y gastronómicos, no una esfera de alta productividad y mientras esto se mantenga, no es el área que va a aportar los mayores recursos, aunque crezca mucho el empleo,

Progreso Semanal al referirse al entorno empresarial cubano cita las declaraciones de la investigadora Ileana Díaz, quien habló sobre las distorsiones en su estructura y funcionamiento, argumentando que la planificación rígida impide que las organizaciones innoven, cambien fórmulas y asuman riesgos, y que también caracterizan el entorno empresarial la obsolescencia tecnológica, desmotivación de la fuerza de trabajo, falta de recursos materiales y financieros, pobre infraestructura de calidad y escasos incentivos.

Los últimos seis meses, tras las declaraciones de Obama y Raúl Castro el pasado 17 de diciembre, han traído a colación distintos pareceres de la tecnocracia cubana, se habla más en términos económicos y se soslaya el tema político.

Por ejemplo, cita Progreso Semanal, que Anamary Maqueira, profesora de la Facultad de Economía (UH), considera que pueden identificarse potenciales áreas de recepción de capitales, teniendo en cuenta la experiencia de la inversión extranjera en Cuba, los sectores y objetivos priorizados; la trayectoria de las inversiones norteamericanas en la región; y las declaraciones de agentes no gubernamentales.

Asevera Maqueira que las principales áreas de interés mutuo serían el turismo, la agricultura y agroindustria, biotecnología, telecomunicaciones y petróleo. Las intenciones expresadas también miran a los materiales de construcción, proyectos de infraestructura, industria farmacéutica y transporte, fundamentalmente marítimo y asociado al turismo.

¿En que condiciones? Nada sobre el tema.

El economista e investigador del CEEC, Omar Everleny, al parecer no piensa en la pausa y la sin prisa, cuando acota que “hay que trabajar con rapidez, minimizar la discrecionalidad, tratar de ver no solo los grandes proyectos”, pues según él, “no tenemos tiempo para estar pensando en la cosa perfecta.

¿Cuál es para él la cosa perfecta?

Quién saca un poquito la cara para divisar algo de la economía política es el economista Juan Triana, quien según la publicación citada, advirtió que “el crecimiento tiene costos sociales, económicos, políticos… y hoy existe un debate grande sobre cómo se distribuyen esos costos. Cuál es el desarrollo que Cuba quiere; eso no está muy claro. Qué desarrollo nos hace más socialistas, más prósperos y sostenibles es algo que no está explícitamente en ningún documento, y está esperando por una discusión”.

Y me pregunto, ¿cuál crecimiento tiene costos sociales, económicos y políticos? Yo supongo que esté refiriéndose al regreso al capitalismo en el que esta nuestra burocracia empeñada.

Me vuelvo a preguntar ¿dónde está en nuestro país ese gran debate al que se refiere Triana sobre cómo se distribuyen los costos? Que yo sepa ese debate no está en la población, que es la que sufre las consecuencias de todas las medidas tomadas por la burocracia en las últimas dos décadas.

¿Cuál es el desarrollo que Cuba quiere? Bueno, hasta ahora, lo aprobado por los lineamientos es el regreso al capitalismo, porque de empoderar a la clase obrera nada se ha visto en los últimos años, al contrario cada día la pobreza se ensaña más en la población.

¿Que cuál desarrollo nos hace más socialistas, más prósperos y sostenibles? Eso no está esperando por discusión alguna, ni se divisa en la agenda gubernamental, todo lo contrario ha sido decidido por la burocracia olvidando la parte de socialistas.

Solo podemos lograr el desarrollo socialista con una participación plena y democrática del pueblo en todos los asuntos que le conciernen, todo lo demás es pura metratanca burocrática: que pretende sustituir la dictadura del proletariado por la de una burocracia de partido único: a toda vela hacia el capitalismo.

Publicado en Uncategorized | 1 comentario

ALGUNOS PREFIEREN VIVIR EN EL PASADO….


Por Félix Sautié Mederos.

ALGUNOS PREFIEREN VIVIR EN EL PASADO…,

CRÓNICAS CUBANAS, de nuevo desde La Habana

Félix Sautié Mederos,

Tal y como anuncié en mi última crónica escrita desde España, nuevamente estoy de regreso en mi Habana querida; y, en esta oportunidad, quiero añadir que la encuentro esperanzada, pienso que quizás en exceso, por motivo de los anuncios de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos que todos conocemos. Percibo a mi Ciudad natal suspirando, porque vengan tiempos mejores en los que al fin se puedan restañar los efectos de la desatención, de la falta de limpieza urbana, de los grandes baches en sus calles, avenidas e incluso aceras para el paso de peatones, y sobre todo de la burocracia local que tanto daño le han hecho a una Habana convertida en ruinas por la desidia, la desatención e incluso por un castigo absurdo. Es una burocracia citadina que no da la cara por ninguna parte para dialogar con la población que no la conoce, ni que tiene en cuenta sus anhelos y necesidades acumuladas.

El contraste es triste porque cuando de nuevo camino por las calles de mi Centro Habana en donde vivo, las veo como de costumbre las veía antes de viajar: sin barrer, con aguas negras y basuras acumuladas, a oscuras y con ruinas evidentes por todas partes. Comprendo entonces que percibo el contraste con Madrid y Palma de Mallorca a donde viajé y estuve por varias semanas, que es un contraste que me produce una muy especial sensación como si en La Habana hubiera llegado a una ciudad después de la batalla; incluso considero que es muy preocupante la situación que presentan los procesos de restauración en La Habana Vieja que se han estado realizando con cierta eficacia que se ha hecho evidente y, que actualmente se encuentran en un verdadero impase dado “cambios y/o intervenciones” que por la vía de “Radio Bemba” ( de boca a boca) se han dado a conocer, quizás para peor, los que se han efectuado en las áreas que ha atendido la Oficina del Historiador de La Habana que aparecen detenidas en su impulso que le era característico. Espero que no sean para peor y que solo sea una impresión subjetiva mía; lo espero por el bien de nuestra Ciudad porque en esas áreas era en donde en realidad podía apreciarse un verdadero renacimiento, gracias a un esfuerzo sostenido e inteligente del Historiador de la Ciudad. Para colmo en una entrevista que TELESUR le hizo a Eusebio Leal mis percepciones sobre la realidad de la restauración en La Habana Vieja, percibí que estaba confirmadas al respecto, según lo que pude apreciar de la entrevista que le realizó la periodista Cristina Escobar. No puedo entender que ante tanta desatención a La Habana, vaya a desarticularse lo poco que se ha hecho al respecto, y apoyo plenamente la obra realizada por la Oficina del Historiador de la Ciudad, más allá de cualquier discrepancia política que algunos puedan plantearle al respecto. Lo positivo hay que reconocerlo venga de donde venga y los procesos de Restauración en La Habana Vieja son algo positivo en lo concreto específico; esa es mi opinión que quiero plantear abiertamente en estos momentos de exclusión y nubarrones.

Opino que lo que me sucede en estos momentos de regreso a mi sufrida Ciudad, es que con el tiempo sin ver otras realidades nos acostumbramos a lo que tenemos a nuestro alrededor, pero cuando cambiamos de presencia hacia esos otros lugares y espacios, las diferencias y los contrastes saltan a la vista con fuerza hasta que de nuevo nos volvemos acostumbrar visualmente a lo que vemos y percibimos en lo cotidiano que nos rodea. No es una seguidilla de la palabra lo que estoy planteando, es simplemente mi testimonio de vida que nadie me puede escamotear, porque estaría intentando hacerlo precisamente en el lugar que describo que es verdaderamente La Habana maravilla y sus vecinos los que los que lo estamos sufriendo.

En estos días, además tuve la dicha de ver por televisión el izaje de la bandera cubana en nuestra Embajada en Washington, un hecho que en mi criterio muy personal y de acuerdo con mis sentimientos patrióticos de profunda cubanía, no debería ser enturbiado por diferencia política alguna, porque es la bandera del país que nos vio nacer y la representación de todo un pueblo que ha sufrido mucho y que comienza a verse considerado. Comprendo que nos faltan múltiples cambios en lo externo y muy especialmente en lo interno en donde las mentalidades detenidas en el tiempo, los métodos autoritarios y burocráticos tienen que cambiar necesariamente. Ello nos desmerita la emoción y la importancia del reconocimiento que esas relaciones con la Nación más poderosa del mundo de la que somos vecinos geográficos, significan. Lo contrario sería como trancar el dominó, o meter la cabeza en la tierra como los avestruces y cerrarse a toda solución pacífica de un diferendo de tanto tiempo y de una relación que alguien muy profesionalmente ha planteado públicamente que “Cuba nunca ha tenido una relación normal con Estados Unidos”.

En estas circunstancias, percibo muy especialmente que hay personas muy determinantes que prefieren vivir en el pasado, a contrapelo de lo que planteó el propio Secretario Kerry, que considero muy importante que precisamente un Secretario de Estado de Estados Unidos lo expresara en Conferencia de Prensa junto al Canciller cubano, en los momentos del restablecimiento de nuestras relaciones diplomática y de la apertura de la Embajada de Cuba en Washington. Su planteamiento concreto en el sentido textual de la traducción que se transmitió por TV, expresó que “No hay nada más inútil que querer vivir en el pasado”. Eso considero que es muy importante que en los propios Estados Unidos se tenga muy en cuenta, y que en Cuba especialmente también es válido. Estamos en momentos en que por todas partes aparecen personas detenidas en el tiempo tratando de impulsarnos hacia atrás, hacia un pasado de centralizaciones, autoritarismos y dogmatismos que tenemos que superar.

En estos momentos conmemoramos los 500 años de fundado Santiago de Cuba; y las campañas y preparativos han llenado las informaciones diarias, pero de La Habana, nada, que es la Capital de la República, la Capital de todos los cubanos que dentro de unos pocos años para el 2019 también cumplirá sus 500 años. Poco se ha dicho y poco se hace para esta conmemoración, más aún en momentos en que La Habana suena por todas partes y está siendo visitada desde muchos países.

Me pregunto entonces como habanero de pura cepa, nacido y criado en La Habana, de padre y madre habaneros…: ¿Hasta cuándo? Solo del Historiador de La Habana he conocido un planteamiento público sobre la urgencia de lo que hay que hacer en una Habana y el corto tiempo con que se cuenta para ello, en la que constantemente se presentan derrumbes fatales y aparecen quejas no oídas y no resueltas por todas partes de sus vecinos hartos de tanta burocracia y mentiras. En mi opinión es esta la situación real de La Habana de la época del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos, más allá de los triunfalismos que de nuevo están regresando y de las corrupciones que se conocen y de las que no se conocen o no se informan su existencia, aunque sus noticias le den la vuelta al mundo entero.

Así lo pienso, y así lo expreso con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular

Publicado en la Sección de cultura del Periódico Por Esto! De Mérida, Yucatán, México, el lunes 27 de julio del 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=417419

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Nuevas presiones sobre anticapitalista cubano


Por Isbel Díaz Torres

Este breve mensaje es para avisar a los compañeros y compañeras que habitualmente expresan su solidaridad con los proyectos en que estoy involucrado, que nuevamente soy víctima de la presión policial.

Acabo de recibir una citación para presentarme mañana 25 de julio, a las 10:00am, en la estación de la policía de San Agustín (51 y 244, La Lisa, Habana).

No he sido informado del motivo de la misma, pero es presumible que sea un nuevo intento de boicotear las actividades que realizamos, pues justamente mañana, a las 2:00pm, en el parque de H y 21, estamos organizando una charla con una compa feminista de Barcelona.

Ella ha accedido a compartir sus experiencias de activismo y reflexiones acerca de las problemáticas de género en entornos autoritarios.

En cualquier caso, sirva este mensaje para invitarles a participar en esa charla, por un lado, y por otro, para que sepan que si no llego a la hora prevista, es que me mantienen detenido ilegalmente en esa unidad.

Con independencia de las (re)presiones que ejerzan sobre nosotros, al menos yo continuaré haciendo ejercicio de mi libertad para luchar contra los capitalismos y autoritarismos.

Abrazos

Isbel Díaz Torres

Taller Libertario Alfredo López, Observatorio Crítico Cuba, El Guardabosques, Proyecto Arcoiris

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Crónicas Cubanas desde España. En mi regreso a La Habana. Con los viejos esquemas o con el futuro


Félix Sautié Mederos.

Con los viejos esquemas o con el futuro.

Deseo comunicarles a mis lectores de Por Esto! y de otros espacios que reproducen “Crónicas Cubanas”, los más íntimos sentimientos que embargan a mi Ser Interior antes de marcharme de España para regresar a mi Habana ¡que suspira!, colmado con esa angustia por la diáspora que ya no me abandonará y que me llevaré conmigo aún después del final de mi peregrinaje terreno: de querer estar en varios espacios a la vez que me permitan vivir con mi familia dispersa por el mundo, por alguna ocasión reunida todos juntos de nuevo. Les escribo desde Palma de Mallorca, en la casa de una de mis hijas con mis hijos, hijas y nietos dispersados por el mundo: Cuba, Estados Unidos, España y Bruselas, ¡mucha diáspora para un solo padre y abuelo! No quiero pasarlo por alto ni menos aún ocultarlo, porque forma parte de una impronta que compartimos y sufrimos, muchas de las familias cubanas que nos ha tocado vivir los acontecimientos y sobre saltos de los últimos cincuenta y tantos años.

A partir del pasado 17 de diciembre del 2014 cumpleaños del Papa Francisco (1936) y festividad de San Lázaro, Babalu Ayé para la religiosidad popular de origen Yoruba en Cuba, los cubanos hemos estado viviendo esperanzas quizás no tan personales individualmente pero sí muy esperadas y sentimientos inusitados que yo aunque presumía que iban a ser inevitables en el tiempo, no esperaba poder experimentarlo en vida como los he estado sintiendo desde entonces a la fecha con motivo de los anuncios sorpresivos de los Presidentes de Cuba y de Estados Unidos planteados ese día, que ya todos conocemos después de unas negociaciones secretas de muchos meses en la que intermedió el Papa Francisco quien pronto nos visitará en nuestro país.

Mi viaje por la España de mis ancestros, ha sido un período muy intenso y cargado de emociones y ansiedades por estar de nuevo presente en Cuba. Así han transcurrido estas semanas que he vivido en la Madre Patria en funciones de mi responsabilidad con la Revista Tiempo de Paz del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad, MPDL de España, de la cual soy su Corresponsal Permanente en Cuba, período en que he aprovechado el tiempo además para estar con mis dos hijos que viven aquí, mis 3 nietos andaluces, mi yerno español, mis consuegros españoles y mis amigos españoles de muchos años. He pasado días inolvidables exponiendo y explicando mis pensamientos, así como algunos análisis e ideas de presente y futuro, en los que también he aprendido mucho. Y he podido atender y resolver algunos problemas de salud que me eran perentorios. Pero nada será realmente comparable como estar de nuevo en mi Rincón de Centro Habana, corriendo la misma suerte de mis compatriotas y vecinos que vivimos en Cuba, aunque angustiado reitero por la diáspora de mis hijos, nietos y parientes que comparten también muchas otras familias cubanas que cada día son más.

En estas últimas semanas, también la noticia del restablecimiento efectivo de las relaciones diplomáticas y de la apertura de las Embajadas de Estados de Estados Unidos en La Habana y de Cuba en Washington la recibí en España pero gracias a mi regreso podré vivirlas personalmente en Cuba

En este orden de acontecimientos considero y quiero expresar abiertamente, que la disyuntiva que se abre en la realidad del momento actual ante los cubanos de hoy, es reitero en mi criterio: “estar con los viejos esquemas o con el futuro”. Pienso que no hay otra alternativa más importante en la actualidad; y que necesariamente, tendremos que asumirla y actuar en consecuencia, conforme al libre al libre albedrío que nos es inherente a nuestra condición humana y que nos ha sido tan escamoteado durante mucho tiempo como consecuencia de la política de “Plaza Sitiada”, que actualmente se hace cada vez más obsoleta; así como actuar de acuerdo lo que nos dicten nuestras propias conciencias y sentimientos.

Se impone pues en mi opinión muy personal, tomar conciencia de que en verdad debemos ser sujetos sociales y no objetos adocenados que solo esperen orientaciones para actuar. Aunque en realidad los acontecimientos que han sucedido, a los que me estoy refiriendo, son propios de la macro política, y en mi criterio los cubanos tenemos que asumirlos muy personalmente y tomar partido a favor del futuro y de nosotros mismos dejando atrás viejos esquemas, prejuicios y apatías porque solo por nosotros mismos podremos resolver nuestros propios problemas, más allá de los deslumbramientos e incluso de los espejismos y fantasmas virtuales que representan un pasado detenido en el tiempo, que estamos llamados a superar con una actitud participativa y democrática al objeto de desarrollar una República en donde realmente quepamos todos, con todos y para el bien todos como la soñó nuestro Apóstol José Martí, quien ha sido tan socorrido y tergiversado.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos

Publicado en el periódico Por Esto!, de Mérida , Yucatán , México el sábado 18 de julio del 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=415554

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

CUBA: INCONSECUENCIAS, con la comunicación social…


Por Félix Sautié Mederos

CRÓNICAS CUBANAS DESDE ESPAÑA.

La noticia sobre la creación por el Papa Francisco de un Dicasterio dedicado a atender priorizadamente la comunicación de la Iglesia desde el Vaticano con el mundo, así como algunos párrafos de la información divulgada por la Santa Sede al respecto de esta importante medida, me llamaron poderosamente la atención en contraste con las informaciones algunas contradictorias y las incertidumbres que provocan al respecto de las urgentes necesidades de implementación y desarrollo de la nuevas tecnologías de la información en Cuba actualmente, donde entre trascendidos y desmentidos de esos trascendidos, se dan vueltas y vueltas a un asunto que se va estableciendo considero que tímidamente con algunas aperturas aún muy insuficientes, con un ritmo a cuenta gotas y “estratificademente”. Me refiero a una cuestión trascendental de la cual en su integralidad depende en buena parte el desarrollo presente y futuro del país, muy en especial para cerrar de una vez y por todas las brechas existentes en la actualidad con el resto del mundo en el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información. Las que durante mucho tiempo han estado restringidas, controladas estrictamente en su uso, estratificadas en su acceso solo a determinados grupos e instancias de la sociedad e incluso criminalizadas como posibles instrumentos del “enemigo”.

Y, ahora Francisco se plantea una prioridad muy especial en su uso generalizado y universal con el propósito de alcanzar el mejor aprovechamiento de estas tecnologías como parte de sus esfuerzos de modernización de la Iglesia Católica y del Estado Vaticano. Los párrafos que concentraron mi atención y que me provocaron algunas consideraciones muy personales sobre el actual contexto cubano en este importante campo de la sociedad contemporánea, expresan importantes afirmaciones al respeto del tema digital por parte del Papa Francisco en su Carta Apostólica de “motu proprio”, que reitero contrastan en mi criterio con las incertidumbres, la timidez y las lentitudes con que en Cuba se están abordando estas decisivas tecnologías para el desarrollo y el normal desenvolvimiento de la sociedad contemporánea en el presente y el futuro. Los planteamientos del Papa al respecto fueron tales como que: “El contexto mediático actual, caracterizado por la presencia y el desarrollo de los medios digitales, por la convergencia y la interactividad, requiere una reestructuración del sistema de información de la Santa Sede y obliga a una reorganización…conduce a una integración y gestión unitaria…, responderá de mejor manera a las exigencias de la misión de la Iglesia”

Como podrá observarse en el contenido del texto en cuestión Francisco aborda sin ambages la necesidad y la urgencia en asimilar estas tecnologías para su uso positivo, lo que en buen cubano según una expresión muy popular en nuestro país constituye entre nosotros en la actualidad un verdadero “tira y encoje” y en el que no se acaban de tomar decisiones valientes, radicales y totalizadoras para que todo avance mejor en la Cuba de hoy y por las vías más expeditas y abiertas para todos sin excepciones onerosas.

Las incertidumbres que se manifiestan en la práctica concreta e incluso las declaraciones oficiales que al respecto se plantean en los medios locales , en mi criterio se encuentran lastradas por un conjunto de prejuicios sutiles y algunos explícitos, que le interponen cortapisas y limitaciones a lo que considero urgente y necesario : una decidida acción totalizadora que implique a toda la población en el uso democrático y generalizado de tecnologías que en el mundo actual marcan el ritmo y la extensión de las relaciones entre personas, familias, pueblos en general, entidades sociales, económicas, comerciales, culturales, instructivas, recreativas e incluso gubernamentales. Algo que ya está presente en toda la sociedad planetaria en general y que mientras más extendido sea a todos, mayor utilidad alcanzará.

Es una contradicción, que con los niveles de instrucción y cultura que posee el pueblo cubano, se realicen tales instrumentaciones reitero a cuenta gotas y estratificadas en algo que por demás constituye una inversión que se paga no solo por la recuperación de sus costos y las ganancias que la recaudación que en si misma significa, sino que muy especialmente también por su muy positivo impacto en el fortalecimiento de la economía del país, sin contar los buenos resultados en la educación, la cultura, la recreación y la salud por mencionar tan solo algunos campos de la sociedad en los que las nuevas tecnologías alcanzan efectos a veces realmente espectaculares.

¿Será tan difícil de comprender lo que estoy planteando?… En La Habana alguien del pueblo respondió a la pregunta de ¿Cuándo? se podrán conectar las personas desde sus hogares, ante el planteamiento empresarial que para eso hacen falta muchas inversiones y dinero, su respuesta se refirió a algo que es clamor del pueblo: “Lo que hace falta no es el dinero, sino la voluntad de hacerlo” porque añado por mi parte que el dinero se recupera. Es en realidad un negocio rentable y eso está probado en todas partes. ¿Por qué en Cuba, habría de ser una excepción distinta a lo que sucede en otros países. Incluso con menos nivel cultural en la población…? ¿Cuál es la razón verdadera que lo impide que sea? ¡Quienes tengan oídos para oír, oigan porque el tiempo y la necesidad del pueblo y del desarrollo realmente apremian!

Finalmente quiero decir que mientras confeccionaba la presente crónica, recibí la noticia esperada sobre el acuerdo entre Cuba y Estados Unidos para la oficialización de sus relaciones diplomáticas y la reapertura de sus respectivas embajadas en Washington y La Habana. Noticia que realmente me regocija por la importancia que conlleva para la paz y la no violencia en las relaciones entre países. Ahora es el momento de aprender a convivir como vecinos y potenciar la colaboración y la paz como principios esenciales de una relación entre vecinos cercanos y seres humanos que nos aporte esperanzas de presente y de futuro.

Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán , México, el lunes 6 de julio 2015.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=412998

Publicado en Política | Etiquetado , | Deja un comentario

Orgullosamente dando batalla: La revuelta no no comienza en el KingBar


Por Norge Espinosa Mendoza

El dueño rechaza la entrada de activistas al Kingbar. 27 junio 2015

El dueño rechaza la entrada de activistas al Kingbar. 27 junio 2015

Me había sucedido ya antes, en una noche en la cual dos amigos chilenos (un actor y un compositor) quisieron visitar el lugar de moda en La Habana. Promocionado como un sitio gay friendly desde su apertura reciente, y que contó con Mariela Castro entre las invitadas de su noche inaugural, era y sigue siendo parte de esa otra ciudad, que va poblándose de bares y cafeterías en número creciente, y que parece alistarse para un futuro cada vez más inmediato. Fuimos, y no nos dejaron entrar, con la misma excusa que anoche, al regresar al KingBar, nos regalaron en la puerta: necesitan reservación y el lugar está completamente lleno.

Excusa débil como el papel, que en verdad confirmaba lo que me habían dicho. Los propios dueños del lugar, ambos homosexuales, no se sentían a gusto con demasiados gays o lesbianas dentro de sus predios, aplicando una política de portero excluyente, de la que también varios amigos me fueron trayendo los ecos, porque les pasó lo mismo, o vieron cómo se aplicaba tal cosa a otros que conocían.

En la noche del 27 de junio, los miembros del grupo Arcoiris y otros activistas, decidimos llegar al lugar para corroborar in situ tales comentarios. Era, en cierto modo, una manera de rendir tributo al acto radical que en el Bar Stonewall Inn, de Nueva York, echó a rodar todo lo que ahora vino a confirmarse cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos acabó reconociendo el matrimonio igualitario en toda esa nación, amén de otras conquistas relacionadas con la legalidad, derechos civiles, garantías de tratamiento médico, etc., que forman parte de una tradición de lucha que no puede quedar oculta tras el oropel de los gay pride parades. Sigue leyendo

Publicado en Denuncia, Diversidad sexual, Política | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario