Amiga, Amigo. POEMAS DE LA SANGRE COTIDIANA


[Tags Cuba, Poemas de la Sangre Cotidiana, una
mirada a la vida por un poeta cubano, desde Regla]

Por Félix Guerra

AMIGA, AMIGO

MILENIOS, PACIENCIAS, UTOPIAS

AMIGA, AMIGO: QUE LA VIDA NOS DÉ UN BUEN AVENTÓN

LO MERECEMOS TODOS, CADA UNO DE NOSOTROS,

INDIVIDUO A INDIVIDUO, NACIÓN A NACIÓN y la suma

ABARCADORA de OCEANOS Y CONTINENTES.

Lo merecen ciencias, culturas, la sociedad mundial,

el mundo globalizado, el SER HUMANO viajando

a orígenes, aldeas y ciudades, la inteligencia SIN DISTINCION

DE ESPECIES,

las civilizaciones, la humanidad,

la historia, el planeta Tierra,

el privilegio de la vida.

TIEMPO CRUZÓ CON CASTIGOS Y GLORIAS. CATARSIS.

PESADILLAS. ILUSIONES. INFARTOS, FRUSTRACIONES.

RENOVACION DE DUDAS

Y ESCEPTICISMOS.

Participación MÍNIMA, DESMEJORADA,

desde la salita oscura o mal iluminada. DEMOCRACIA

DE PANTALLA NO INFORMADA o desinformante.

TONELADAS DE SECRETOS

EN LA penumbra.

CUELAN CAFÉ EN CÚSPIDES Y APENAS CONFUSOS aromas

E ILUSIONES LLEGAN AL RAS

DE LAS PIRÁMIDES, al iris navegante e intuitivo. MAGNAVOCES

EN SORDINA se DESGAÑITAN, EN ESTACIONES

DE trenes o aeropuertos, CON MENSAJES ININTELIGIBLES

DE INMINENTES LLEGADAS O SALIDAS.

PROSPERA FLOR DE OPTIMISMO EN la RAMA

PLANETARIA YA CASI PELADA DURANTE EL ÚLTIMO

día invernal DE DICIEMBRE. EL RUISEÑOR DE WILDE entona

UN VILLANCICO.

VIVIMOS AL MISMO TIEMPO LAS FICCIONES

DE EL DIA

EN QUE SE PARALIZO LA TIERRA

Y LA GUERRA DE LAS GALAXIAS,

PASADOS Y FUTUROS BIEN DISTINTOS

VISTOS A LA MISMA HORA.

BUENAS NUEVAS: OTRAS MUJERES SUBIERON

A LA PRESIDENCIA

DE RESPECTIVOS PAISES, MÁS TALENTOS NACIDOS

ABAJO LLEGARON ARRIBA.

EN TANTO algunas CRIATURAS DE ORILLA DEBIERON

DESCENDER A TIERRA calcinada

POR LA ESCALERILLA DE SUS perniciosos EGOS O

PROMESAS.

¿Algo MUDA o los signos de cambios son MÁScaras

para que la historia SE PRECIPITE, CON UNA CALAVERA LISTA

DENTRO DE LA PIEL, a siguientes capítulos?

LA GUERRA CAMPEÓ

POR SUS RESPETOS Y VÍCTIMAS

(algo ASI COMO UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL

DE BOLSILLO U DESMENUZADA: es decir, infanta, manejable y

abundanteS bolsilloS para llenar de billetes LOS BOLSILLOS).

TODAVÍA SE JUEGAN LARGAS PARTIDAS DE AJEDREZ

DE MANIGUA

DONDE NO SABE SI LA TIERRA SALVA O NO

DE abominables CAMBIOS CLIMÁTICOS Y AQUELARRES.

EL CONSUMO OBESA Y LA FRUGALIDAD INVOLUNTARIA AFINA

A OTROS HASTA EL HUESO. luego HASTA EL ATAÚD.

Presidentes Y PRIMEROS MINISTROS CONTINUAN

Traviesos Y TRASVESTIS: PROMETEN DICHA ELECTORAL

Y

GOBIERNAN a continuación con aire A FAVOR

DE SUS INTERESES, FORTUNAS, PARTIDOS, CLASES

sociales, con sus HUEVOS, en la mano derecha o izquierda,

VETOS, REALISIMAS GANAS y DOGMAS,

pragmas, INTERPRETACIONES BIEN INDIVIDUALES

Y a menudo OBTUSAS

DEL TIEMPO, LA NOVELA de EXISTIR y la sobrevida.

ATAUD DE LOS POLITICOS SE APROXIMA Y

ELLOS

MISMOS EMPUJAN ESE FUNERAL CUESTA ABAJO.

SUJETOS condenados

COMO AQUELLOS EN EL MANIFIESTO CÉLEBRE y

a contraluz de los crepúsculos, CAVAN CON PALAS, AHORA

DE ORO O EGOLATRÍA O AVARICIAS,

SUS PROPIAS tumbas.

EL PODER, EN GRANDES TAJADAS TRANSPARENTES,

DEBE SER TRASLADADO

A COMUNIDADES O COLECTIVOS DE VECINOS y localidades,

A CIENTIFICOS, PROFESIONALES, OBREROS,

ARTISTAS, POETAS INSPIRADOS

NO ADOCENADOS, TÉCNICOS EN SUS MICROSCOPIOS,

A LA DESCENTRALIZACIÓN

DE LA INTELIGENCIA, A LA VOCACIÓN Y AL TALENTO,

A DEBATES Y COOPERATIVAS DE IDEAS,

A INSTITUCIONES DE INVESTIGACIÓN,

A LA DOCENCIA NO RESTRICTICTIVA, creadora y creativa,

A CAMPESINOS Y TRABAJADORES ACTIVOS,

a jubilados de sus ENERGÍAS, A ESTUDIANTES

QUE SE APURAN CON honrados LIBROS BAJO EL BRAZO,

A la FAMILIA Y EL BARRIO, A GRUPOS DE INCLUSION,

A INICIATIVAS DE TOLERANCIA Y COMPRENSIÓN,

a las lenguas en uso y para rescate también

de las lenguas arcaicas utilizadas,

A GENTE CON MAYOR SABIDURIA, comprobadamente generosos

y bondadosos, A COLECTIVOS

DE NIÑAS Y NIÑOS, MAESTRAS Y MAESTROS,

A GRUPOS Y ETNIAS OLVIDADAS Y remotas.

A GENERACIONES QUE ALUMBREN CON LUZ RENOVADAS

PRETÉRITAS Y NUEVAS UTOPIAS, con otra mano tecleando

a la ciencia.

A BATALLONES DE SOLDADOS VIVAQUEANDO

O EN PLENO COMBATE,

CON LA CERTEZA de que PRONTO FLAMEEN BANDERAS Y

NO FUSILES.

¿De dónde PROCEDE LA IDEA gravitatoria y divina

de que los políticos OBTENGAN LA MAYORIA

DE LOS APLAUSOS, LA GENERALIDAD DE LAS PLUSVALIAS

IDEOLOGICAS,

retengan UNANIMIDAD de las decisiones en sus manos

(que se corrompen CON PRISA con usos del poder),

Y QUE ADEMAS DEBAN SER REVERENCIADOS

A CADA PASO Y

LOADOS COMO SEMIDIOSES o propietarios de futuro,

horizontes Y CONCIENCIAS?

¿No fueron suficientes

las experiencias de la pasada centuria

para repetir de nuevo en el siglo XXI?

¿POR QUE LOS MEDIOS DEBEN PROMOVER

CONSTANTEMENTE a esos individuos a MáS NOMBRADÍA,

PANTALLAS Y CINTILLOS

y laureles,

entretanto SON los mismos al acaparar OVACIONES,

PRESIDENCIAS, AUTORÍAS, DECLARACIONES,

viajes, congresos,

tribunas y conclusiones, iniciativas y méritos, jerarquías

y autoridades, condecoraciones, presupuestos

de MESIAS O CÉSARES,

títulos honoris causa,

triunfos y victorias a su currículo, verdades y

razones,

anticipadas glorias, y supuestos inventarios infalibles,

derecho de luz

larga PARA toda ocasión,

en tanto BUROCRACIA Y DEMAGOGIA OCULTAN

POCO y mal los DESEOS de EVITAR

PROLIFERACION DE INDIVIDUALIDADES PENSANTES

O TALENTOSAS O REPLETaS DE VOCACIONES

redentoras y enérgicas, en capacidad de opinar tanto

O IGUAL

o mejor y basados en experiencias DIVERSAS

y capacidades diferentes?

¿Por qué, misterio entre misterios,

FAMOSOS Y PODEROSOS ESTIMULAN

sin tregua y por medios a su alcance,

HUMILDAD, MODESTIA, SENCILLEZ, ANONIMATO?

¿POR QUE LA OPINION DE alguien, UNO, ELEGIDO POR TANTOS ,

mayoría acotejada o fraudulenta o ciertamente convencida,

ADQUIERE POSTESTAD DE IGNORAR OPINIONES y anhelos

COLECTIVOS, mayoritarios,

Y LANZA IGUAL GUERRAS REPUDIADAS por millones

O SUPRIME

POR DECRETO O SIN DECRETO, peor,

LOS INCENTIVOS QUE OBRABAN

EL MILAGRO DE CALABAZA Y AGUACATE Y

ENSALADA De TOMATE presentes

EN LA MESA A LA HORA DE ALMORZAR?

A LAS LUZ DE CUALQUIER SENTIDO COMÚN,

Y a TODO BRILLO, ¿NO PARECE CONTRASENTIDO

CON MÁS PATAS QUE METER Y MENOS CABEZAS

PARA MEDITAR Y CONVOCAR A MEDITAR?

¿ÚNICOS RECURSOS EN CONTRA: ¿ENCUESTAS

DE POPULARIDAD,

CENSURADOS Y CENSURABLES comentarios

en los pasillos de la historia, CONFESIONES

en LA intimidad, silenciosas rebeldías

espirituales, mínimas abstenciones ignoradas?

ABSTENCIONES NO CAMBIAN NADA O MUY POCO

MUNDO ES Y SERÁ CAMBIADO

POR ACCION COMBINADA.

FILOSOFIA INTERPRETA Y REINTERPRETA,

PERO HUMANIDAD, Mayoritaria SIEMPRE,

DESDE

SUS SITIALES INDIVIDUALES Y CIUDADANOS, DEBE,

AL MENOS Y SIN TREGUA, INTENTAR TRANSFORMAR

REALIDAD día a día.

LA MÁS CERCANA REALIDAD

SOY YO MISMO.

REALIDAD, QUE CON LO INSOLITAMENTE PALPABLE

QUE RESULTA,

ES ILUSION PASAJERA, sueño del que se despierta

para no despertar.

Y NO EN ABSOLUTO ES LA MEJOR REALIDAD POSIBLE

NI LA QUE MERECEN NI MERECERÁN

NUNCA ESPECIES VIVAS O YA VIVIDAS

O POR VIVIR.

NO LA MERECEN ANCESTROS,

MÁRTIRES, HÉROES, MAESTROS, APÓSTOLES,

PADRES FUNDADORES NI QUIENES HABITARON HARAPOS

O INCENDIOS

HACE QUINQUENIOS, lapsos de tiempo inmemoriales y olvidados.

NI MERECE EL DEVENIR orgánico, CON HIJOS, NIETOS

Ni NOSOTROS MISMOS DENTRO,

envueltos en VIAJES A LA RAÍCES

VOLVEREMOS A SER mágicos, CLÁSICOS, ARISTOTÉLICOS,

HERACLITIANOS, humanistas, CRISTIANOS,

Fundadores, GOTICOS, herejes, BARROCOS, pabilo

en las hogueras, brunistas, brujos, RENACENTISTAS, trilobites,

hobbits, protestantes, budistas ateos, islámicos, sintoísta,

MUSULMANES, judaístas ROMÁNTICOS,

AFERENSIS, simbolistas, parnasianos, agnósticos, ATEOS,

hijos de LA fe, EL amor y LA RAZONrazón,

iluministas, hegelianos, diderotianos, prohudonistas,

MARXISTAS, HIJOS DE KUKULCAN, OCHUN, QUETZALCOATL,

MARTIANOS, DARWINISTAS, RELAtivistas, FREUDIANOS,

ANARQUISTAS, conDUCTUALISTAS o bioloGICISTAS,

AYUNANDO FESTINES

DE INCERTIDUMBRES Y CONFIADAS CERTIDUMBRES,

LENINISTAS, freudianos, asiduos del Molino Rojo,

TROSKISTAS, REALISTAS,

impresionistas, ESCÉPTICOS, expresionistas, CUCALAMBEANOS,

SURREALES, VALLEJANOS, Piccasianos, cubistas, idealistas, dialécticos,

materialistas, dadaístas, diabéticos, CUBISTAS, CRÉDULOS,

ABSTRCTOS, estructuralistas, iluminados, CHAPLINESCOS,

modernistas, dramáticos, LEZAMIANOS, GUEVARISTAS,

posmodernistas, poshumanistas O LO QUE sea que VENGA

PURO.

Para resumir:

ECLECTISISMO de amor, UNIFICADOR, DIVERSO Y ABIERTO,

dubitador y dibutado,

a gran ESCALA Y ESPLENDOR,

PARA NO UNCIR TESTA

A UN REINO SINO PARA REINAR

SOBRE TODOS.

Próximo año NO DEBIERA SER UN AÑO MÁS ni solo AÑO

venidero, CON INTERCAMBIO DE POSTALES Y

DESEOS DE PROSPERIDAD.

DEBIERA AL FIN SER TIEMPO

VERDADERO Y PROSPERO,

feliz AUNQUE BREVE estadía

EN EL ALPISTE

DE ETERNIDAD E INFINITUD,.

DEL FRAGMENTO PERSONAL QUE NOS TOCO, SIN

IMPEDIMENTOS innecesarios o

impuestos POR TEMOR, SILENCIOS CENSURABLES

O AUTOCENSURAS,

SIN CÁRCELES DE IDEAS,

SIN DICHAS VERTICALES NI recetas PRECOCINADAS

Y absolutamente oRIENTADAS

POR VECINOS DE LOS ALTOS.

Felicidad, O LO QUE SE ENTIENDA POR TAL,

y futuro o LO QUE PRETENDA,

NO es posible prefabricarlos

CON

CONDIMENTO Y CALDEROS DE AYER

Y DEJARLOS EN HERENCIA, PARA QUE SE ENFRIEN

EN LA MESA:

ES tarea DE LA SANGRE COTIDIANA,

CONFECCIONADA

con ESTAS MISMA MANOS

DE AMAR Y DESATAR.

DESDE MUCHO, AFIRMAN CIENCIAS Y PROFETAS,

COMENZARON el TIEMPO VENIDERO

TAN LARGAMENTE PROMETIDO.

CIELOS Y ALTURAS

AGOTAN SUS VIRTUDES DE PROMETER

Y AGUARDAR CON LAS RODILLAS.

POSIBLE ASALTAR CIELOS Y CERROS Y MONTAÑAS Y

EDENES Y NIRVANAS. Y CREAR, con ÍNFULAS propias Y

DECISIONES CONSENSUADAS,

LOS ESCENARIOS DE HOY,

DEFECTUOSOS PERO

VERDADERAMENTE HUMANIZANTES,

DISPERSOS y a retazos, PERO

CON TODOS Y PARA el bien DE TODOS, RAIDOS Y

TAL VEZ MEJORADOS luego, PERO EN LIBERTAD Y ALBELDRIO,

Como CARPAS DE CIRCO

A LA INTEMPERIE DE NUESTROS MODOS, IDEAS Y

COSTUMBRES Y TERNURAS DE VIVIR.

IMPERFECTOS AUNQUE RISUEÑOS VALLES DE LÁGRIMAS,

TALES COMO LOS QUE ASPIRAMOS

DESDE HACE INSTANTES y eternidades,

fe, QUINQUENIOS, NOCHES, hambres,

MILENIOS, esperanzas,

PACIENCIAS, estoicismos,

UTOPÍAS, sueños, VIGILIAS,

soledades.

FELIX GUERRA. POEMAS DE LA SANGRE COTIDIANA.

Regla. La Habana. Cuba.

AGOSTO 2014,

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Hacia dónde va la política salarial en Cuba?


Por Lázaro González Rodríguez*

“El que nada quiere para sí, dirá la verdad siempre”[1]

Las políticas laborales establecidas durante más de 50 años, colmadas de múltiples errores provocados, entre otros, por el voluntarismo, la improvisación, el analfabetismo sobre esta importante esfera y ciertas posiciones oportunistas, e ignorar que esta política tiene que fundamentarse en la ciencia del trabajo, han producido incongruencias con los principios marxista-leninistas, frenando el desarrollo socioeconómico y la formación de valores ético-morales necesarios para la construcción del socialismo.

El salario, dada su connotación económica, política y social constituye un aspecto relevante de la política laboral en el cual las incongruencias se manifiestan con mayor agudeza, pues su organización nunca ha reflejado adecuadamente el principio de que cada cual reciba un salario en correspondencia con su aporte laboral y sea una realidad que a igual trabajo corresponda igual salario.

Las disposiciones legales puestas en vigor recientemente no dan solución a la aplicación del principio antes señalado restringiendo el imprescindible papel del Estado socialista en la regulación del salario. Sin lugar a dudas, se mantienen las causas que provocaron graves errores en etapas anteriores.

Con las regulaciones promulgadas se pierde aún más la connotación moral del salario al incrementarse la falta de correspondencia de este con la calidad y cantidad de trabajo aportado por el trabajador y tratar de solucionar el bajísimo poder adquisitivo del salario y sus funciones con el invento universal del llamado “sistema de pago por resultados”

La aplicación del principio de distribución del fondo de consumo individual (salario) en correspondencia con lo señalado por Carlos Marx en la “Crítica del Programa de Gotha”, y ratificado por Vladimir Ilich Lenin en “El Estado y la Revolución”, —aunque algunos lo consideren fuera de época— solamente es posible mediante la regulación estatal del salario a través de un sistema único fundamentado teórica y técnicamente.

Sobre el particular es necesario tener presentes las palabras del Che al expresar:

Tenemos que entender, nosotros no podemos ser hijos de la práctica absoluta, hay una teoría. Que nosotros tengamos algunas fallas, algunos motivos de discusión de algunos de los aspectos de la teoría, bueno, pues perfecto, para poder hacer eso hay que conocer aunque sea un poquito de teoría, ahora inventar la teoría totalmente a base de la acción, solamente eso, es un disparate.[2]

La aplicación consecuente del pago según el trabajo aportado coadyuva a:

§ Incrementar la producción y la productividad en las ramas productivas y hacer más eficientes los servicios.

§ Garantizar que el salario recibido en función del trabajo aportado sea el medio fundamental de vida y con esto propiciar la elevación de los valores ético-morales.

§ Promover la elevación de la calificación profesional y que este constituya un medio de atracción hacia las profesiones deficitarias para el desarrollo económico y social.

§ Estimular la ocupación de puestos de trabajo o cargos de mayor responsabilidad.

§ Lograr la afluencia de personal hacia aquellos trabajos con condiciones extra calificatorias.

§ Atraer a los trabajadores hacia aquellas ramas y regiones de gran importancia para el desarrollo económico y social.

§ Disminuir la fluctuación de los trabajadores.

¿Qué ha motivado la elaboración de este artículo? La errónea política salarial actual y el deseo de contribuir con nuestros modestos conocimientos y experiencias a enrumbar por el camino más adecuado, y siempre perfectible, de una política que coadyuve a nuestro propósito supremo: la construcción del socialismo.

Las recientes regulaciones salariales puestas en vigor reflejan el alto grado de analfabetismo de sus gestores sobre el tema, carencia de conocimientos sobre el desarrollo histórico de los salarios en el país y de las experiencias extranjeras, así como una pobre evaluación integral de la situación actual, amén de no concordar con los principios marxista-leninistas de la organización del salario — ¿son válidos o no?—. Se puede afirmar, sin riesgo a equivocarnos, que las nuevas regulaciones salariales provocarán, bajo el pretexto de conceder mayor autonomía a las empresas y separar las funciones estatales de las empresariales, a que el salario se rija por las leyes económicas del capitalismo con visos de un neoliberalismo nunca soñado por este, las cuales frenarán el desarrollo económico del país.

La urgente necesidad de incrementar la producción y la productividad, así como de elevar los salarios, ha provocado que los gestores de esta política hayan perdido la proyección estratégica de que la construcción del socialismo es el objetico a alcanzar, y que las decisiones de hoy marcarán la vida del país en el corto, mediano y largo plazo. En la construcción del socialismo, las leyes del mercado no pueden directa ni indirectamente determinar el salario del trabajador.

La legislación salarial establecida no define claramente una política y en ciertos casos es contradictoria; en otros omisa y, además, carente de fundamentación técnica.

Hasta aquí una síntesis de mis criterios sobre las disposiciones adoptadas. ¿En qué me fundamento?

Primero: Durante los últimos años he publicado diversos artículos demostrando fehacientemente la improcedencia de la expresión “aplicar el principio socialista de distribución de cada cual su capacidad, a cada cual según su trabajo” atribuida por algunos a Carlos Marx en su Crítica del Programa de Gotha, no obstante, el error persiste, o no se ha leído dicha obra, o su lectura ha sido muy superficial. Otra causa puede ser repetir sin investigar. El Código adolece, entre otros, de estos males. (artículo 2, inciso c)

Reproduzco a continuación párrafos de la citada obra en el cual Carlos Marx trata los aspectos de la distribución en el socialismo.

Tomemos, en primer lugar, las palabras <<el fruto del trabajo>> en el sentido del producto del trabajo; entonces el fruto colectivo del trabajo será el producto social global.

Pero, de aquí, hay que deducir:

Primero: una parte para reponer los medios de producción consumidos.

Segundo: una parte suplementaria para ampliar Ia producción.

Tercero: el fondo de reserva o de seguro contra accidentes, trastornos debidos a calamidades, etc.

Estas deducciones del <<fruto Integro del trabajo>> constituyen una necesidad económica, y su magnitud se determinará según los medios y fuerzas existentes, y en parte, por medio del cálculo de probabilidades; lo que no puede hacerse de ningún modo es calcularlas partiendo de la equidad.

Queda Ia parte restante del producto global, destinada a servir de medios de consumo.

Pero, antes de que esta parte llegue al reparto individual, de ella hay que deducir todavía:

Primero:los gastos generales de administración, no concernientes a la producción.

En esta parte se conseguirá, desde el primer momento, una reducción considerabilísima, en comparación con la sociedad actual, reducción que irá en aumento a medida que la nueva sociedad se desarrolle.

Segundo: la parte que se destine a la satisfacción colectiva de las necesidades, tales como escuelas, instituciones sanitarias, etc.

Esta parte aumentará considerablemente desde el primer mo­mento, en comparación con la sociedad actual, y seguirá aumen­tando en la medida en que la sociedad se desarrolle.

Tercero: los fondos de sostenimiento de las personas no capacitadas para el trabajo, etc.; en una palabra, lo que hoy compete a la llamada beneficencia oficial.

Solo después de esto podemos proceder a la <<distribución>>, es decir, a lo único que, bajo la influencia de Lassalle y con una concepción estrecha, tiene presente el programa, es decir, a la parte de los medios de consumo que se reparte entre los productores individuales de la colectividad.

Y continúa:

De lo que aquí se trata no es de una sociedad comunista que se ha desarrollado sobre su propia base, sino de una que acaba de salir precisamente do la sociedad capitalista y que, por tanto, presenta todavía en todos sus aspectos, en el económico, en el moral y en el intelectual, el sello de la vieja sociedad de cuya entraña procede. Congruentemente con esto, en ella el productor individual obtiene de Ia sociedad —después de hechas las obligadas deduc­ciones— exactamente lo que Ie ha dado. Lo que el productor ha dado a la sociedad es su cuota individual de trabajo.

Más adelante señala:

La sociedad le entrega un bono consignando que ha rendido tal o cual cantidad do trabajo (después de descontar lo que ha trabajado para el fondo común), y con este bono saca de los depósitos sociales de medios de consumo la parte equivalente a Ia cantidad de trabajo que ha rendido. La misma cuota de trabajo que ha dado a Ia sociedad bajo una forma, la recibe de ésta bajo otra forma distinta.

Aquí reina, evidentemente, el mismo principio que regula el intercambio de mercancías, por cuanto este es intercambio de equivalentes. Han variado la forma y el contenido, porque bajo las nuevas condiciones nadie puede dar sino su trabajo, y porque, por otra parte, ahora nada puede pasar a ser propiedad del individuo, fuera de los medios individuales de consumo. Pero, en lo que se refiere a la distribución de éstos entre los distintos productores, rige el mismo principio que en el intercambio de mercancías equivalentes: se cambia una cantidad do trabajo, bajo una forma, por otra cantidad igual de trabajo, bajo otra forma distinta,

Por eso, el derecho igual sigue siendo aquí, en principio, el derecho burgués, aunque ahora el principio y la práctica ya no se tiran de los pelos, mientras que en el régimen de intercambio de mercancías, el intercambio de equivalentes no se da más que como término medio, y no en los casos individuales.

A pesar de este progreso, este derecho igual sigue llevando implícita una limitación burguesa. El derecho de los productores es proporcional al trabajo que han rendido; la igualdad, aquí, consis­te en que se mide por el mismo rasero: por el trabajo.

Citaremos ahora lo expresado sobre el tema por V.I. Lenin en su obra El Estado y la Revolución:

Sin embargo, este derecho persiste en otro de sus as­pectos: persiste como regulador de la distribución de los productos y de la distribución del trabajo entre los miembros de la sociedad. Quien no trabaja no come: este principio socialista es ya una realidad; “a igual cantidad de tra­bajo, igual cantidad de productos”: también es ya una realidad este principio socialista. Sin embargo, esto no es todavía el comunismo, ni suprime todavía el “derecho bur­gués”, que da una cantidad igual de productos a hombres que no son iguales y por una cantidad desigual (desigual de hecho) de trabajo.

Esto es un “defecto”, dice Marx, pero un defecto inevi­table en la primera fase del comunismo, pues, sin caer en el utopismo, no se puede pensar que, al derrocar el capita­lismo, los hombres aprenderán a trabajar inmediatamente para la sociedad sin sujetarse a ninguna norma de derecho; además, Ia abolición del capitalismo no sienta de repentelas premisas económicas para este cambio.

Otras normas, fuera de las del “derecho burgués”, no existen. Y, por tanto, persiste todavía la necesidad del estado, que, velando por la propiedad común sobre los medios de producción, vele por la igualdad del trabajo y por la igualdad en la distribución de los productos.[3]

Del análisis de las obras de estos dos clásicos del marxismo se puede colegir:

a) Que en ningún caso esta expresión aparece en sus obras ya que la distribución es un concepto más amplio que la parte correspondiente al consumo individual (salario). El principio no es socialista sino burgués, y que solo en la sociedad comunista los hombres comparecerán al trabajo en correspondencia con su capacidad.

b) Que la distribución del fondo de consumo individual (salario) se realiza de acuerdo con el principio de “a igual cantidad de trabajo igual salario”.

c) Que para lograr que a igual trabajo corresponda igual salario es imprescindible que centralmente el Estado elabore un sistema único.

Segundo: Existe un concepto absolutamente erróneo sobre el apotegma “pagar por la calidad y cantidad del trabajo aportado”. Esta expresión no se refiere a la calidad del producto sino a la calidad del trabajo. La calidad del trabajo es el conjunto de cualidades y características que diferencian un trabajo de otro. La misma puede verse desde dos ángulos: la complejidad y las condiciones extra calificatorias.

La complejidad está determinada, en última instancia, por el tiempo socialmente necesario para adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para ejecutar un trabajo eficaz y eficiente. Las condiciones extra calificatorias son aquellas que no dependen de las complejidad del trabajo, sino de los factores que hacen que el trabajador tenga un gasto de energías físicas y/o mentales superiores a las normales en el desempeño de un puesto de trabajo, como por ejemplo, el esfuerzo físico de un estibador; las altas temperaturas en un fundidor, etc.

La cantidad de trabajo son las veces que el trabajador realiza una labor de calidad determinada, lo cual puede medirse ya sea por el tiempo o por la intensidad. Esto último término es sinónimo de rendimiento, destajo, pago por unidad de obra, pago por piezas, etc.

En el artículo 109 del Código de Trabajo se establece: “Se considera salario la remuneración en dinero que el empleador paga al trabajador, atendiendo a la calidad y cantidad del trabajo realizado y al tiempo real laborado, según corresponda”. A todas luces sobra “y al tiempo real laborado según corresponda”, ya que al expresarse de la forma en que lo hace da a entender que el pago por la calidad y cantidad del trabajo realizado corresponde a la forma de pago por rendimiento. Hay que señalar que ni en las formas de pago en sus múltiples sistemas en las condiciones actuales, ni en las precedentes se ha considerado la calidad del producto al objeto del pago.

Tercero: Hemos dicho que existe indefinición en la política salarial ya que, por una parte, el Código establece en su artículo 2, inciso c), el pago por el trabajo realizado por el trabajador.

Por otro lado, la Resolución 17 del presente año del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social establece el sistema de pago por resultados, en las que el trabajador no recibe su salario de acuerdo con los resultados de su trabajo, sino en correspondencia con los resultados económicos de la entidad. Asimismo, en la mencionada resolución se establecen dos principios: la forma de pago a tiempo y el destajo el que fija el pago en dependencia del trabajo aportado por el trabajador, mientras que en el sistema empresarial el principio es pagar por los resultados económicos de la empresa y no por el trabajo aportado por cada trabajador.

El artículo 126 del Reglamento del Código no define que la escala será única ni que la evaluación del trabajo se efectuará centralizadamente. Asimismo, el Decreto 323 establece en su artículo 76 —en el cual relaciona las principales funciones de la empresa— en su numeral 50 “elaborar el procedimiento para la creación de nuevos cargos de trabajo, define el método de evaluación a emplear en la empresa”, y en el artículo 77 establece las principales facultades otorgadas al director general de la empresa fijando en los incisos 58,61 y 62 la facultad de aprobar cargos y salarios. La evaluación del trabajo por cada empresa y no centralizadamente por el MTSS, así como la fijación de salarios por estas, solamente nos conducirá al caos. ¿Se cumple el principio marxista-leninista sobre el pago del trabajo?, ¿cuál es la política? ¿el Estado fijará los salarios o serán las empresas? Definamos claramente lo que queremos. No tengo la menor duda que existe una nebulosidad con respecto a cómo debe ser la organización salarial en la etapa actual.

Cuarto: Con la promulgación el pasado 28 de abril de la Resolución 17-2014 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) se abre un nuevo escenario en cuanto a la política salarial del Estado y el Gobierno, la cual a nuestro modo de ver no se compadece con los objetivos de construir el socialismo.

Esta resolución toca un solo aspecto del sistema salarial, el cual requiere su reforma integral para dar solución entre otros aspectos al incremento de la producción y la productividad, a los bajos salarios, al igualitarismo de estos, al estimulo a la calificación de los trabajadores, a que estos ocupen puestos de trabajo con condiciones extracalificatorias y de mayor responsabilidad, etc.

La resolución del MTSS establece para el sistema empresarial la aplicación de la forma de pago por rendimiento bajo los sistemas de pago por resultados de la empresa en los casos en que no se apliquen los diversos sistemas de pago a destajo. Textualmente el apartado séptimo expresa:

La forma de pago por rendimiento[4] es financiada por las empresas en correspondencia con el cumplimiento de los indicadores directivos aprobados en el plan de la economía y las posibilidades económicas y financieras de estas, y el salario a recibir no tiene límites, siempre que no se deteriore el gasto de salario por peso de valor agregado bruto planificado para el periodo.

Cuando se deteriora el gasto de salario por valor agregado bruto planificado el salario base de cálculo aprobado por la autoridad facultada según el apartado Tercero, se afecta, hasta el límite del salario mínimo del país, con excepción de los trabajadores comprendidos en un sistema de pago a destajo.

La distribución del salario formado, previa certificación de los indicadores directivos y otros establecidos en el sistema de pago se realiza a partir del salario base de cálculo aprobado y en correspondencia con el aporte individual y colectivo.

Sobre el particular tenemos, entre otras, las siguientes consideraciones:

a) La vinculación del salario a los resultados económicos de la empresa que se vienen aplicando desde 1994 en diversas modalidades no ha resuelto el incremento de la productividad, la calidad de las producciones, el ahorro material y mucho menos la correspondencia entre el salario y los precios, salvo excepciones muy contadas. En los últimos 15 años el incremento de la productividad no ha sido significativo obteniéndose una relación con respecto al salario nada halagüeña.

b) Que conozcamos en ningún país capitalista, por muy neoliberal que sea, el salario de los trabajadores se modifica en correspondencia con los resultados económicos que tenga la empresa.

c) La vinculación del salario a los resultados económicos de la empresa no se corresponde:

§ Con los postulados establecidos por C. Marx en la “Critica del Programa de Gotha” ni por V.I. Lenin en “El Estado y la Revolución”.

§ La Constitución de la República establece en el artículo 14 “también rige el principio de distribución socialista de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo” y en el artículo 45 “que el trabajo es remunerado conforme a su calidad y cantidad”

§ En la resolución sobre los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobada en su VI Congreso, se establece en el preámbulo “deberá regir el principio de distribución socialista de cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo”, cuestión esta reiterada en el primer párrafo de los acuerdos bajo el titulo Lineamiento de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

§ En el lineamiento 170 se expresa: “asegurar que los salarios garanticen que cada cual reciba según su trabajo, que este genere productos y servicios con calidad e incremento de la producción y la productividad y que los ingresos salariales tengan un reflejo efectivo en la satisfacción de las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias”

Sustituir el principio “a cada cual según su trabajo” por la vinculación del salario a los resultados de la empresa, así como pretender resolver la problemática salarial mediante este sistema de pago al margen de los elementos que conforman el sistema salarial (escalas, calificadores, tarifas, etc.) solo traerá incrementar los problemas actuales en el ámbito de la política laboral del país.

Como se desprende del estudio de todos estos documentos en ningún caso se alude a que el salario dependerá de los resultados económicos de la empresa.

a) Los resultados económicos de una empresa no dependen solo de la labor de los trabajadores, ni siquiera de todos (hay trabajadores que no influyen en sus resultados). Si bien el accionar de los trabajadores es importante hay un sin número de causas por las cuales una empresa puede tener resultados económicos no favorables, como son: el bloqueo norteamericano, la crisis sistémica del capitalismo, la volatilidad de los precios en el mercado mundial, incumplimiento de contratos por parte de empresas nacionales y extranjeras, estado técnico del equipamiento, insuficiencia en el abastecimiento técnico material, como consecuencia de disponibilidades financieras del país, el clima, etc. etc. Si esto es así, por qué establecer que los resultados económicos de una empresa son responsabilidad exclusiva de los trabajadores y producir afectación en sus ingresos. Sin embargo, las unidades presupuestadas cuyos gastos son soportados en lo fundamental por la producción, mantienen su salario inalterable. Dos concepciones para un mismo problema.

b) La incidencia de los precios en la “aparente eficiencia económica” de las empresas es un aspecto no analizado en el documento. Esta incidencia es decisiva —el níquel, por ejemplo— para aquellas en que el precio de su producción lo fija el mercado internacional

c) Contradictoriamente, los trabajadores de las empresas más eficientes, con un mayor rigor de su plan y con resultados en sus indicadores más cercanos a las posibilidades reales —por ejemplo, muy cercanas a su capacidad máxima de producción— están en desventaja con respecto a los de las empresas con indicadores “más holgados”.

d) Si a lo anterior sumamos que, en general, a las empresas más importantes para la economía se les ha exigido un mayor rigor en sus indicadores, evidentemente, sus trabajadores están en desventaja con respecto a los de las empresas “menos importantes”.

e) Como consecuencia de los puntos anteriores, el Estado pierde la posibilidad de motivar salarialmente la incorporación y permanencia de los trabajadores en sus empresas más importantes. Esto es muy grave por su influencia negativa en la recuperación de la economía.

f) Otro factor que determina los resultados económicos de una empresa el cual no depende de sus trabajadores son las decisiones que se toman por los directivos de la empresa y por los niveles superiores en los cuales ellos no tienen ni voz ni voto. Como ejemplo de esto tenemos el plan técnico económico el cual simplemente es informado a los trabajadores siendo su participación totalmente formal.

g) Se propone que no habrá limites en el sobre cumplimiento lo cual si los indicadores están bien fundamentados su sobre cumplimiento oscilara entre un 15 y un 20% como regla general, sin embargo se establece que la reducción del salario puede llegar hasta el mínimo existente en el país. La idea de que los trabajadores con este sistema pueden duplicar o triplicar su salario, es pura falacia, esto puede ocurrir solamente cuando los indicadores estén mal calculados y no tengan fundamentación técnica alguna.

Realmente no nos imaginamos con los niveles que tienen los precios actualmente cómo se puede vivir con 225 pesos.

h) No coincidimos en que se gasta salario para producir valor agregado, desde David Ricardo, pasando por Marx hasta los más famosos economistas actuales de los países capitalistas todos reconocen que el salario es parte del valor agregado. Una explicación cabal sobre el particular puede encontrarse en el Tomo I de El Capital. Además todas las empresas no tiene valor agregado, este indicador es solamente en la producción material.

i) No se ha tenido en cuenta las decenas de empresas que presentan resultados económicos negativos por lo que cabe una pregunta ¿Qué pasara con el salario de estos trabajadores?

j) Con este sistema el Estado limita mucho su control sobre los salarios.

k) No se han tenido en cuenta la calidad de la planificación ni la contabilidad.

Llama la atención que una decisión tan importante sobre los ingresos, y en definitiva el nivel de vida de los trabajadores, no fue analizada previamente con estos, contrario a lo expresado reiteradamente por la dirección del país. No obstante, lo más importante es reiterar que:

§ No en las economías más neoliberales se les disminuye el salario a los trabajadores. Se les puede “botar”, pero no rebajarles el salario en dependencia de los resultados económicos de cada mes.

§ ¿Se puede considerar esta decisión una “medida de choque”?

§ ¿Cómo podría entender un buen trabajador que ha cumplido con dedicación y eficiencia su trabajo que el salario de un mes se le reduzca drásticamente? ¿Lo entendería su familia?

§ Aunque la “vinculación del salario de los trabajadores a los resultados económicos de la empresa” no es un tema nuevo de esta resolución, se debe insistir en lo desacertado de este proceder. A los trabajadores se les debe respetar sus salarios, y si la empresa obtiene resultados positivos en sus indicadores de eficiencia se les podría estimular con un incremento del mismo.

Quinto: no obstante el artículo 4 del Código señalar que este “regula las relaciones de trabajo que se establecen entre empleadores radicados en el territorio nacional y las personas…” y lo dispuesto en el artículo 2, inciso c)”Igualdad en el salario… a cada cual según su trabajo”, esto no se cumple con los trabajadores a contratar en las inversiones extranjeras.

Según información de funcionarios de la Zona de Desarrollo Mariel por la televisión, el salario de los trabajadores dependerá, fundamentalmente, de lo que se acuerde en cada contrato de inversión. El mecanismo explicado provocará;

a) Desigualdad de salario para iguales trabajos.

b) Diferentes salarios entre la inversión extranjera y la empresa estatal.

c) Mayor nivel de fluctuación de personal calificado de la empresa estatal hacia las extranjeras.

d) Posible formación de una “aristocracia obrera”.

e) Incrementar los criterios adversos sobre la empresa estatal magnificando la propiedad privada.

Sexto: El artículo 126 del Decreto 326, Reglamento de Código de Trabajo, es un monumento al desconocimiento de la temática salarial y de incumplimiento de lo dispuesto por la ley. El Código (Ley 116), establece en su artículo 113: “En el Reglamento de este Código se define el concepto de cada uno de los elementos del sistema salarial y los procedimientos para su aplicación”.

Hagamos algunas preguntas:

a) ¿Son los elementos señalados los que conforman el sistema salarial?

b) ¿Son correctos los conceptos cuando estos existen?

c) ¿Dónde están los procedimientos para su aplicación?

Al responder estas preguntas debemos subrayar que al proyectar los elementos del sistema salarial ha faltado el análisis y evaluación de los antecedentes e, inexplicablemente, tratando de ser originales introducen cambios técnicamente erróneos lo que, sin lugar a dudas, traerá graves consecuencias a la política laboral. Unido a ello, las definiciones que se ofrecen de la escala, el listado de cargos, las formas de pago y los pagos adicionales no corresponden a la naturaleza de la técnica salarial. Es inaceptable que los gestores de este Decreto hayan planteado como elementos del sistema salarial el salario mínimo, el básico y el promedio.

El sistema salarial tiene como piedra angular la evaluación de la calidad del trabajo, cuestión que no se define ni en el Código ni en su Reglamento. Por consiguiente ¿bajo qué principios se valora cada puesto de trabajo o cargo? Técnicamente, la escala no es de salarios. Las escalas son de complejidad y de factores extra calificatorios, estos últimos conocidos comúnmente como condiciones laborales anormales.

La sustitución de los calificadores por el listado de cargos nos plantea las siguientes preguntas: ¿cómo se puede determinar la complejidad de un cargo sin conocer el contenido de trabajo? ¿se puede conocer el trabajo a realizar simplemente por su nombre? ¿cómo proceder cuando un cargo tiene diferentes complejidades?

Por otra parte, los requisitos de un cargo no son solamente de calificación, existen otros factores como por ejemplo la experiencia, que deben considerarse.

Los pagos adicionales señalados tienen una explicación muy vaga no definiéndose aquellos factores que los determinan.

El sistema salarial técnicamente comprende, desde el punto de vista de la evaluación de la calidad, los siguientes elementos:

§ La escala de complejidad —dentro de la complejidad, la responsabilidad, es uno de los factores a considerar—.

§ Los calificadores

§ La escala de condiciones extra calificatorias.

§ Los listados de puestos y labores irregulares con condiciones extra calificatorias.

§ Las tarifas.

Definidos estos elementos, y particularmente los métodos a emplear para evaluar los puestos de trabajo o cargos desde el punto de vista de la complejidad y las condiciones extra calificatorias, procede, como elemento, las formas de pago. Adicionalmente, a dichos elementos, es conveniente añadir los sistemas de primas por el ahorro material, de tiempo y el mejoramiento de la calidad de los productos y servicios.

Séptimo: El análisis de los puntos precedentes nos lleva a una conclusión: la política salarial actual carece de integralidad y de fundamentación técnica basada en los resultados de la ciencia. La eliminación del Instituto Nacional para la Investigación Científica del Trabajo, en lugar de fortalecerlo ha dado muestra de la superficialidad de las decisiones tomadas.

De todo lo planteado anteriormente se puede concluir lo siguiente:

1. La falta de conocimientos sobre las técnicas de organización del salario, y consecuentemente una grave indeterminación en cuanto al establecimiento de la política salarial a seguir.

2. La necesidad de reexaminar todo lo legislado hasta el presente teniendo en cuenta los principios leninistas, los antecedentes existentes en el país en relación con la organización del salario, las experiencias de otros países, los objetivos de la etapa actual y de las futuras.

3. La urgente necesidad de darle solución a la problemática salarial si tenemos presente que en el año 2013 en relación a 1990, el salario escasamente creció 2,5 veces, mientras que los precios lo hacen en 20-30 veces, produciéndose una enorme disminución del poder adquisitivo del salario que provoca que quienes solamente dependen de este no puedan satisfacer sus necesidades básicas.

4. El Estado debe controlar los precios, los cuales no deben seguir formándose a partir de la oferta y la demanda en espera de que los incrementos de la producción resuelvan los niveles alcanzados por estos, ya que mientras tanto, el incremento de las desigualdades en los ingresos y las penurias de aquellos que solamente viven con su salario se mantendrán durante un tiempo relativamente prolongado.

No nos cabe la menor duda que el objetivo que encara nuestro pueblo de construir una sociedad próspera y sostenible: el socialismo, es un proceso complejo que, como señaló Fidel Castro, nadie ha descubierto cómo realizarlo, no obstante, estoy convencido que este no es posible construirlo con las armas melladas del capitalismo, como señaló el Che, lo que no quiere decir que no se apliquen las tácticas propias que demande cada momento histórico, pero teniendo muy presente la estrategia final: construir el socialismo.

La lentitud en la creación de la base material de dicha sociedad —provocada por diversos factores no objeto de este artículo— y la pérdida de valores del hombre que debe vivir en la misma, entre ellos la honradez y la honestidad, pasa inexorablemente por la relación precios-salario, ha faltado el necesario interés personal, material y espiritual.

El tiempo de vida es infinitesimal y todos queremos disfrutarlo lo más plenamente posible. Las aspiraciones de hoy no son las mismas que las de enero de 1959, el cambio es evidente y la postración ante el Dios Oro sacrificando valores éticos, está presente en lo común de nuestros ciudadanos.

Valores éticos y base material conforman una unidad cuya dinámica va a depender de dos factores básicos: el salario real y la educación. La construcción del socialismo, como señaló Fidel Castro, no es solo producir riquezas, sino también desarrollar la conciencia, en este punto del análisis hay que tener presentes las siguientes palabras de Engels ante la tumba de Carlos Marx:

Así como Darwin descubrió la ley del desarrollo de la naturaleza orgánica, Marx descubrió la ley del desarrollo de la historia humana: el hecho, tan sencillo, pero oculto hasta él bajo la maleza ideológica, de que el hombre necesita, en primer lugar; comer, beber, tener un techo y vestirse antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión, etc.; que por tanto, la producción de los medios de vida inmediatos, materiales, y por consiguiente, la correspondiente fase económica de desarrollo de un pueblo o de una época es la base a partir de la cual se han desarrollado las instituciones políticas, las concepciones jurídicas, las ideas artísticas e incluso las ideas religiosas de los hombres y con arreglo a la cual deben, por tanto explicarse, y no al revés, como hasta entonces se había venido haciendo.[5]

En contexto diferente, José Martí expresó: “En pueblos como en hombres, la vida se cimienta sobre las necesidades materiales”[6] y que “en lo común de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno”.[7] Así como “No basta la prosperidad para hacer a los pueblos durables, si no se les fortalece con la práctica constante y predominio del sentimiento”[8]

La situación actual relacionada con precios y salarios y expresada de forma concreta en el poder adquisitivo de este último no puede esperar a que el mercado accione bajando los primeros, por esta vía el camino será largo y nunca lograremos que el nivel de los precios se corresponda con el nivel de los salarios. De ahí que la solución no puede ser otra que reformar integralmente el sistema salarial y su aplicación paulatina comenzando por los sectores claves de la economía y aquellos que garantizan la calidad de vida del pueblo, sobre la base del autofinanciamiento en las empresas.

Reiteramos que el sistema de pago por resultados no da solución a la problemática existente, ya que si bien en algunos casos y en los inicios incrementará la producción y la productividad y consecuentemente el salario de los trabajadores, en etapas posteriores será un freno al desarrollo de las fuerzas productivas ya que en la misma medida en que los indicadores directivos y el valor agregado planificado crezcan, en esta misma medida disminuirá el salario de los trabajadores.

Hasta aquí, algunas reflexiones sobre la política salarial actual. Sé que algunos tratarán de estigmatizar mis palabras argumentando que me creo poseedor de la verdad absoluta, que me resisto al cambio, que es fácil criticar sin proponer soluciones, etc., etc. Nada más alejado de la realidad, soy totalmente consciente de que nadie tiene la verdad absoluta, y que solamente es posible alcanzarla en cada momento producto de las contradicciones.

No me resisto al cambio, todo lo contrario, creo firmemente en su necesidad, pero como bien señaló nuestro máximo guía Fidel Castro “Cambiar todo lo que debe ser cambiado”. Cambiar por cambiar es pura tontería y cambiar sin tener en cuenta las consecuencias del cambio es una locura. Sobre la crítica y las propuestas debo decir que en los últimos años he elevado múltiples propuestas sobre cómo resolver la situación salarial.

En la elaboración del presente documento he tenido presentes dos principios martianos:

“El primer deber de un hombre es pensar por sí mismo”.[9] Y “Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, nos es un hombre honrado[10]

Concluyo con la primera estrofa del poema ¿Qué cuántos años tengo? de José Saramago[11]

¿Qué cuántos años tengo?-¡Qué importa eso!

¡Tengo la edad que quiero y siento!

La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.

Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido…

Pues tengo la experiencia de los años vividos

y la fuerza de la convicción de mis deseos.

La Habana, 5 de agosto del 2014

*Lázaro González Rodríguez (1941)

Licenciado en Economía, Universidad de La Habana. Doctor en Ciencias Económicas graduado en la Universidad de Leipzing, antigua RDA, con calificación Magna Cum Laude, Profesor Titular Adjunto de.la Universidad de La Habana.

Ha dedicado 54 años de su vida a la organización del trabajo y los salarios y a la dirección empresarial. Laboró 20 años en el Ministerio de Trabajo ocupando, entre otros cargos, el de director de Salarios, viceministro y director del Instituto Nacional para la Investigación Científica del Trabajo. En 1981 se incorpora a la Rama de la Goma ocupando durante cuatro años el cargo de director Económico y durante 16 años el de director de la empresa de la goma “Conrado Piña” —empresa laboratorio del Ministerio de Trabajo y primera en aplicar el perfeccionamiento empresarial.

Durante 1997 forma parte del grupo gubernamental que elaboró las bases para el perfeccionamiento empresarial en las empresas estatales civiles. Presidió la Comisión de Organización del Trabajo y los Salarios al XIII Congreso de la CTC, Delegado empleador ante la OIT, 1988-2000.

Ha escrito varios libros sobre la temática y decenas de artículos publicados en Cuba y en el extranjero. Ha sido nominado cinco veces al Premio Nacional de Economía.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El paquete por dentro, segun El Transportador


Tomado de La Chiringa de Cuba
–Desde 2008…
–¿Cómo empezó? ¿Cuándo entraste?
–Ese año. Almacenábamos la música y los videos musicales para que, una vez a la semana, los DJ de provincia tuvieran todo lo que se oía en La Habana en un mismo paquete…

Paquete:
En la Cuba profunda, dícese de una mentira, exageración, burla, “tupe”; aquello que no puede ser nombrado o lo que en los años 90 decían llevar entre las piernas los hombres de mi barrio: el mismo donde vive “El Transportador”, y le nació al término un nuevo significado en el prolijo español de la Isla.

El Paquete:
En casi toda Cuba, mil gigabytes que salvan, cada semana, el jetlag informativo, cultural y “farandulero” de quienes vivimos en este, el otro lado de la “brecha”; sobre todo, de aquellos que disponen de una computadora personal o un Samsung 32´ con puerto USB –la aduana le permite a usted entrarlo al país cual bolsa de mano, como artículo de primera necesidad. Y según la más reciente encuesta de consumo cultural en la Isla, una pantalla lo es.
Sigue leyendo

Publicado en Entrevista, Investigación | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Se necesitan también certezas para que renazca la esperanza


Por Fernando Ravsberg. Tomado de cartasdesdecuba.com

“Por muy mal que esté España, a Cuba no regreso, porque allí no hay futuro”, me dijo una cubana en Barcelona, donde residió los últimos 10 años. Desde que llegó se dedica a limpiar casas sin pagar seguridad social por lo que tampoco tendrá jubilación.

Un amigo mío con un próspero negocio propio en la isla también ha decidido emigrar “porque en Cuba no hay futuro para mis hijos”. Tiene dos adolescentes a los cuales seguramente no podrá costearles una carrera universitaria en los EEUU.

Prácticamente cada persona que decide emigrar repite esa frase hecha, a pesar de que está lejos de la realidad dado que en todas partes hay un futuro. El porvenir podrá ser mejor o peor pero siempre existe, incluso tras la muerte, cuando nos convertimos en polvo.
Sigue leyendo

Publicado en Economía, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Imprescindible y justa la protección al consumidor en Cuba: algunas consideraciones al respecto. II


Por Eugenio Rodríguez Balari

Imprescindible y justa la protección al consumidor en Cuba: algunas consideraciones al respecto. II

Doctor Eugenio R. Balari

Recientemente he leído en el observatorio crítico un par de artículos sobre la necesidad de la protección de los consumidores en Cuba, donde además de ciertos análisis se hacen varias recomendaciones bien fundamentadas y positivas a mí parecer. Aprovecho la publicación de estos trabajos para incorporarme con sencillez al tema y brindar algunos comentarios complementarios e informaciones al respecto.

Los derechos de los consumidores hay que relacionarlos en el marco general de los históricos derechos humanos que surgieron en 1948. La Declaración Universal de los Derechos Humanos se refrendó en Paris por la Asamblea General de las Naciones Unidas con la participación también de Cuba. Entrando más en el tema deseo expresar, que considero no solo factible, sino absolutamente necesaria la creación de una agencia o más bien una asociación de consumidores desde el seno de la sociedad civil en Cuba.

Desde mi percepción y conocimientos de la cuestión, valoro que es algo sencillamente imprescindible. La experiencia que acumulan las organizaciones de consumidores, las han llevado a desarrollar fundamentalmente: una labor educativa y de divulgación de los derechos de estos, a tramitar las quejas o conflictos ante la institución que corresponda, a apoyarlos, cuando así se justifiquen con las denuncias(directas o públicas) del caso, asesorándolos por vía legal para el resarcimiento tangible de su afectación, desarrollando una permanente misión fiscalizadora sobre el cumplimiento de la ley, así como de sus necesidad desde actualización o modificación. Y finalmente, actuando muchas veces como acompañante institucional, brindándole al consumidor apoyo ante su reclamación correspondiente.

Es indudable que los factores señalados representan importantes ventajas, que una organización de consumidores puede otorgarle a estos, porque en vez de actuar en solitario o desprotegidos, se encuentra respaldado por una institución reconocida que se proyecta de manera justa e imparcial ante su conflicto. Reseño con brevedad antes de proseguir mis comentarios, la experiencia de dos antecedentes autóctonos sobre el consumo y los consumidores, que desde el seno de la sociedad civil se han desarrollado en nuestro país y que vale la pena ahora poder considerar. Aunque ambos experiencias no poseen el alcance que la problemática actualmente requiere o deba poseer, pero no dejan de ser puntos de interés y referencia: Uno es de la década de los 80 cuando se creó la organización no gubernamental Asociación de Consumidores y Usuarios de Cuba (ACUC), integrada por un grupo de personas interesadas en el tema y que durante un tiempo se empeñaron en ampliar su membresía y tratar de promover una ley de protección al consumidor, partiendo de las experiencias internacionales que se conocían.

Lamentablemente aunque esta asociación se inscribió oficialmente ante el Ministerio de Justicia, poco pudo hacer en aquel entonces y gradualmente fue languideciendo hasta que se paralizaron definitivamente sus funciones. La otra experiencia tiene que ver con el trabajo realizado desde el seno de la 0NG Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre y su programa de Medio Ambiente y Consumo (FANJ). Desde la FANJ y en estrecha coordinación con el Centro de Estudios de la Administración Pública (CEAP) de la Universidad de la Habana, se ha llevado a cabo una positiva labor de capacitación y concientización ciudadana sobre la importancia de la defensa de los derechos de los consumidores. A través de ella se ha realizado una importante labor divulgativa y puesta en ejecución diversos proyectos de beneficio social, en escala experimental, que han ofrecidos resultados muy favorables .Lo comento porque ambas organizaciones surgieron del seno de la sociedad civil, e incluso ambas antes del inicio del proceso de actualización o de las reformas económicas y sociales que se llevan a cabo. Coincido no obstante en las vulnerabilidades del consumidor (que no son pocas) y es posible se acrecienten con las reformas en marcha, porque se expanden los intercambios de los consumidores con otros sectores que se desarrollan en la actualidad. Sin embargo conviene reiterar, que estas vulnerabilidades no son nuevas porque desde siempre las ha habido y es necesario proceder consecuentemente para evitarlas.

Comprendo que ahora ante el avance de los cambios que se introducen, pero con la cuasi generalidad aún de los monopolios comerciales del estado y el incipiente crecimiento de los sectores emergentes (privado y cooperativo), pueda aumentar la indefensión del consumidor, sus vulnerabilidades se acrecienten y los conflictos se hagan más versátiles y agudos .Hay que comprender que en cualquier sistema de que se trate, las estructuras monopólicas cuando actúan sobre el mercado y el consumo de la población, les imponen a las gentes sus productos, formas de ventas, calidades y precios. Lo que de hecho significa un tipo de dictadura o coyunda comercial, atípica, pero que no deja de serlo. Aparece aquello de lo tomas o lo dejas porque no tienes más remedio, lo aceptas o jódete. Siempre he pensado que a través del mercado y sus procedimientos operacionales (comercios y unidades de servicios), también se expresa la libertad de los individuos y la democracia social, porque se manifiesta la libertad de adquirir lo que se necesita, en el momento y lugar que se desea y al precio que le resulte a la persona más conveniente o atractivo y ello produce bienestar y satisfacción psíquica y fisiológica. Esta cuestión es también necesario acabar de valorarla en Cuba, porque es un positivo factor incluyente, de confianza, seguridad social y afianzamiento de la democracia participativa. Sobre este asunto es necesario detenerse y realizar un profundo ejercicio reflexivo, tomando en cuenta las circunstancias geográficas del país, las influencias que se originan desde el exterior, las necesidades acumuladas en la población y el carácter sistémico o de lógicos eslabonamientos con que debe organizarse y funcionar cualquier tipo de economía y sociedad. La anterior transición del país hacia un modelo de corte socialista (con independencia de su nivel de desarrollo, obstáculos originados, escaceses o limitaciones existentes y relaciones con el exterior); se orientó en forma generalizada y como método económico por el de una planificación centralizada, quedando el papel del mercado y las relaciones monetarias mercantiles, en lo fundamental considerablemente rezagados o subestimados. Ello definitivamente debe quedar atrás y rectificarse, equilibrando socialmente el papel de la planificación y el mercado, porque en definitiva ambos aspectos no son más que herramientas económicas para el desenvolvimiento de la sociedad y deben usarse de acuerdo a las circunstancias y conveniencias del país. Podemos agregar que habiendo pasado a manos del estado todas las unidades de producción, del comercio y los servicios, ello no propició el desarrollo de la mediana y pequeña empresa, ni de la competencia mercantil; determinando el surgimiento de factores monopólicos, tanto en la esfera productiva, del comercio, como de las importaciones y los servicios. Desde hace décadas aparecieron las grandes corporaciones o empresas del estado, las que monopolizaron las actividades del comercio minorista en precios convertibles o CUC, pero fundamentalmente con bienes de consumo importados o de ciertas producciones nacionales que cumplen los parámetros de calidad para ser ofertados en las mismas.

Al no existir la competencia comercial o el contrapeso necesario en la producción e importación, ni organizaciones de defensa de los consumidores; ello ha implicado que muchos productos de importación o de la producción doméstica, no cuenten con la mejor calidad y la indispensable correlación calidad/precio, sea inconsecuente y arbitraria. Ante la avalancha de críticas e insatisfacción sobre las ofertas y precios de estas tiendas, se hizo indispensable la necesidad de que esas instituciones crearan sus departamentos de protección al consumidor y divulgaran los derechos de estos a los clientes que adquirían sus productos.

Esos fueron los casos de CIMEX, TRD Caribe, la extinta CUBALSE, HABAGUANEX y ETECSA entre otras empresas nacionales. Sus esfuerzos en cierta medida se hicieron sentir peroCierto es que ahora, adicionalmente, con el crecimiento del sector privado y cooperativo deban surgir nuevos conflictos entre los consumidores y sus unidades comerciales. No obstante resulta un contrasentido y políticamente un criterio poco consistente, la idea de que fomentar nuevas organizaciones de la sociedad civil, en este caso para defender los derechos de los consumidores, pueda lesionar o subvertir el orden político/social existente del país. Desde una percepción lógica, objetiva y realista, es sencillamente esquemático, manipulador o ridículo este argumento, porque no se corresponde extrapolar ajenas y distantes experiencias que no resultan similares a las nuestras. Por el contrario creo que son instituciones necesarias, que complementan y fortalecen los derechos ciudadanos, ampliando y profundizando el espectro democrático de la sociedad y el país. Acaso la ANAP, la FMC, los CDR, la Asociación de Juristas o historiadores o la UPEC entre otras muchas, no son organizaciones surgidas del seno de la sociedad civil.

En Cuba está ampliamente organizada y es considerablemente versátil y comprometida con el país la sociedad civil, qué razón pueda existir para impedir ahora que surjan otras organizaciones, cuando las nuevas condiciones económicas y sociales así lo exigen o justifican.

La actualización del modelo por la que atraviesa la sociedad cubana, con sus cambios estructurales, requiere como han manifestado sus propios dirigentes un cambio de mentalidad, ello es imprescindible si se quiere conducir y lograr arribar a buen puerto el proyecto en marcha. Desde mi modesta percepción y entre otros aspectos, ello implicaría un mayor reconocimiento del papel del mercado y la urgente homogenización y modernidad del mismo (con todos sus atributos de eficiencia y modernización); así como lograr activar lo más posible las relaciones monetario/mercantiles, eliminar la doble moneda, brindar sólidos espacios a las actividades productivas, a las del comercio y los servicios en los llamados sectores emergentes (privados y cooperativos) y hacer productivas y eficientes a las empresas del estado. 0tras medidas convenientes serían: Las de organizar definitivamente los mercados mayoristas (con productos, calidades y precios que se correspondan a ese tipo de comercio),propiciar una necesaria y posible competencia en las esferas de la producción, el comercio y los servicios, de manera que los consumidores y usuarios del país se puedan beneficiar de tales circunstancias, pues la competencia en el mercado es una forma de apoyar al consumidor, dado que esta por lo general contribuye a reducir precios, mejorar y poder evaluar calidades y surtidos, innovar productos, propiciar otros bienes complementarios o suplementarios, u ofrecer mejores garantías comerciales a los consumidores.

Todo estos factores tan convenientes y necesarios, los obstaculiza e impide el abusivo monopolio productivo/comercial donde quiera que este se manifieste. Como por supuesto también lo esperaba, tiempo después de haber surgidas las llamadas tiendas recaudadoras de divisas (sistemas monopólicos estatales), se hicieron evidentes y considerablemente necesarias las acciones de la protección al consumidor. Sin embargo alrededor de ellas salieron a relucir diversas deficiencias, posiblemente consecuencias de la rigidez, uniformidad o el elevado contenido burocrático que caracteriza al comercio estatal.

Muchos consumidores que acuden a ellas por no tener más remedio que hacerlo, consideran que se manifiesta un alto grado de insensibilidad ante los clientes, que proliferan acciones de corrupción y existe gran divorcio o desidia con relación a la atención a los clientes. ¿Acaso ello no es evidente? Por eso las medidas efectuadas de protección al consumidor se ridiculizan, la gente no cree en ellas o se consideran insuficientes, poco efectivas o fuera de un contexto posible. No obstante esos esfuerzos no dejan de ser meritorios e importantes, aunque más que efectivos han jugado un papel de sensibilizar, dar a conocer, concientizar y formar gentes alrededor de este sensible y peliagudo asunto, pero algo imprescindible en nuestras circunstancias actuales. Porque algo es mucho mejor que nada. Sin embargo es necesario entender, que la problemática fundamental en que nos encontramos como país y sociedad, radica en otras necesarias cuestiones o medidas de acompañamiento más generales; como pueden ser otros posibles procesos de desestatización o de mayor descentralización económica, apoyar el crecimiento de los sectores emergentes y continuar racionalizando las múltiples regulaciones y trabas burocráticas que persisten o frenan las iniciativas, o los procedimientos naturales que deben fluir en las interrelaciones económicas entre todos los sectores del país.

Si las palabras no se las lleva el viento y se pronuncian con decisión y voluntad, es importante que se haya dicho, que todo lo que no funcione o no sea conveniente debe ser cambiado o sustituido.

Esperemos por el futuro de la patria, el mejoramiento de nuestra sociedad y la elevación de la calidad de vida de nuestro pueblo que así sea.

Publicado en Economía | Etiquetado , | 3 comentarios

Silvio Rodríguez denuncia abandono de estudios de grabación Abdala


Por Rogelio M. Díaz Moreno

Los medios digitales cubanos amanecieron este lunes con una denuncia sorprendente para muchas personas. Se trata de un material del famoso trovador cubano Silvio Rodríguez, relacionado con la situación de los estudios musicales Abdala. Las instalaciones de Abdala se encuentran en peligro de cierre, alerta el músico, debido a una venenosa enredadera de trabas burocráticas.

Las buenas relaciones de Silvio Rodríguez con el entonces presidente Fidel Castro, le permitieron impulsar decisivamente la fundación de esta institución. Incluso aportó un capital sustancial de su propio bolsillo. Por esta razón gozaba de cierta independencia de las autoridades del gobierno, fundamentalmente del Ministerio de Cultura (Mincult). Al parecer, como parte de la campaña de fortalecimiento de la institucionalidad que realiza el nuevo presidente, alguien tomó la decisión que los estudios Abdala se sujetaran a la égida del Mincult.

Este proceso comenzó hace unos ocho meses, explica el trovador en su bitácora Segunda Cita. Por exigencias de procedimiento, Abdala perdió partes fundamentales de su autonomía, entre ellas, poder pagar sus cuentas. Sin embargo, ninguna autoridad dentro del Mincult asume esas responsabilidades entretanto. Abdala, que es capaz de producir suficientes ganancias, no puede abonar desde entonces su cuenta de la electricidad, y la empresa eléctrica le ha retirado el servicio. Sigue leyendo

Publicado en Arte, Denuncia | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

DIARIO DE LOS DIAS.POEMAS DE LA SANGRE COTIDIANA


Por Félix Guerra

DIARIO DE LOS DIAS

Muralla se colma de laureles. No es anomalía congénita

ni el hipar ebrio del trovador.

Es viento, soplo, resurrección, succión,

rigidez, erupción.

Entorno interior de cuya recorrido llegan conspiraciones

y aliento espiritual.

Se departe conciencia y mente, vociferan almas silenciosas,

escarceo a voluntad, nefandas palabras, somero balbuceo.

No predecibles intuiciones de la lengua.

Hacienda, permanencia, extensión, vibración, nostalgia.

Demencia equilibrada. Dignidad lírica. Prosperidad animal.

Universo Diverso. Y Hablado. Y transfigurado.

Natural, tanteamos a espejos, cojeamos a ojo,

se fomentan asociaciones indestructibles. Y destruibles

hasta el borde de las cenizas.

Entre superficies y esencias y particularidades, estallidos

de arrojo horizontal. Tal unicidad confabula y duplica,

cohesión cotidiana palpable que exige, adjetiva

con atrevimiento o mesura, a palpitar o morir.

Al fin una definición que no devalúa a la poesía.

Un enunciado que no menoscaba al poeta.

Humanidad salta del aburrimiento ideológico

al desvelo rimado,

del Valle de Lágrima dogmático a la pasión métrica,

del encarcelamiento político al verso libre y la guitarra.

A desvelar puertos. A despertar desiguales y ofrecer

al ojo natillas y pesadillas. A desenterrar palpitaciones

y cadáveres.

A desentrañas poderes ilegítimos y riquezas bajo sospecha.

Universo sin previas precauciones y significados: procedimiento

activo, vehemente acumula, progresivo y gradual. Orbe donde

unos germinan de lo existente o se oscurecen en la defunción

de otros. Amanece: muralla se atesta de rebeldías e indignaciones. Utilizar la armónica como hoja de matarife

y luego restañar heridas con goteo de metáforas.

Y más: poemas y poesía continúan sin concurrir a mercados.

Señal de que algo continúa en vuelo.

Mariposa de última instancia, candelilla y poro, lleva polvo

de astros o astros de polen en las alas. Sol atrae vuelos de Ícaros y golondrinas. Los repele

por la cara oculta. Diluyen extremos, y un día, casi comedia

o mediodía, o causalidad

de horarios, observan filósofos, bardos, físicos,

y acotan con rapidez de almejas y velocidad de columpios.

Melodía conjunta, equívoca, inseparable, polisémica, aparta

poesía de contingencias y grafías inútiles.

Poesía letras, patria enarbola flauta de oración. Plegaria

descocada queda sin haBLAblaBLAr. Mármol extraído y exal- tado en las plazoletas. Guitarras baten tamborileos. Oleos

de fuegos. Clítoris y panes,

vergas y vino. Orgasmos y nacimientos. Y barros o fangos

o la canción que reta

la intrascendencia fosforescente.

Excita y exalta Susurro sideral. Sobreabundancia.

Opulencia dominada. Entidad candente, oruga dinámica, árboles desaforados, efigies perpetuas en movimiento, cascada de quietud.

Poema, al dislocarse, promueve atolondros o lirios en el fondo.

Son huraCANES de gnosis e ignorancias. Poema viene de edades discordes, no se detiene epocal. Gira en oscilación mANUAL.

Ni tan solo melodía o consciencia aGOTAdora, que otro día

deja en blanco la memoria.

Imagen danza el sonido y medita violines.

Piedras retienen heridas. Complicidad de sentidos:

escucho melodías al mirar, océanos al duplicar, cavilamos

a fuerza de protuberancias.

Dudar a tiempo completo sumergidos hasta el tuétano.

Hurgamos tarimas crecientes. Con sed de arrastre rastrear

el fondo de la tormenta. Al Universo, lo estampamos: significados temerarios: al final, más significados que universo.

Más realidad y materia circundante. Poesía: cola prensil

del tiempo. Apéndice nutrido o magro: traspone temblores, estrellas indecisas o venideras. Mirar de sombras a conciencia,

con el rabillo erecto de las intuiciones.

Acto arrollador, intenso, conjunción, astros en mordedura,

serpiente mimosa rasgando el panteón de los escotes.

Órganos y orgasmos. Semilla crepitando en el umbral

de las biografías.

Sin necesidad de menos, ni escasez de tutiplenes. Sin enroque

factual de lenguas o palabras asardinadas.

O unir o unidos. Tembleque de que dije lo que no dije y

no dije mi tembleque. Alaridos, desplazamientos inopinados,

desplomes acordados, oleaje arrítmico rompiendo

al borde del acantilado. Sin renuncia

a lo precedente que el mundo ha sido. Ni a los sueños

que el futuro encabece o le vayan a ser decapitados.

Continuar, considerar. Atareado recapacitar. Nacer y renacer.

FELIX GUERRA

POEMAS DE LA SANGRE COTIDIANA

ABRIL 2012

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Algo que algunos han olvidado.


Por Félix Sautié Mederos.

Crónicas cubanas

Los cubanos vivimos en la actualidad en medio de la inercia de una sociedad que silenciosamente se apaga día a día, en la cual los oídos de sus cúpulas están sordos y sus labios enmudecidos como si nada humano les interesara, ya sea que se produzca adentro o incluso afuera de nuestras fronteras en donde algunos países se despedazan por causa de injustas guerras en las que día a día se cometen crímenes horrendos y se masacran a los civiles inocentes de todo, muy en especial a mujeres, niños y ancianos; me refiero a Gaza, Irak y Ucrania como focos principales entre otros más. Un ejemplo de lo que expreso es que en La Habana ya no se escuchan los ecos apasionados y solidarios de las movilizaciones del pueblo y de los líderes revolucionarios más allá de los escuetos comunicados con que últimamente se califican a estos hechos. Es como si además se rehuyera de cualquier acción de protesta popular sea la que sea. Solo se han publicado unas reflexiones de Fidel resurgidas de un pasado que ya no volverá, pero que quedan inscritas en una historia que tampoco se puede negar.

La impronta que caracteriza actualmente a los que ejercen los timones de mando de la sociedad, es no mostrarse públicamente, hablar poco y mantener todo el tiempo un bajo perfil. En tanto que, por otra parte, se trata de ahogar a los posibles liderazgos de futuro que tengan pensamiento propio, con todo lo cual se hipoteca el porvenir democrático de la Patria cubana creando una orfandad de liderazgos así como de las capacidades de respuestas populares incluso frente a las estrategias de dominación imperialistas y las apetencias anexionistas, como parte de un proceso sociopolítico que cada vez se aleja más de los conceptos primigenios del Socialismo, que conmocionaron positivamente a la sociedad cubana de la década de los 60. Ver Cuba necesita un Socialismo Participativo y Democrático. (1)

Expreso con toda franqueza lo que percibo, veo y siento, porque vivo adentro del país para nada estoy afuera, me desenvuelvo en el corazón de La Habana en donde nací en 1938, no soy ajeno de la Revolución, dentro de la cual he participado ininterrumpidamente desde los años de las luchas contra Batista. Mis percepciones pues no están mediatizadas por el rechazo intrínseco de algunas personas a las ideas del socialismo o incluso del comunismo, ni mucho menos aún de las nuevas izquierdas latinoamericanas y del Socialismo del Siglo XXI, así como del anticapitalismo libertario, incluyendo las del cristianismo liberador planteado por la Teología de la Liberación con el que coincido totalmente.

Tampoco soy ni puedo ser una persona ajena a lo que sucede a mi alrededor; y día a día, vivo, veo y percibo un hastío generalizado, una sociedad detenida en el tiempo, un silencio sostenido en las cúpulas de la sociedad que tal parece que no tienen nada que decir o que sus dinámicas de acción se están agotando; y, que cuando dicen algo, es solo para advertir y señalar al pueblo como el culpable por su indisciplina social y falta del sentido de pertenencia.

En tales circunstancias, la vida cotidiana se interrumpe en algunas ocasiones con anuncios de nuevas medidas de control y restricciones, que cada vez resultan más impopulares; por ser improcedentes con los legítimos intereses del pueblo que día a día se siente más preterido, no escuchado y para nada tenido en cuenta (2). Por otra parte, como una consecuencia de lo que está sucediendo y/o no está sucediendo, la diáspora cubana se amplía y se extiende por el mundo de manera galopante y persistente. La gran mayoría de las familias constantemente recibimos el anuncio de alguien familiar o de algún amigo que se marchó del país. Estamos ante un flujo sistemático y creciente que no se puede negar ni ocultar, que poco a poco nos desangra y que sus consecuencias demográficas tampoco se pueden camuflar o negar por muchas explicaciones que los especialistas le busquen o le encuentren al decrecimiento de la población en el país.

Así se presentan las cosas en nuestra actualidad nacional del momento, con una situación generalizada en la que algunos han olvidado algo que es esencial: que sin la más activa y real participación del pueblo no se podrá salir adelante. Si no se cuenta positivamente con el pueblo, tampoco el pueblo contará con ellos. Eso es lo que está sucediendo en la base, en donde lamentablemente se desenvuelve un sálvese quien pueda y una gran insolidaridad, caracterizada en algunos sectores por lo que he denominado como un conformismo inexplicable en el que muchas veces incide un miedo generalizado que desestructura y ahoga en el silencio a la desarticulada sociedad civil. Por otra parte, han surgido y proliferado actitudes conformistas con todo lo que viene de arriba, como si fuera imposible cuestionarlo o no estar de acuerdo. Aquello de no buscarse problemas ni coger lucha es una norma para muchos que esperan que las soluciones caigan del cielo.

En resumen, reitero que sin la más activa participación del pueblo, estimulado por medidas y reformas que coincidan con sus verdaderos intereses y que dejen a un lado las centralizaciones y los autoritarismos sobre la base de lograr una estrecha vinculación entre la vanguardia y las masas al decir del Che en El Socialismo y el Hombre en Cuba, no habrá soluciones efectivas, que siempre deberían partir de la más amplia democratización y aperturas económicas y políticas para alcanzar una República en la que quepamos todos; lo que no me canso de repetir junto con el llamado de que ¡quienes tengan oídos para oír, oigan! antes que no sea demasiado tarde. Así lo pienso y así lo afirmo con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular. fsmederos@gmail.com

(1) Por Esto! lunes 18 de agosto del 2014,

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=345546
(2) Ver en Por Esto! El delito de ser cubano en Cuba, lunes 4 agosto 2014

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=342651

Publicado en Por Esto! , el lunes 25 de agosto del 2014.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=346831

Publicado en Política | Etiquetado , | 3 comentarios

Antecedentes sobre la protección al consumidor en Cuba


Eugenio Rodríguez Balari

Antecedentes sobre la protección al consumidor en Cuba

Del ICIODI y la revista Opina a la FANJ y la cooperación con FACUA España Doctor Eugenio R. Balari

Desde el comienzo de los años 60 en Cuba fueron implementadas importantes medidas de defensa de los consumidores por el gobierno revolucionario de aquel entonces. Antes de enero del 59 el mercado doméstico de bienes de consumo y otros, operaba de manera liberada y sobre la base de las leyes del valor y la oferta y la demanda, como en cualquier otra economía de mercado del mundo. Existía una amplia oferta de productos y servicios, cuyos bienes se adquirían en los comercios de venta al público y su regulación se garantizaba a través de los precios. Ello ocurría en circunstancias en que en que el poder adquisitivo de la población se encontraba desequilibrado y amplios estratos de población no tenían trabajo y su vida material era considerablemente precaria. El nivel de desempleo y subempleo en la década de los 50 era alto, adicionalmente golpeaba la desequilibrada redistribución de los ingresos. Para muchos individuos lograr un consumo básico resultaba un objetivo estratégico, el que lamentablemente no todos lograban alcanzar. Sin embargo los segmentos de población de mayor poder adquisitivo (ricos, clase media y ciertos sectores laborales privilegiados), sobre todo los primeros, disfrutaron de un amplio, moderno y versátil mercado de consumo, cuyas ofertas de productos provenían de los EEUU y en menor medida de otros países europeos. En la década de los años 40, existió un aparato de gobierno llamado 0RPA; una institución destinada a la regulación de precios de los abastecimientos, dada la existencia de una época de inflación. Su misión fundamental: tratar de controlar el alza desmesurada de estos, que como consecuencia de la guerra mundial aumentaban indeteniblemente.

No es sino con el triunfo de la revolución ya partir de los conflictos políticos/económicos y de clase social que aparecen, con sus impactos sobre los abastecimientos y el consumo de la población; que el gobierno revolucionario dicta en enero de 1960 una ley de protección al consumidor. Ese es el nombre que se utiliza Ley de Protección al Consumidor, originando posiblemente la primera ley de ese tipo en el mundo, a la que en la situación cubana de entonces, le va a suceder un poco tiempo después un cambio de la moneda.

Ambas medidas impidieron que los sectores de mayor solvencia económica ejercieran acciones de acaparamiento o especulación, de desabastecimiento de productos y con ello se promoviera malestar social. Ese documento jurídico (ley de protección al consumidor de 1960), se orientó contra el alza de los precios en los artículos de consumo y el encarecimiento de la vida, así como formas ilícitas de especulación mercantil.

Promulgada la ley y efectuado más adelante el canje de la moneda; dos años más tarde se crea la Junta Nacional de Abastecimientos, institución encargada de proponer e implementar el sistema de regulación de los productos básicos (la libreta de abastecimientos).En tales circunstancias político/económicas, esas medidas contribuyeron a asegurar los consumos esenciales a la población, además a través de cuotas p/c por productos, a precios fijos y congelados (sin importar la inflación)durante muchos años.

Técnicamente se identifica como racionamiento de la oferta por específicos. Por la práctica de tales acciones en materia de consumo, se puede afirmar que fueron las primeras y fundamentales medidas de defensa a los consumidores cubanos y posiblemente las primeras verdaderamente efectivas tomadas en la región. Quedó organizado un sistema nacional de garantía de abastecimientos básicos, que se estructuró a partir de garantizar la oferta de un conjunto de productos en forma de cuotas o cantidades periódicas, en tiempos definidos, precios bajos y congelados y más tarde vinculando al consumidor a determinados establecimientos comerciales (las bodegas). El surgimiento del sistema de regulación de los abastecimientos, hizo aparecer nacionalmente las Oficinas de Consumidores, las llamadas (OFICODAS).

En esas oficinas se registran a todos los consumidores, requisito previo para acceder a la libreta de abastecimiento, dándole de alta o baja según nacen o mueren las personas.

Después

Después de 52 años de organizado el sistema y junto a otras formas liberadas de comercializar los bienes de consumo, la libreta de abastecimientos se encuentra vigente como una forma de protección del consumo, particularmente a los estratos de menor poder adquisitivo.

La libreta defendida por unos y cuestionada por otros, tiene la virtud de proteger a las familias de menores ingresos, aunque no es menos cierto que no le es suficiente a la población y le ocasiona compromisos y subsidios anuales muy costosos al estado. Sin la información sobre los niveles de consumo actuales, en particular los alimenticios (calóricos, proteicos y vitamínicos), como poseía desde principios de la década del 70 hasta principios del 90.Aprovecho para decir que según estudios efectuados durante los años 70 y 80, para ese entonces había desaparecido en Cuba la desnutrición y los niveles de subalimentación eran significativamente bajos. Basándome ahora en el aumento de las expectativas de vida y la elevación de la talla corporal de la población, considero que esos fenómenos, con independencia de las más de dos décadas de crisis económica que se han padecido y los cíclicos desabastecimientos que se originan ,no parece que resurgieran como en épocas pasadas. Al Ministerio de Comercio Interior les fue otorgada funciones de protección a los consumidores, pero encontrándose la mayor parte de sus unidades en manos de empresas estatales que se le subordinaban, a esta institución le resultaba muy difícil tal misión, pues era al mismo tiempo juez y parte y el consumidor lo vio con desconfianza y recelo. Sin embargo la ley que crea al Instituto Cubano de Investigación y Orientación de la Demanda Interna (ICIODI), en abril de 1971, como organismo de carácter científico aunque a su vez anexo al Consejo de Ministros, por su contenido, perfil y tipo de actividades, le otorgaba más confianza a los consumidores. Teniendo como misión las investigaciones en el ámbito del consumo (productos y servicios),el mercado doméstico y la demanda; además una función de orientación del consumo. Ello, en la práctica, le confería al ICIODI posibilidades sobre la defensa de los derechos de los consumidores. Muchos compradores lo llegaron a apreciar así, al considerarlo una institución más neutra, no comprometida con la compra/venta y los conflictos que se creaban alrededor de los actos de consumo y por tanto, más aceptable a los fines de defender con imparcialidad sus intereses. Cada año la institución realizaba más de un centenar de investigaciones en la esfera del consumo y los servicios. Estos estudios se relacionaban con los alimentos, el vestuario, las modas, la vivienda y su equipamiento, los servicios comerciales, el presupuesto de tiempo, el tiempo libre, el balance de los ingresos y gastos de la población; así como estudios sobre nivel y modo de vida y la protección de los consumidores. Trabajos unos de carácter macro y otros de naturaleza micro. Con esas experiencias e interpretando la ley que originó al ICIODI, cuyo contenido era suficientemente amplio y versátil, ello permitió a la institución atribuirse funciones sobre la protección a los consumidores. Surgieron entonces los programas y campañas de orientación, los que se fundamentaban a través de las investigaciones y luego se implementaban utilizando las propias estructuras orgánicas que se le subordinaban u otros medios ajenos.

Los mecanismos con que contó la institución, además de sus áreas investigativas, fueron la dirección de orientación del consumo y la popular revista 0pina, con su secciones de análisis críticos en las áreas de consumo o los servicios, las secciones en CASA y de clasificados y permutas, todas dedicadas a la orientación ya brindar servicios sobre las necesidades de la población.

También contó con los trabajos de la empresa Publimerc y el Taller de Confecciones Experimentales Opina. A través de la Dirección de 0rientación y la revista 0pina se pusieron en marcha varios programas nacionales de orientación al consumidor.

Entre otros se pueden citar: El programa de lucha anti-tabáquico, el de orientación de cultura alimentaria, el de alimentación infantil olas del juego es más importante que el juguete, dedicado a los niños. La revista 0pina utilizaba una buena parte de sus contenidos a dichas labores, instituyó en sus páginas el sello de la protección al consumidor y en muchos de sus trabajos de corte críticos, cuando su contenido lo justificaba, aparecía impreso el sello de protección al consumidor. Era una manera de denuncia o crítica a lo mal hecho o a lo que afectaba al consumidor, de esa manera se llamaba la atención sobre el tema o se solicitaba se resarciera al cliente afectado. La cantidad de ejemplares que editaba 0pina, por el elevado nivel de aceptación que tuvo, se aproximaba a los 500 mil ejemplares y según las investigaciones efectuadas, cada ejemplar de 0pina era leído entre 7 a 8 personas. Por ello se dio a conocer como la revista de la familia cubana. En el taller de producciones experimentales 0pina,se realizaba una interesante, novedosa y creativa labor en diseños de prendas de vestir para toda la familia, que en pequeña escala se comercializaban en su propia tienda de la calle Reina a precios accesibles.

En realidad se trataba de un laboratorio de diseño, moda y mercado.

Su propósito era el de contrastar aspectos de novedad, calidad o moda, llamar la atención en relación a los diseños y la calidad de las confecciones que lanzaba al mercado el Ministerio de la Industria Ligera; ya que por x razones y durante muchos años y a pesar de la escasez de esos artículos, las prendas que aparecían en las tiendas no se realizaban plenamente y crecían los inventarios.

Tal situación evidenciaba un grado de insatisfacción en los consumidores por los diseños inapropiados y no encontrarse las prendas bajo los para metros de la moda. De esa forma se trataba de alertar, presionar e influir para mejorar las producciones nacionales. En dos oportunidades y en etapas diferentes (décadas del 70 y el 80), el ICIODI realizó exhaustivas investigaciones con el propósito de analizar la posibilidad de eliminar el racionamiento (la libreta).

Entendíamos que esta debía desaparecer y era conveniente operar la economía con un mercado de libre concurrencia y activar las relaciones monetario mercantiles; los abastecimientos normados resultaban uno obstáculo a la economía, no solo por el nivel de subsidio que ocasionaban, sino porque impedía la formación del moderno y homogéneo mercado que se requería en el país.

Los estudios del ICIODI brindaron sus recomendaciones en momentos que existían mejores condiciones económicas y más seguras para hacerlo; sin embargo no fueron suficientemente analizados en las instancias correspondientes del partido y gobierno y luego se desestimaron. Se consideró que el asunto no era conveniente enfrentarlo en aquellos momentos, hubo temor, o no existió voluntad política para hacerlo, por lo que finalmente tomaron el camino de la gaveta.

Se desaprovechó un buen momento para solucionar este escabroso tema, pues el país no se encontraba en una situación de crisis económica (tendría dificultades y estrecheces como cualquier otro),pero sus niveles de crecimiento económico, relaciones exteriores y colaboración les resultaban favorables, los riegos podían manejarse con mayor grado de seguridad.

Desde los años 80 se hubiera podido homogenizar y modernizar el mercado doméstico, liberar los productos, eliminar los subsidios innecesarios y estimular al trabajador, a la producción y al consumo. Aunque el ICIODI era un organismo de la administración central del estado y no una ONG; al encontrarse inmerso en los asuntos del consumo, la institución estableció relaciones con la IOCU que es la federación internacional de organizaciones de consumidores ,que agrupa una considerable cantidad de asociaciones en diferentes países del mundo.

Posteriormente la IOCU modificó su nombre por el de Consumer International (CI).Las relaciones de(CI) con el ICIODI, le ampliaron el horizonte sobre la defensa de los consumidores y le propiciaron a la institución amplias relaciones de cooperación con la oficina regional y las organizaciones en América Latina y el Caribe. El ICIODI promovió la creación de la primera organización no gubernamental de defensa de los consumidores cubanos. Fue la Asociación de Consumidores y Usuarios de Cuba (ACUC), la que contó con un grupo de miembros entusiastas y calificados, que recibieron el apoyo del ICIODI como organismo de referencia del gobierno cubano.

Lamentablemente la ACUC no pudo contar con larga vida, aunque existió formal y legalmente e hizo esfuerzos en promover una nueva ley de protección a los consumidores y expandir su membresía.

Con la desaparición de Opina primero y el ICIODI y sus dependencias después, la misión de defensa de los consumidores volvió a aparecer tiempo después, aunque ahora en forma más modesta a través de la ONG Fundación de la Naturaleza y el Hombre.

La Fundación (FANJ) posee objetivos amplios y nobles, proyectados por su fundador que fue el prestigioso profesor, científico e intelectual cubano, Antonio Núñez Jiménez, ya desaparecido. La extinción del ICIODI, Opina y sus instrumentos de trabajo, coincidió con el período especial. Ello generó un vacío en un corto período de tiempo en las actividades de defensa del consumidor.

Afortunadamente aparecieron en Cuba los directivos de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía, España (FACUA), los que iniciaron contacto con nosotros, que ya no nos encontrábamos al frente del ICIODI ni en Opina, sino colaborando con Núñez en el desarrollo de la Fundación de la Naturaleza y el Hombre (FANJ).

Relacionándonos con dichos directivos por su manera de pensar y concebir los proyectos de cooperación, una vez establecidas las coordinaciones iniciales, los proyectos se concretaron y tras la firma de un convenio de colaboración entre ambas organizaciones, se comenzó a trabajaren los mismos. FACUA logró interesar además en materia de educación al consumidor, a otras instituciones españolas hacia la cooperación con Cuba.

Afianzadas las relaciones con FACUA, ambas organizaciones coincidimos en que era conveniente efectuar una labor similar de cooperación hacia otros países de América Latina y el Caribe. De esa forma FACUA con el estímulo de su cooperación en Cuba, comenzó a realizar misiones con la 0ficina Regional de Consumers International en Santiago de Chile y luego con las organizaciones miembros en diferentes países de la región, las que se desarrollaran fructíferamente. Un reciente artículo desde fuera de Cuba, que apela ala conveniencia del tema y una solicitud para dar a conocer en un próximo libro estos antecedentes sobre la defensa de los consumidores, me motivaron a elaborar estas líneas. No comento el amplio trabajo realizado desde la Fundación, pues el mismo queda recogido en el informe que presenta el presidente de FACUA España y que se conocerá proximamente en la publicación que menciono. No obstante me resulta necesario consignar, que en estos empeños generalmente incomprendidos, siempre fuimos apoyados por varias instituciones nacionales, que nos brindaron su colaboración entusiasta y que resulta necesario mencionarlas y expresarles nuestro reconocimiento. Son los casos de la dirección de Protección al Consumidor del Comercio Interior, el Centro de Investigaciones del propio ministerio, el Centro de Estudios de Administración Pública de la Universidad de la Habana (CEAP), el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, los Consejos de las Administraciones del Poder Popular de los municipios de la Habana Vieja, Plaza de la Revolución y 10 de 0ctubre, o las Corporaciones CIMEX, la extinta Cubalse y la empresa Habaguanex, así como también ETECSA. La Universidad de la Habana a través del CEAP y con el apoyo de la FANJ y FACUA España, realizó una extraordinaria labor de formación sobre la protección al consumidor desarrollando (cursos de postgrados, especializaciones y diplomados), lo que posibilitó que hoy varios de los alumnos que participaron de aquellas clases y conferencias, sean los directivos de la actividad y promotores de una nueva ley y la organización de gobierno que más adelante se destine para hacerla cumplir. Durante los últimos años, una buena parte de los esfuerzos realizados se orientaron hacia la educación y formación de personas que se interesaron por el tema, los que cálculo en algo más de 200 graduados de nivel universitario. En la actualidad conozco que se trabaja en una ley de protección al consumidor y en la posibilidad de que crear una oficina gubernamental encargada de hacerla cumplir.

Creo a su vez necesario se facilite y estimule la creación de una asociación de consumidores desde el seno de la sociedad civil, la que se oriente y luche por la defensa de estos.

Para los que no lo sepan el ICIODI existió desde abril de 1971 hasta su extinción en 1994.

Su publicación 0pina algunos años menos, pero se hizo querer y buscar con gran simpatía por amplios sectores de la sociedad cubana.

A ambas instituciones me correspondió el honor de fundarlas y dirigirlas durante varios años, pero siempre con el apoyo de excelentes y capacitados colectivos laborales que se desempeñaron en ellas. Con estas líneas cumplo un compromiso pendiente y dejo constancia que en décadas anteriores existió comprensión y conciencia de la importancia de defender los derechos de los consumidores y propiciar la liberación del mercado interno.

Concluyo una historia poco conocida, sobre instituciones cubanas que desde los años 70 existieron y jugaron o pretendieron jugar, un necesario papel sobre los derechos de los consumidores cubanos.

ebalari@yahoo.com.mx,

Publicado en Economía | Etiquetado , , | 3 comentarios

¿Al capital, los derechos que nunca disfrutó el trabajo?


Por Rogelio M. Díaz Moreno

Las inversiones de capital de ciudadanos cubanos, en la economía local, serían la gota que colme el vaso de la transformación del confuso sistema cubano actual, hacia el capitalismo común y corriente.

Está en el blog de Silvio Rodríguez, que ya se le pasó lo de necio y decidió no morirse como vivió. Está en las columnas de Guillermo Rodríguez Rivera, que tiene la desfachatez de invocar al Ché Guevara como apoyo. Esteban Morales también lo apoya, a pesar de que no puede sino incrementar las diferencias sociales que ha denunciado en sus artículos. Está en los artículos del reputado economista José Luis Rodríguez y, tal vez, en las líneas de una ley general de inversiones que cocina Marino Murillo a espaldas del pueblo cubano. Está, finalmente, en el camino del aparente sentido común pues, después de los hoteles, los celulares y la Internet, es el único “derecho” que faltamos por recibir quienes nacimos acá.

Por la opacidad del gobierno cubano, no se sabe de hecho si esta medida está entre las contempladas por el mismo en su programa eufemísticamente llamado “actualización”. Además, una postura en el presente, no significa tampoco demasiado, dada la mutabilidad de criterios de nuestros gobernantes. Los crecimientos soñados de la economía no acaban de producirse. Puede que las atracciones extendidas recientemente ante el capital extranjero no reporten el resultado anhelado. Para el día de mañana, se pueden esperar giros más extremos todavía de las reformas que incluyan la bienvenida a una “burguesía nacionalista”.

Sigue leyendo

Publicado en Economía, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario